LAS PENSIONES DE MÉXICO

Ayer se anunció una nueva modificación a las leyes para intervenir en el sistema nacional de pensiones, todo indica que son medidas que en verdad van al punto clave de mejorar las condiciones de retiro para la mayoría de los trabajadores y sobre todo los de menos ingresos.

De acuerdo con la información que proporcionaron actualmente sólo una tercera parte de ellos (los trabajadores) logran completar el número de semanas cotizadas para pensionarse o jubilarse, y de esa cantidad la mayor parte recibía mensualmente alrededor de un 30 y 40% de su último salario en activo.

Con el ajuste que pretende hacerse se bajará el número de semanas cotizadas del equivalente de 25 años trabajados a 15 años, ya que muchos también cambiaban durante su vida laboral de régimen y muchas veces terminaban en el empleo informal o por su cuenta; lo que redundaba en que no alcanzaran a jubilarse.

La propuesta, que afortunadamente se logró con el consenso de una gran parte de la clase patronal y de los trabajadores, consiste no en incrementar el porcentaje de aportaciones de los trabajadores o en carga para el gobierno; sino en que los patrones aumentarán paulatinamente en el transcurso de ocho años hasta 15% del salario del trabajador, cuando ahora aportan 2.5%.

También, se redistribuye la aportación del gobierno para que lo que aporta se vaya a apoyar las pensiones de los trabajadores que ganaban menos de cinco salarios mínimos, lo que sin duda es más justo y junto con otras medidas como la reducción del porcentaje de comisión de las Afores, y la pensión universal a los adultos de más de 65 años (o 68 años y más), en verdad mejorará el Sistema de Pensiones de nuestro país.

Sin duda un gran logro para el gobierno actual, pero que ahora deberá complementarse con un mejoramiento del Sistema Nacional de Salud y mejor vigilancia por parte de las autoridades que deben fiscalizar a las empresas y normar sus relaciones laborales, para evitar realmente las evasiones de responsabilidades para con el trabajador por las contrataciones vía outsorcing.

Y también, debería complementarse con una campaña fuerte de ahorro para el retiro por parte de los mismos trabajadores, ya que sólo con esta concientización podremos lograr mejores niveles de jubilación. ¿No lo cree?

DETECTAN DOS CONTAGIOS EN EL TSJ

El Tribunal Superior de Justicia de Morelos informó que dos de sus trabajadores resultaron positivos al contagio del coronavirus, uno de ellos del área administrativa que no estaba acudiendo a la oficina y el otro caso se trata de personal de Segunda Instancia, quien no tiene actualmente funciones jurisdiccionales; sin embargo se ha realizado el protocolo preventivo correspondiente, para descartar cualquier brote del COVID-19

Para evitar cualquier desinformación que pudiera generar incertidumbre entre los justiciables, trabajadores y abogados que asisten regularmente a las sedes judiciales, el Tribunal Superior de Justicia informó que de acuerdo a las pruebas realizadas a los compañeros de trabajo de ambos trabajadores, no ha resultado ningún caso más.

Con la coadyuvancia en todo momento con las autoridades del Sector Salud, se activaron los protocolos generales como es la aplicación de pruebas a funcionarios del Poder Judicial para evitar la propagación del virus de manera preventiva, ambos trabajadores se encuentran estables de salud, aislados en sus hogares y cumpliendo al pie de la letra con todas las recomendaciones médicas para su pronta recuperación.

En todo momento el TSJ ha cumplido con las disposiciones sanitarias recomendadas por las autoridades del Sector Salud, para prevenir el contagio, como son: medir la temperatura de todos los que ingresan a cada uno de los recintos jurisdiccionales y administrativos, así como usar gel antibacterial y lavarse las manos con jabón.

Desde hace varias semanas se han cumplido con el protocolo de sanitización y limpieza a detalle en todas las áreas comunes y de trabajo donde se labora habitualmente, las cuales continuarán reforzándose de manera regular.

El TSJ reafirma su compromiso con toda la sociedad morelense por continuar reforzando todas las medidas preventivas, para evitar el contagio del COVID-19, ya que nuestra labor no se puede detener.

SAR ¿A REVISIÓN?

*Desprotección social

El tema del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) vuelve a generar polémica nacional a partir de que el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, ha adelantado que estaría trabajando en torno a una nueva reforma en la materia, para corregir deficiencias e incongruencias en la ley.

Lo anterior, ha generado una serie de reacciones de opositores al gobierno que advierten que de realizar modificaciones, pudieran llevar a una mayor afectación a los ahorradores que hoy día son el origen de la existencia de 4.2 billones de pesos, que manejan las Administradoras del Fondo de Ahorro para el Retiro conocidas como (AFORES), a través de 66 millones de cuentas.

El tema es por demás sensible, un asunto que al paso del tiempo ha mostrado serias irregularidades en perjuicio de los ahorradores, porque a pesar de tratarse de dinero que tiene dueños; en administraciones anteriores se ha dispuesto de él sin tomar en cuenta a ellos y, en su oportunidad, simplemente arguyendo que había quebranto de quienes lo usufructuaban desaparecieron miles de millones en otro acto más de corrupción del sistema político mexicano.

