Embargan al PRI…

En la lona

Por laudos laborales vencidos, consecuencia de despidos injustificados de personal, el edificio del Partido Revolucionario Institucional (PRI) ha sido embargado este martes.

Tras décadas de dominio electoral y de abundancia económica, el tricolor en Morelos parece haber tocado fondo en las elecciones del año pasado.

En el proceso electoral del 2018 el PRI sólo logró meter una diputación local y ganar dos alcaldías, una de ellas, la de Xochitepec, por la vía de la reelección y se dice que comprando votos ciudadanos.

Éste pareciera ser el tiro de gracia, pues sus históricas instalaciones, ubicadas en la esquina de las calles, Amacuzac y Yucatán, bien podrían ser rematadas por quienes exigen sus respectivas liquidaciones de ley por varios años de trabajo.

Y tampoco crea usted que da para mucho; porque en el 2017 sufrió severos daños con el sismo, mismos que nunca se repararon porque ya el CDE andaba en la marginación, y pues tampoco ha tenido un mantenimiento siquiera mínimo.

Aquello es un cascarón, después de muchos años de bonanza y plena ocupación, el inmueble que vió el paso de varios gobernantes y hasta presidentes nacionales del partido está en riesgo.

Pareciera una construcción abandonada, sólo con unos cuantos inquilinos, porque hoy sólo se administran miserias.

El que se sigue diciendo presidente, Alberto Martínez González, -porque durante el proceso electoral pasado lo corrieron a causa de un desliz-, difícilmente va a su despacho, no hay ya ni priistas a quienes atender, y entonces a lo mejor dos o tres personas rondan por el lugar.

Siendo honestos, los estatutos de ese partido son casi perfectos, pero la mayoría de quienes se han servido de él, desde la cúpula, se lo acabaron, lo enfrentaron con sus propias bases por tanta deshonestidad de los gobiernos y los representantes populares emanados de sus siglas.

Llegaron a tal grado los grupos mafiosos de poder, que fueron capaces de asesinar a su candidato a la presidencia, Luis Donaldo Colosio Murrieta, en marzo de 1994 y al secretario general del CEN en ese entonces, José Francisco Ruiz Masieu. Por eso, están acabando apestados y en la ruina.

¿Va en serio?

Llegan apoyos federales

El lamentable suceso vivido el pasado 8 de mayo en el que Maximiliano «N» asesinó a dos personas e hirió a otras dos; lo ocurrido el 10 de mayo con la agresión al personal de custodia del penal federal femenil de Coatlán del Río, parece haber hecho reaccionar a las autoridades.

Tras la polémica desarrollada en redes sociales en el caso de Max por un amparo concedido en un juzgado federal, a fin de garantizarle sus derechos humanos, nos hace preguntarnos, pero ¿y a los agredidos, a las familias afectadas quién se los garantiza? pero lo bueno es que se dio prisión preventiva contra al agresor material como todos esperábamos.

La suma de los hechos en el municipio sureño de Puente de Ixtla llevo a una reacción oficial, a partir de lo anterior, arribaron refuerzos al estado y la Comisión Estatal de Seguridad vía su titular José Antonio Ortiz Guarneros dio a conocer el desarrollo de operativos y la instalación de puestos de revisión en puntos estratégicos; entradas y salidas de carreteras, con la participación de elementos federales y locales.

Ojalá que tan desafortunados acontecimientos deriven en acciones verdaderamente contundentes, a fin de frenar la embestida criminal que no deja de generar sospechas de que tenga metida la mano negra de figuras políticas que ejercieron poder en el pasado reciente.

El gobernador Cuauhtémoc Blanco necesita dar una demostración de fuerza y autoridad para detener esas perversas intenciones de desestabilizar y buscar la gobernabilidad.

No es muy difícil darse cuenta de que esas fuerzas oscuras y enemigas de la sociedad tienen incluso toda una estrategia de comunicación, para multiplicar y hacer viral cualquier acción relacionada con el crimen.

Claro que personajes políticos están a la vista, muchos lo sabemos; sin embargo, sí han logrado ya parte de sus objetivos desacreditando gradualmente el desempeño de la actual administración para distanciarla de la población, no obstante su objetivo final es llevar al descarrilamiento de este proyecto.

