¿Va en serio?

Llegan apoyos federales

El lamentable suceso vivido el pasado 8 de mayo en el que Maximiliano «N» asesinó a dos personas e hirió a otras dos; lo ocurrido el 10 de mayo con la agresión al personal de custodia del penal federal femenil de Coatlán del Río, parece haber hecho reaccionar a las autoridades.

Tras la polémica desarrollada en redes sociales en el caso de Max por un amparo concedido en un juzgado federal, a fin de garantizarle sus derechos humanos, nos hace preguntarnos, pero ¿y a los agredidos, a las familias afectadas quién se los garantiza? pero lo bueno es que se dio prisión preventiva contra al agresor material como todos esperábamos.

La suma de los hechos en el municipio sureño de Puente de Ixtla llevo a una reacción oficial, a partir de lo anterior, arribaron refuerzos al estado y la Comisión Estatal de Seguridad vía su titular José Antonio Ortiz Guarneros dio a conocer el desarrollo de operativos y la instalación de puestos de revisión en puntos estratégicos; entradas y salidas de carreteras, con la participación de elementos federales y locales.

Ojalá que tan desafortunados acontecimientos deriven en acciones verdaderamente contundentes, a fin de frenar la embestida criminal que no deja de generar sospechas de que tenga metida la mano negra de figuras políticas que ejercieron poder en el pasado reciente.

El gobernador Cuauhtémoc Blanco necesita dar una demostración de fuerza y autoridad para detener esas perversas intenciones de desestabilizar y buscar la gobernabilidad.

No es muy difícil darse cuenta de que esas fuerzas oscuras y enemigas de la sociedad tienen incluso toda una estrategia de comunicación, para multiplicar y hacer viral cualquier acción relacionada con el crimen.

Claro que personajes políticos están a la vista, muchos lo sabemos; sin embargo, sí han logrado ya parte de sus objetivos desacreditando gradualmente el desempeño de la actual administración para distanciarla de la población, no obstante su objetivo final es llevar al descarrilamiento de este proyecto.

La presencia de fuerzas Federales deberá ser permanente, hasta que se tranquilicen las cosas, no obstante, y como dice el dicho, «muerto el perro se acabó la rabia» y paralelamente se tendría que ir con todo contra esos sujetos que siguen haciéndole daño a Morelos, comenzando por Graco Ramírez y su hijastro Rodrigo Gayosso.

Y, por cierto, en torno al asesinato del empresario Jesús García, si se jala el hilo del caso igual y se llega a una de esas figuras intelectuales del acontecimiento que ya ha generado amenazas directas hasta con los comunicadores, ya que han aparecido al menos tres mantas, muy bien impresas y todo.

La delincuencia no descansa

Aún no nos recuperamos del desagradable suceso ocurrido el pasado ocho de mayo y ahora, dos días después, los primeros reportes del día fueron relacionados con el asesinato de por lo menos cuatro mujeres que laboraban en el área de seguridad del penal federal femenil, localizado en el municipio de Coatlán del Río.

Se dice hay son cuatro quienes perdieron la vida en el momento, pero hay 10 heridas más y varios hombres, que fueron trasladados a hospitales cercanos.

Los hechos se registraron en las primeras horas del día cuando el camión propiedad de la autoridad federal en el que viajaban fue interceptado y sus pasajeros fueron atacados por sujetos que se trasladaban en un vehículo Sentra, con placas de circulación de Guerrero. Los trabajadores de custodia se dirigían en el autobús al festejo del Día de las Madres, en el municipio de Puente de Ixtla.

Adicionalmente, en #Cuernavaca, fue localizada sin vida una mujer con huellas de haber sido golpeada, cerca de uno de los club de golf de la ciudad.

En el caso de las custodias emboscadas el carro en el que se transportaban los presuntos agresores fue localizado incendíando a unos kilómetros del lugar del ataque, en San Gabriel Las Palmas, pero ya en el municipio de Amacuzac.

La delincuencia pues, anda suelta y sin descanso, pero también observamos que sucesos como estos que se registran en días tan especiales como hoy, llevan la clara intención de tener mayor impacto social y político. Mucha perversidad.

Llaman empresarios a la unidad

«El estado y la Federación se desgarran. El crimen ha rebasado a los tres niveles de Gobierno, ya tienen que tomar las cosas en serio», reclamó el poeta y activista Javier Sicilia respecto al estado de cosas que guarda la inseguridad en Morelos.