Por eso, hay temor actual de que una eventual reforma en ello pudiera llevarnos a otro atraco, y hablamos de fondos que corresponden a la absoluta mayoría de trabajadores, que ya dejaron la mayor parte de su vida en el trabajo y cuyos recursos son la única esperanza que tienen para sobrevivir económicamente a su vejez.

Frente a esa posibilidad nos parece bien que algunas voces se levanten y cuestionen la intención presidencial; sin embargo, también habría que decirlo, aquellos críticos priistas, panistas y algunos más, aún no conocen el espíritu de la revisión que se plantea, no saben cuál es la intención real y sólo buscan reflectores.

Pero, de cualquier forma, vale la pena que estén atentos para impedir cualquier intento de despojo a los ahorradores, esa debe ser su función.

Bueno, el líder nacional del PAN, Marco Cortés, evidencia su ignorancia sobre el asunto y admite que «no entiendo cuál será la estrategia, pero ese dinero tiene dueño», es decir, da palos de ciego.

Pero reiteramos, qué bueno que estén vigilando; aunque no debemos olvidar que tanto panistas como priistas fueron los que desaparecieron fortunas y dejaron en la miseria a millones de trabajadores.

Y es que aún manteniendo el SAR como está, es para seguir matando de hambre a quienes llegan a pensionarse, y al respecto los investigadores señalan que el gobierno y los patrones tienen que incrementar el nivel de aportaciones, que actualmente es del orden del 6.5 por ciento del salario base, mientras que en Chile, Perú o República Dominicana es del 10 por ciento. Hay otros países europeos, como Italia, hasta del 35 por ciento.

Si en la reforma de AMLO se contempla eso y otras cosas para mejorar los niveles de retiro, pues bienvenida, pero si es para dar reversa a lo ya ganado pues no se deberá de permitir ¿No le parece?

LLAMA EL EJECUTIVO A FIRMAR PACTO

El gobernador de Morelos Cuauhtémoc Blanco Bravo hizo ayer un llamado a firmar un Pacto por Morelos a todas las instancias políticas y sociales como son el Poder Legislativo, los gobiernos municipales y los sectores productivos de la entidad, con el fin de propiciar “un espacio viable de supervivencia y desarrollo” de cara a la crisis generada por la pandemia del Covid19.

El mandatario estatal emitió un comunicado en el que detalla que “frente a una emergencia como la que vivimos, las diferencias políticas y los intereses privados deben dejarse de lado, reconociendo que la magnitud de la afectación en la salud y en la economía de las familias, las empresas y los ingresos estatales se verán afectados, y que de ello dependen los servicios públicos más elementales”.

“Junto con ese reconocimiento se asume que todos tenemos la capacidad de hacer la diferencia en la superación de este desafío, pues la unión verdadera es solidaridad, y solidaridad es el reconocimiento de interdependencia. Todos necesitamos de todos”.

Aunque no se dieron a conocer los detalles de si este pacto será enviado o firmado por los actores que se han convocado, enfatiza que “al ser la crisis de dimensión global, habrá fuerzas externas al Estado, nacionales e internacionales, públicas y privadas; que con sus decisiones afecten la dinámica productiva, laboral y gubernamental a todos los niveles, así como los parámetros dentro de los cuales cada una se desarrolla.

“Lo que suceda depende de la voluntad política y de cooperación de todos los que se adhieran, y será de tal importancia que puede determinar el desenlace final de esta contingencia. En el origen de esta crisis global no hay culpabilidad de ninguno de los sectores ni personas afectadas, pero es responsabilidad de todos hacer esfuerzos para garantizar la sustentabilidad futura de la economía y el empleo en la entidad.

En ese sentido, agrega “soluciones parciales que impliquen la ruina de unos para garantizar la supervivencia de otros, es inadmisible. La exclusión de cualquiera de los sectores público, privado, social y laboral, en una estrategia de reactivación económica y laboral, conduciría a distorsiones y círculos viciosos, que serán en el largo plazo perjudiciales para todos y muy difíciles de romper”.

Por ello hizo un llamado a:

PRIMERO: no convertir esta crisis en una bandera política o de defensa de intereses particulares, sino en una muestra de que cuando hay una amenaza inminente, fatal y general, pueden hacerse a un lado las diferencias para construir alianzas tangibles y determinantes.

SEGUNDO: poner por encima de la utilidad a corto plazo la necesidad de hacer todos un esfuerzo transitorio para lograr una recuperación colectiva más pronta y eficaz, para garantizar la supervivencia de todos durante y después de esta crisis.

TERCERO: Establecer mesas de trabajo permanentes a fin de que puedan armonizarse las peticiones de todos los sectores, junto con la necesidad de preservar el Estado de Derecho y el bien común. Se comprometen, a hacer todo lo que esté en el ámbito de sus posibilidades para evitar daños y la posibilitar de la reactivación económica.

CUARTO: El Gobierno del Estado de Morelos asume que es el primero que no puede fallar en el cumplimiento de este pacto, pues es su compromiso con la honestidad, transparencia, austeridad y voluntad política lo que hará posibles la articulación de las demás voluntades y suma de esfuerzos para salir adelante.