La presencia de fuerzas Federales deberá ser permanente, hasta que se tranquilicen las cosas, no obstante, y como dice el dicho, «muerto el perro se acabó la rabia» y paralelamente se tendría que ir con todo contra esos sujetos que siguen haciéndole daño a Morelos, comenzando por Graco Ramírez y su hijastro Rodrigo Gayosso.

Y, por cierto, en torno al asesinato del empresario Jesús García, si se jala el hilo del caso igual y se llega a una de esas figuras intelectuales del acontecimiento que ya ha generado amenazas directas hasta con los comunicadores, ya que han aparecido al menos tres mantas, muy bien impresas y todo.

Es necesario un ajuste a la ley

Cualquier consulta pública en torno a la utilidad de los partidos políticos da fe del repudio que hay en este país contra dichas organizaciones sociales.

La inconformidad se origina debido a que es a través de ellos que han llegado a cargos de elección popular personajes ineptos, impreparados e incapaces de vivir del trabajo y esfuerzo cotidiano, además de que tienen apetitos indignos de poder y riqueza.

¿Y porqué el tema? porque el Consejo General del IMPEPAC ha recibido 34 solicitudes de inscripción, de igual número de agrupaciones políticas y ciudadanas, que buscan convertirse en partidos políticos en Morelos.

Parece cosa se locos, ¿verdad? pero es real. ¿Y cree usted que lo hacen por su infinito amor a México y Morelos?

Sin averiguarlo mucho sostengo que un 98 por ciento de quienes encabezan esas solicitudes son politiquillos aventureros; personajes que intentan vivir de las prerrogativas que reciben los partidos políticos del Estado; es decir, dinero nuestro, porque todo viene del presupuesto público que se integra con los impuestos y las pocas ganancias que tienen las paraestatales.

Es urgente que se hagan reformas legales en la materia, a fin de evitar que el número de partidos continúe creciendo; cuando lo que como sociedad demandamos es casi su extinción.

En este momento, entre los requisitos está el contar con el apoyo de firmas del 0.26 por ciento del padrón electoral, para poder aspirar al registro. Es muy poco, tanto, que igual y con una lana se puede lograr el supuesto respaldo, como lo vimos en las candidaturas independientes en la pasada elección.

¡No más vividores de la política! hay hartazgo e impotencia por tanto aprendiz de política y supuestos representantes populares.

La absoluta mayoría de quienes buscan encabezar una institución de esas; lo hace o por hambre para intentar salir de pobre o porque no es capaz de desarrollar un trabajo remunerativo en la iniciativa privada.

Por el contrario, si de ideologías se trata, pues sólo tendría que haber tres partidos: uno de izquierda, otro de centro y uno de derecha.

Ahí caben todos los pensamientos e ideas en la materia, lo demás son perversidades y marrullerías de los grupos del poder, que explotaron a esta nación cerca de 90 años y que crearon incluso partidos «satélite» para confundir al elector y perpetuarse en el ejercicio del mando.

Ejemplos sobran, ahí están el Partido Verde o Nueva Alianza, creados por el PRI. Por eso decimos ¡no más partidos políticos, hay que ir sólo por tres!.

Siguen haciendo daño, y negocios

La presencia de personajes «non gratos» en Morelos como el ex titular de seguridad, Jesús Alberto Capella, sólo indica que no nos equivocamos cuando afirmamos que con parte del dinero que nos robaron son accionistas de Jardines de México.

El rufian policiaco quiso venir al evento del Buky para demostrar que no teme a que lo alcance la ley «por delincuente de cuello blanco», y para enviar señales de que sigue controlando parte del territorio con el apoyo de grupos de ‘la maña’, como siempre lo hizo.

Pero, al mismo tiempo es inequívoca la señal de que tienen intereses ahí y, por lo tanto, se sabía seguro; aunque optó por solicitarle a uno de sus cómplices, el líder estatal del PRD, Matías Quiroz Medina, que lo acompañara, por aquello de las dudas.

Por cierto, que el originario de Milpa Alta, CDMX, y avecindado en Tlaltizapán hizo su show, ya pasado de copas.

