SIGUE BROTANDO PUS EL GOBIERNO DE GRACO

Sigue brotando pus el gobierno de Graco

Más de 85 millones de pesos habría destinado el ex gobernador Graco Ramírez para beneficiar al general Arturo Cardona Marino, ex jefe del Estado Mayor Presidencial de Carlos Salinas de Gortari, con la compra de un terreno de 537 hectáreas y un supuesto estudio de factibilidad para edificar un penal que nunca concretó.

Como ya se esperaba y se anticipó, siguen saliendo a la luz pública irregularidades e ilícitos de la pasada administración, que encabezó el perredista, confirmando que dispuso del erario como si se tratara de su patrimonio familiar.

De acuerdo a una investigación del compañero periodista Jesús Castillo García, en el 2014 el entonces recién llegado gobernador empezó a revelar los compadrazgos y encargos que traía, y de la misma manera en que compró terrenos para el Congreso local, el Museo Juan Soriano y otros, adquirió por aproximadamente 50 millones de pesos un terreno en Yecaplixtla.

Las 537 hectáreas ubicadas en ese municipio del oriente de Morelos, en una zona presuntamente con otras potencialidades para el desarrollo del estado, fueron compradas por el mandatario estatal al ex jefe del Estado Mayor Presidencial del ex presidente Carlos Salinas de Gortari, Arturo Cardona Marino, quien en su momento pagó por ellas la infame cantidad de 125 mil pesos a los campesinos de la región.

El argumento para la premura de la compra de este predio fue que sería destinado a un Centro de Reinserción Social de mediana seguridad de urgencia, por cuyo proyecto se solicitó otro pago adicional para hacer el Estudio de Factibilidad, mismo proyecto que nunca se conoció, puesto que se clasificó el expediente y luego ya no se mencionó.

Esa fue única explicación que se dio para no abordar el tema por parte de varios personajes relacionados, como el ex subsecretario de Obras, Víctor Manuel Escobar; quien sólo dijo al ser cuestionado que sólo se dejó de hablar el tema.

Habrá que ir indagando cuántos proyectos corrieron con esta misma suerte y que costaron varios millones de pesos al erario, sin justificación alguna, que surgieron y después se cancelaron, representando una cuantiosa ganancia para “unos cuantos”.

¿Te gustó el artículo?

Share on facebook
Share on twitter
SUSCRÍBETE al canal de Youtube y recibe los estrenos de las #columnas y el #opinómetro