PERIODISMO

Morir en el cumplimiento del deber

La pandemia del coronavirus ha llegado a niveles no esperados en aquel 20 de marzo del año pasado cuando se decretó la cuarentena, porque fue anunciada así como cuarentena, ya que se pensaba que luego de esos cuarenta días las cosas podrían mejorar; lamentablemente el contagio, la enfermedad y la muerte de demasiados morelenses y mexicanos llega hoy a niveles de alarma.

Y, como se puede apreciar, no respeta edad; sexo; condición económica; raza; religión o ideales, agarra parejo y lo seguimos observando, no basta ni siquiera tener dinero o poder atenderse en los mejores hospitales del mundo porque cuando llega con fuerza nadie pareciera estar a salvo.

En Morelos estamos superando los dos mil decesos en cifras oficiales, porque la realizad se antoja mucho más cruda, igual y andamos tocando los diez mil y como decíamos; todos estamos expuestos, el gremio periodístico no ha escapado a ello y sobre todo porque si alguna actividad nunca ha parado pues también es la informativa, para mantener al tanto a la sociedad vía los medios electrónicos y escritos.

Los contagios en los compañeros han sido recurrentes y se han ya sufrido pérdidas lamentables como: Miguel Ángel García, Ricardo Hernández, Carlos Félix, sólo por citar a algunos. Afortunadamente otros han logrado superar -no sin dificultades- la enfermedad, pero seguimos en medio de un panorama terrible porque se sigue dando mucha movilidad social a pesar de que nos encontramos en semáforo rojo.

Hace unos días más de 100 compañeros del medio periodístico hicimos publicar un comunicado para demandarle a los tres niveles de gobierno, partidos políticos, poderes públicos, organismos descentralizados y toda aquella organización que requiere de la atención de la actividad informativa establecer las medidas de prevención sugeridas por los sistemas de salud; porque se advertía de un desafortunado peligro en eventos diversos o ruedas de prensa.

Algunas instancias atendieron el llamado; sin embargo, otras no y en una reciente rueda de prensa del PAN se generó toda clase de reacciones por parte de quienes se dedican a la tarea de informar, porque sin cuidado alguno convocaron al gremio poniéndolo en riesgo de contagio, por lo que se volvió a alertar a los compañeros de la urgencia de asumir compromisos al interior de nuestra labor ya que los entes externos parecían menospreciar los señalamientos.

En DAD estamos muy conscientes de que hay miembros de la familia periodística que sobreviven de atender todo ese tipo de convocatorias, particularmente partidistas, y más ahora que nos encontramos ya en el proceso electoral hacia la elección intermedia del seis de junio pero, la vida es primero y ya se vio que si no somos nosotros los que ponemos barreras y condiciones nadie lo hará, porque para ciertos personajes de la política primero son sus intereses.

En ese contexto, nos sumamos a la posición de quienes aconsejan incluso no cubrir actos en los que se aprecie relajamiento y descuido de las medidas de prevención; como son la sana distancia, tapetes sanitizantes, gel anti bacterial a disposición y en los accesos; es decir todo aquello que evite contraer la enfermedad porque en efecto, primero es nuestra integridad y salud, y después llevar la noticia a nuestro medio de comunicación.

Periodistas de Ucrania más protegidos de los posibles contagios de COVID19

Y es que incluso la mayoría de las empresas y editores; llámese prensa, radio o televisión, son altamente irresponsables y muy pocas de ellas cuidan a su personal de calle, ellos van por el negocio y les vale lo que les pase a sus trabajadores; porque desde la comodidad de sus escritorios mandan a sus empleados “a la guerra y sin fusil”.

Entonces, será cada uno de nosotros los que asumamos las medidas de salvación; aún a costa de incumplir órdenes de trabajo que se dictan desde las redacciones, de otra manera, se podrían seguir pagando facturas porque el número de hechos fatales son de tal magnitud que hoy difícilmente alguno de nosotros hemos escapado a la muerte de algún familiar, amigo o conocido.

IMPUGNA ADAME ALEMÁN PROCESO INTERNO

Juan Pablo Adame Alemán dio a conocer que impugnó ante la Comisión de Justicia del Partido Acción Nacional la elección del domingo pasado en Cuernavaca, decisión que formalizó ayer.