Lo preocupante de lo que seguimos viendo es que estamos ante sujetos sin una pizca de honorabilidad, respeto y calidad moral. Son de esos que a pesar del daño que hacen todavía disfrutan mirando a sus agraviados, y por eso el polizonte buscó dejarse ver para cumplir con su propósito.

¡Y pensar que eran los que velaban por la paz y custodiaban los intereses de los morelenses!

Por lo menos, en lo personal puedo sostener, conforme a los antecedentes periodísticos, que la posición fue frontal contra Graco Ramírez, porque con base en sus antecedentes, quedaba claro que, de llegar a la gubernatura, el costo para Morelos sería dramático.

Pero pareciera que nos quedamos cortos, los alcances del daño han sido aún no calculados del todo.

Y por lo que seguimos observando, reiteramos que Graco, su hijastro Rodrigo Gayosso y Alberto Capella, están detrás de la mayor parte de hechos de sangre perpetrados entre mafiosos.

Igual que los enemigos del presidente Andrés Manuel López Obrador, los del cartel de «los gracos» buscan el fracaso del nuevo gobierno, a fin de recuperar presencia política.

Más que policías… en la búsqueda de la paz

En medio de toda clase de presiones, no sólo sociales sino de personajes que añoran el regreso al poder o a las acciones que les daban la posibilidad de acumular dinero fácil vía actos de corrupción, el compromiso del presidente Andrés Manuel López Obrador es pacificar a la nación con la estrategia puesta en la Guardia Nacional.

Esta, la Guardia Nacional, será una `mega corporación´ integrada de forma plural, entre agentes policiacos civiles, militares y de la Marina; que en realidad le apuesta a la capacidad y eficiencia los los últimos dos cuerpos del orden. Siendo honestos, la Policía Federal y menos aún las policías estatales y municipales, ofrecen algo interesante.

Lo anterior, con base en dos factores: primero; no tienes preparación ni equipo, segundo; muchos de los policías son soplones de la maña o hasta delincuentes en activo.

Así que los que se defienden son los del Ejército y de la Marina; más estos, dado que algunos militares también han caído en la tentación de sacar ventajas de su posición con los maleantes, pudieran operar en contra.

Pero, en esa lucha, se requerirá mucho más que policías y armamento; es demasiado lo que se debe hacer para darle la vuelta a tan descompuesto escenario nacional y en los estatales.

No es desconocido que quienes desarrollan tareas de prevención del delito son pésimamente pagados; incluso en algunos casos carecen de prestaciones, para ellos no hay un programa de vivienda, son maltratados e insultados por los propios jefes y deben adaptarse a malas condiciones de prestación del servicio.

En esas condiciones, sus familias andan en la sobrevivencia, y casi los orillan a delinquir para completar el gasto diario que requiere un hogar, esto deriva en muchas familias desechas y falta de arraigo, porque los llevan a vivir donde sean necesarios mayormente.

No existe una escuela real de formación policial, y para ir a enfrentar a los mafiosos les dan pistolitas casi de agua; cuando aquellos delincuentes portan cuernos de chivo, metralletas y hasta granadas de mano.

¿En esas condiciones hay capacidad para pensar el éxito? Por eso, hay que admitir que únicamente tenemos a marinos y militares para hacer frente a la delincuencia; los demás más bien estorban.

Y si todavía le agregamos un altísimo porcentaje de políticos que en calidad de gobernantes o representantes populares son parte del Gobierno, pero a su vez de la delincuencia organizada; pues ya imagínese usted que tan difícil es enderezar el camino.

Esto requiere de mucho aguante y paciencia. Lo vemos sobre todo en redes sociales, hay demasiados personajes que hacen lo que a su alcance esté para que este Gobierno fracase.

Las grandes fortunas de la mayoría de ellos se lograron a través de sendos actos de corrupción, desviando bienes de la nación, para su causa personal.

Entonces pues, estados y municipios que padecen el cáncer de la inseguridad; están en manos de la Federación para mejorar su situación en esa materia.

Y esos que exigen resultados a AMLO en cinco meses; o ignoran el actual estado de las cosas por las que pasa el país o hacen señalamientos de mala fe, porque las corruptelas de los pasados gobiernos les permitían vivir bien con el mínimo esfuerzo.

