¿AHORA SÍ SE VA SANZ?

*Se analiza en palacio

Luego de que en una conferencia mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador, el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) Santiago Nieto Castillo, sin mencionar nombre, se refiriera al Jefe de la Gubernatura de un estado que está bajo investigación por transferencias millonarias; se ha mencionado a José Manuel Sanz Rivera como el funcionario bajo investigación, localmente han surgido una serie de especulaciones que dan por hecho su responsabilidad y posible salida del gabinete del gobernador en Morelos Cuauhtémoc Blanco Bravo.

Lo anterior, desde luego, no significa que el señor sea culpable o no; sino que bajo esas circunstancias de especulación, política y legalmente para el gobierno lo más sensato es que se separe del cargo, al menos mientras se le da seguimiento al caso.

Se habla incluso de otros funcionarios en la investigación sin embargo es casi seguro que sea únicamente Sanz quien deje, al menos temporalmente, el equipo de trabajo, y muy posiblemente eso se anuncie antes de que termine la semana en curso.

Es decir, el aún funcionario podría ya no llegar a la comparecencia en el Congreso local con motivo de la glosa del primer informe de gobierno, que debió ser el pasado 10 de los corrientes, pero que por haberse presentado una protesta en la cámara la fecha fue transferida.

Cuauhtémoc Blanco y el propio Sanz saben que políticamente, y ante lo dicho por Nieto Castillo lo más sano es facilitarle las cosas, para que de ser verdad el señalamiento sobre  el tema se aclare, porque no dudamos que un empresario del ámbito del fútbol como lo fue Sanz hasta hace unos años pueda hacer transacciones de ese tipo.

Y, a pesar de que en torno al tema CBB sólo pidió esperar al deslinde del propio auditor, no ha tomado una posición pública, pero se advierte que es cosa de días para que este asunto sea abordado de manera definitiva.

Consideramos que esta misma semana por los pronunciamientos que ha hecho también Jorge Argüelles, diputado federal y dirigente estatal del PES, quien se ha convertido en otro de los aliados del mandatario.