JUICIO POLÍTICO A GRACO Y CÓMPLICES

Tras haber sacado de la Junta Política y de Gobierno del Congreso local a la “empleada del ex gobernador Graco Ramírez”, Tania Valentina Rodríguez Ruiz, sustituyéndola por la diputada Alejandra Flores Espinosa; el primer anuncio de un grupo mayoritario de legisladores fue que se iniciará el juicio político en contra del ex mandatario, y dos de sus cómplices por la rapiña al estado durante esos desafortunados seis años.

Si la decisión va en serio anticipamos que quienes lo impulsen levantarán aplausos y se ganarán el apoyo de la mayoría de la ciudadanía, porque ha sido un clamor popular sancionar a esos que burlaron la confianza de los morelenses.

Hablamos, no sólo de Graco Ramírez, también de fieles «colaboradores» como quien fungiera como Contralora General de Gobierno, Adriana Flores Garza; quien antes estuvo en la Secretaría Hacienda previamente y que fue sustituida al final, Jorge Michel Luna.

Sorprendió la posición de los 13 representantes populares, que están integrados en un grupo mayoritario desde hace unas semanas a la fecha, para vences al grupo que conformó la diputada Tania Valentina y su séquito de graquistas, que para nada asomaron la cara en el recinto legislativo.

 Ellas, aunque se digan víctimas de violencia política, lo que han estado haciendo es proteger al delincuente tabasqueño  porque le deben la vida, por lo menos política, y en el caso de las esposas de uno de los hermanos Yáñez (ex PSD) y del actual líder del PRD, Matías Quiroz Medina; pues muchos beneficios más les ha traído esa defensa.

Los y las 13 legisladores buscan recuperar liderazgo y credibilidad, para lo cual comienzan dando el paso correcto, nada sería más aplaudido que enjuiciar, inhabilitar y si es posible llevar a prisión a un sujeto que vino con la clara intención de hacer fortuna, para lo que contrató a muchos que después sus cómplices, dándoles las migajas que él, su pareja Elena Cepeda y su hijastro Rodrigo Gayosso dejaban mientras rellenaban maletas de billetes del erario.

Y ha sido muy notorio que apenas desplazada Valentina Rodríguez se empezó a tomar determinaciones de fondo, lo que confirma que mientras ella logró tener el control del órgano de gobierno del Congreso saboteó todo aquello que afectara los intereses del ex mandatario.

También seguramente ellas intervinieron para sostener “a piedra y lodo” a los fiscales General de Justicia y Anticorrupción.

Aquí les hemos dicho que esas siete diputadas son operadoras de Graco; si se avanza en el proceso de juicio político igual y tenemos la oportunidad de comprobarlo, porque seguramente se van a oponer bajo cualquier argumento, o simplemente se abstendrán. De cualquier manera, se estarían exhibiendo y mostrando sus perversos intereses, así como la traición a los ciudadanos de este estado.

Bien por los que comienzan a mostrar solidaridad con el pueblo, y en el caso de José Casas González, por lo menos a título personal, debe seguir presionando para incoarle igualmente juicio político a Tania Valentina y asociadas; por alta traición al interés popular y desde luego investigarla, porque se movió no sólo con recursos que le proporcionó Ramírez Garrido, sino también con el presupuesto del Congreso.

Para él es hora no de la venganza, sino de buscar que se haga justicia en contra de los depredadores y mercenarios de la política.