SÓLO 22% DE CAMAS OCUPADAS

El gobierno de México presentó ayer nuevas herramientas de medición de la capacidad hospitalaria para la atención de la pandemia de Covid19, con la intención de disminuir los rumores y especulaciones sobre el nivel de alerta en que nos encontramos.

De acuerdo con la autoridad sanitaria del país, la reconversión hospitalaria alcanzada hasta el momento es de 11 mil 634 camas disponibles a nivel nacional; de las cuales hasta el momento se encuentran ocupadas un promedio de 22%, principalmente en la capital Ciudad de México y el Estado de México; aunque los estados de Baja California, Quintana Roo y Sinaloa manejan los porcentajes más altos.

En la conferencia diaria para dar a conocer el avance de la enfermedad del Covid19 en México, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud Hugo López Gatell Ramírez presentó nuevas gráficas que se estarán actualizando diariamente sobre la capacidad de hospitalización a nivel nacional y específicamente por estado.

De la misma manera en que se da seguimiento al registro de los datos reportados por todas las unidades de salud del país con el Modelo Centinela, ahora se contará con el monitoreo de la red hospitalaria mexicana.

El funcionario precisó que ésta red está actualmente conformada con 610 instituciones designadas Hospitales Covid en los estados, con la expectativa de que puedan llegar a 733 donde se albergan esas más de 11 mil 600 camas, dispuestas para la atención de pacientes que puedan contraer la enfermedad, y que en dado caso requieran atención de terapia intensiva.

Aunque precisó que aún falta un 15% de los hospitales covid que reporten su disponibilidad de camas, esta información está ya contemplada como obligatoria en la ley, con la finalidad de eliminar la disparidad en algunos reportes.

El funcionario recordó que de acuerdo con la experiencia que se tiene en otros países de esta enfermedad nueva y a lo que se ha observado en casi dos meses de evolución a nivel nacional; de los enfermos de Covid19 aproximadamente 20% requiere de algún grado de hospitalización y sólo el 5% en promedio llega a necesitar ingresar a Terapia Intensiva.