AÚN HAY FOCOS ROJOS PERO…

*¿En decrecimiento la violencia?

Los efectos y consecuencias de la delincuencia en todas sus modalidades, particularmente la de grupos organizados, se siguen lamentando en diversas partes de la República; sin embargo, sí es posible advertir que hay una progresiva recuperación de la calma, que comparada con lo que vivimos hace unos tres años, muestra cierto descenso.

Durante los dos últimos años de la administración de Enrique Peña Nieto en la presidencia de la República, la nación casi entera parecía estar bajo fuego cruzado, y estados como Guerrero, Michoacán, Veracruz, Tamaulipas, Nuevo León o Quintana Roo estaban bajo un «estado de sitio».

A diario había matazones y enfrentamientos entre grupos adversarios o con las corporaciones policiacas, con decenas de muertos y bloqueos de carreteras o autopistas; que impedían el libre acceso a ciertas regiones de México.

Bueno, todavía en actual presidente Andrés Manuel López Obrador debió encarar por buen rato ese clima de inestabilidad y dominio de los delincuentes en muchos pueblos y ciudades a lo largo de la República Mexicana.

En éste momento, ya sea por acuerdos de la autoridad con las mafias o por acciones de trabajo de los cuerpos de seguridad y defensa como el Ejército, la Guardia Nacional, la Marina o la Policía Federal; el escenario se antoja menos grave.

Se dan sucesos muy alarmantes como lo ocurrido el primero de septiembre en Cuernavaca, donde en la colonia Antonio Barona fueron acribilladas ocho personas y heridas muchas más, pero fuera de tales acontecimientos inaceptables, el entorno aún en Morelos es otro.

Aquí le referimos hace ya algunos meses, sería algo así como finales del año pasado, que nos tocó acudir a una conferencia que en el Jardín Borda, ofreció un académico y legislador federal panista; por la procedencia ideológica del ponente sí nos pareció interesante lo que respecto a la inseguridad en el país señaló.

Entre otras cosas se refirió al Secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana del gobierno Federal; Alfonso Durazo Montaño, como un hombre muy bien formado en las tareas de su competencia, con adiestramiento en países como Israel; es decir un tipo con mucha capacidad para desarrollar un buen trabajo.

Viniendo de alguien del PAN llamó la atención, y agregaría que de acuerdo con los proyectos que en materia de seguridad y delincuencia que traía, hacia el 2021 tendría prácticamente pacificado al territorio nacional ese personaje; ese fue su pronóstico en aquel entonces, reiteramos que hará unos ocho meses o un poco más.

De ahí que su posición parezca tomar cierta relevancia en éste momento porque a pesar de los inconvenientes que existen, por lo menos a nivel de la mayoría de las entidades, la situación no es la misma de hace unos meses y; no obstante acontecimientos graves que se siguen dando, en lo general son de menor tamaño de lo que veníamos enfrentando unos años atrás.

Ojalá esas predicciones tuvieran algo de cierto, y la intensidad de los hechos de violencia sigan a la baja; ya merecemos vivir más en calma, han sido muchos años de sangre y muerte particularmente de jóvenes. Si la federación lograra desmantelar el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) que por el momento parece ser el más extendido y fuerte hoy día en todo el territorio nacional, estaría casi apagando el fuego. Pero hay que esperar para evaluar esto.

¿Y A DÓNDE VA EL DINERO DEL PUEBLO?

*En Justicia y Seguridad», el mayor derroche

Las condiciones económicas de la absoluta mayoría de los mexicanos son cada vez más precarias,  los cinturones de miseria crecen progresivamente; mientras la delincuencia no encuentra límites y mantiene en zozobra a la población.

Particularmente, en lo que tiene que ver con la prevención del delito, la seguridad y la justicia; pareciera no haber límites en lo que a recursos económicos se refiere, y lo inédito y curioso es que haciendo cuentas y observando los escenarios se antoja que desde hace tres lustros, cada peso que a ello se destina es dinero tirado a la basura, los índices de delitos de toda índole crecen sin control por temporadas.

