JIUTEPEC, TERRITORIO SIN LEY

¿No puede Rafa con la inseguridad?

Los hechos sangrientos derivados de la delincuencia organizada en Morelos siguen creciendo de forma alarmante; no hay día que no se presenten sucesos desafortunados, en los que hombres, mujeres y hasta menores de edad pierden la vida. Es una situación que ya parece imposible de resolver por parte de las instancias «competentes» en esa materia.

Bueno, únicamente en materia de feminicidios la Comisión Independiente de Derechos Humanos del Estado de Morelos (CIDHEM) ha contabilizado 44 durante el primer semestre de éste 2020; contabilizando el mayor número en Cuernavaca, Temixco y Jiutepec, lo que da una idea de lo terrible de la situación que enfrentamos.

No obstante, durante ya varias semanas ha sido en Jiutepec donde acontece quizás el 60 o 70% de esos crímenes, presuntamente relacionados con las bandas de la delincuencia organizada; o sea que si ocurren diez ejecuciones pues seis o siete de ellas se registran en ese municipio hoy «gobernado» por Rafael Reyes Reyes.

Pudiera incluso decirse que es un «territorio sin ley»; donde entre grupos antagónicos se pueden matar a cualquier hora del día sin que exista autoridad alguna que lo impida, y aquí habría que preguntarse ¿los asesinos tienen permiso para matar? ¿por qué ni el municipio, el Estado o la Federación parecen interesados en impedirlo? ¿las autoridades locales están rebasadas…? ¡claro que sí!

¿El edil no puede o no le interesa lo que pasa en donde se supone gobierna? sabemos que buena parte de tales delitos de alto impacto pudieran considerarse de materia federal pero, como dijera el mejor gobernador que ha tenido Morelos: Lauro Ortega Martínez «si esos hechos ocurren en mi estado; aunque sean facultad del gobierno federal los debo resolver si ellos no lo hacen».

Y lamentablemente ese no es el caso de Jiutepec, ni de muchas de las demarcaciones políticas.

Ahora bien, si es así -o sea- que se trata de sucesos de índole federal; pues lo preocupante es que no vemos a un edil solicitando urgentemente la presencia de las fuerzas federales coordinadas de combate al delito, es decir, Policía estatal, federal, Ejército y Guardia Nacional que sería lo más natural; simplemente viene dejando pasar las cosas y eso no es muy responsable que digamos.

¿Está coludido el alcalde con los mañosos? no queremos y mucho menos deseamos que así sea ¿ha hecho acuerdos con algunos grupos mafiosos; como suele ocurrir, o como paso con su antecesor Manuel Agüero? tampoco deseamos pensarlo, porque si así fuera habría cierto control en cuestión de delincuencia y lo que se ve es que ahí cada quien hace lo que le da la gana, y sin permiso de nadie, menos de la «autoridad» que ni se da por enterada.

¿Y entonces qué está pasando? pues esa es la interrogante ¿Reyes Reyes le tiene miedo a los cárteles que controlan esa parcela? ¿le tiembla la mano para enfrentarlos o le da miedo pedir ayuda al estado y Federación?

Visto desde cualquier ángulo pudiera decirse que así es, que no quiere meterse en problemas quizás por su propia seguridad, pero con tal actitud de tibieza permite que la sangre se siga derramando, lo que no es para nada correcto.

Reiteramos, son ya demasiadas las víctimas fatales registradas de unos dos meses a la fecha en el ayuntamiento de Jiutepec que es donde más muertes se están registrando casi a diario, seguido de Cuernavaca donde no hay gobierno; porque tenemos un alcalde “de parapeto” que sólo vino a robar pareciera. Se antoja que en algunos otros aspectos Rafael Reyes no está haciendo las cosas tan mal; sí ha permitido actos de corrupción terribles al interior de su administración por lo que se ha dado a conocer, pero aún así por lo menos se ve un esfuerzo mejor que el de su antecesor en lo referente a algunas obras públicas y apoyos a los ciudadanos; pero en lo que tiene que ver con la delincuencia las cosas andan terribles, y sí se ve que al hombre le tiemblan las manos para poner orden.