La impugnación se hizo ante el órgano partidista pues así lo exige la normatividad electoral, para cumplir con el principio de definitividad dijo que la elección del candidato del PAN a la Presidencia Municipal de Cuernavaca fue una simulación, un plan muy bien armado por el grupo de los Terrazas que tiene secuestrado al PAN en Morelos.

El aspirante explicó en su comunicado que se ignoraron los llamados para que se habilitaran más centros de votación; con los que se evitarían los contagios por la pandemia de Covid19, lo que motivó que autoridades de Protección Civil clausuraran el lugar y que prácticamente la mitad del padrón del PAN se quedara sin votar.

“No cabe duda de que fue un plan con maña, pero en tribunales y por las buenas le vamos a reponer a los panistas el derecho que tienen a elegir a quienes los representarán en la boleta el próximo 6 de junio. Los golpes, empujones, gritos y atentados permanentes a la salud que vimos el domingo son responsabilidad del dirigente Juan Carlos Martínez Terrazas. Su falta de escrúpulos es verdaderamente preocupante, pero no se va a salir con la suya porque vamos a llegar hasta donde tope, hasta las últimas instancias jurídicas”, enfatizó.

Entre las anomalías que documentó en su impugnación Adame reportó la presencia de candidatos al interior del centro de votación muy cerca de los votantes así como también que el presidente estatal Juan Carlos Martínez quien estuvo presente durante la jornada electoral donde se impidió el acceso a militantes y se permitía el acceso discrecional de otras personas para que pudieran ejercer su voto.

 Y lo más grave, concluye, fue que en el afán, de realizar un proceso electoral interno en el contexto de una emergencia sanitaria se puso en riesgo a la militancia y con esto se inhibió la participación de un gran número de militantes.

CIERRAN PERIODO DE PRECAMPAÑA

La dirigencia y los precandidatos del nuevo partido Renovación Política Morelense (RPM) cerraron ayer su periodo de precampaña; tras 10 días de trabajo ininterrumpido dentro del proceso democrático de selección interna de sus candidatos, principalmente con actividades de manera virtual.

La presidente del partido Leticia Salgado Peña externó “a nombre de la familia de Renovación Política Morelense, agradecemos a los militantes, simpatizantes y afiliados el enorme apoyo que nos dieron en este proceso de selección interna de candidatos”, enfatizó.

En ese sentido, los precandidatos coincidieron en que “es el momento de una verdadera renovación y RPM es la única gran alianza es con los ciudadanos”. Caminamos firmes y seguros en este nuevo proyecto ciudadano, conformado por personas con valores éticos y con ideales de renovación”.

Cabe decir que el método para la selección interna de las fue el de: “Colegio Electoral”.

En otro caso muy diferente el Partido Acción Nacional llevó a cabo el domingo el proceso interno mediante el cual se elegiría también a varios de sus candidatos, y proclamó ayer el triunfo del abogado José Luis Urióstegui Saldo como el aspirante que los representará en la alcadía de Cuernavaca.

Lo anterior, a pesar de que durante el día se realizó la clausura del evento que se llevaba a cabo en un lugar de renta, donde se observó que no se respetaron las medidas sanitarias dictadas por la autoridad; lo que propició que la sub Secretaría de Protección Civil de Cuernavaca y su homóloga a nivel estatal implementaron una sanción de clausura por no seguir las medidas sanitarias.

Por su parte, el diputado panista Juan Pablo Adame Alemán dijo que impugnará el procedimiento de elección de candidatos del PAN, ya que dijo se trató de un procedimiento amañado en el que se impidió el acceso a varios militantes y se recibió votación de personas ajenas a la militancia.

LITERAL; AGARRADOS DEL CHONGO

Elección interna en el PAN

La situación al interior del Partido Acción Nacional (PAN) en Morelos se ha complicado más de lo que se esperaba; la supuesta elección de candidato a la presidencia municipal de Cuernavaca entre Juan Pablo Adame Alemán y José Luis Urióstegui Salgado derivó en una trifulca entre simpatizantes de ambos bandos.

Los hermanos Martínez Terrazas, que tienen secuestrada a la dirigencia estatal, vienen poniendo en riesgo un proyecto que se antojaba “a modo” como para que el panismo volviera a retomar el control de la alcaldía capitalina y después de ello pensar nuevamente en la gubernatura hacia el 2024; sin embargo, la ambición de la «divina trinidad» puede acabar en debacle.

