¿Y PORQUÉ LOS PROTEGIERON?

*Caen colaboradores de Capella

Medios informativos de Quintana Roo hicieron pública la información en el sentido de que colaboradores cercanos del Secretario de Seguridad Pública en aquella entidad, ex jefe policiaco en Morelios, Jesús Alberto Capella Ibarra, han huido de esa localidad por temor a ser encarcelados; pues se liberaron órdenes de aprehensión en su contra.

Sobre sale en una de las publicaciones la mención de que “cayó” el lugarteniente de Capella, de nombre Jesús Abarca, y que ahora van por él mismo; luego se agrega que «Abarca ya huyó y ante el temor de ser también objeto de una orden de detención Alberto Capella ha extendido las exequias de la muerte de su madre en Tijuana, para seguir ausente en su responsabilidad.

A diferencia de lo que pasó en Morelos donde el ex gobernador Graco Ramírez protegió a Capella en su calidad de titular de la Comisión Estatal de Seguridad; a pesar de sendas denuncias por actos de corrupción y complicidad con la delincuencia organizada, en Quintana Roo ya se viene procediendo en su contra mediante las denuncias 287/219 y 121/2019 presentadas ante la Fiscalía General de la República.

Las denuncias fueron interpuestas por sus propios elementos de seguridad, integrantes del Mando Único, que se negaron a participar en acciones de espionaje ordenados por Capella contra empresarios; a quienes se dice extorsionaba posteriormente con base en esa información.

Los quejosos, de quienes se omiten sus nombres, pueden ser reinstalados pero temen que los «sicarios» del “secretario” los ejecuten, porque maneja a los grupos de la delincuencia organizada en aquel territorio.

Bueno, se dice que Capella sabiéndo de la grave situación de Jesús Abarca; pidió su baja para que huyera, antes de que la Policía Federal lo detuviera y pudiera declarar en su contra.

Es decir, que no se descarta la posibilidad de que Jesús Alberto Capella enfrente en el corto plazo requerimientos ante la justicia federal por acusaciones reiteradas de empresarios extorsionados y secuestrados; a través de grupos delictivos manejados por el jefe policiaco.

Lo que el sujeto viene haciendo en aquel estado lo hizo todo el tiempo en Morelos; las evidencias indican que era quien estaba operando detrás del cártel de “Los Rojos», con “El Carrete» al frente, quien hoy en día está encarcelado y la organización prácticamente desmantelada y peleando por el liderazgo.

El problema fue que acá el propio Graco estaba igualmente metido con la delincuencia y era quien cobraba la renta de “la maña”, por el control de la parcela (Morelos) era precisamente Jesús Alberto.

Sin embargo, todo indica que ya empezó a traer “la estrella de espalda” y es muy probable que pronto las demandas procedan, y el señor se puede ir a “la sombra”; donde debería estar desde hace años; porque acá fomentó el secuestro, la extorsión, las ejecuciones y nunca pasó nada.