Congreso de parapeto

Congreso de parapeto
Traición popular

La sociedad morelense se enfrenta a un complicado escenario, consecuencia de un comportamiento de poderes públicos que se han amafiado en su contra, perpetrando descarados actos corrupción que son causa de quebranto y desequilibrio financiero.

En una componenda histórica con el gobernador Graco Ramírez, que ha sido ya objeto de condena publica, hay legisladores locales que se han enriquecido en lo que va de la actual legislatura.

Son cientos de millones de pesos que el tabasqueño ha tenido que «invertir» en el soborno y compra de voluntades para poder satisfacer ambiciones, particularmente de índole financiero.

Es fundamental que el elector no olvide quienes, desde su papel de representantes populares, lo han traicionado para que para que les niegue su voto de confianza, porque quieren seguir robando sin misericordia.

Nos referimos a la mayoría de quienes conforman la actual legislatura, sin embargo son cuatro los que se han distinguido por su desvergüenza. Nos referimos a los perredistas Hortensia Figueroa Peralta y Julio Espín Navarrete, al del partido naranja Jaime Álvarez Cisneros y al priista Francisco Moreno Merino. Han sido los operadores del sometimiento del poder ejecutivo sobre el legislativo.

Los bienes inmuebles que han adquirido en los últimos años estos supuestos representantes populares, serán enumerados en este espacio en breve.

¿Te gustó el artículo?

Share on facebook
Share on twitter
SUSCRÍBETE al canal de Youtube y recibe los estrenos de las #columnas y el #opinómetro