«Reformas en beneficio del capital»; Marco García

Las recientes reformas en materia laboral van en contra de los intereses de los trabajadores, son cambios en función del capital, sostuvo el maestro en Derecho Laboral, Marco Antonio García García.

«Lamentablemente, los sindicatos se han convertido en entes de simulación en los cuales la mayoría de los líderes sólo están ahí para cobrar, desde la comodidad de las nóminas y no representan a sus agremiados», sostuvo.

Durante su ponencia en el Foro «Debate sobre la Ley Federal del Trabajo», organizado por el Colegio Morelense de Abogados, García García cuestionó igualmente la desaparición de las Juntas de Conciliación y Arbitraje, para pasar a formar parte del Poder Judicial, bajo esquemas que se alejan del espíritu de la defensa de los derechos laborales.

Más adelante, se refirió a la inclusión del outsourcing en la propia reforma que «da un trato mercantil al tema, cuando el trabajo no es una mercancía».

En términos concretos, el maestro sostuvo que son los trabajadores los que van perdiendo conquistas laborales y prestaciones.

Al final, se le otorgó un reconocimiento por cerca de cuatro décadas dedicado al litigio como abogado laboral.

URGE GOBIERNO DE MORELOS A CAPUFE POR FALTA DE MANTENIMIENTO

El gobierno de Morelos a través de la Secretaría de Obras Públicas hizo un llamado a la paraestatal Caminos y Puentes Federales para que realice labores de mantenimiento en el Paso Exprés de Cuernavaca.

Lo anterior con respecto a las denuncias ciudadanas que reportaran un desprendimiento en uno de los muros de contención a la altura del kilómetro 84+300 del cuerpo A de la vía en sentido Acapulco México.

«El desprendimiento en el muro de contención ocurrido el día de ayer en el Libramiento de Cuernavaca podría haber sido ocasionado por la filtración de agua a través de las grietas que no han tenido aparentemente mantenimiento en los tres años desde la edificación.

«En opinión del área técnica de la Secretaria de Obras Públicas del Gobierno del Estado de Morelos las fuertes lluvias y el desplazamiento de tierra han ocasionado las grietas».

La dependencia estatal anunció que dará seguimiento puntual a la situación, que corresponde atender a la autoridad federal.

INDIGNANTE, NOS SIGUEN VIENDO LA CARA

Hace unos días, nos enteramos y confirmamos que es totalmente fallida la estrategia que ha emprendido el Congreso de Morelos en contra de “las pensiones doradas” de ex funcionarios de la pasada administración que encabezó Graco Ramírez, ya que en tan sólo una muestra se ve la «ineficiencia» o la maña por ejemplo en la audiencia en contra de Stephanie Guzón André, tendrá que volver a notificarse a pesar de que se presentaron sus abogados a justificar su ausencia.

Por un amigo que hoy está dedicado a la abogacía sabemos que el juicio iniciado por los delitos de uso de documento falso, fraude procesal y abuso de autoridad en contra de la ex funcionaria que se jubiló con menos de 50 años cumplidos y mucho menos de 20 años de trabajar en gobierno tendrá que ser repetido desde la notificación del citatorio, porque no se realizó conforme a los procedimientos.

La juez Yaredy Montes ordenó nuevamente la notificación porque no se siguió el protocolo, corrigiendo la plana, a pesar de que el representante de la Fiscalía Anticorrupción solicitó que se le tuviera por sustraía de la justicia al no presentarse.

La ex coordinadora de Relaciones Públicas y Eventos de la Gubernatura, pensionada por la pasada LIII Legislatura de manera fraudulenta, no se presentó debido a que recientemente fue sometida a una cirugía, lo cual ayudó a que se concretara la “chicanada” para alargar el proceso.

Y así como este caso, vamos viendo que se van disolviendo las denuncias que se presentaron en contra de esos flagrantes fraudes, que están permitiendo que abusadores y vividores sigan exprimiendo al erario.

«Los Rabin» cuidan intereses de Graco», aseguran militantes de Morena

Integrantes del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) acusaron a los hermanos Rabindranath y Radamés Salazar Solorio, de defender en Morelos los intereses del ex gobernador Graco Ramírez, y de tener al partido sumido en la corrupción.

Los empresarios Raúl Iragorri Montoya y Arnulfo Montes Cue, así como el senador suplente Alejandro Rosas, militantes de ese partido, exigieron al Tribunal Estatal Electoral (TRIEE) obligar a la diligencia estatal de Morena a que entregue el padrón de militantes, y transparente uno de recursos de las prerrogativas.

Iragorri Montoya anunció que se declara desde ahora como «militante disidente» e hizo un llamado a las bases a que se renueve el CDE y se acabe con el control de los «Rabines» y la simulación.

