Es necesario un ajuste a la ley

Cualquier consulta pública en torno a la utilidad de los partidos políticos da fe del repudio que hay en este país contra dichas organizaciones sociales.

La inconformidad se origina debido a que es a través de ellos que han llegado a cargos de elección popular personajes ineptos, impreparados e incapaces de vivir del trabajo y esfuerzo cotidiano, además de que tienen apetitos indignos de poder y riqueza.

¿Y porqué el tema? porque el Consejo General del IMPEPAC ha recibido 34 solicitudes de inscripción, de igual número de agrupaciones políticas y ciudadanas, que buscan convertirse en partidos políticos en Morelos.

Parece cosa se locos, ¿verdad? pero es real. ¿Y cree usted que lo hacen por su infinito amor a México y Morelos?

Sin averiguarlo mucho sostengo que un 98 por ciento de quienes encabezan esas solicitudes son politiquillos aventureros; personajes que intentan vivir de las prerrogativas que reciben los partidos políticos del Estado; es decir, dinero nuestro, porque todo viene del presupuesto público que se integra con los impuestos y las pocas ganancias que tienen las paraestatales.

Es urgente que se hagan reformas legales en la materia, a fin de evitar que el número de partidos continúe creciendo; cuando lo que como sociedad demandamos es casi su extinción.

En este momento, entre los requisitos está el contar con el apoyo de firmas del 0.26 por ciento del padrón electoral, para poder aspirar al registro. Es muy poco, tanto, que igual y con una lana se puede lograr el supuesto respaldo, como lo vimos en las candidaturas independientes en la pasada elección.

¡No más vividores de la política! hay hartazgo e impotencia por tanto aprendiz de política y supuestos representantes populares.

La absoluta mayoría de quienes buscan encabezar una institución de esas; lo hace o por hambre para intentar salir de pobre o porque no es capaz de desarrollar un trabajo remunerativo en la iniciativa privada.

Por el contrario, si de ideologías se trata, pues sólo tendría que haber tres partidos: uno de izquierda, otro de centro y uno de derecha.

Ahí caben todos los pensamientos e ideas en la materia, lo demás son perversidades y marrullerías de los grupos del poder, que explotaron a esta nación cerca de 90 años y que crearon incluso partidos «satélite» para confundir al elector y perpetuarse en el ejercicio del mando.

Ejemplos sobran, ahí están el Partido Verde o Nueva Alianza, creados por el PRI. Por eso decimos ¡no más partidos políticos, hay que ir sólo por tres!.

Los Yáñez – PRD ¿Alianza de delincuentes?

Los Yáñez - PRD ¿Alianza de delincuentes?

Es casi un hecho que con esa perversa alianza del Partido Social Demócrata (PSD) con el de la Revolución Democrática (PRD), el candidato de ambos a la presidencia municipal de Cuernavaca será el desprestigiado diputado local Julio Yáñez Moreno, tapadera de Graco Ramírez en el robo al erario público.

Más allá de una serie de evidencias que llevan a considerar acciones poco honorables de personajes como el cuestionado legislador, antes de llegar al Congreso, su desempeño, una vez en la curul, ha sido de abierta complicidad con el hijastro y ahora disque candidato del PRD al gobierno, Rodrigo Gayosso Cepeda y por supuesto con el tabasqueño.

Esas agresiones a los ciudadanos representan una delicada ofensa pública y ante todo eso, lo menos que podemos decir, es aquello de que el agua busca su nivel y para nada es extraño que los delincuentes acaben
juntos en la desesperada intención de seguir robando al pueblo sin límites.

Ciertamente que con todos esos antecedentes las gratificaciones de la familia real para con ellos deben ser bastante bondadosas; sin embargo, tampoco como para que derrochen tanto dinero como se aprecia, vienen haciendo en éstos momentos y de pre campañas.

Lo menos que desde fuera se sostiene -verdad o mentira- es que las cuantiosas sumas salen de la casa de campaña del príncipe Gayosao y del padrastro Ramírez Garrido.

Solo alguien con el descaro de Julio Yáñez, quien cínicamente adquirió y maneja un vehículo Ferrari, tiene la caradura de pedir ahora el voto para alcanzar la alcaldía capitalina.

No hay que olvidar que es Julio Yáñez quien tiene la “brillante” idea de contratar y traer a Cuernavaca a Cuauhtémoc Blanco, como candidato a presidente municipal; en principio con el único fin de mantener el registro de su negocio familiar llamado Partido Social Demócrata, aunque luego, una vez que obtuvo el inesperado triunfo, con la intención de saquear las arcas municipales, solo que no contó con que se le volvería todo un Frankenstein, ahora suelto sin control en dirección al erario estatal.

Finalmente éstos parecen haber desviado miles de millones de pesos del pueblo, para sus perversos fines electorales

y para asegurar el patrimonio familiar de muchas de sus generaciones.

Sería casi imposible que los capitalinos le confiaran su voto a un sujeto con esos antecedentes, así que más bien pronosticamos una derrota apabullante y penosa, que en realidad es lo mínimo que merece alguien con esas características. Así que el PRD en la capital, está reventado y sin posibilidad de contribuir con votos a la campaña del hijo de doña Elena Primera.