¿CAYÓ EN LA TENTACIÓN?

*No está tan mal como su antecesor, pero…

El presidente municipal de Jiutepec, Rafael Reyes Reyes, había logrado hasta hace poco llevar una administración más o menos decente; se observaba un esfuerzo por hacer las cosas distintas a su antecesor Manuel Agüero Tovar; quien descaradamente convirtió la comuna en negocio de familia.

Sin embargo, ya del actual edil surgen diversas críticas; porque todo indica que también ha caído en la tentación de la corrupción.

Como suele ocurrir muy frecuente en el ejercicio del poder; los «familiares incómodos» de los funcionarios, son los que aprovechan -vía tráfico de influencias- la realización de toda clase de negocios que reditúan dinero.

Si bien es cierto que Rafael Reyes es uno de los presidentes municipales con resultados aceptables tampoco parece haber logrado evitar caer en la tentación de beneficiarse económicamente de su posición; a través de uno de sus cuñados.

Cierto o no el asunto es que se afirma que, a través de éste, el munícipe adquirió lo que algunos de sus colaboradores consideran «todo un cluster» en el exclusivo fraccionamiento residencial Sumiya; donde cualquier inmueble le cuesta a usted decenas de millones de pesos.

Ahora con el COVID-19 Reyes despidió a más de 150 trabajadores de los tres sindicatos: Auténtico de Trabajadores de Jiutepec, Único de Trabajadores de Jiutepec y Democrático de Trabajadores de Jiutepec; con la amenaza de que si no firmaban sus «renuncias voluntarias» no les daría liquidación alguna.

Las fuentes informativas revelan que, en contra parte, hay en la comuna una serie de «aviadores», sobre todo que son el personal que labora en negocios personales y de su cuñado; que son una cristalería y el salón de eventos BALAM; en total acuerdo con el oficial mayor del Ayuntamiento. Habrá que ver qué arreglos traen también, porque también el regidor del Partido Encuentro Social,  de nombre Abraham tiene sus «aviadores» en la nómina.

¿Negocios al amparo de la alcaldía? pues los datos indican que en el Presupuesto de Egresos al 15 de enero pasado aparecieron sumas extraordinarias presuntamente erogadas en la adquisición de artículos y servicios personales, «pago de servicios a científicos» a la seguridad social, a pesar de que los empleados sindicalizados no cuentan con esa prestación.

Se le dio mucho vuelo a la adquisición y colocación de 14 mil 762 luminarias, en muchos lados vimos esa información pagada como inserciones, pero detrás de ello se cometieron delicadas faltas a los procedimientos legales. Es decir, la suma gastada supera los 15 millones de pesos conforme el reporte, de tal manera que debió darse a partir de una licitación pública.

Que la absoluta mayoría del personal del Ayuntamiento no tiene seguro médico ni prestaciones de ley, y que el alcalde tiene una presunta empresa que ofrece dicho servicio y que factura con cargo a la comuna.

Los informantes sostienen que fue por asignación directa, en una sesión cerrada de cabildo , el acta no cumplió con los protocolos correspondientes y hasta se acusa a la administración de haber aprobado ya una lista de «jubilaciones doradas», para lo cual se integró una comisión en marzo del año pasado.

Los datos abundan, en el sentido de que algunas actas y acuerdos que son algo delicadas por tratarse de asuntos de negocios no son pasadas por el cabildo. Rafael Pliego, subsecretario Municipal, es el encargado de redactarlas e incluso sin el consentimiento del secretario municipal, simulando sesiones de cabildo jamás realizadas.

Y bueno, que hay personal con ciertos privilegios, con sueldos fuera de la norma, derivado de compromisos políticos, de campaña y desde luego familiares incrustados en la nómina, que aparecen como «asesores», auxiliares, secretarias o choferes.

En conclusión, que comenzó el negocio personal de familiares y amigos, y que el edil Reyes Reyes, independientemente de mostrar actitudes de soberbia, entra en momentos de histeria y violencia verbal contra algunos de sus subalternos; o sea que el hombre se transformó, porque era un personaje con cierta humildad.

PRE ELECCIONES 2021

Primero de julio, ¿nuevo amanecer?

