PROGRAMAS INÉDITOS Y MÁS DE 37 MIL ATENCIONES

Durante los dos años del actual gobierno la Secretaría de Movilidad y Transporte de Morelos ha atendido más de 37 mil trámites en las oficinas principales, delegaciones regionales o el macromódulo de la dependencia, informó su titular Víctor Mercado Salgado.

Como parte de la evaluación periódica del trabajo realizado, la SMyT estableció incluso apoyos inéditos como el “Programa Emergente de Apoyo al Transporte Público del Estado de Morelos”, cuyo objetivo fue garantizar la continuidad de la prestación del servicio público de transporte en la entidad; mediante el apoyo a los concesionarios.

Dicho programa económico contó con una inversión superior a los dos millones de pesos, y se basó en el otorgamiento de cinco mil pesos por transportista de ruta y tres mil pesos a operadores de taxis, para la adquisición de combustible, en los momentos más críticos de los confinamiento; ya que ante la baja en la movilidad ciudadana por la paralización de actividades su ingreso se vio mermado.

Además, con el fin de contribuir en la economía de los morelenses la SMyT otorgó descuentos del 100 y 50 por ciento en diversos trámites vehiculares.

En un comunicado, la dependencia informó que en lo que va del periodo de pandemia se han sanitizado más de cuatro mil unidades del transporte público, en beneficio de más de 350 mil usuarios aproximadamente.

En este segundo año del gobierno encabezado por Cuauhtémoc Blanco Bravo, la Secretaría de Movilidad y Transporte (SMyT) emprendió programas inéditos de coordinación y apoyo, como el fortalecimiento del sistema de citas programadas, para seguir recibiendo la atención adecuada sin poner en riesgo la integridad física ante los efectos de la pandemia por COVID-19.

Asimismo se implementaron acciones en todas las unidades del estado de Morelos, con la finalidad de fortalecer el protocolo de la salud, como son el exigir a los concesionarios la portación de un recipiente con gel antibacterial o cualquier solución desinfectante; mantener ventilada la unidad durante el trayecto de su derrotero; hacer extensivo el uso obligatorio de cubrebocas; respetar la sana distancia y conservar la capacidad de usuarios autorizada a bordo de la unidad.

Estas prácticas, también se realizan en las oficinas de atención ciudadana en diversas partes del estado, y se implementó un programa de apoyo especial para adultos mayores que asisten a los adultos mayores o personas vulnerables en caso de requerir trámites.