DETENDRÁN VEHÍCULOS CON PERMISOS MUNICIPALES

La Mesa de Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz hizo un llamado a los directores de Tránsito y la Policía vial de los municipios de Morelos, para que los vehículos que circulen dentro del territorio estatal con permisos emitidos por municipios de Guerrero y sin placas sean sancionados como corresponda, ya que no tienen autorización para expedirlos.

Lo anterior luego de que el Gobierno del estado de Guerrero informó a Morelos que no existe convenio alguno con los ayuntamientos para la expedición de permisos provisionales de circulación sin placas; y no están facultados para expedir ningún tipo de documentación para circular sin placas.

De acuerdo con las autoridades del estado vecino desde 1994 se estableció que cualquier impresión y/o compra de la paquetería que tenga el carácter de forma valorada, deberá hacerse con la autorización de la Subsecretaría de Ingresos de la Secretaría de Finanzas y Administración del Gobierno del estado de Guerrero, quien desde hace varios años no autoriza este tipo de permisos.

El Gobierno de Morelos reiteró su disposición para coordinar esfuerzos con el estado de Guerrero y garantizar la seguridad pública y la paz social en la entidad morelense, al tiempo de inhibir conductas delictivas como la venta y utilización de documentación apócrifa que representa un delito.

Se pidió a la ciudadanía no adquirir ni utilizar dicha documentación; y con ello evitar que sus vehículos sean puestos a disposición de las autoridades.

¿PREGONAR CON EL EJEMPLO?

Oficiales de Tránsito y Vialidad de Cuernavaca denunciaron que fueron despedidos por el presidente municipal, Antonio Villalobos Adán, por pretender levantarle una infracción.

Los afectados, acompañados de otros compañeros, dieron declaraciones a los medios de comunicación de que hace unos días pararon al alcalde cuando circulaba en motocicleta por la avenida Morelos, sin el casco correspondiente, lo cual ameritaba la sanción. Sin embargo, antes de que ellos realmente corroboraran la identificación que él hacía, los insultó y actuó con prepotencia.

En fin, los elementos fueron notificados de su cese el pasado viernes, ya que el irresponsable edil reaccionó visceralmente, los insultó en lugar de felicitarlos por cumplir con su responsabilidad y los amenazó.

Lo anterior muestra que se trata de un personaje sin criterio, incapaz de pregonar con el buen ejemplo la conducta respetuosa de los reglamentos, y por el contrario al decir que él es la «autoridad», pone esa clase de ejemplo por encima de los derechos laborales de sus colaboradores.

Y si hasta ahora no ha desmentido a los agentes, pues significa que es cierto, lo cual es muy preocupante; porque exhibe la vulgaridad de quienes dicen que nos gobiernan y representan como ciudadanos.

Muy mala señal, pero, sobre todo qué injusticia el despedirlos por detenerlo, cuando cometía una infracción. Ante la denuncia formal de parte de los elementos, debería repararse el hecho, pero dado el bajo nivel de formación política e intelectual, difícilmente lo hará, por no reconocer su grosería y prepotencia.

Otros elementos que pertenecen a la corporación denunciaron que ha habido varios despidos injustificados, porque el nuevo director los presiona para tener cuotas de levantamiento de infracciones y otras irregularidades.