CONGRESO, TRABAJO SUPERFLUO

Jubilaciones doradas, juicios…

Pretextando inactividad colectiva con base en la pandemia del coronavirus el poder Legislativo local ha «trabajado» en cosas muy superficiales y de poca trascendencia social; a pesar de que hay asuntos verdaderamente importantes y que son reclamo popular, como el caso de sanción y cancelación de las jubilaciones doradas concedidas ilegalmente durante la legislatura pasada.

¿Qué decir de las dos solicitudes de juicio? el Político en contra del ex gobernador Graco Ramírez Garrido por presuntos y escandalosos actos de corrupción, y el de Responsabilidades en contra del presidente municipal de Cuernavaca, Antonio Villalobos Adán; por presuntos desvíos millonarios.

En el último caso hasta pareciera que tienen sustento aquellas acusaciones en el sentido de que el mediocre alcalde sobornó al fiscal Anticorrupción Juan Salazar Núñez, y al juez que lleva el caso de una denuncia en Atlacholoaya con cuatro millones de pesos a cada uno como se dice.

Y sí así fuera ¿por qué no pensar que a algunos diputados que integran la Comisión de Gobernación y Gran Jurado también se les llegó al precio? por eso podría ser que el tema se quedó ahí; cuando en principio parecía que estaban dispuestos a avanzar de manera acelerada en los procedimientos y ahora ya ni se habla de ellos.

Habría que preguntarle al presidente de esa comisión el diputado José Casas González qué está ocurriendo, el hombre nos parece que es honesto y no pensamos que acceda a tranzas y componendas; sin embargo, sí es sospechoso que pasen las semanas y no se diga nada sobre el ex gobernador y su pupilo Villalobos en torno a los procesos que tienen al menos en el Congreso de Morelos.

Tampoco se escucha mucho sobre el tema de las “jubilaciones doradas”, y como que en éste asunto y el de los juicios los legisladores le han aplicado demasiada calma para que arrecie el proceso electoral 2021 y todo quede en el pasado; todo mundo está ya involucrando en las campañas y se olvidan de otras cosas más trascendentes.

Por cierto, habría que ver que tanta verdad hay en lo que dijera recientemente el ex coordinador de delegaciones federales en Morelos, Hugo Erick Flores Cervantes; en el sentido de que el gobierno estatal envió una serie de propuestas al Congreso para generar programas de apoyo económico a diversos sectores de la actividad productiva y empresarial del estado, para reactivar la economía. Porque la cámara no los ha abordado aun siendo asuntos fundamentales.

¿En verdad tendrá algo de cierto esto? si es así ¿por qué los diputados no los han promovido para que se pueda incentivar a empresarios, comerciantes, prestadores de servicios, campesinos y a quienes lo requieran? de no discutirlos pronto en el Congreso sería ir en contra del desarrollo de su propio estado, y eso es bastante grave.

La verdad es que la actual Legislatura nunca logró estar a la altura de las expectativas que ellos mismos generaron con el nuevo gobierno, tienen una enorme deuda de trabajo con el pueblo de Morelos que confió en ellos, y no vemos cómo a éstas alturas y cuando algunos de ellos piensan ya en la reelección u otro cargo, que puedan retribuirle algo a la población para convencerla.

TERCER Y ÚLTIMO AÑO

Comienza el tercer y último año legislativo en el Congreso del estado, los resultados hasta ahora son demasiado pobres; no hay nada de trascendencia que hallan legislado los 20 actuales diputados y diputadas, pudieran excusarse en que la pandemia los obligó a la suspensión de sus labores, pero la realidad es que nunca hicieron nada ni estuvieron a la altura de las circunstancias.

Ya de las promesas de campaña ni que hablar, se van diluyendo gradualmente al paso del tiempo; el mayor compromiso era revisar las acciones de corrupción del reciente pasado y, únicamente, seguimos escuchando discursos sin nada en concreto.

Quedaron bastante claros dos aspectos de perversidad del anterior gobierno y de sus antecesores; una sarta de diputados que se amafiaron con el ex gobernador Graco Ramírez para robar al estado con decenas de jubilaciones doradas en las que se usaron documentos falsos para la aprobación de sendas prestaciones que merecían revisión y revocación; además de sanción a los infractores.

Eso por un lado, por el otro pues no vemos nada que beneficie legislativamente a los morelenses; que finalmente son quienes cubren un presupuesto anual cercano a los 500 millones de pesos, y que merecen una respuesta que no vemos cómo se pueda dar.

¿Con base en qué los morelenses seguimos pagando impuestos prácticamente por todo sólo para que los políticos se den la gran vida? ¿hasta cuándo tomaremos consciencia y decidiremos en función de la calidad moral, capacidad y honestidad de los quieren representarnos en algún cargo de elección?