Hoy, bajo la nueva administración federal, se nos ha informado de cómo desde cúspide del ejercicio del poder en nuestro país se abusó desmedidamente de los recursos naturales, financieros y de bienes de la nación para pasar a manos de políticos desvergonzados; algunos empresarios voraces y desde luego de los mismos capos de la delincuencia, que amasaban riqueza con dinero público, en una alianza de perversidades.

Sobre el tema de la Justicia y la Seguridad un medio informativo nacional se han publicado cifras, datos y fechas que muestran en efecto que este tema sirvió para desviar sumas económicas casi inimaginables, por parte de las administraciones comprendidas entre el 2005 y el 2018.

Interesantísimo artículo firmado por Alejandro Gertz Manero, Fiscal General de la República, titulado «gastos desmesurados” da resultados catastróficos y refiere que en esos años, anteriormente mencionados, se destinaron 3.5 billones de pesos a la Seguridad, pero el número de delitos creció en un 135.7  % al pasar de 14 a 33 millones de delitos anuales, y un 99 por ciento de impunidad.

Claro, dichas cifras son nacionales, pero si hacemos una revisión de lo que en Morelos ocurrió en esos mismos 13 años, hay una semejanza clara; anualmente el único presupuesto que se duplicaba era el de Justicia y Seguridad, y las cosas continuaban empeorando.

Sí, esas fortunas casi inimaginables no servían de nada ¿entonces cuál era la utilidad para el pueblo de tanto dinero invertido? ¿realmente se canalizaba a esas funciones o, igual que a nivel federal, era una puerta abierta para robar a manos llenas de parte de quienes nos gobernaban?

Aquí, durante el sexenio anterior, se construyeron dizque tres cuarteles policiacos; uno de éstos destinado a una academia de policía que es el único que medio funciona, ubicado en el poblado de Alpuyeca.  

Se gastaron unos 300 millones de pesos, además se edificó un C-5 que, de acuerdo a los discursos, era el último grito de la moda, y con todo lo anterior la delincuencia estaría frita y acabada.

¿Y cuál ha sido el resultado? lo vemos diariamente, más delincuencia y de la “pesada”, no de malandros “de ínfima”; capos y sicarios por todas partes. ¡Ah! y también se habló de la compra de mil 200 videocámaras que serían los ojos mediante los cuales ningún “malandro” escaparía de la ley.

Lo que ahora se documenta es que, como prácticamente todo, esas estructuras fueron para justificar el descarado robo de miles de millones de pesos. Para que termináramos peor que antes en lo que a justicia y seguridad se refiere; porque ni las cámaras han atrapado a los “raterillo de cuarta” que andan por las calles, ni las corporaciones policiacas mejoraron en nada en la famosa Academia de Policía cuyos cursos eran igualmente para desviar dinero.

Pero más allá de todo lo aquí expuesto, como ciudadanos nos seguimos preguntando ¿y en dónde termina el dinero del pago de impuestos de nosotros como contribuyentes? Porque aquel que va a seguridad es un recurso perdido, pero tampoco hay obra pública; los ayuntamientos y el gobierno estatal están endeudados hasta el cuello y a nosotros no nos regresan nada.

Todavía hasta hace unos 25 años se hablaba en las alcaldías de un 60 por ciento de inversión y 40 de gasto corriente; por lo menos así sucedió hasta el trienio de Alfonso Sandoval Camuñas 1994-1997 y hubo mucha obra pública, por algo sigue siendo considerado el mejor alcalde que haya tenido la capital. ¿Y hoy? Nadie, ningún edil quiere decir cuál es la proporción presupuestal que dedica a obras y mantenimiento, y cuánto a gasto corriente.

Pero tampoco hace falta que lo informen, sólo caminando las calles veamos cómo está Cuernavaca, muriendo poco a poco.