A DAD llegó información en el sentido de que en principio; viéndose en desventaja, los Terrazas buscaron reventar la asamblea de donde saldría el ungido como candidato azul y tras previo acuerdo con la policía municipal y Protección Civil de la comuna los requirieron a fin de que clausuraran el evento, pues los números les decían que ganaría Adame Alemán.

Pero como el número de personas era de cientos de asistentes tampoco fue nada fácil para los agentes y personal de Protección Civil y el asunto se les salió de control; sobre todo porque los grupos antagónicos comenzaron a insultarse y hasta llegar a las agresiones, gritos y sombrerazos.

Los hermanos Martínez intentaron -desde hace semanas- dar un madruguete a las corrientes internas contrarias a ellos adoptando al abogado Urióstegui Salgado como el precandidato de una supuesta coalición del PAN y del PSD, este último un instituto político que en el pasado reciente manejó el ex gobernador Graco Ramírez a través de sus “dueños” los hermanos Yáñez Moreno.

No contaban con que en tiempo y forma el ex legislador federal Juan Pablo Adame Alemán también haría lo propio; echándoles a perder la fiesta, cuyo banquete parecía ya estar servido pero sólo para una parte de los comensales, porque los de la «sagrada familia» no estaban considerados a entrar y se invitaron solitos.

El caso es que la intención de los Martínez Terrazas de monopolizar las posiciones más importantes de la elección del seis de junio del presente año llevó a Acción Nacional a un entrampamiento; como no había ocurrido en sus filas, y cual PRI en sus peores momentos están llegando hasta a “las manos”.

Reiteramos, es triste, porque al PAN se le venían acomodando en militancia y con las condiciones como para regresar a la alcaldía capitalina; pero en unidad, no divididos, y lo que acontece los disminuirá considerablemente, en contra parte le pone las cosas “a modo” a otras fuerzas políticas y proyectos electorales que deberán aprovechar lo que ocurre con el blanquiazul.

PIDE PANISTA DEBATE DE PRECANDIDATOS

Ayer el panista Juan Pablo Adame Alemán, hijo del ex gobernador de Morelos y consejero nacional de ese partido Marco Adame, se registró como aspirante a la candidatura por la presidencia municipal de Cuernavaca; luego de que días antes integrantes de la dirigencia estatal avalaran la inscripción del abogado José Luis Urióstegui Salgado para la misma posición.

Con un discurso aguerrido, reclamando la posición para los verdaderos panistas, el ex diputado federal y ex líder de los jóvenes panistas, dijo que los verdaderos militantes deben estar en la boleta electoral que los represente el próximo proceso de elección, y ¡no los que simulan, que son chapulines y que sólo vienen a manchar la identidad de los panistas!

Al dejar en claro que los panistas necesitan estar presentes en la boleta del próximo 6 de junio, el aspirante a la precandidatura del pidió a la Comisión Organizadora Electoral local organizar por lo menos un debate para que la militancia pueda conocer las propuestas.

Sin mencionar al otro aspirante a la candidatura, que ha competido por posiciones políticas abanderando al PRD y de manera independiente, Adame insistió que en la boleta deben estar perfiles de Acción Nacional que tienen “tatuado en su corazón al partido, y no los que vienen sólo ha disimular.

“Hoy nuestra ciudad nos duele porque los que la amamos nos duele ver los problemas que existen en alumbrado público, limpieza y proyecto; de ahí la importancia de que pueda realizarse por lo menos un debate que sea transmitido a través de los medios de comunicación y por todos los canales de difusión del Partido para que la gente militante pueda comparar las propuestas.

LA FARSA DE LA POLÍTICA

Ni de centro, izquierda o derecha

La mayor parte de los políticos en México se han prostituido, han convertido la representación popular y los cargos gubernamentales en un método para resolver sus problemas y necesidades económicas personales; desde hace algunos años que en su mayoría se alejaron de un pueblo al que ven como presa fácil, para seguir medrando del dinero público.

Quedan muy pocos personajes con convicciones ideológicas firmes y eso de tendencias de izquierda, de centro o de derecha fueron pensamientos que se quedaron en el pasado lejano, porque hoy lo único que se busca es colocarse en espacios de decisiones desde los cuales se puedan obtener beneficios materiales y/o económicos con dinero de los impuestos de los mexicanos.

Usted lo puede notar sin ninguna dificultad porque precisamente en éstos momentos apreciamos aspirantes a cargos de elección que han pasado literalmente por todos los partidos, y continúan cual chapulines brincando de un lado hacia otro; sin importar los colores ni la doctrina que cada institución dice practicar.