Rosas, por su parte, dijo estar haciendo un recorrido nacional, porque en muchos estados pasa lo mismo que en Morelos.

Acusó a Yeidkol Polevnski de pervertir a Morena, y de practicar corruptelas.

En las elecciones votaron por Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia, pero el partido sólo tiene algo más de tres millones de afiliados y en este estado menos de cuatro mil, es una burla.

El colmo, recordó, es que acá vienen buscando remover de la gubernatura a Cuauhtémoc Blanco, «cuando ganó en las urnas con apoyo del propio Morena».

Reiteraron que «apena decirlo, pero la mayoría de nuestros diputados locales siguen trabajando para Graco, cuando es un personaje que debería estar preso y no paseando por Europa, por eso no remueven a sus fiscales.

«Vamos por la reestructuración total, aquí y en el país, y la económica, para echar fuera a las ratas», sentenciaron.

Embargan al PRI…

En la lona

Por laudos laborales vencidos, consecuencia de despidos injustificados de personal, el edificio del Partido Revolucionario Institucional (PRI) ha sido embargado este martes.

Tras décadas de dominio electoral y de abundancia económica, el tricolor en Morelos parece haber tocado fondo en las elecciones del año pasado.

En el proceso electoral del 2018 el PRI sólo logró meter una diputación local y ganar dos alcaldías, una de ellas, la de Xochitepec, por la vía de la reelección y se dice que comprando votos ciudadanos.

Éste pareciera ser el tiro de gracia, pues sus históricas instalaciones, ubicadas en la esquina de las calles, Amacuzac y Yucatán, bien podrían ser rematadas por quienes exigen sus respectivas liquidaciones de ley por varios años de trabajo.

Y tampoco crea usted que da para mucho; porque en el 2017 sufrió severos daños con el sismo, mismos que nunca se repararon porque ya el CDE andaba en la marginación, y pues tampoco ha tenido un mantenimiento siquiera mínimo.

Aquello es un cascarón, después de muchos años de bonanza y plena ocupación, el inmueble que vió el paso de varios gobernantes y hasta presidentes nacionales del partido está en riesgo.

Pareciera una construcción abandonada, sólo con unos cuantos inquilinos, porque hoy sólo se administran miserias.

El que se sigue diciendo presidente, Alberto Martínez González, -porque durante el proceso electoral pasado lo corrieron a causa de un desliz-, difícilmente va a su despacho, no hay ya ni priistas a quienes atender, y entonces a lo mejor dos o tres personas rondan por el lugar.

Siendo honestos, los estatutos de ese partido son casi perfectos, pero la mayoría de quienes se han servido de él, desde la cúpula, se lo acabaron, lo enfrentaron con sus propias bases por tanta deshonestidad de los gobiernos y los representantes populares emanados de sus siglas.

Llegaron a tal grado los grupos mafiosos de poder, que fueron capaces de asesinar a su candidato a la presidencia, Luis Donaldo Colosio Murrieta, en marzo de 1994 y al secretario general del CEN en ese entonces, José Francisco Ruiz Masieu. Por eso, están acabando apestados y en la ruina.

¿Dónde está la inversión y apoyos de las dependencias federales en Morelos?

Nos encontramos ya en el sexto mes de la administración federal a cargo del presidente Andrés Manuel López Obrador y, en lo referente a las delegaciones federales o la coordinación de estas en Morelos, poco o nada se sabe de su desempeño.

Sólo sabemos que hay un súper delegado o coordinador de los programas de Bienestar Social de la Federación, que responde al nombre de Hugo Erick Flores Cervantes, pero hasta ahí.

El señor cobró notoriedad a partir de los conflictos relacionados con el Proyecto Integral Morelos (PIM) y, sobre todo, porque se supone que tiene o tuvo el papel de «operador» del problema a fin de generar le condiciones a AMLO para la conmemoración del aniversario luctuoso del general Emiliano Zapata; en cuya encomienda fracasó porque el mandatario debía encabezar la ceremonia en la comunidad de Chinameca, y tuvo que hacerla en Cuernavaca el pasado 10 de abril.

Pero, Hugo Erick Flores es igualmente quien tiene la responsabilidad de poner a trabajar a los coordinadores de más de 50 instancias gubernamentales federales, que a estas alturas ya tendrían que estar rindiendo cuentas en lo que a aplicación de recursos se refiere.

No se ve nada por ningún lado, ni siquiera el anuncio del capital que -por esa vía- contempla ejercer el gobierno de López Obrador en nuestro territorio; a pesar de que es urgente que la entidad se ponga en movimiento.

¿Qué están haciendo Sagarpa, Sedatu, la delegación de la Secretaría de Gobernación, Sedesol y tantos elefantes blancos más?