Y bajo éstas circunstancias ¿para qué nos sirven los poderes y los tres niveles de gobierno? ¿estaríamos mejor sin ellos? ¿por qué se han multiplicado las instancias gubernamentales a tal grado, que ya no alcanza nuestro dinero para mantener a toda esa burocracia? que además busca perpetuarse en el poder.

Hay que pagar prácticamente por todo, y si no lo hacemos hasta a la cárcel podemos ir a parar, pero lo que les entregamos no lo volvemos a ver; mientras, cada tres o seis años hay nuevos millonarios a expensas de nuestro sacrificio. No obstante, seguimos tolerando a esa bola de ratas, cuyas ambiciones no tienen límites.

DAN PENA

Justicia, seguridad, política interna

La estabilidad en el Sistema de Reinserción (o penitenciario) estatal sigue sin recuperarse, las instancias competentes parecieran seguir dando “palos de ciego” o mostrando complicidad con los delincuentes.

Es decir, la prevención del delito vía la Comisión Estatal de Seguridad (CES), las fiscalías General y Anticorrupción; así como la operación política interna, lo único que dan es pena.

Hoy, la CES salió con que se le fugó del hospital del IMSS un reo al que trajeron a atender, seguramente derivado de hechos violentos que se dieron hace unos días en el penal o Centro de Reinserción Social (Cereso) de Atlacholoaya.

Aunque ya lo recapturaron, unas horas después; sin embargo lo anterior exhibe a la dependencia encargada de la seguridad, por graves índices de irresponsabilidad en la prevención del delito, en el cumplimiento de su deber.

El gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo debiéra hacer un diagnóstico en torno al desempeño de quienes integran su gabinete de primer nivel.

Ya tuvieron más de un año para demostrar que son capaces, para valorar sus posiciones y actuaciones y, al no hacerlo, francamente tendría que darles las gracias.

Nos referimos a la mayoría de los personajes que llegaron recomendados no sabemos por quién, procedentes casi todos de Veracruz, y que quizás por desconocimiento de la entidad y sus particularidades; le han quedado muy mal al titular del Poder Ejecutivo.

En particular revisaremos el caso del secretario de Gobierno, Pablo Ojeda Cárdenas.

El hombre es hijo del priista Pedro Ojeda Paullada, de larga trayectoria en ese organismo político, y frecuentaba Morelos desde pequeño, tiene casa en Cuernavaca, una de esas grandes residencias de fin de semana; sin embargo, profesionalmente jamás desempeño cargos aquí, ni se sabe de relaciones políticas en el estado.

Aparentemente, no sabe ni dónde está parado, y a pesar de ser un excelente abogado como funcionario pareciera no operar, y para un área tan importante como el manejo de la política interna y de la seguridad de la entidad, pareciera que está fracasando.

El mandatario estatal, que requiere de los mejores elementos en cada área, debería sustituirlo ya por algún cuadro local con mayores conocimientos del entorno estatal, que los hay y de sobra; con capacidad y compromiso, porque a Ojeda pareciera faltarle.

Otro es el titular de la CES, el vice almirante José Antonio Ortiz Guarneros, que es quien debería tener el control de los penales o centros de readaptación social, pero que ya ve usted como están las cosas. Por lo menos dos tremendas riñas entre internos con custodios como rehenes y observadores en un mes.

Y ahora salen con que se les había fugado un reo hospitalizado, de nombre César Augusto “N”, condenado a 15 años por robo de vehículos. ¿No es eso ya suficiente para decirle adiós?

No han dado el ancho, sólo veamos como andamos en lo que toca a delincuencia y operación política. Nos dicen que las principales cabezas al frente del Sistema Penitenciario las trajo él. Así que lo prudente sería que todos se regresaran a Veracruz, ya fue suficiente de experimento y preparación. Al Morelos no le han servido y punto.

Y en lo que se refiere a las fiscalías; pues todos sabemos que aún obedecen a los intereses del ex gobernador Graco Ramírez.

Uriel Carmona Gándara, fiscal General del estado y Juan Salazar Núñez, fiscal Anti corrupción, reciben línea del tabasqueño, para qué nos andamos por las ramas; lo mismo sucede con Tania Valentina, diputada local del PT y hasta con el edil capitalino, Antonio Villalobos Adán.