Ayer fueron priistas, en la siguiente elección panistas y al rato perredistas; y por qué no, igual y en su oportunidad se declaran independientes o candidatos ciudadanos, el propósito será siempre cómo entrar en el grupo selecto de privilegiados que pueden cobrar durante tres o seis años del presupuesto, sin cumplir con las responsabilidades de su competencia.

Ahí tenemos por ejemplo al ex candidato a gobernador en el 2012 por el PRI Amado Orihuela Trejo; el señor tras perder la contienda acabó desarrollando tareas a favor del PRD unos tres años más tarde y en éste momento se ha registrado como precandidato de Morena a una diputación federal por la zona sur poniente.

Aquí en Cuernavaca el abogado José Luis Urióstegui Salgado, quien fuera candidato perredista a la alcaldía capitalina en el 2015, contendió en la justa anterior como independiente o ciudadano para la misma posición y hoy ha aceptado ser el abanderado del PAN y del PSD, cuyos principales activos son los hermanos Yáñez Moreno comparsas del ex gobernador Graco Ramírez en las pasadas legislaturas locales.

Y así nos podemos ir con muchos más que durante los tiempos no electorales están agazapados esperando el momento oportuno para salir a buscar quien les da una oportunidad para participar; en ésta ocasión por una diputación local, federal o presidencia municipal; y sin merecimiento alguno porque cuando se les dio la oportunidad traicionaron a su pueblo.

Y parecieran eternos, hay aquellos que desde muy temprana edad lograron un lugar en las estructuras de poder, y hoy son ya casi ancianos y siguen peleando cada tres o seis años por regresar por lo que se les olvidó robarse o para mantenerse en las nóminas oficiales hasta conseguir la jubilación, porque debe ser muy agradable obtener dinero fácil en sumas nada despreciables, y sin la obligación de sobarse el lomo para ganarlo.

Las instituciones partidistas -cabe aceptar- no son las culpables del descrédito y el repudio popular al que se ha llegado; han sido quienes las manejan los que las pervirtieron, pero como quiera que sea casi en su totalidad han perdido toda credibilidad y respecto del elector. Dos que tres ya son prácticamente cadáveres como en el caso del Partido del Trabajo de donde acaban de renunciar cerca de dos mil militantes y líderes regionales; exhibiendo las corruptelas de la dirigente estatal Tania Valentina Rodríguez, diputada local; antes funcionaria estatal, antes regidora, antes diputada local y federal respectivamente.

Mientras, hay decenas de políticos de todos los tamaños promoviéndose en redes sociales y dando a conocer que se han inscrito como aspirantes a alguna candidatura, y todos aseguran que vienen a salvarnos de la catástrofe en la que vivimos; la verdad es que salvo muy raras excepciones van tras nuestro dinero y a vivir becados durante de menos tres años.

ESTRUCTURA, ESTRATEGIA, DINERO Y BUENOS CANDIDATOS

Indispensables en la contienda

El trabajo de los partidos políticos en función de las elecciones de junio del 2021 ya está muy avanzado -claro en algunos casos-, en otros aún se percibe escasa o hasta nula actividad; estamos en el entendido de que en Morelos 23 organizaciones cuentan con registro, sin embargo no vemos a la mayoría por ningún lado realmente haciendo lo que debieran.

Es cierto que para los ciudadanos será muy confuso definirse por tantas opciones, 23 son demasiadas aunque algunos irán en bloque; no obstante serán muy pocos, acaso cuatro o cinco, los que tengan realmente la capacidad; la estructura; la estrategia; los cuadros y los recursos como para ser competitivos, y entonces la mayoría de las posiciones se distribuirán entre cuatro o cinco plataformas.

Por toda la historia engorrosa que traen y el desprestigio que arrastran; estaríamos dándole pocas posibilidades de triunfos al Partido Revolucionario Institucional (PRI), al de la Revolución Democrática (PRD), al Verde, a Movimiento Ciudadano e incluso a Encuentro Social (PES).

A reserva de lo que pueda ir ocurriendo, cuando ya las cosas se vean con más claridad, aquí opinamos que la batalla territorial por alcaldías, diputaciones locales y federales será por regiones; porque algunos institutos como el PAN están en recuperación en zonas como Cuernavaca, pero muy débiles al interior del estado.