Lucha política, batalla por Puebla

En los medios informativos, pero sobre todo en las redes sociales, se libra un intenso debate entre seguidores y detractores del presidente de la República Andrés Manuel López Obrador. En un nivel menos intenso se vive lo mismo a nivel local, entre opositores y aquellos que están del lado del gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo.

Al tratarse de un tiempo no electoral sorprende un poco este clima de debate de idea;, sin embargo, se entiende que es la resistencia de grupos políticos que monopolizaron el poder durante casi 100 años y que por primera vez fueron desplazados por la izquierda.

Y decimos por primera vez, porque a estas alturas queda claro que la transición en el año dos mil con el PAN fue pactada.

Pero lo anterior, obedece también a que está en juego la gubernatura de Puebla, estado vecino y un caso para nada menor.

En las recientes elecciones constitucionales se validó un cuestionado triunfo del PAN y sus aliados en aquella entidad, no obstante el supuesto accidente en el que habrían fallecido la gobernadora en turno y otros allegados como su esposo, obliga a reponer esa justa como lo marca la ley.

Ya sabemos que durante ese tipo de competencias políticas los partidos y sus militantes se dan “hasta con la cubeta”, para conseguir los votos del electorado.

De cualquier forma, se aprecia mucho apasionamiento, y el delicado asunto de la inseguridad ofrece elementos para aquellos que parecieran aferrados a recuperar el viejo sistema; a pesar de que heredaron un país en quiebra.

AMLO pareciera estar solo, aún a pesar de haber ganado “de calle” la elección, porque su partido -Morena- se antoja resquebrajado.

La dirigente nacional Yeidckol Polevnsky pareciera no estar a la altura de las circunstancias, más bien se antoja un obstáculo; y de ahí que el presidente sea vulnerable.

Pero viene el cambio en el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) a fin de año. Es temprano para decir quién llegará, pero podría cambiar la correlación de fuerzas también en Morelos, ya que la actual dirigente no quiere a Blanco Bravo y el cambio pudiera beneficiar al mandatario estatal.

Lucha política, batalla por Puebla

En los medios informativos, pero sobre todo en las redes sociales, se libra un intenso debate entre seguidores y detractores del presidente de la República Andrés Manuel López Obrador. En un nivel menos intenso se vive lo mismo a nivel local, entre opositores y aquellos que están del lado del gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo.

Al tratarse de un tiempo no electoral sorprende un poco este clima de debate de idea;, sin embargo, se entiende que es la resistencia de grupos políticos que monopolizaron el poder durante casi 100 años y que por primera vez fueron desplazados por la izquierda.

Y decimos por primera vez, porque a estas alturas queda claro que la transición en el año dos mil con el PAN fue pactada.

Pero lo anterior, obedece también a que está en juego la gubernatura de Puebla, estado vecino y un caso para nada menor.

En las recientes elecciones constitucionales se validó un cuestionado triunfo del PAN y sus aliados en aquella entidad, no obstante el supuesto accidente en el que habrían fallecido la gobernadora en turno y otros allegados como su esposo, obliga a reponer esa justa como lo marca la ley.

Ya sabemos que durante ese tipo de competencias políticas los partidos y sus militantes se dan “hasta con la cubeta”, para conseguir los votos del electorado.

De cualquier forma, se aprecia mucho apasionamiento, y el delicado asunto de la inseguridad ofrece elementos para aquellos que parecieran aferrados a recuperar el viejo sistema; a pesar de que heredaron un país en quiebra.

AMLO pareciera estar solo, aún a pesar de haber ganado “de calle” la elección, porque su partido -Morena- se antoja resquebrajado.

La dirigente nacional Yeidckol Polevnsky pareciera no estar a la altura de las circunstancias, más bien se antoja un obstáculo; y de ahí que el presidente sea vulnerable.

Pero viene el cambio en el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) a fin de año. Es temprano para decir quién llegará, pero podría cambiar la correlación de fuerzas también en Morelos, ya que la actual dirigente no quiere a Blanco Bravo y el cambio pudiera beneficiar al mandatario estatal.

¿Hay más obscuros intereses tras la violencia en Morelos?