¿Qué hacen para merecer un ingreso muy por encima de los 100 mil pesos mensuales con vehículos, sistemas de comunicación personal, apoyo de otros servidores públicos y particulares que nosotros pagamos y toda clase de lujos? por lo visto nada y, acabaríamos preguntándonos…  ¿qué pasaría si por un tiempo se cancelara la existencia de poderes como ese que representan, por inutilidad, por la nula rentabilidad y resultados? pues usaríamos esos 500 millones que nos cuestan al año en cosas de mayor beneficio social.

Pero reiteramos, entran a su primer periodo ordinario del tercer y último año legislativo; o sea que ya se van, pero no sólo es eso; si en los dos años anteriores sólo protagonizaron confrontaciones entre grupos políticos, la mayoría de los diputados para el año que comienza seguramente mostrarán mayor ausencia porque empiezan a ver qué van a hacer después.

Es simple, como si realmente lo merecieran la mayoría de esos «representantes populares» quieren la reelección, o al menos que sus respectivos partidos políticos los tome en cuenta para otra candidatura, quizás a una presidencia municipal.

Comenzaremos a ver curules vacías y sólo unos cuantos asistiendo a las sesiones; porque ya andan haciendo campaña, ya ve usted a esa diputada del PT, Tania Valentina Rodríguez, ya anda como loca promoviéndose en todos lados, y por eso hasta el mediocre alcalde de Cuernavaca, Antonio Villalobos Adán, la ha invitado a sus giras “de trabajo” por la capital del estado para darse imagen mutuamente.

Los corruptos hacen grupo y se amontonan para seguir haciendo de las suyas, y es el caso con los personajes referidos; no han hecho más que beneficiarse de los cargos y hacer daño a sus gobernados o representados, pero sienten “que la tierra no los merece” y van por más.

Con esa calidad moral de políticos, éste estado y el país se seguirán arruinando; sin embargo, como electores tenemos la posibilidad de “cortarles las alas” en las urnas, pero quien sabe qué pasa que pareciera que no somos capaces de limpiar el ambiente gubernamental, de seguir así estamos fritos. ¿No le parece?

AL AMPARO DEL DESASTRE

*Reelección de legisladores

Diputados federales, aprovechando la distracción y confusión social que se vive en México por el coronavirus, aprobaron “vía rápida” las reglas para tener la posibilidad de reelección en sus respectivas representaciones, sin dejar su curul, tanto para diputados como senadores.

Los senadores lo podrán hacer por dos periodos más, y los de la cámara baja hasta por cuatro.

Es decir, tomando en cuenta el año de su llegada al Senado o a la Cámara de Diputados, si logran reelegirse los primeros podrían permanecer 18 años (tres legislaturas de seis cada una) y los diputados 15 años, cinco periodos de tres. ¿Cómo la ve?

Y, ¿para tal efecto se hizo alguna consulta ciudadana?

No que se conozca; o sea, la decisión fue vertical y unilateral. Por encima de la opinión de un pueblo que es cada vez más ignorado por los políticos, que buscan perpetuarse en el ejercicio del poder en México.

En lo que se refiere a Morelos ya diputados locales y alcaldes pueden reelegirse desde la elección anterior; aunque sólo unos cuantos presidentes municipales lo lograron en la elección pasada y legisladores ninguno.

Aquí, lo que tendría que valorarse es el trabajo que a favor de los mexicanos han desarrollado esos políticos, la mayoría de ellos sin experiencia ni formación.

Esperemos que el pueblo siga diferenciando su voto en cuanto se presenten estas posibilidades para los legisladores federales, porque pusieron las reglas tan a su favor que podrán reelegirse aunque su partido haya perdido el registro o hasta por un partido diferente para el mismo distrito.

Estas reformas a las leyes que rigen al INE deberán pasar por el Senado, pero hasta el momento fueron votadas sin pasar a comisiones de revisión.

Y, seguramente sin mucho esfuerzo, concluiremos que son una carga para el pueblo… veamos en qué condiciones está el país.

Por el contrario, son los responsables del saqueo a la nación, de los asesinatos sin límites -incluyendo los homicidios-, de la pobreza extrema en la que vive casi la mitad de los mexicanos y lo que usted guste agregar.

¿Por qué afirmamos esto? porque ellos son los que finalmente distribuyen los recursos públicos y tendrían la facultad para revisar lo que se hace, auditar, remover en muchos casos y cuestionar lo que se hace mal.

Con todo lo anterior, ¿en verdad merecen «representarnos» tantos años?

Además, ¿es que no hay más políticos o ciudadanos con derecho a buscar esas posiciones y tienen que ser los mismos por tanto tiempo?