El gobierno estatal requiere sacudirse a esos personajes o acabaremos peor. ¿No le parece?

INSISTE CBB; HAY CORRUPCIÓN EN EL TSJ

La falta de armonía y voluntad por parte de algunas áreas de los poderes estatales y dependencias gubernamentales, en sus responsabilidades con el combate a la delincuencia; viene abonando en mayor impunidad frente a presuntos delincuentes de alto impacto.

Al respecto, al término de la ceremonia con motivo del CIX aniversario del inicio de la Revolución Mexicana el gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo insistió en que existen magistrados del Poder Judicial coludidos con grupos delincuenciales.

Recordó que de unos meses a la fecha han liberado a 51 presuntos secuestradores y otros personajes relacionados con delitos contra la salud.

“No es posible, porque ante esas condenables acciones, tenemos que recurrir a los amparos, litigar en tribunales y están haciendo más complicados los procesos», precisó.

Ante la creciente ola de plagios, reconoció que sí hay incrementos y dijo que se trata de pandillas procedentes del Estado de México que operan en Morelos, la Ciudad de México y en diversos municipios de la entidad.

Con respecto a la marcha de protesta que se ha anunciado en contra la inseguridad para el próximo primero de diciembre, que encabezará el poeta Javier Sicilia, sólo respondió que «están en su derecho, yo mismo como alcalde capitalino participé en algunas marchas con el obispo. Nosotros continuamos luchando para lograr la pacificación del territorio estatal”, comentó.

Sobre el caso del ex rector Alejandro Vera, el gobernador Cuauhtémoc Blanco dijo que se resolvió como muestra del trabajo conjunto entre las distintas fuerzas policiacas de la zona.

Por todo eso, es que se hace urgente la depuración institucional; porque mientras se intenta abatir la inseguridad y la corrupción, hay quienes encabezan poderes como el Judicial o las fiscalías, General de Justicia o Anti corrupción que siguen obedeciendo a otros intereses, y no al de los morelenses, de lo contrario las corruptelas continuarán, dijo.

DESARTICULAN BANDA DE SECUESTRADORES

Luego de que ayer un juez de Control decretó la vinculación a proceso de tres presuntos secuestradores capturados durante el operativo de rescate del ex rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), Alejandro Vera Jiménez, y su esposa María Elena Ávila Guerrero, privados de su libertad la noche del pasado 13 de noviembre cuando circulaban por la autopista México-Cuautla, cerca de la caseta a Oacalco; el gobierno informó que fueron detenidas otras dos personas en relación a los hechos.

La Fiscalía estatal informó que inicialmente fueron presentados los tres sujetos identificados como Omar “N”, alias “Snarf” de 28 años; Gustavo Adolfo “N”, alías “Tavo” de 31; y Roberto “N”, alias “Chaparro” de 27 todos ellos con domicilios en la Ciudad de México y el estado de México; por lo que se colabora con autoridades de ambas entidades. 

Todos son oriundos del Estado de México y pertenecen a una banda que al menos habría perpetrado cuatro secuestros con el mismo modus operandi en carreteras de Morelos y el Estado de México; aparentemente habría trasladado a sus víctimas, al menos ocho personas, a esta entidad durante su cautiverio.

El secretario de Gobierno, Pablo Ojeda Cárdenas, explicó que el grupo delictivo colocaba objetos para que se poncharan las llantas de los vehículos durante la noche, y cuando los tripulantes descendían para revisar la unidad eran plagiados.

El funcionario estatal aseguró que hay resultados positivos en materia de seguridad y negó que Morelos se encuentre en crisis, ya que en lo que en lo que va del año fueron detenidos 58 secuestradores; no obstante, el Poder Judicial ha liberado “erróneamente” a 51 personas señaladas por este delito.