*El PAN abre fuego

El presente es un año pre electoral comienzan con intensidad los movimientos tanto de partidos políticos como de cuadros militantes de éstos, y de figuras que por la vía independiente intentarán hacerse de una candidatura; ya sea a una presidencia municipal, diputación local o federal.

Ya hay algunos, no pocos políticos o de perfil ciudadano, que andan en las calles y colonias buscando acercamiento con el electo; trabajo que veremos gradualmente en aumento porque dada la desilusión colectiva en la política por tanto fracaso y hasta traición, de quienes han logrado llegar a alguna representación, existe irritación y enojo social.

Así que quienes buscan «chamba» política tendrán que sacar de la manga argumentos o acciones muy convincentes.

Algo siempre presente en cada proceso de esta naturaleza es la crítica, el señalamiento y la descalificación entre adversarios. Eso suele hacerse presente ya sea internamente en los partidos, y ya cuando se definen las candidaturas entre los adversarios de otros organismos y durante la “batalla constitucional”.

Como que aún se antoja temprano para que comience la «guerra sucia»; sin embargo, ya desde la trinchera del Partido Acción Nacional (PAN) y utilizando las redes sociales, se ha iniciado una especie de campaña desestimando el desempeño de los gobiernos municipales del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

En ese tipo de publicaciones que no traen una firma se filtran a modo de publicidad, aunque sí traen el logotipo de los panistas, se van muy concretamente contra los alcaldes de Yautepec; Agustín Alonso, de Temixco; Jazmín Solano López y de Jiutepec, Rafael Reyes Reyes.

Entre líneas se menciona que las autoridades emanadas del panismo han dado resultados muy positivos en comparación de los de Morena, y recurren al clásico argumento de que en esos ayuntamientos y otros gobernados por el mismo partido, hay desencanto y enojo ciudadano por la falta de resultados.

La verdad que es en el caso de Rafa Reyes, desde diversas trincheras, se vierten comentarios positivos, dándole una paliza a la publicación. De 15 respuestas a la misma, 14 aplauden el desempeño del alcalde.

En la crítica se hace hincapié en la inseguridad, la delincuencia; y al respecto dos o tres comentarios recuerdan que se trata de un fenómeno estatal y nacional, no privativo de Jiutepec y en términos generales, sostienen que la actual administración es altamente positiva, sobre todo comparada con anterior que encabezó José Manuel Agüero Tovar que llegó abanderando al PRD y antes lo había intentado por el PRI.

Es decir, por lo pronto y en el caso muy particular de Rafael Reyes, más bien llevaron a que se despertara una defensa masiva en su contra. La verdad en lo que se refiere a Temixco y Yautepec, no hubo ni referencias o comentarios.

O sea, los detractores de los ediles deberán buscar mejores argumentos y señalamientos más sólidos, de lo contrario acabarán haciéndole el caldo gordo a esos que consideran adversarios de preocupación para las elecciones intermedias del 2021.

¿SERÁ EL PRIMERO EN LA CÁRCEL?

*Agüero Tovar bajo proceso penal

En lo que pareciera ser el primer caso de un «pez gordo», del pasado reciente, que pudiera realmente ir a prisión, la Fiscalía Anticorrupción de Morelos logró obtener la vinculación a proceso del ex alcalde de Jiutepec, Manuel Agüero Tovar.

¿Motivo? el ejercicio abusivo de funciones, ello fue analizado durante una audiencia celebrada este lunes en la sala 2 de la Ciudad Judicial de Atlacholoaya, en cuya comparecencia se logró acreditar, con «elementos testimoniales y documentales», que indebidamente firmó un contrato de arrendamiento para usar un predio de sus familiares directos como Corralón Municipal, sin licitación pública.

También se precisó que, vía un tercero, se hizo el arrendamiento del primero de enero al 31 de diciembre del 2018, con un pago mensual de casi 59 mil pesos. El tercero habría recibido el espacio en «calidad de usufructuante gratuito».