Las recientes semanas han sido dramáticas en lo que a inseguridad se refiere; quienes están detrás de los crímenes, perversa y premeditadamente, vienen agregando víctimas inocentes a sus acciones para causar enojo colectivo y pánico

Desde luego que se trata de ejecuciones de los grupos criminales; sin embargo, vienen modificando su modo de operación con la clara finalidad de provocar pánico, coraje, impotencia en el ciudadano.

Es decir, no sólo es ya una batalla de mafiosos por el control del territorio o el cambio delictivo de la plaza; están yendo más allá.

La versión de que detrás de muchos hechos que pasan en Morelos podría estar la mano del ex gobernador Graco Ramírez y el alocado de su hijastro, Rodrigo Gayoso Cepeda, para nada es descabellada.

Ambos son mentes enfermas y retorcidas; igual que Elena Cepeda, quienes han demostrado que carecen de valores morales y de sentimientos.

Su único Dios es el dinero y el poder. Se robaron tanto en estos seis años que pueden seguir comprando conciencias y voluntades; tanto de políticos locales -a quienes favorecieron-, como a cabecillas de la delincuencia organizada con los que «trabajaron» durante el desafortunado gobierno que encabezaron recientemente.

Conservadoramente, se ha calculado que se llevaron unos 30 mil millones de pesos entre los tres, y con una mínima parte de eso consiguen lo que les dé la gana para demostrar de que los morelenses se equivocaron al no perpetuar su mandado.

El “polizonte” que estuvo al frente de la Comisión Estatal de Seguridad, Jesús Alberto Capella, era el que se entendía con “El Carrete» y otros mañosos que operan en la entidad y lugares vecinos.

¿De veras cree usted que la relación entre ellos acabo con el sexenio? Le aseguro que no; desde donde estén esos demoníacos personajes siguen operando y, no para bien de Morelos, porque jamás mostraron compromiso, ellos literalmente vinieron por el botín.

La enemistad con la que salieron frente al nuevo gobierno es más que una razón suficiente para que seres como ellos quieran avivar el fuego.

Si lo anterior es verdad, tampoco exime de responsabilidad a las actuales autoridades, ya que estas alturas y con el apoyo del Ejército, la Marina y la Policía Federal, era para que ya tuvieran una investigación muy precisa respecto a quienes son los asesinos y, sobre todo, si el cártel de «los gracos» está detrás.

Y si fuera así, pues proceder sin consideración alguna e ir por ellos a donde estén, traerlos y cobrarles las facturas ojo por ojo.

El Gobierno del Estado debe ya ponerse las pilas y dejarse de tibiezas, porque políticamente sus enemigos se están saliendo con la suya; desacreditando ante la población y generando enconos.

Pensiones doradas, dudosa revocación

A decir de la mayoría de los legisladores locales, después de acaso ocho meses de «trabajos legislativos»; por fin cedieron a las exigencias sociales relacionadas con suspensión de las jubilaciones doradas concedidas ilegalmente por la pasada legislatura.

Han dado a conocer la revocación en 24 de ellas, y logrado coyunturalmente un aplauso -después de miles de mentadas- por tal acción.

Sin embargo, todo indica que no es una cosa juzgada y que los agraviados podrían recurrir al amparo de la ley, a fin de defender sus negros intereses.

Es decir, que si ello es así, no hay aún motivo para el festejo, independientemente de que se debería hacer lo mismo con cerca de 50 plazas más en cesantía consideradas como de privilegio.

En este tema, habría que advertirle al lector, que el diputado que trabajó insistentemente en ese sentido fue José Casas González, a quien por cierto, debido a ello y a otros temas escabrosos, lo traen arrinconado. De entrada, lo despojaron de sus comisiones.

Como quiera que sea, finalmente se dio un primer paso, pero de ahí a que sea un hecho, puede faltar mucho.

Ante la mayoría de los casos, se cuenta con las pruebas de la falsedad de documentos de antigüedad laboral, pero aún así la mayoría se querrán defender.

Ya venían disfrutando de 40 o 60 mil pesos al mes, a pesar de que durante el tiempo que laboraron no ganaban más de 8 o 10 mil pesos. Inflaron las nóminas para beneficiarse o la mayoría de los emonumentos los recibían «por debajo del agua» para evadir impuestos.