“No fue un evento dirigido a una persona sino fue la forma de operar de esta banda criminal”, destacó al rechazar que hubiera algún otro móvil detrás del secuestro del también ex director del Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología, quien renunció recientemente al cargo.

CAE CENIZA HACIA MORELOS

Durante las últimas horas, este fin de semana, el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) reportó un monitoreo del volcán Popocatépetl muy activo y con dispersión de ceniza hacia Morelos, ya que se identificaron 269 exhalaciones, acompañadas de bajas cantidades de ceniza y cinco explosiones de moderada intensidad.

Los últimos reportes destacan eventos durante la madrugada y las primeras horas (4:54, 6:53, 7:40, 7:58 y 9:06 horas) de este ocho de septiembre, de las cuales se produjeron columnas de ceniza igual que ayer, las más grandes a las 7:58 que alcanzó 1,800 metros de altura y a las 9:06 con 2,000 metros por encima del cráter.

Asimismo, se registró una explosión menor a las 3:24 horas que produjo una columna de ceniza de 1,200 metros; en este caso fue posible observar la caída de fragmentos incandescentes a corta distancia, dirigiéndose una ligera caída de ceniza en el municipio de Tetela del Volcán, sin mayores afectaciones.

Asimismo, se registraron 446 minutos de tremor de baja y mediana amplitud, por lo que pobladores de la zona cercana reportaron un ligero movimiento sísmico, principalmente el sábado.

De acuerdo con el reporte del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) en un lapso de 24 horas se presentaron cuatro explosiones que fueron acompañadas por emisiones más de mil metros de altura en promedio y que se desplazaron hacia el sector oeste del volcán.

Según su definición geológica, el tremor se produce por los golpes del magma con las paredes de la cámara magmática o en el conducto de salida por las explosiones de las bolsas de gas y/o los golpes de los bloques sólidos arrancados y arrastrados en el ascenso contra las paredes de la chimenea volcánica.

El reporte agrega que, con los aparatos instalados en los alrededores del coloso ubicado entre los estados de Puebla, Morelos y Estado de México, se registró un sismo volcanotectónico con magnitud de 1.8.

El Cenapred dio a conocer que la actividad registrada en el volcán Popocatépetl está contemplada dentro del Semáforo de Alerta Volcánica Amarillo Fase 2, por lo que las recomendaciones para la población ante esta actividad son: no hacer caso a rumores y estar atentos a la información que emita la Coordinación Nacional de Protección Civil.

¿Y las fosas? recuerda Sicilia

Continuamos en un ambiente de impunidad por el penoso caso de las fosas de Tetelcingo y Jojutla que se han quedado en el olvido, y no vemos a nadie en la cárcel o al menos investigado.

Hay nombres de funcionarios responsables de ese tema, empezando por el ex gobernador Graco Ramírez y la ex alcaldesa de Jojutla, Hortensia Figueroa Peralta, recordó hoy el poeta Javier Sicilia.

Incluso, exigió a las instancias competentes que sigan con el proceso y llamen a declarar a Graco Ramírez Garrido y Figueroa Peralta; los principales implicados en las desapariciones de esos cuerpos.

«Mientras no se atienda este tema no podemos hablar de justicia, de derecho, y tampoco tendrá mucha relevancia la firma del convenio, para la atención a mujeres y hombres desaparecidos», consideró.

Sicilia llamó al gobernador Cuauhtémoc Blanco y al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, a implementar verdaderas políticas al respecto, o el ambiente se pondrá mucho peor.

Entrevistado al concluir el evento de firma de convenio para la Comisión de Búsqueda. El secretario de gobierno, Pablo Ojeda, recordó que a nivel nacional se habla de más de 40 mil personas desaparecidas.

Esta crisis es de una magnitud nunca antes esperada, y han surgido movimientos de familiares de víctimas en lucha, porque se encomendó al Congreso trabajar sobre una Ley General en noviembre del 2018 y no hay avances.

El artículo 50 faculta a los Estados para desarrollar la propia ley al respecto, y no se ha avanzado.

