MAL COMIENZO DEL 2020

La situación económica nacional parece complicada; durante el 2019 sufrimos un decrecimiento o estancamiento del Producto Interno Bruto (PIB) y ya comenzaron las malas noticias en este segundo mes del 2020.

Nos referimos al sorpresivo incremento en las cuotas de peaje en las casetas de cobro de las autopistas del país por parte de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), de cuya decisión, Morelos no escapa.

Y resulta sorpresivo porque entre los compromisos de campaña del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, estaba aquel de hacer gratuitas dichas vías de comunicación; además, claro, de que hace no más de seis meses que hubo otro aumento.

Con esto nos queda claro que no habrá tal, y que por el contrario serán más caras.

Lo anterior pareciera no muy importante si lo vemos por porcentaje; sin embargo, los efectos nos pegarán a todos, porque particularmente la mayoría de los productos del comercio son traídos de la Ciudad de México o del sur vía la autopista. El mismo movimiento interno en Morelos utiliza esas vías de comunicación, ya que muchos se trasladan entre municipios.

Mala decisión, y hasta ahora la SCT no ha razonado las causas.

AMENAZAN CON BLOQUEAR SCT

Ejidatarios del municipio de Jojutla amenazaron con tomar las oficinas de la Secretaria de Comunicaciones y Transportes (SCT) delegación Morelos que se encuentran en Cuernavaca, en caso de que en esta semana no se les atienda, en torno a la falta de cumplimiento de algunos acuerdos para la indemnización de terrenos aledaños a la Autopista Siglo XXI.

Por tercer día consecutivo los campesinos mantienen bloqueado el kilómetro 52+500 y otros puntos que bloquean de manera intermitente, encabezados por el ex diputado priista Aristeo Rodríguez Barrera, quien se presentó como asesor del núcleo ejidal.

De acuerdo con el representante, las autoridades de la SCT y de la Secretaria de Gobernación federal se habían comprometido a dar respuesta a sus denuncias por el incumplimiento de la paraestatal a varias disposiciones acordadas.

“Si sigue esta misma situación, vamos a tomar la SCT, ellos no quieren responsabilizarse de las demandas del Ejido de Jojutla y pretenden deslindarse de responsabilidades como lo han hecho con otros ejidos y quieren cambiar los acuerdos y hacer a un lado al Instituto de Administración de Avalúos y Bienes Nacionales (Indaabin), cuando es la instancia que avalar las negociaciones.

MONUMENTO A LA CORRUPCIÓN

Funcionarios federales, estatales y municipales hicieron un recorrido por el denominado #Paso Exprés Tlahuica de Cuernavaca. A instancias del llamado de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), para dar seguimiento a una recomendación girada en el 2017.

¿Por qué? Pues debido a lo que ocurrió con el socavón donde perdieron la vida un padre e hijo el 12 de julio del 2017, apenas tres meses después de haber inaugurado esta vialidad el ex presidente de la República, Enrique Peña Nieto y el tristemente célebre ex gobernador  de Morelos, Graco Ramírez Garrido.

Esta obra es un momento a la corrupción, porque conforme a expertos en la materia, su costo no debió exceder de los 800 millones de pesos y se presupuestó por mil 200 millones; sin embargo, al final lo facturaron por más de 2 mil 200 millones de pesos.

Ese no es el problema principal, total, todos sabemos como inflan los números para robar; lo  inaceptable es que el proyecto se hizo con “los pies”, materiales de tercera o de cuarta; sin especificaciones técnicas y al vapor.

¿Consecuencias? Decenas de accidentes con desenlaces fatales. En un cálculo superfluo fácilmente han fallecido más de 40 personas por las pésimas condiciones de la vialidad.

El representante de la CNDH, Guillermo Casas, sólo dijo que convocó a autoridades del centro SCT Morelos, de Derechos Humanos a nivel estatal, de Obras Públicas del gobierno del estado, y el tema central es sobre deficiencias que llevaron al desafortunado mega hoyo del socavón, que se tragó un carro con sus tripulantes.

Se hizo un recorrido para ver cuánto se ha remediado, tanto en lo referente a ese punto, como a irregularidades, en unos 26 puntos más.

Usted preguntaría ¿y los responsables de todo esto? porque los hay. Pues bien, gracias, todos felices porque en esta obra se robaron cerca de dos mil millones de pesos.

Está claro que entre los que tendrían que estar ya en la cárcel sería el ex titular de la  SCT,  Gerardo Ruiz Esparza, su director en el Centro SCT Morelos y mínimo el responsable de la obra en esa dependencia, pero como se antoja que el propio Peña Nieto tenía “su moche” en el robo, pues no ha pasado nada.

Por el contrario, se tendrá que seguir invirtiendo más dinero para combatir los desperfectos y, tal vez,  «esa cochinada» nos estaría costando a los ciudadanos por arriba de los 2 mil 500 millones de pesos. Con esa cantidad, se podrían desarrollar unos cuatro proyectos similares.

El Secretario de Obras Públicas del Estado, Fidel Giménez Valdés, comentó sobre el tema que por lo menos se aprecia voluntad para hacer las reparaciones respectivas, y hay acompañamiento y trabajo conjunto entre los distintos niveles de gobierno.

También, agregó que se logró un acuerdo con Caminos y Puentes Federales (Capufe) y ellos se responsabilizan en lo sucesivo a darle mantenimiento a ese trayecto.