PARTICIPA MOVILIDAD EN LA CUARTA EDICIÓN DEL SMART CITY EXPO LATAM

La Secretaría de Movilidad y Transporte (SMyT) de Morelos participó en el diálogo y discusión del evento: “Perspectivas de una Reforma Metropolitana”; en el marco de la cuarta edición del SMART CITY Expo Latam Congress, Resiliencia y Planificación: ideando el futuro de América Latina.

La actividad forma parte de las actividades de la Red Nacional Metropolitana (RENAMET) la Secretaría de Desarrollo, Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU); en coordinación con la Comisión de Zonas Metropolitanas y Movilidad del Senado de la República.

El evento tuvo la finalidad de generar una reflexión sobre las oportunidades de mejora legislativa en el ámbito metropolitano desde dos ejes transversales: el cambio climático y la perspectiva de género en las metrópolis; para crear una metrópolis más incluyente.

Dentro de los diálogos expusieron opiniones sobre la Reforma Metropolitana por parte de la senadora Patricia Mercado, presidenta de la Comisión de Zonas Metropolitanas y Movilidad del Senado de la República; la diputada Pilar Lozano, presidenta de la Comisión de Desarrollo Metropolitano, Urbano, Ordenamiento Territorial y Movilidad de la Cámara de Diputados; y Daniel Fajardo Ortiz, subsecretario de Desarrollo y Vivienda de SEDATU.

La SMyTM consideró que la participación y discusión de estos temas permitirá a la dependencia adecuar la planeación de proyectos para una movilidad eficiente para la población morelense.

PES Y PRD, «CHIFLARON EN LA LOMA»

La pérdida de confianza y credibilidad social en algunos partidos políticos, los llevo casi a la extinción durante el proceso electoral del 2018, ya que no pudieron ganar en las urnas suficientes posiciones en cargos de elección -en éste caso-, hacia el Senado de la República.

Entre esas instituciones con muy baja aceptación del electorado estuvieron el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y el Partido Encuentro Social (PES); quienes obtuvieron muy pocas las candidaturas a los distintos cargos en la competencia y en lo que toca a la cámara alta pues obtuvieron una bajísima representación.

Pero, al interior de las cámaras hay reglas y entre ellas está aquella que especifica que para que se puedan constituir en fracciones o grupos parlamentarios se deben contar mínimamente con cinco escaños, y tanto el PES como el PRD se quedaron con un número menor con las renuncias a los partidos que se han visto en los últimos meses, y por lo tanto, habría que disolverlos y así fue.

En el caso del PES y por haber sido uno de los aliados electorales del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) en el proceso electoral, pues decidió sumarse al partido del presidente y asunto arreglado, pero en lo que corresponde al PRD simplemente se quedaron sin fracción, misma que comandaba el ex jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera.

Por encima de lo anterior, consideramos que coincidimos con millones de mexicanos en el sentido de que muchos partidos políticos en México no tienen razón de existir; primero porque son repudiados por las mayorías, y segundo porque sus ideologías y plataformas coinciden con las de otros.

Hay más de 10 de esas instituciones políticas en nuestro país, más las que se agreguen este año que puede ser un buen número; se dicen de tendencia izquierda. ¿Entonces por qué no aglutinarse en uno solo, en lugar de mantenerse como semillitas cada una por su lado? la respuesta es clara, porque son un negocio para los promotores, no del interés de los electores, sino personal.

¿Quiere usted vivir a costa de nuestros impuestos sin trabajar? constituya un partido y se hará millonario con las prerrogativas, la mayoría son pura transa y en eso se convirtió, por ejemplo el PRD, que “por una lana” validaba en los congresos locales y de la Unión las propuestas de los gobernadores, o tenía componendas con los sistemas de gobierno en turno, traicionando el compromiso con la población.

¿Para qué queremos esas sanguijuelas? el caso es que siguen ahí sangrando al erario y sumándose a toda clase de corruptelas, por eso dejaron de ser atractivos en las urnas y de ahí que no lograrán los escaños suficientes como para ser una fracción parlamentaria en la cámara alta.

Lo ideal es que en México, como ocurre en la Unión Americana con los Demócratas y los Republicanos, es que aquí sólo tuviéramos tres partidos: derecha, centro e izquierda y “párele de contar”, en ellos se centran todas las ideologías y pensamientos; ¿para qué queremos tantos sátrapas y vividores, no le parece?

