¿VIRUS PARA ELIMINAR POBRES Y ANCIANOS EN EL MUNDO?

México por estar ubicado junto a los Estados Unidos, con más de tres mil kilómetros de frontera, tiene que obedecer las instrucciones del imperio; y no podemos ni de la forma más remota pensar en la autonomía económica o la independencia política, del bloque de naciones imperialistas.

Consideramos que eso nos debe quedar muy claro a la mayoría de los mexicanos y, por lo tanto si no queremos sufrir las consecuencias que traería para nosotros una acción de desobediencia frente a ese poder mundial; más vale caminar derechito y sin protestas.

¿Por qué lo decimos? Escuchando la reflexión de una doctora argentina en una entrevista transmitida en YouTube de Houston, Estados Unidos, sobre lo que ella llama «La Farsa del Coronavirus»; creemos que en efecto, ésta perversidad fue instrumentada por mentes perversas como la de Bill Gates, uno de los hombres más ricos del mundo, la fundación Rockefeller también gringa, y la reina de Inglaterra, entre otros grandes ricos del mundo.

Los dueños del mundo que, como lo vemos, los hay; consideran que el planeta está sobre poblado, asegura esta politóloga. Los recursos naturales y la riqueza ya no alcanzan para más de siete mil millones de habitantes.

Pero en naciones del tercer mundo como México, la mayoría son pobres; es decir, hay demasiados comensales y escasea el alimento, entonces se tiene que eliminar a millones de esos miserables, según su pensamiento hitleriano, y a eso van.

Otro gran problema universal es la carga cada vez mayor de jubilados y pensionados; hombres y mujeres que ya cumplieron con su vida laboral, y tienen derecho a un recurso económico por el resto de sus vidas.

Para esos seres infames, sin valores, ya no tienen razón de existir; puesto que la mayoría ya no genera riqueza, que es lo que ellos quieren y por lo tanto hay que “darles cuello”, en una frase concluyente.

Mire, la doctora recordaba que para poder declarar una pandemia a nivel mundial, respecto de alguna enfermedad, se tiene que contar con más de 500 mil pruebas, y se dice que se hicieron en China y otros tres países. ¿Entonces, cómo se declaró pandemia?

¿Y porqué el aislamiento? Porque a las personas mayores les provoca toda clase de enfermedades el encierro, y más si padecen alguna enfermedad crónica. Serán demasiados los que mueran por esa causa y eso se busca.

¡Ah! pero no es todo, el plan parece perfecto para el aniquilamiento de pobres y mayores de edad, esto ha creado terror y sicosis colectiva.

Millones de enfermos de diabetes, cáncer y otros males muy delicados; por miedo, están dejando de asistir a los hospitales para no contagiarse; pero sin esa atención médica lo más lógico es que acaben muriendo igual.

Así que como puede ver todo parece muy cuidadosamente planeado para eliminar del planeta a muchos millones, pobres y ancianos.

¿Y por qué nos referíamos a nuestra dependencia y sometimiento económico a esos poderes fácticos como nación? porque nos queda perfectamente claro que el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, sabe el fondo y la monstruosa intención que hay detrás de todo eso.

Sin embargo, mientras México siga formando parte de los bloques de naciones capitalistas como la Organización para el Comercio y el Desarrollo Económico (OCDE), en el que aparecen las economías más fuertes del planeta, pues deberá obedecer como esclavo toda disposición de los dueños del mundo.

Éstos controlan a más de la mitad del mundo mediante el Banco Mundial (BM), el Fondo Monetario Internacional (FMI), y más específicamente el Fondo de la Reserva de los Estados Unidos de América que en realidad es dinero de los más ricos y poderosos de la tierra invertido ahí.

Ahí está el dinero producto de la explotación del ser humano en la mayoría de las naciones del orbe y a disposición de quien quiera endeudarse a nivel de créditos que difícilmente se pueden pagar, porque los intereses que se cobran son de agiotismo.

Así pues AMLO con todo el discurso de justicia y equidad a favor de los más pobres está obligado, no sólo a guardar el secreto de la maldad de esos monstruos sin alma ni sentimientos, sino a poner en práctica toda la farsa a fin de que aquí,  igualmente se haga una limpia de pobres y ancianos, sostiene esa teoría.

¿Y si se negara a hacerlo? pues nos iría seguramente peor, con las manos en la cintura nos harían pedazos en cuestión de semanas y ya se imagina usted. Lo más aconsejable es «suavecito y cooperando», esa parece ser la realidad de lo que hoy enfrentamos.

Y ante esto que parece artificial ¿cuál es la sugerencia?

No entre en pánico ni sicosis, manténgase fuerte y saludable, si tiene auto y se desespera salga solo con los suyos quizás a comer al bosque donde no hay gente, cuídese por aquello de las dudas; es decir, haga lo que esté a su alcance para no darles el gusto, morir de angustia o después de la pandemia y quedar con enfermedades peores, que igual lo llevarían a la tumba. ¿No lo cree?