No cabe duda de que seguimos siendo objeto de abuso de esa sarta de vividores, que a costa de nuestro dinero gozan de privilegios, prebendas y lujos que nosotros no alcanzaremos jamás, aún trabajando arduamente toda la vida.

Claro, de nosotros mismos depende que se reelijan pero, hay tantas maneras ilegales para hacerlo, que muchos sátrapas sí podrían lograrlo.

Nos distraen con cualquier cosa para hacer de las suyas, porque estamos tan divididos que no oponemos resistencia. Así es México.

¿SERÁ PARA BIEN?

Reacomodo en el Congreso

Los propios diputados locales aceptan que su primer año legislativo ha sido nulo en resultados, que se olvidaron de los compromisos y promesas de campaña; para dar rienda suelta a sus intereses.

El año legislativo que recién comienza deberá ser distinto si no quieren que cuando salgan de nuevo a la calle a pedir su voto para tratar de reelegirse o buscar otra posición les griten sus verdades y los manden por donde vinieron, como pasó prácticamente con todos sus antecesores, que por haber actuado a espaldas de la sociedad, validando las corruptelas del ex gobernador Graco Ramírez, algunos andan a salto de mata o con un pie en la cárcel.

De los 20 «representantes populares» actuales hay raras excepciones que, a pesar de que intentaron hacer un esfuerzo por ser diferentes, la mayoría de los corruptos los anuló en las votaciones, violando incluso la ley para hacerlos a un lado.

José Casas González debió convertirse en independiente y fue perseguido por tratar de validar algunos compromisos que eran de todos, sobre todo de Morena.

El presente periodo legislativo, es realmente el único que les queda para ofrecer algo a quienes confiaron en ellos, el último año es ya siempre de aspiraciones, licencias y enroques electorales; porque seguramente todos o la mayoría querrá continuar desempeñando algún cargo público y comienzan a preparar sus precampañas.

Actualmente hay en proceso un reacomodo de grupos y fuerzas políticas al interior del Congreso; todo indica que han logrado por fin hacer a un lado a Tania Valentina Rodríguez, que engañando y traicionando a todo mundo, desde la campaña se posicionó con espacios privilegiados en la cámara, aquellos que dan poder y dinero, porque es a lo que siempre se ha visto que va.

Ella, fue la que generó muchos conflictos internos en el Congreso y usó a quienes creyeron en sus bondades, y agredió a quienes no comulgaban con sus intereses; casos claros, los legisladores Pepe Casas y Rosalina Mazari Espín.

Si los últimos acuerdos aterrizan, su lugar en la Junta Política y de Gobierno será ocupado por la diputada de Morena, Alejandra Flores, que tiene un mejor historial y, así sea a destiempo, bien puede enderezar el camino.

Las principales fuerzas internas estarían dominadas por Morena y el Partido Encuentro Social (PES), que igualmente depende de un buen resultado en lo que queda de legislatura para poder ser competitivo en la justa del 2021.

La esperanza es pues, que las cosas cambien, que con Tania Valentina sin mucha injerencia en el quehacer legislativo, se pueda recuperar la decencia lo que ésta señora ha venido haciendo en su «carrera política» es francamente negativo, porque es quien desde el Partido del Trabajo impulsó como candidatos a Alfonso Miranda Gallegos, hoy alcalde electo preso, primero lo propuso como diputado local en el 2012 por la coalición PRD-PT y luego como alcalde de Amacuzac por Morena-PT en el 2018.

Bueno, este presunto delincuente interno en un penal de máxima seguridad se sigue ostentando como edil de ese municipio desde el penal, acusado por supuestos delitos contra la salud.

Cuando se vio desplazada de los órganos de control del Congreso, consideró que buena parte de sus desventajas fueron provocadas desde el Palacio de Gobierno, y fue cuando se sacó de la manga aquello de que la habían amenazada y habían baleado un rancho de su cónyuge.

En fin, lo que queremos considerar es que el Poder Legislativo entre en una nueva etapa, y que la reestructuración de mandos sea la plataforma para que se abone en la armonía y los acuerdos con los otros dos poderes. Los pleitos que se protagonizan con el Ejecutivo y el Judicial sólo abonan en la ingobernabilidad, y sobre todo, que acaben presuntos acuerdos perversos con el ex gobernador Graco Ramírez como todo indica, opera a través de Tania Valentina y algunos más de Morena.

Reiteramos, más vale que quienes desean seguir colgados del presupuesto y que traen un enorme desgaste y descrédito popular, enmienden, porque aún están a tiempo de acabar con abusos y buscar cercanía con el elector. En verdad deseamos que así suceda, ya les queda muy poco tiempo.

Este acuerdo tomado la semana anterior, deberá ser ratificado en sesión de pleno en estos días por venir, con un mínimo de 14 legisladores, lo tienen que lograr.