Otros pueden no tener muchas posibilidades en la capital estatal; pero en el resto de los ayuntamientos darán la batalla, y entonces habría que ir analizando a cada uno para ver sus fortalezas y debilidades de acuerdo con esas circunstancias y dependiendo de muchos factores, sobre todo los anteriormente mencionados.

Para poder medir el alcance de cada partido se requiere conocer desde dentro el trabajo de preparación; los personajes que pudieran participar a nivel de candidaturas y el recurso disponible, como en una guerra, cada contendiente cuida sus movimientos y guarda secretos o armas frente al enemigo y ese es el caso en éste momento.

No obstante, de algunas instituciones de viejas batallas como el PAN o Morena hay cierta información que deja ver el alcance y la fortaleza que traen, y son a los de reciente creación a los que tendremos que ir analizando a fin de valorar cuál es su potencial; fundamentalmente en la dualidad partido-candidatos.

De entrada diremos que hay algunos ya echados a la calle con un excelente trabajo publicitario y promocional, que da fe del esfuerzo que vienen haciendo para ir posicionándose en el electorado; uno de ellos es Movimiento Alternativa Social (MAS), usted lo puede ver en las unidades del Sistema del Transporte Público, en bardas y en medios de comunicación e incluso con más presencia que otros partidos de la vieja guardia.

Pero no sólo eso; el rostro más visible es el del ex diputado federal Matías Nazario Morales que sin duda será el candidato a la presidencia municipal de Cuernavaca, con altas posibilidades de ganar y es casi un hecho a Jorge Toledo Bustamante como aspirante a la alcaldía de Mazatepec donde ya fue edil y no hizo mal papel desde mi punto de vista; en el nuevo municipio de Coatetelco va Martha Alemán Melgar que, casi aseguro ganará y tienen para la reelección al edil de Emiliano Zapata Fernando Aguilar Palma, al igual que al alcalde de Xochitepec y al ex presidente municipal de Miacatlán Francisco León y Vélez.

Es decir, traen cuadros que tienen mucho peso, así que no sólo pelearán la capital morelense sino que van por muchas posiciones más.

Le hemos dicho aquí que también pronto se presentará y con mucha fuerza Renovación Política Morelense; cuya presidenta es Leticia Salgado ¿por qué? porque detrás de dicha plataforma aparecen rostros más ciudadanos que políticos; buena parte de ellos son empresarios que aportarán recursos al proceso y están dispuestos -sobre todo- a rescatar a Cuernavaca de la debacle en la que la tiene este remedo de presidente municipal Antonio Villalobos.

Estas dos instituciones nuevas van a darle la pelea a viejas estructuras como las panistas, priistas o perredistas con posibilidades de tomar ventaja; porque traen menos carga negativa y, en el caso del MAS, Nazario Morales es un estratega de la política que sabe cómo armar una estructura y tiene muchos contactos de peso no sólo en Morelos sino en diversos estados de la República, sabe a qué va en ésta contienda.

Los de Renovación Política tampoco son improvisados y sumarán actores que hasta ahora no habían incursionado en éste tema; pero que obligados por el abandono y el desprecio de los políticos actuales han decidido unificar esfuerzos para enderezar el rumbo de lo que consideran un fracaso en el ejercicio del poder, sustancialmente en esta ciudad capitalina.

El PES está siendo en los hechos rechazado por la militancia de Morena, si se logra mantener el acuerdo nacional irá muy debilitado a las elecciones y será escasamente competitivo en territorios de mucha valía como Cuernavaca donde el legislador federal Jorge Argüelles busca ser candidato; lo vemos muy lejos de lograr algo interesante.

Morena será la que debiera defenderse en la mayoría de los municipios y distritos locales y federales, pero tanto MAS como Renovación Política lo van a minar y pelearán palmo a palmo, y tampoco lo vemos muy posicionado en la “eterna primavera” por el desastre de Villalobos que los viene afectando de forma dramática.

Sobre los panistas pues se sigue insistiendo en que el abogado José Luis Urióstegui ya amarró la candidatura a Cuernavaca pero sería por parte de la familia Martínez Terrazas, que sólo es una fracción del partido, y si la otra parte -la sagrada familia- da un paso atrás en esta candidatura, los disminuiría mucho, entonces tampoco hay garantía de que ganen, por lo que Nazario Morales podría montarse en la oportunidad.