No lancemos las campañas al vuelo, hay que esperar un rato, igual y sólo es una acción de simulación y se dejan ganar en los tribunales, porque lo cierto es que salvo Casas González,

la mayoría más bien venía protegiendo a los rufianes, por eso más vale no estar tan confiados.

Congreso local, una burla

La actual Legislatura local continúa dando de qué hablar. En sesión, los señores y señoras diputados acordaron ratificar la autonomía de la mal llamada Fiscalía Especializada en el Combate a la Corrupción (FECC), y con ello respetar todos los términos que perversamente le dio el ex gobernador Graco Ramírez, entre ellos, la permanencia de su titular Juan Salazar Núñez.

Nada tendría que cuestionarse, si no fuera porque se trata de una estrategia armada por el tabasqueño, para garantizarse impunidad.

Y ya sabe usted, el funcionario en cuestión, se deshizo en elogios y agradecimiento a los sumisos y serviles diputados; resaltando que seguirá «desempeñando el cargo con honestidad, legalidad, decencia y una sarta de expresiones que rayan en el cinismo.

El fiscalito de papel estaba ahí unos dos años antes de que Graco terminará el sexenio.

Hasta el momento, no conocemos de una simple amonestación que le hiciera al perverso ex mandatario, a pesar de que había escándalo por tanto robo y saqueo descarado.

Que no venga ahora a decirnos que ya se volvió decente, está ahí para seguir protegiendo a su ex jefe,y quienes parecen no tener vergüenza ni dignidad.

Son los «representantes populares» que lo único que siguen dando es vergüenza.

Si tuvieran tantita decencia, ya lo habrían puesto de patas en la calle, igual que al Fiscal general de justicia, Uriel Carmona Gándara.

Pero esperamos que en su oportunidad, la sociedad le cobre las facturas a todos esos politiquillos de cuarta, porque están peor que sus antecesores.

¿Que no hay elementos para sacar a patadas a los fiscales? Los señores no aguantan una auditoría; han faltado a sus obligaciones e incumplido con su deber, y sobran causales para ponerlos tras las rejas.

Preside AMLO centenario luctuoso de Zapata

Muy lejos de lugar donde fue asesinado el general Emiliano Zapata Salazar, en el poblado de Chinameca, el presidente de la República; Andrés Manuel López Obrador, presidió la tarde de este miércoles el evento por el centenario de su asesinato.

En el corazón de Cuernavaca, con una asistencia selecta (que contempló buena parte del gabinete federal) y con accesos muy controlados, se recordó al “Caudillo del Sur” como un personaje incorruptible; un ejemplo a seguir, sobre todo en estos tiempos.

López Obrador lamentó el grado de perversión al que se llegó en los gobiernos neoliberales y pidió compromiso a los actuales servidores públicos y a los representantes populares.

Luego, recordó que «sólo los corruptos, ambiciosos y vulgares buscan cargos para beneficiarse», y advirtió que para buscar un espacio público hay que tener un ideal.

Andrés Manuel López estuvo acompañado de su gabinete en pleno, del gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo y sus colaboradores, así como de los representantes de los poderes del estado y los senadores por Morelos. Además de una bisnieta de Emiliano Zapata que abogó por los descendientes de los revolucionarios del sur.

Mientras esto sucedía en la capital del estado, grupos opositores al Proyecto Integral Morelos (PIM); que comprende una termoeléctrica y un gasoducto en la zona oriente de la entidad, hicieron lo propio en Chinameca, donde acusaron al presidente de traicionar sus propios principios y sus promesas de campaña.

El presidente de la Cámara baja, Porfirio Muñoz Ledo, hizo un desglose de las acciones más sobresalientes del general, y López Obrador puso hincapié en las luchas que éste debió encabezar a fin de buscar justicia y ley para el sector campesino.

La audiencia que acudió a la explanada frente al palacio de gobierno de Morelos fue mesurada y respetuosa; está vez no hubo voces disidentes; sólo dos estudiantes de la Universidad de Chapingo que lograron acceder al acto y le pidieron ayuda al mandatario federal, quejándose de la falta de recursos económicos.

Al final del evento el presidente dialogó con las jóvenes de esa casa de estudios.