SABIÉNDOSE IMPUNES…

*Pasean delincuentes por palacio

Como para mostrar que no tienen temor de nada, dos personajes artífices del descarado robo de bienes y dinero público durante la pasada administración, el ex diputado local Francisco Moreno Merino y el ex Secretario de Gobierno y Transportes; Jorge Messeguer Guillén, aparecieron hoy en el altar a las víctimas instalado en las puertas de Palacio de Gobierno.

Simulando hacer algunas grabaciones porque traían personas con cámaras, hicieron presencia -estratégicamente- en una hora en la que muchos representantes de los medios informativos suelen esperar ahí la entrada o salida de funcionarios públicos para hacer entrevistas.

Un descaro total de dos sujetos a los que podemos denominar delincuentes de cuello blanco; Merino fue quien como legislador local, supuestamente priista, cabildeó al interior del Congreso local los primeros créditos a favor del ex gobernador Graco Ramírez, uno de ellos por 3 mil 806 millones de pesos, y que nunca se supo dónde quedaron.

El otro, carga maletas y empleado barato, cómplice de toda clase de corruptelas del tabasqueño. Entre otras cosas, comprometió a permisionarios del transporte colectivo y otros externos con cientos, tal vez miles de concesiones o permisos, que presuntamente obtendrían a cambio de votar a favor de sus candidatos en el PRD y de hacer campaña electoral a favor del hijastro de Graco, Rodrigo Gayosso Cepeda.

Esos «transportistas», que sabiendo la irregularidad, son los que eventualmente desarrollan bloqueos y manifestaciones exigiendo el cumplimiento de lo que “el cártel de los gracos» les ofreció por sus votos.

De ese tamaño es el cinismo, tomaron imágenes de las víctimas en el altar, muertes heredadas y propiciadas por ellos mismos o sus compañeros de gobierno, en una administración que se caracterizó por estar coludida con el delito organizado.

Y no descarte usted que buscarán, usando a sus mismas víctimas, iniciar una campaña de corte electoral contra quienes los han sucedido; porque se llevaron prácticamente todo, pero buscan regresar por más.

Siempre sostuvimos en éste espacio, que el «priista» Moreno Merino fue “un gato” de Graco Ramírez y mire, cual socios en la maña, se presentaron juntos para que no quede duda de ello. Lástima que hoy no se logre tener la fuerza y voluntad para meter a la cárcel a quienes se burlaron y traicionaron al pueblo de Morelos y sigan paseándose impunes por todas partes.

NO DEJARON TÍTERE CON CABEZA

En verdad desearíamos empezar a darle vuelta a esa página negra heredada por el gobierno anterior, encabezado por Graco Ramírez; sin embargo, a cada paso que se da sigue apareciendo más podredumbre.

Decimos esto porque en la inauguración de la alberca semi olímpica, ubicada en el estadio centenario al norte de Cuernavaca, por parte del gobernador Cuauhtémoc Blanco, al explicar las razones del retraso del funcionamiento de dicha obra se dijo que debió concluirse hace más de dos años pero salieron los inconvenientes. No podían faltar.

Resulta que al entrar este gobierno se tuvo que iniciar un juicio legal en contra de la Comisión Nacional del Deporte (CONADE), porque exigía la devolución de 55 millones de pesos que eran para concluir cabalmente la alberca, pero que se los robaron.

Faltaba más, no podían finalizar un proyecto sin rasurarlo. O sea, que esta administración estatal debía regresar ese recurso “hurtado por el cártel de los gracos”.

Al final, de acuerdo a lo declarado por el director general del Instituto Estatal del Deporte, Osiris Ramos, después del litigio y comprobar que el dinero fue saqueado hace un tiempo, devolvieron sólo cerca de 380 mil pesos.

Igualmente, explicó que la Contraloría tiene observada la obra, y se deberán seguir las investigaciones respectivas.

Durante la inauguración, Blanco Bravo dio el arranque al primer evento simbólico de competencias de natación, y confesó que a pesar de haber sido un ídolo en el deporte del fútbol no sabe nadar, igual que otro ex profesional y colaborador suyo, Isaac Terrazas.