Un personaje cercano de José Luis Urióstegui nos decía que la debilidad de éste es que difícilmente le invierte de su dinero; que seguramente irá atenido a que el panismo aporte casi el 100 por ciento del financiamiento de la campaña y eso pudiera ser la diferencia entre ganar y perder.

Se ponía como ejemplo lo que pasó en la lucha por la gubernatura en el 2006 cuando el candidato del PRD fue Fernando Martínez Cué y perdió por una cosa de nada frente a Marco Adame precisamente “por codo”. Así que analizando las cosas en este momento la moneda está en el aire.

TABLERO POLÍTICO

*Los que están, los que fueron, los que vienen

Muy extensas son las listas de aspirantes a cargos de elección popular con miras al proceso que se llevará a cabo el año que viene; que será una prueba de fuego en lo estatal para el gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo y en lo federal para el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

Hay municipios, sobre todo los más grandes, como Cuernavaca, Cuautla, Yautepec, Jiutepec, Temixco o Jojutla; donde los aspirantes a la presidencia municipal, las diputaciones locales y federales, así como regidurías y sindicaturas se cuentan por decenas.

A diferencia de hace algunos años cuando buscar un espacio de representación popular requería de una formación política mediana, o de haber desempeñado cargos en la administración pública con cierto éxito; la experiencia que tuvimos en las elecciones del 2018 y desde hace unos años nos han enseñado que cuadros sin ninguna experiencia arribaron a posiciones de cierto nivel, de ahí que ahora cualquier persona lo considera posible.

La “ola Morena” llevó a decenas de aprendices de políticos a legislaturas locales, federales, alcaldías -ahí está el caso Cuernavaca con Antonio Villalobos- y, aunque las experiencias han sido amargas con el desempeño de la mayoría de ellos, esto es desafortunado y los ciudadanos pagamos las consecuencias.

Por lo anterior se advierte que los morenistas podrían tener un descenso en la cosecha de posiciones políticas para cargos de elección, porque es casi seguro que habrá voto de castigo; no obstante, vienen haciendo hasta lo imposible por continuar colgados del presupuesto y son los primeros anotados ya sea para reelección o para brincarle a otro espacio.

Hay aquellos que ya tuvieron representaciones o cargos en el pasado y añoran el regreso; son los que sostienen que «vivir fuera del presupuesto es vivir en el error», y como les fue bastante bien aunque no hicieran nada por el pueblo pues quieren meterse en la pelea a como del lugar.

Como decíamos existen igualmente aquellos que nunca han formado parte de ninguno de los poderes o niveles de gobierno pero, a sabiendas de que es algo que a la mayoría le resuelve la vida económica, “pues vienen con todo”.

De los que ya están y van por más a nivel de ayuntamientos mencionaríamos a Alberto Sánchez de Xochitepec, Fernando Aguilar de Emiliano Zapata, Agustín Alonso de Yautepec y Francisco Sánchez Zavala de Yecapixtla; ellos ya lograron una reelección por diferentes partidos y quieren la segunda o saltar a una candidatura de diputación local o federal.

De los que llegaron en el 2018 la alcaldesa de Temixco, Jazmín Solano López, quiere repetir aunque no parece muy fácil porque su trabajo no ha sido bueno; Rafael Reyes Reyes de Jiutepec también parece ir por su reelección y puede ser que la tiene algo fácil a pesar de los actos penosos de corrupción se le han revelado recientemente; hasta Antonio Villalobos el alcalde de Cuernavaca, la capital del estado, busca permanecer en el cargo, a pesar de tantas críticas recibidas y cuestionamientos.

Y comentamos que muchos que en el pasado han desempeñado cargos públicos o administrativos desean volver; se menciona que el panista Adrián Rivera Pérez, quien perdiera la elección a gobernador frente a Graco Ramírez en el 2012 pretende ser candidato al gobierno de Cuernavaca; José Luis Urióstegui Salgado, ex procurador y  ex consejero jurídico va nuevamente como independiente por la comuna capitalina porque en la pasada se quedó atrás de Morena.

El ex legislador federal Matías Nazario Morales del mismo modo se está ya perfilado para contender por la misma posición a través de un partido de nueva creación, y Javier Bolaños Aguilar también ex diputado federal y local quiere nuevamente esa postulación por el PAN.

La priista Maricela Velázquez Sánchez, quien busco la presidencia municipal de Cuernavaca en el 2015, pudiera ir de nuevo por el tricolor, aunque igualmente la desea el empresario Juan Carlos Rivera Palau que estaría incursionando en el terreno político-electoral con el priismo.