La decisión del juez, con base en los elementos a la mano, fue que se había caído en el delito de conflicto de intereses. Eso es lo que al respecto se refiere, y el motivo por el cual el ex edil ha sido vinculado a proceso; a decir verdad, es una minucia comparado con lo que realmente hizo cuando estuvo al frente de la alcaldía.

En este espacio, en su oportunidad, le presentamos pruebas y señalamientos contundentes que daban fe de que el señor José Manuel “N”, sintiéndose protegido por el entonces gobernador Graco Ramírez, se despachó con cuchara grande en todos los sentidos.

Hizo de la comuna algo así como «una empresa personal y de familia», casi todas las áreas del municipio estaban en inmuebles suyos o de sus familiares; tenía en la nómina a primos, hermanos, compadres y desde luego, a su papá.

Eso todo mundo lo sabía, por eso sostenemos que aunque por este delito esté siendo llevado ante tribunales, le está saliendo barato, porque si le sustentaran todo lo demás, que no es difícil de hacerlo, el señor iría a prisión por muchos años. Se comportó como todo un delincuente de «cuello blanco».

Fue él quien «les soltó la rienda» a las pandillas del delito, incluyendo el organizado, porque para eso lo colocó ahí Graco; para administrar el dinero de los cárteles del delito de alto impacto.

Dejó al actual edil, Rafael Reyes, un Ayuntamiento en quiebra; con una deuda casi impagable y en medio de una descomposición total, incluyendo decenas de «aviadores», por eso decimos que le está saliendo muy barata ésta acusación.

Y a pesar de tantos problemas habría que reconocer que Rafa viene logrando enderezar el camino, hay obra pública, mejoró el alumbrado y lleva un esfuerzo constante que muestra que cuando hay voluntad de hacer las cosas bien, aún en medio de la miseria presupuestal, sí se puede entregar resultados a la gente.

Bueno, ya para que el polémico abogado laboral, Juan Juárez Rivas, un personaje de crítica y señalamiento, diga que «Rafael Reyes está haciendo en Jiutepec pan de la nada», es porque le reconoce trabajo y la entrega.

El otro siempre se comportó como lo que es, un rufian que pensó que era intocable porque tenía a dos poderosos padrinos, el ahora ex gobernador Graco y a su hijastro, Rodrigo Gayoso. Ojalá que sea en serio su investigación y no se trate sólo de una finta más de la Fiscalía Anticorrupción.

LEGISLADORES Y ALCALDES EN LUCHA POR MÁS PRESUPUESTO

Presidentes municipales de Morelos siguen luchando por mejorar su presupuesto y para el efecto, sostuvieron una reunión con las bancadas del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y del Partido Humanista.

Rafael Reyes Reyes de Jiutepec, Juan Ángel Flores Bustamante de Jojutla, Agustín Alonso de Yautepec, Jazmín Solano López de Temixco, entre otros; recibieron el compromiso de los diputados locales para acompañarlos en esta batalla.

Alejandra Flores, presidenta de la Junta Política y de Gobierno, además de Javier García, respaldados por sus compañeros, prometieron cabildear al interior de la cámara a fin de lograr mayoría para aprobar las leyes de ingresos y egresos de los ayuntamientos la próxima semana.

Hubo una postura coincidente entre alcaldes y legisladores, el movimiento no pretende generar polarización entre los poderes locales; por el contrario, van por la unidad para poder superar rezagos.

Alejandra Flores hizo hincapié en que apoyan al gobernador Cuauhtémoc Blanco en su esfuerzo a favor del estado, pero también a los ediles, porque padecen deudas, compromisos y rezago de inversiones con los ciudadanos.

Diputada Alejandra Flores Espinosa

Por su parte el alcalde Rafael Reyes Reyes advirtió que si las instancias competentes no coadyuvan con una mejora presupuestal, en cuestión de meses podrían aparecer en los municipios toda clase de protestas, inconformidad y reclamos; que empujarían hacia la ingobernabilidad.

Rafael Reyes Reyes, presidente municipal de Jiutepec

El escenario que se presentó es de caos y de insuficiencia de dinero, para cumplir con las necesidades básicas de la población, insistió.

Finalmente los diputados adelantaron que convocarán a todos los presidentes municipales para el próximo martes, con la intención de resolver el delicado tema.