«El gobernador ordenó hacer lo propio», dijo Ojeda, e hizo un llamado a la Fiscalía General de Justicia para trabajar en el tema y dar resultados.

Hay mucho dolor e impotencia de quienes luchan contra las injusticias.

Asistentes al evento, le pidieron al funcionario atender el asunto de las fosas; donde 119 cuerpos fueron ubicados sólo en Tetelcingo.

La Fiscalía sigue revictimizando a familiares. «Hay indolencia»; se requiere una Fiscalía especializada, y el fiscal Uriel Carmona es indolente. La Fiscalía busca que a todos nos lleve la chingada», insistió. Ojeda dijo estar abierto para iniciar las pláticas.

Exigieron firmar un convenio con la Federación y liberar recursos para quienes necesitan apoyo en la búsqueda de familiares.

Generaciones perdidas

A todos los niveles

Si a nuestros abuelos, aquéllos que honraban sus apellidos, les hubiera tocado vivir estos tiempos se habrían muerto ya muchas veces, por el decepcionante papel de sus sucesores en este México.

Quienes teníamos la responsabilidad de continuar su legado de honestidad, respeto y honorabilidad, les fallamos.

Permitimos que nuestros hijos e hijas empezarán a descarrilarse y hoy sufrimos las consecuencias, muchos tomaron el camino fácil de la perdición y la delincuencia, nos han rebasado a todos.

Mil disculpas a quienes, a pesar de tantos obstáculos, continúan formando generaciones de bien; sin embargo, en medio de esta descomposición parecieran los menos.

Y no nos vengan con la excusa de que es a causa de la pobreza, porque ofenden a millones de familias que viven en condiciones económicas deplorables y que mantienen el honor y el respeto a salvo.

No vamos a defender a las autoridades, porque salvo honrosas excepciones, son partícipes de este terrible desastre en el que vivimos, porque en todo caso hay un sistema de Gobierno sumido en la corrupción, sumado a esos padres irresponsables que procrean hijos para abandonarlos a su suerte, y son quienes nos tienen en este estado de cosas.

Sí, vemos con miedo la presencia de jóvenes extraviados como Maximiliano, quien a sangre fría asesinó a los líderes de ambulantes en el centro de Cuernavaca, y ahora a los tres presuntos responsables del feminicidios de Mariana, estudiante encontrada en las inmediaciones Beraka.

Ellos, como miles de adolecentes y jóvenes, una vez fueron inocentes niños a quienes se supone que sus padres debían de guiar por el camino de la decencia y las buenas costumbres.

No habrá manera de recomponer las cosas, mientra como padres de familia no asumamos el compromiso que es traer un hijo a este mundo.

Y tampoco hay que excusarse con aquello de que «es que no logré llevarme bien con mi pareja».

Se puede aceptar la separación, pero si hay descendientes tendrán que atenderse, así sea cada quien por su lado.

Personalmente, admiro y respeto a aquel varón que cuando se requiere se pone el mandil para ayudar a su mujer en las tareas de la casa, y no al que llega de bravucón insultando a su cónyuge y agrediendo a todos en casa; ese no es un hombre, es una bestia.

Igual y se tendría que pensar en alguna propuesta de ley para sancionar severamente a quienes incumplen con sus obligaciones para con sus hijos, y desarrollar una intensa campaña a fin de intentar recuperar valores antes de que las cosas se descompongan más.

Insistimos, buena parte del escalofriante nivel de delincuencia que padecemos, surge desde el seno del hogar.

Por eso, como dice otra excelente expresión, no preguntemos qué hace este país por nosotros, preguntémonos qué hacemos nosotros por México, porque duele decirlo, pero es el fiel reflejo de lo que los mexicanos hacemos por él.

En el caso de los estudiantes, presuntos culpables de la muerte de la joven, sería bueno saber quiénes son sus padres, por que tienen mucha culpa de las acciones de sus descendientes.

¿Va en serio?