Ya casi alcanzamos la mitad del 2019 y pareciera que no existen esas oficinas en Morelos, cuando se supone que ejercen un presupuesto del que tienen que dar cuentas cada mes. A menos que en el tiempo que les queda se vuelquen con todo, y hagan un doble esfuerzo.

Pero el famoso «súper delegado» sólo aparece en los temas referentes al PIM, o en lo relacionado a la inseguridad, -esto último un desastre-. Si no hay agenda al respecto, simplemente no aparece por ningún lado de la entidad que tiene encomendada.

El argumento ante ello es: «ando en la Ciudad de México» dice atendiendo asuntos de Morelos, pero no se aprecian signos positivos de sus responsabilidades y menos trabajo concreto de sus delegados coordinados.

¿Va en serio?

Llegan apoyos federales

El lamentable suceso vivido el pasado 8 de mayo en el que Maximiliano «N» asesinó a dos personas e hirió a otras dos; lo ocurrido el 10 de mayo con la agresión al personal de custodia del penal federal femenil de Coatlán del Río, parece haber hecho reaccionar a las autoridades.

Tras la polémica desarrollada en redes sociales en el caso de Max por un amparo concedido en un juzgado federal, a fin de garantizarle sus derechos humanos, nos hace preguntarnos, pero ¿y a los agredidos, a las familias afectadas quién se los garantiza? pero lo bueno es que se dio prisión preventiva contra al agresor material como todos esperábamos.

La suma de los hechos en el municipio sureño de Puente de Ixtla llevo a una reacción oficial, a partir de lo anterior, arribaron refuerzos al estado y la Comisión Estatal de Seguridad vía su titular José Antonio Ortiz Guarneros dio a conocer el desarrollo de operativos y la instalación de puestos de revisión en puntos estratégicos; entradas y salidas de carreteras, con la participación de elementos federales y locales.

Ojalá que tan desafortunados acontecimientos deriven en acciones verdaderamente contundentes, a fin de frenar la embestida criminal que no deja de generar sospechas de que tenga metida la mano negra de figuras políticas que ejercieron poder en el pasado reciente.

El gobernador Cuauhtémoc Blanco necesita dar una demostración de fuerza y autoridad para detener esas perversas intenciones de desestabilizar y buscar la gobernabilidad.

No es muy difícil darse cuenta de que esas fuerzas oscuras y enemigas de la sociedad tienen incluso toda una estrategia de comunicación, para multiplicar y hacer viral cualquier acción relacionada con el crimen.

Claro que personajes políticos están a la vista, muchos lo sabemos; sin embargo, sí han logrado ya parte de sus objetivos desacreditando gradualmente el desempeño de la actual administración para distanciarla de la población, no obstante su objetivo final es llevar al descarrilamiento de este proyecto.

La presencia de fuerzas Federales deberá ser permanente, hasta que se tranquilicen las cosas, no obstante, y como dice el dicho, «muerto el perro se acabó la rabia» y paralelamente se tendría que ir con todo contra esos sujetos que siguen haciéndole daño a Morelos, comenzando por Graco Ramírez y su hijastro Rodrigo Gayosso.

Y, por cierto, en torno al asesinato del empresario Jesús García, si se jala el hilo del caso igual y se llega a una de esas figuras intelectuales del acontecimiento que ya ha generado amenazas directas hasta con los comunicadores, ya que han aparecido al menos tres mantas, muy bien impresas y todo.

La delincuencia no descansa

Aún no nos recuperamos del desagradable suceso ocurrido el pasado ocho de mayo y ahora, dos días después, los primeros reportes del día fueron relacionados con el asesinato de por lo menos cuatro mujeres que laboraban en el área de seguridad del penal federal femenil, localizado en el municipio de Coatlán del Río.

Se dice hay son cuatro quienes perdieron la vida en el momento, pero hay 10 heridas más y varios hombres, que fueron trasladados a hospitales cercanos.

Los hechos se registraron en las primeras horas del día cuando el camión propiedad de la autoridad federal en el que viajaban fue interceptado y sus pasajeros fueron atacados por sujetos que se trasladaban en un vehículo Sentra, con placas de circulación de Guerrero. Los trabajadores de custodia se dirigían en el autobús al festejo del Día de las Madres, en el municipio de Puente de Ixtla.

Adicionalmente, en #Cuernavaca, fue localizada sin vida una mujer con huellas de haber sido golpeada, cerca de uno de los club de golf de la ciudad.

En el caso de las custodias emboscadas el carro en el que se transportaban los presuntos agresores fue localizado incendíando a unos kilómetros del lugar del ataque, en San Gabriel Las Palmas, pero ya en el municipio de Amacuzac.

La delincuencia pues, anda suelta y sin descanso, pero también observamos que sucesos como estos que se registran en días tan especiales como hoy, llevan la clara intención de tener mayor impacto social y político. Mucha perversidad.

