¿INFLUYENTISMO?

Por los años 1988 a 1994, cuando fungió con mandatario estatal Antonio Riva Palacio López conoció a el ahora también ex gobernador tabasqueño Graco Ramírez; quien  encabezaba una supuesta organización no gubernamental a través de la cual generaba presión a las autoridades en turno, a fin de obtener beneficios como “oposición”.

Quien esto escribe recuerda que ya para terminar su periodo, Riva Palacio López, durante una charla sacó a tema a Graco Ramírez y manifestó: «es un grupo de vividores que simulan ayudar a grupos sociales, sabemos que se quedan casi con todo lo que se les da, pero es una forma de mantenerlos tranquilos», dijo entonces.

Luego agregaría, «yo le dí mucho dinero para proyectos de supuesta ayuda a sectores necesitados», recalcó.

Ya para entonces Riva Palacio estaba cerca de concluir su sexenio y, don Lauro Ortega, dijo saber, también le había dado a Graco dos propiedades; una iniciando la Avenida San Diego en Vista Hermosa, que usó unos años como oficinas de una fundación y otra por la Pradera, al norte de Cuernavaca.

El tabasqueño vivió buena parte de su vida como mercenario político, desarrollando tareas consideradas como vergonzosas como de informante de grupos opositores, por las que cobraba en nóminas oficiales y extorsionaba a gobernadores y funcionarios federales.

Posteriormente, negó siembre esos vínculos, pero los ex mandatarios lo conocían bien y de ahí que siempre tuvo relación con ellos. Al llegar a la gubernatura pagó esas buenas relaciones colocando a familiares en algunos de ellos en puestos clave, ya que políticamente no le representaban ningún beneficio, pero sí en la imagen de pluralidad y apertura que siempre quiso tener.

Ahora, se ventiló la influencia que pudiera haber tenido Carlos Riva Palacio –hijo del ex gobernador- y el mismo Graco, en un asunto muy delicado como es la fabricación de un delito al ex esposo de una sobrina de Antonio Riva Palacio; aunque la verdad habría que revisar muy bien los señalamientos, porque sabemos que el profesor de artes había tenido señalamientos previos por abuso en contra de menores en el centro cultural La Vecindad.

A saber… en estos casos lo mejor es revisar muy bien todos los hechos, pruebas y descartar cualquier posibilidad. Si hubo influyentismo, que se investigue, pero ya son muchas voces que atribuyen el encarcelamiento a las relaciones de ambos ex gobernadores.