MUCHO DINERO EN MANOS DE VIVIDORES

*Y en la cuarentena millones muriendo de hambre

México vive momentos de angustia y desesperación, este fenómeno del coronavirus (Covid-19) traerá demasiado sufrimiento y no tanto por la enfermedad que ojalá sea prontamente controlada; sino porque millones de mexicanos no cuentan con las condiciones económicas como para hacerle frente a la cuarentena prácticamente decretada por las autoridades.

Es decir, en este momento no hay dinero que alcance para poder subsidiar a miles de familias que viven al día; sobre todo quienes se dedican al comercio en pequeño, micro o ambulante y que comen con las ventas de cada día, o sea, cuando no venden nada no comen.

Y es ahora cuando se ve la trascendencia e importancia de forzar cambios sobre todo en materia político-electoral, a fin de evitar seguir entregando dinero a vividores y farsantes políticos, falsos representantes populares, que encontraron la forma de no trabajar y vivir como reyes haciendo como que nos representan.

Nos referimos a aquellos que encontraron en los partidos políticos un extraordinario refugio para hacer dinero, a quienes desde ahí salen para ocupar posiciones de «representación» en gobiernos municipales, estatales, federales y, desde luego, en los congresos.

Esta nueva administración buscó el año pasado, a través del Congreso de la Unión, reducir a la mitad las prerrogativas que se les entregan a los partidos políticos y una buena parte de los diputados, incluidos algunos de Morena, se opusieron.

Rechazaron la iniciativa obligando a los encargados de las finanzas y a los órganos electorales a continuar entregando millonarios recursos de privilegio; cuando lo justo sería que cada institución de ésta naturaleza viviera de las propias cuotas de los afiliados, sólo que como son ya tan pocos los que creen en ellos y menos los que cumplen, por eso necesitan del dinero del pueblo.

Y qué decir de la sobrepoblación de legisladores tanto en los congresos locales como en el Congreso federal en el Senado y la Cámara baja. ¿Por qué se han negado a la eliminación de los dichosos lugares plurinominales o de representación proporcional, que son escaños que no pasan por las urnas, si ya no existe la justificación de que hay un partido único?

Para qué queremos a esos sujetos que a nadie representan y no contribuyen en nada a mejorar la convivencia, paz y armonía entre los mexicanos. ¿Cuantos miles de millones de pesos se destinan a éstas cosas mientras el 70 por ciento de los mexicanos viven en la pobreza y hambruna?

Pero todo lo anterior dibuja de cuerpo entero la frialdad, inhumanidad, egoísmo e inmoralidad de personajes a quienes no les importa ver que sus connacionales sufran en la miseria; con tal de seguir gozando ellos de lo que no se merecen, porque no se ganan un sólo peso por la buena, todo son negociaciones y componendas.

En estos momentos de incertidumbre, es cuando se requiere de todo ese dinero tirado a la basura en partidos políticos que, además, han traicionado constantemente a su pueblo; y que hace mucho dejaron de ser útiles porque se olvidaron de que eran puentes para gestionar necesidades de los ciudadanos ante las autoridades y también se dedicaron a robar.

BUSCAN SANCIÓN A MALOS ABOGADOS

El senador Joel Molina Ramírez presentó una iniciativa al Senado para sancionar a los litigantes que incurran en malas prácticas, y recurran incluso a la comisión de delitos en la defensa de sus clientes.

El legislador y ex líder de Morena en Tlaxcala, presentó la propuesta acompañado de otros senadores como el coordinador de la bancada Ricardo Monreal, y consideró que se trata de una reforma efectiva que sancionará sustancialmente a quienes incurren en prácticas anti procesales o de corrupción.

 Agregó que se dará impulso a la ética profesional de los litigantes y erradicará prácticas que perjudican la impartición de justicia.

“El Poder Judicial no pueden atacarse únicamente señalando a jueces o funcionarios judiciales, la integridad del sistema judicial de un país también debe involucrar a quienes ejercen la abogacía y se relacionan cotidianamente con dichos funcionarios durante los procesos de impartición de justicia, subrayó.