Llaman empresarios a la unidad

«El estado y la Federación se desgarran. El crimen ha rebasado a los tres niveles de Gobierno, ya tienen que tomar las cosas en serio», reclamó el poeta y activista Javier Sicilia respecto al estado de cosas que guarda la inseguridad en Morelos.

Y agregó: «A los criminales les pedimos que ya paren esto, afectan también a sus propias familias, hay que detener el derrame de sangre».

Durante una rueda de prensa en el altar a las víctimas instalado en la puerta de entrada al Palacio de Gobierno, consideró que la Guardia Nacional no es la solución. “Es una estrategia ya gastada, y demandó voluntad política para combatir a la delincuencia”.

En tanto, líderes de cámaras empresariales se pronunciaron por una lucha conjunta, entre gobierno, sociedad y sectores institucionales; a fin de reducir el nivel de los delitos.

José Salgado Patiño, dirigente de la Canacope; Ángel Adame Jiménez del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y Jorge Matar Vargas, de Canacintra; adelantaron que buscarán hacer un frente común para tener una audiencia con las autoridades y buscar soluciones integrales.

Coincidieron en exigir al estado y al municipio que se dejen de conflictos y trabajen juntos. “El edil Antonio Villalobos Adán, tiene que firmar el Mando Coordinado o seguirá afectando a los ciudadanos”, dijo Salgado Patiño.

¿Quién está detrás del asesinato?

Las autoridades de Morelos todavía no ofrecen nada importante, en relación al asesinato de dos líderes de comerciantes en el centro de Cuernavaca, a fin de conocer a qué obedeció el ataque a balazos, por parte de quien hoy sabemos se llama Max Hernández, un sujeto que de acuerdo a lo que se puede entender en su perfil de Facebook gusta del consumo de drogas

Lamentables hechos por los dos caídos y afortunadamente los otros dos heridos están fuera de riesgo, pero lo que nos tocó vivir -fuimos parte activa de la corretiza- lleva, en primera instancia, a sostener que el tipo tenía plena conciencia de que podía no salir vivo de ahí, o por lo menos, que sería atrapado.

Y aún así realizó el «trabajo», que muy seguramente fue un encargo de alguien y la pregunta es: ¿de quién o quiénes?. El tal Max no debió actuar por iniciativa propia, de eso pareciera haber cierta certeza.

Ahora bien, como que sí iba por dos objetivos, Roberto Castrejón jr. y el empresario Jesús García, ambos dirigentes cetemistas representantes de comerciantes ambulantes o semifijos, que por desgracia fallecieron. Tanto nuestro compañero camarógrafo René Pérez, quien resultó herido y otra persona fueron víctimas colaterales.

Hay algo que se deberá investigar, los extremistas. El papá de Castrejón, del mismo nombre, ya responsabilizó directamente al dirigente sindicalista del Nuevo Grupo Sindical, Bulmaro Hernández y a su hijo Ben Hur del crimen, pero deberá presentar la denuncia formal ante la Fiscalía para que se investigue esa teoría.

Pudiera haber sido pues, acorde con esta hipótesis, un suceso ligado a la lucha por el control de los ambulantes del centro de Cuernavaca y otros municipios entre la Federación de Trabajadores de México (FTM-CTM) y el Nuevo Grupo Sindical.

No obstante deberá recordarse también que hace más de dos años, cuando se realizaba una cabalgata para iniciar la Feria de Cuernavaca, el hijo del empresario Jesús García fue asesinado en plena inauguración del evento, y hasta donde se observó el criminal tenía ciertas características similares a Max, ahora la víctima fue el padre quien incriminó a varios regidores de tener compromisos con la delincuencia organizada y que le estaban cobrando a él por ser el papá del organizador del evento fallido.

Esa tendrá que ser otra línea de investigación, tienen al asesino, no hay duda, él fue el que disparó, y más allá de especulaciones fue un atacante solitario.

El sujeto deberá confesar realmente ¿por orden de quién o quiénes lo hizo? Porque igual y ya venía adiestrado para declarar a conveniencia, como cuando ejecutaron al hijo de Chuy, que lo hizo en medio de la gente y a plena la luz del día. La forma de operar pareciera similar, para provocar el mayor escándalo posible como la vez pasada que incluso se quiso incriminar al entonces alcalde Cuauhtémoc Blanco.

Por lo pronto el gobernador Blanco Bravo ha solicitado de nuevo el apoyo de la Federación, muy concretamente de la Marina y el Ejército, porque a nivel del estado o los municipios las corporaciones policiacas están mal preparadas, sin equipo y ni el número es suficiente.

Enviar a la Guardia Nacional sería lo más correcto, para que actúen con toda la fuerza posible contra las bandas de delincuentes.