MORENA MORELOS; ASUNTO DE FAMILIA

Jugoso negocio de los Salazar Solorio

Los hermanos Rabindranath y Radamés Salazar Solorio, uno Subsecretario de Gobernación federal y el otro senador, han comenzado a diseñar estrategias a fin de colocar a familiares y amigos en candidaturas o para cumplir acuerdos y compromisos con aliados que seguramente les dejan jugosos dividendos, haciendo del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morenas) un negocio familiar.

Apoyados por el delegado de partido en la entidad, de origen Oaxaqueño, vienen buscando la manera de cambiar de género de masculino a femenino en el distrito local XII; claramente para allanarle el camino al actual alcalde de Yautepec, Agustín Alonso Gutiérrez, quien se registró como precandidato a la diputación local por ese mismo distrito, pero por el Partido Nueva Alianza.

Las cosas al edil de Yautepec se le han complicado porque estaría llevando como adversario al ex líder del movimiento de chavelistas, Pedro Torres Pérez, a quien se han sumado líderes y militantes del PRI, PES y otras agrupaciones; advirtiendo que no permitirán que Alonso Gutiérrez llegue al Congreso local por presuntas complicidades con la delincuencia organizada.

Ante ello, los rabines han entrado en pánico, considerando que su aliado alcalde podría ser derrotado y entonces la idea es quitar de en medio a Torres Pérez para facilitarle las cosas, y por ello han comenzado un trabajo de convencimiento ante el CEN para convencer a la dirigencia nacional de que lo mejor es mandar una mujer como aspirante en el distrito en referencia.

¿Y quién sería en caso de que prosperara la perversa intentona? una prima suya, actualmente regidora en el ayuntamiento de Jiutepec,  Gloria Marlén Ramírez Velázquez, pero con la clara intención de que pierda ante Agustín Alonso, por las alianzas que traen con este personaje.

Cabe mencionar, de acuerdo con información recibida por DAD, hace tres años cuando Alonso Gutiérrez fue por la reelección en la alcaldía hicieron lo propio para que éste, sin problemas, lograra el objetivo; le mandaron como adversaria a Beatriz Rodríguez Guadarrama.

O sea que en complicidad con personajes inmorales como el alcalde se observa claramente que los rabines han logrado monopolizar posiciones electorales desde hace años atrás y por lo menos controlan diputaciones y los ayuntamientos de Jiutepec y Yautepec y en esta ocasión aplicarán las mañas que sean necesarias para mantener el botín.

Los Rabin recibieron un duro golpe desde la dirigencia nacional de su partido porque todo lleva a pensar que anticipadamente los despojaron de la plaza más importante que tenían cuando, hace más de dos años conjuntamente con Graco Ramírez se adueñaron de Cuernavaca, imponiendo candidato a la capital morelense, mismo que fue impugnado y quedó su mediocre de Antonio Villalobos Adán como alcalde.

En los compromisos signados a fin de ir en coalición electoral con otras fuerzas políticas, le dieron la candidatura de la capital al PES, por eso quien se perfila como el abanderado, tanto de Morena, Nueva Alianza y este instituto, es Jorge Argüelles Victorero. Es decir, perderán un territorio que les dejaba muchos dividendos.

Ahora sólo falta que tampoco le puedan cumplir a Alonso Gutiérrez el compromiso de llegar a la diputación, porque Pedro Torres lo puede derrotar, entonces hay que armar una jugada que lo deje fuera de la contienda, sustituyéndolo por una mujer, la prima, que ya sabe que va a perder y asunto arreglado. ¿Volverán a salirse con la suya? ojalá y no.

Si Alonso, como se aprecia, anda enredado con la maña y Rabindranath es socio político del edil, pues significa que también es parte del grupo de delincuentes políticos mafiosos y, de ser así, lo más conveniente es que sean derrotados en las urnas; de otra forma jamás saldremos de la situación de inseguridad en la que nos encontramos.

Bueno, ya sabe usted que la Guardia Nacional acaba de aprehender al presunto jefe de plaza del cártel Jalisco Nueva Generación en la región de Cuautla y sus alrededores, Irving Eduardo Solano,  ex policía ministerial, alias el «profe» o el «gato», pues se afirma que era muy cercano a Alonso Gutiérrez. Si así fuera, “la lumbre le llega a los aparejos al alcalde de Yautepec”.