Y bueno, es casi seguro que aparecerán en las boletas electorales diputados como José Casas González que a lo mejor ahora sí contiene por la alcaldía de Huitzilac, y Alejandra Flores que ha estado desarrollando trabajo con la gente en Cuernavaca con la esperanza de que le den la postulación.

En la contienda del 2018 llegaron demasiados improvisados, lo decíamos, y para el 2021 se requerirá por lo menos incluir cuadros con cierta experiencia para equilibrar las cosas, aunque la mayoría de las figuras que formaron parte de los tiempos de gloria del PRI y del PAN son ya «cartuchos quemados», habría dos o tres rescatables, que pudieran ser la diferencia.

Ahí está aún Juan Salgado Brito, ex candidato a gobernador en el 2000; Jorge Morales Barud que fue alcalde de Cuernavaca y cuenta con una interesante formación académica; ambos militantes del tricolor donde se formaron, pero que ahora podrían participar por cualquier plataforma electoral.

Es decir, son demasiados los que quieren, la gran mayoría no garantizan buen desempeño o siquiera regular, pero ahí están esperanzados en conseguir algo que para ellos es como sacarse la lotería porque lo primero que sí aprenden es cómo sacarle ventaja al presupuesto que se ejerce en toda clase de representaciones; sin embargo, usted será amigo elector quien decida y ojalá esta vez lo haga mejor.

¿Y LOS ÓRGANOS ELECTORALES LOCALES?

*Martínez Terrazas en campaña

Es realmente una burla al pueblo que los políticos hagan lo que les da la gana sin que existan consecuencias; y sin importar que violen la ley y las normas elementales de convivencia y competencia electoral.

Lo decimos porque con todo el descaro posible el diputado federal Daniel Martínez Terrazas ha desplegado una campaña territorial en la capital del estado de Morelos, con la finalidad de adelantarse tanto a sus adversarios internos en el PAN como a los externos; pues el propósito es afianzar su candidatura a la presidencia municipal de Cuernavaca.

Oficialmente el proceso electoral hacia la elección del 2021 comienza el primero de octubre, o sea que aún no es el momento, y cuando eso sucede existen instituciones electorales que deben sancionan y castigan a quienes, con toda alevosía y desobediencia, cometen esas bajezas.

Y es que el propósito de esas reglas es que a la hora de que el ciudadano decida por quién votar, lo haga mediante lo que ellos llaman «piso parejo», y lo que viene haciendo Daniel Martínez es ilegal; sin embargo, reiteramos ¿y los órganos electorales locales para qué los queremos si no es para vigilar lo que no alcanza a ver el INE? y mire que nos cuestan una muy buena lana a los morelenses.

Claro, esas instituciones se convierten en cómplices si no revisan, porque el aludido dirá que sólo son mensajes para enterar a la población de las acciones que viene desarrollando como «representante popular», pese a que nadie lo conozca y que no haya realizado algo realmente por los morelenses en su función como legislador federal.

“A otro perro con ese hueso” no somos bebés para que se nos quiera ver la cara, esos más de diez espectaculares distribuidos en lugares estratégicos y visibles de Cuernavaca llevan el propósito de ganar voluntades, y se trata de una pre campaña o más bien campaña electoral abierta, que deberá ser castigada.

Ahora bien, este tipo de publicidad representa una muy buena lana ¿quién la paga? ¿es el legislador con los propios recursos que se le dan para ello o tiene «padrinos» que lo están apoyando?

Sumados todos los espectaculares pudieran representar el ingreso total de Martínez Terrazas por todo un año o más ¿o es que acaso que el señor en verdad tiene tanto dinero como para derrochar de forma tan anticipada?

Pero en eso se han convertido los órganos electorales, en tapaderas y comparsa de los delincuentes de cuello blanco y no es el único; también hay un compañero comunicador Arturo Ortiz que de pronto y a la par que Daniel Martínez inició una campaña similar vía espectaculares y unidades de transporte urbano en la capital.

El fin es el mismo, buscan una candidatura y aunque se sostenga lo contrario; a quién quieren engañar.

MUCHOS SE FUERON SIN DESPEDIRSE

*Se fue Nazario del PRI

La farsa con la que se han venido conduciendo la mayoría de los partidos políticos y sus cuadros en cargos de representación popular ha llevado a una enorme desconfianza social hacia ellos, y son objeto de enorme descrédito.

