SE QUEJAN CÁMARAS EMPRESARIALES  DE BAJAS VENTAS 

SE QUEJAN CÁMARAS EMPRESARIALES  DE BAJAS VENTAS 

Empresarios de las diversas cámaras empresariales y de prestación de servicios dicen enfrentar situaciones difíciles, porque las condiciones económicas derivadas de la inseguridad, el desaseo que viven ciudades como Cuernavaca y otros factores; siguen causando millonarias pérdidas.

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), Harry Nielsen León, dijo que «desde el 2008, cuando Morelos entró en situación crítica por el tema de la delincuencia organizada, vivimos al filo de la navaja, el margen de utilidades han bajado más del 20 por ciento, y se está en riesgo de cerrar».

Aseguró que a diferencia de lo que informan los empresarios dedicados al ganado a nivel nacional, en el sentido de que durante el presente año sus agremiados han pagado derecho de piso por más de mil 600 millones de pesos, los socios de Canirac no han reportado algo parecido en la entidad.

Admitió podrían no denunciar porque esa suele ser la condición de los maleantes para no tomar represalias y los mantienen amenazados. Aunado a lo anterior, tanto Harry Nilsen como otros líderes gremiales, entre ellos, Jorge Matar Vargas de la Coparmex o Donasiano Fernández de la Asociación de Hoteles de Morelos, han comentado que otros elementos que los tiene
inconformes son los crecientes costos de la luz, la gasolina y el gas.

Incluso, han anunciado un esfuerzo conjunto al que está sumado el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) encabezado por Ángel Adame Jiménez, y otros, para comenzar a interponer amparos, a fin de no seguir pagando los costos que  se han elevado hasta en un 70 por ciento en unos años.

Nielsen León dice que en particular la capital del estado es considerada una plaza difícil para cualquier negocio, «si pega en Cuernavaca pega en cualquier lado».

No obstante, también consideró que a pesar de que si hay un problema de inseguridad, «es más alta la percepción que la realidad, por eso se requiere de una campaña muy fuerte de promoción en contra de la mala imagen porque, si se logra cambiar la mala percepción en dos o tres días tendríamos la ciudad llena de visitantes de la capital del país, que tiene más de 22 millones de habitantes».

Lograr el propósito de cambiar los escenarios demanda pues de un acuerdo entre esos líderes gremiales y el gobierno, para recuperar la seguridad, la limpieza sobre todo del centro histórico, y combatir el ambulantaje; porque además de toda la afectación mencionada representa una competencia desleal para los negocios formales.

¿Te gustó el artículo?

Share on facebook
Share on twitter
SUSCRÍBETE al canal de Youtube y recibe los estrenos de las #columnas y el #opinómetro