APOYO, PERSONAL Y TECNOLOGÍA DEFICIENTES; CES

Durante su comparecencia ante diputados del Congreso local, con motivo de la glosa del primer informe de gobierno, el titular de la Comisión Estatal de Seguridad (CES), José Antonio Ortiz Guarneros, admitió deficiencias en la prevención del delito y se quejó de deficiencia presupuestal, falta de tecnológica y de personal; lo que impide que tenga mejores resultados.

Recordó que relacionado con el personal, situación que ya le hemos informado en este medio, se necesitan al menos cinco mil policías más en el estado; ya que se dispone de menos de cuatro mil, y de ellos el 45 % desarrolla tareas diferentes a la prevención.

Los legisladores, José Casas González y Alejandra Flores, cuestionaron la falta de estrategias que derivan en el poco avance para el combate a la delincuencia, y el diputado Marcos Zapotitla, quien ha trabajado muy de la mano con el CES moderó la sesión de preguntas y respuestas.

Casas González le dijo a Guarneros que había protegido a presuntos policías corruptos de Cuautla, a lo que el funcionario respondió con relación a lo que sucedido el 11 de enero por un enfrentamiento entre policías municipales y estatales; permanecía la separación del cargo de los protagonistas de ambos bandos, mientras se investiga el fondo de la situación.

Se deslinda

En lo referente a la falta de operación de muchas de las video cámaras en las calles, dijo que algunas que son de los Convives y tienen diferentes problemáticas por falta de conexión o mantenimiento y más de mil del C-5 que se están reparando.

El comisionado reiteró que en lo referente a los elementos policiacos hay cerca de 250 que no pasaron los exámenes de control y confianza, por lo que deberán ser dados de baja, pero no hay dinero para liquidarlos y reemplazarlos.

Sobre la operación del Segurichat, la vía de queja y denuncia directa de los ciudadanos, dijo que ha dado mejor resultado que otros mecanismos, incluido el 911, donde muchas llamadas son falsas alarmas o dan datos falsos, mencionó.

Además consideró una pena que dos de las tres academias del estado estén cerradas, porque fueron construidas con recursos del Plan Mérida, dijo.