Nos encontramos a menos de un año de las elecciones intermedias de julio del 2021 y lo que se puede apreciar es una enorme dispersión de personajes dedicados al quehacer político; es decir, no se aprecia cohesión, mucho menos trabajo y estructura en casi la totalidad de esas instituciones de carácter electoral.

En lo que se refiere a Morelos partidos otrora considerados como grandes, andan a ras de suelo, muestran absoluta debilidad y hasta el momento no se ve cómo van a enfrentar una justa que además demanda de recursos económicos que ellos no tienen más, nos referimos al Partido Revolucionario Institucional (PRI) y al de la Revolución Democrática (PRD).

El tema viene al caso porque a pesar de que la mayoría de los cuadros «distinguidos» que los acompañaron a lo largo de muchos años se fueron sin despedirse; el ex legislador local y federal, además de ex funcionario estatal: Matías Nazario Morales, por lo menos fue decente y en una carta enviada a la dirigencia nacional del tricolor notificó que abandona esas filas.

Y ya se había tardado, la verdad es que lo veíamos fuera desde hace buen rato como lo dijo el propio dirigente de ese partido; por lo menos desde las elecciones del 2018, cuando una pandilla de figuras sin futuro político se apoderó del Comité Directivo Estatal (CDE) imponiendo candidaturas perdedoras que sólo dieron vergüenza en la contienda.

Al igual que los perredistas el Revolucionario Institucional no tiene con quiénes ir a la lucha por las presidencias municipales, diputaciones locales y federales que se competirán. No apreciamos una sola figura que traiga arrastre o aprecio del electorado, como para ser siquiera medianamente competitiva en cualquiera de las posiciones antes referidas.

Como dicen en ese argot, los que se han quedado son puro «cartucho quemado» y francamente con ese parqué no se puede ir a la guerra. De tal manera que no vemos cómo puedan ganar una alcaldía así sea la más pequeña.

Nazario Morales tiene un buen trabajo particularmente en Cuernavaca donde intentó la candidatura a la Presidencia Municipal pero previas las elecciones del 2018, desarrollo un esfuerzo considerable a nivel estatal durante su función como diputado local y federal, porque buscaba la candidatura a gobernador.

Es decir, era para el tricolor un activo con cierta presencia y ya optó por presentar su renuncia, porque además con esas siglas igual y no se gana ni una sindicatura o regiduría, y entonces para qué continuar en un espacio en el que hoy lo único que da es pena.

Y reiteramos, más o menos en las mismas circunstancias está el PRD, porque es un grupúsculo que obedecen además a los intereses del ex gobernador Graco Ramírez y por eso su hijastro Rodrigo Gayosso Cepeda -quien fuera vapuleado en su intento por ser gobernador en el 2018-, ya anda de regreso y se dio el lujo de poner una dirigencia a modo.

Aquí diríamos que los únicos partidos que más o menos se defienden son el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y Acción Nacional (PAN); y éstos últimos sólo en la capital del estado porque al interior de la entidad también están casi extintos.

Sin embargo, van a pelear con todo su regreso a la Presidencia Municipal de Cuernavaca y no está descartado que lo logren si se ponen de acuerdo entre ellos; lo malo es que los Terrazas, que tienen controlado el CDE del PAN, ya se adelantaron y Daniel, uno de los tres hermanos, ha desplegado una enorme campaña de espectaculares anticipándose a la candidatura por la comuna de la capital morelense, pero ¿quién lo conoce?.

De entrar en razón casi la tendrían segura, porque aquí el resto de los institutos, incluyendo Morena, están muy débiles por el desastroso papel del alcalde Antonio Villalobos Adán y las pugnas internas y como que está “la mesa puesta” para el panismo; sólo que si “se agarran del chongo” entre las corrientes internas del partido como suele ocurrir o postulan a alguien totalmente desconocido y sin trabajo social, pues estarían desperdiciando su oportunidad.

El caso es que para las elecciones que vienen la chiquillada y los nuevos partidos que surgirán desde el PRI, PRD, Verde Ecologista, Movimiento Ciudadano, Partido del Trabajo y agregados; si desean cosechar aunque sean migajas, tendrían que generar un bloque o alianza para ir juntos, si no es así, muchos pudieran perder hasta el registro y sería desde mi punto de vista lo mejor ¿para qué queremos tantos vividores colgados del presupuesto público, no lo cree?