UNA BURLA, LA VISITA DE AMLO A ANENECUILCO


Tras advertir que muchas organizaciones campesinas podrían mostrar su enojo el seis de enero, cuando el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, visite el poblado de Anenecuilco en Morelos; con motivo de fechas relacionadas con el zapatismo, por lo que ocurrió recientemente con la pintura expuesta en el Palacio de Bellas Artes, Jorge Zapata, nieto del caudillo consideró que podría ser calificada de burla esa presencia.

Recordó que hay en proceso una denuncia formal contra el autor de la obra y la institución que la exhibe, ya que muestra a uno de los representantes históricos de la Revolución con una figura afeminada, y señaló que «Obrador dice que no puede hacer nada porque es libertad de expresión; pues que se atenga a las consecuencias».


Jorge Zapata manifestó asimismo que «hay quienes le hicieron llegar un documento en el que aprueban esa pintura y agregan mi nombre, pero eso no es cierto, yo no estoy de acuerdo con la exhibición de un Zapata afeminado».


Abundó, en el sentido de que a la próxima visita del presidente ni siquiera fuimos invitados los familiares que han manifestado su rechazo a la pintura, y seguramente «serán quienes están traicionando al general los que aparezcan en el presidium con López Obrador».

DIFIERE FAMILIA DE ZAPATA POR ACUERDO

Mientras que ayer la Secretaría de Cultura federal y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) difundieron que se llegó a un acuerdo con la familia del general Emiliano Zapata Salazar; para mantener el cuadro y retirar toda la propaganda que existe de la exposición “Zapata después de Zapata” con la pintura del caudillo feminizado, Jorge Zapata González nieto del revolucionario dijo no avalar esa decisión y que continuará con la demanda.

Conforme a la información difundida por la Secretaría de Cultura, incluso comentada brevemente por el presidente Andrés Manuel López Obrador en su conferencia diaria, el cuadro de Fabián Cháirez se mantendrá en la exposición del Palacio de Bellas Artes, pero se colocará a un lado una cédula con la postura de rechazo de la familia de Emiliano Zapata.

Además, se comprometieron las autoridades de cultura a retirar todos los promocionales de la exposición en donde esté ese cuadro, y a difundir por todos los medios a su disposición, la dignidad y el homenaje al General Emiliano Zapata; incluyendo una cartilla itinerante sobre su figura .

En el comunicado se señala que después de un recorrido realizado el pasado 11 de diciembre por la exposición que está conformada por 141 obras de más de 60 artistas provenientes de 70 colecciones nacionales y extranjeras, la titular de la Secretaría de Cultura, Alejandra Frausto Guerrero; la subsecretaria de Diversidad Cultural, Natalia Toledo; la directora del INBAL, Lucina Jiménez; el director del Museo del Palacio de Bellas Artes, Miguel Fernández Félix; el director del Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México (INEHRM), Felipe Ávila con parte de la familia Zapata se tomó el acuerdo.

Por parte de la familia acudieron Isaías Manuel René Manrique Zapata, Julieta Ana María Manrique Zapata, Lina Marta Graciela Manrique Zapata, Ulises Manrique Zapata, Luis Armando Manrique Zapata, Hilarión Salazar Flores, Alicia Zapata Fernández, Daniel Galeano Zapata, Hilario Salazar, Sen Moctezuma y Edgar Castro Zapata.

Sin embargo, el acuerdo fue desconocido por Jorge Zapata González, nieto del general, y quien afirmó que continuará con la demanda por la exhibición de la pintura La Revolución y el daño que ocasiona el pintor a un héroe nacional.

Un punto en el que coincidieron ambas partes de la familia Zapata fue en deslindarse de las manifestaciones encabezadas por la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA) y en el rechazo a las agresiones que sufrieron integrantes de la comunidad gay que defendieron la pintura.