Llegan apoyos federales

El lamentable suceso vivido el pasado 8 de mayo en el que Maximiliano «N» asesinó a dos personas e hirió a otras dos; lo ocurrido el 10 de mayo con la agresión al personal de custodia del penal federal femenil de Coatlán del Río, parece haber hecho reaccionar a las autoridades.

Tras la polémica desarrollada en redes sociales en el caso de Max por un amparo concedido en un juzgado federal, a fin de garantizarle sus derechos humanos, nos hace preguntarnos, pero ¿y a los agredidos, a las familias afectadas quién se los garantiza? pero lo bueno es que se dio prisión preventiva contra al agresor material como todos esperábamos.

La suma de los hechos en el municipio sureño de Puente de Ixtla llevo a una reacción oficial, a partir de lo anterior, arribaron refuerzos al estado y la Comisión Estatal de Seguridad vía su titular José Antonio Ortiz Guarneros dio a conocer el desarrollo de operativos y la instalación de puestos de revisión en puntos estratégicos; entradas y salidas de carreteras, con la participación de elementos federales y locales.

Ojalá que tan desafortunados acontecimientos deriven en acciones verdaderamente contundentes, a fin de frenar la embestida criminal que no deja de generar sospechas de que tenga metida la mano negra de figuras políticas que ejercieron poder en el pasado reciente.

El gobernador Cuauhtémoc Blanco necesita dar una demostración de fuerza y autoridad para detener esas perversas intenciones de desestabilizar y buscar la gobernabilidad.

No es muy difícil darse cuenta de que esas fuerzas oscuras y enemigas de la sociedad tienen incluso toda una estrategia de comunicación, para multiplicar y hacer viral cualquier acción relacionada con el crimen.

Claro que personajes políticos están a la vista, muchos lo sabemos; sin embargo, sí han logrado ya parte de sus objetivos desacreditando gradualmente el desempeño de la actual administración para distanciarla de la población, no obstante su objetivo final es llevar al descarrilamiento de este proyecto.

La presencia de fuerzas Federales deberá ser permanente, hasta que se tranquilicen las cosas, no obstante, y como dice el dicho, «muerto el perro se acabó la rabia» y paralelamente se tendría que ir con todo contra esos sujetos que siguen haciéndole daño a Morelos, comenzando por Graco Ramírez y su hijastro Rodrigo Gayosso.

Y, por cierto, en torno al asesinato del empresario Jesús García, si se jala el hilo del caso igual y se llega a una de esas figuras intelectuales del acontecimiento que ya ha generado amenazas directas hasta con los comunicadores, ya que han aparecido al menos tres mantas, muy bien impresas y todo.

La delincuencia no descansa

Aún no nos recuperamos del desagradable suceso ocurrido el pasado ocho de mayo y ahora, dos días después, los primeros reportes del día fueron relacionados con el asesinato de por lo menos cuatro mujeres que laboraban en el área de seguridad del penal federal femenil, localizado en el municipio de Coatlán del Río.

Se dice hay son cuatro quienes perdieron la vida en el momento, pero hay 10 heridas más y varios hombres, que fueron trasladados a hospitales cercanos.

Los hechos se registraron en las primeras horas del día cuando el camión propiedad de la autoridad federal en el que viajaban fue interceptado y sus pasajeros fueron atacados por sujetos que se trasladaban en un vehículo Sentra, con placas de circulación de Guerrero. Los trabajadores de custodia se dirigían en el autobús al festejo del Día de las Madres, en el municipio de Puente de Ixtla.

Adicionalmente, en #Cuernavaca, fue localizada sin vida una mujer con huellas de haber sido golpeada, cerca de uno de los club de golf de la ciudad.

En el caso de las custodias emboscadas el carro en el que se transportaban los presuntos agresores fue localizado incendíando a unos kilómetros del lugar del ataque, en San Gabriel Las Palmas, pero ya en el municipio de Amacuzac.

La delincuencia pues, anda suelta y sin descanso, pero también observamos que sucesos como estos que se registran en días tan especiales como hoy, llevan la clara intención de tener mayor impacto social y político. Mucha perversidad.