Morelos entre cárteles de droga, civiles armados y anarquía.

Morelos entre cárteles de droga, civiles armados y anarquía.

El gobernador Graco Ramírez perdió el control absoluto de la gobernabilidad del estado, pues mientras aparecen grupos armados denominados autodefensas en buena parte de los municipios de los altos y del oriente de Morelos; por otra parte los cárteles de la droga se disputan la plaza impunemente y ahora, la empresa de auto transporte foráneo Pullman de Morelos, emblemática por su arraigo e historia en la prestación de este servicio, anuncia que suspenderá sus viajes a Zacatepec, Jojutla, Tilzapotla o Tequesquitengo por razones de inseguridad.

Y si bien esa zona, incluyendo al poniente, presenta graves conflictos delincuenciales por la presencia de cárteles de la droga protegidos por el gobernador y su comisionado de seguridad, Jesús Alberto Capella, por intereses creados con el «carrete», a este problema se suma la comunidad de Xoxocotla, que desde el pasado fin de semana, vía asamblea popular, decidió establecer un bloqueo carretero en la vía Alpuyeca-Jojutla para impedir el acceso a las unidades de esa empresa en protesta por haber incrementado las tarifas.

La movilización incluyó la toma de la caseta de cobro de Alpuyeca y aunque voceros del consorcio dejaron ver la posibilidad de llegar a un acuerdo con los lugareños que mantenían una postura de rechazo y entre sus propuestas está la de solicitar una nueva empresa prestadora del servicio a fin de quitar el monopolio a los Pullman de Morelos.

La empresa comenzó a ofrecer el servicio en la década de los 30s, siendo la más añeja y entonces, bajo la razón social de Autobuses de Primera, México-Zacatepec, cubriendo los derroteros desde dos centrales, la primera del centro de la capital, hacia Jojutla, pasando por Zacatepec, otra, hacia Tilzapotla, pasando por Tequesquitengo y Tehuixtla, una tercera ruta de Cuernavaca a Buena Vista, en el estado de Guerrero, ofreciendo servicio a Puente de Ixtla y Amacuzac y una última, cubriendo todo el poniente, desde Alpuyeca hasta Coatlán del Río.

Es la primera ocasión que los empresarios están advirtiendo de la posibilidad de suspender los derroteros a causa de los incontrolables grados de inseguridad y la protesta de habitantes de Xoxocotla.

Pero ese consorcio ofrece igualmente servicio económico mediante los autobuses LASSER que transitan por la carretera federal Cuernavaca – Acapulco, hacia el sur de Morelos.
Ramírez Garrido no puede ya con la responsabilidad, el estado se le va de las manos, porque se preocupó más por el negocio y la acumulación de riqueza familiar, que por mantener la gobernabilidad.

Cárteles de la droga como el de “Jalisco nueva generación” le disputa abiertamente la plaza a los ya establecidos “Guerreros unidos” y “Los Rojos”. Intercambian mensajes a través de las redes sociales y se muestran armados sin ningún resquemor.
Es decir, que tanto delincuentes como civiles se exhiben armados en el estado sin que nadie se interponga para frenar la evidente violación al Estado de derecho.

¿Te gustó el artículo?

Share on facebook
Share on twitter
SUSCRÍBETE al canal de Youtube y recibe los estrenos de las #columnas y el #opinómetro