Y agregó: «A los criminales les pedimos que ya paren esto, afectan también a sus propias familias, hay que detener el derrame de sangre».

Durante una rueda de prensa en el altar a las víctimas instalado en la puerta de entrada al Palacio de Gobierno, consideró que la Guardia Nacional no es la solución. “Es una estrategia ya gastada, y demandó voluntad política para combatir a la delincuencia”.

En tanto, líderes de cámaras empresariales se pronunciaron por una lucha conjunta, entre gobierno, sociedad y sectores institucionales; a fin de reducir el nivel de los delitos.

José Salgado Patiño, dirigente de la Canacope; Ángel Adame Jiménez del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y Jorge Matar Vargas, de Canacintra; adelantaron que buscarán hacer un frente común para tener una audiencia con las autoridades y buscar soluciones integrales.

Coincidieron en exigir al estado y al municipio que se dejen de conflictos y trabajen juntos. “El edil Antonio Villalobos Adán, tiene que firmar el Mando Coordinado o seguirá afectando a los ciudadanos”, dijo Salgado Patiño.

¿Quién está detrás del asesinato?

Las autoridades de Morelos todavía no ofrecen nada importante, en relación al asesinato de dos líderes de comerciantes en el centro de Cuernavaca, a fin de conocer a qué obedeció el ataque a balazos, por parte de quien hoy sabemos se llama Max Hernández, un sujeto que de acuerdo a lo que se puede entender en su perfil de Facebook gusta del consumo de drogas

Lamentables hechos por los dos caídos y afortunadamente los otros dos heridos están fuera de riesgo, pero lo que nos tocó vivir -fuimos parte activa de la corretiza- lleva, en primera instancia, a sostener que el tipo tenía plena conciencia de que podía no salir vivo de ahí, o por lo menos, que sería atrapado.

Y aún así realizó el «trabajo», que muy seguramente fue un encargo de alguien y la pregunta es: ¿de quién o quiénes?. El tal Max no debió actuar por iniciativa propia, de eso pareciera haber cierta certeza.

Ahora bien, como que sí iba por dos objetivos, Roberto Castrejón jr. y el empresario Jesús García, ambos dirigentes cetemistas representantes de comerciantes ambulantes o semifijos, que por desgracia fallecieron. Tanto nuestro compañero camarógrafo René Pérez, quien resultó herido y otra persona fueron víctimas colaterales.

Hay algo que se deberá investigar, los extremistas. El papá de Castrejón, del mismo nombre, ya responsabilizó directamente al dirigente sindicalista del Nuevo Grupo Sindical, Bulmaro Hernández y a su hijo Ben Hur del crimen, pero deberá presentar la denuncia formal ante la Fiscalía para que se investigue esa teoría.

Pudiera haber sido pues, acorde con esta hipótesis, un suceso ligado a la lucha por el control de los ambulantes del centro de Cuernavaca y otros municipios entre la Federación de Trabajadores de México (FTM-CTM) y el Nuevo Grupo Sindical.

No obstante deberá recordarse también que hace más de dos años, cuando se realizaba una cabalgata para iniciar la Feria de Cuernavaca, el hijo del empresario Jesús García fue asesinado en plena inauguración del evento, y hasta donde se observó el criminal tenía ciertas características similares a Max, ahora la víctima fue el padre quien incriminó a varios regidores de tener compromisos con la delincuencia organizada y que le estaban cobrando a él por ser el papá del organizador del evento fallido.

Esa tendrá que ser otra línea de investigación, tienen al asesino, no hay duda, él fue el que disparó, y más allá de especulaciones fue un atacante solitario.

El sujeto deberá confesar realmente ¿por orden de quién o quiénes lo hizo? Porque igual y ya venía adiestrado para declarar a conveniencia, como cuando ejecutaron al hijo de Chuy, que lo hizo en medio de la gente y a plena la luz del día. La forma de operar pareciera similar, para provocar el mayor escándalo posible como la vez pasada que incluso se quiso incriminar al entonces alcalde Cuauhtémoc Blanco.

Por lo pronto el gobernador Blanco Bravo ha solicitado de nuevo el apoyo de la Federación, muy concretamente de la Marina y el Ejército, porque a nivel del estado o los municipios las corporaciones policiacas están mal preparadas, sin equipo y ni el número es suficiente.

Enviar a la Guardia Nacional sería lo más correcto, para que actúen con toda la fuerza posible contra las bandas de delincuentes.

Confirman la muerte de un segundo herido en el zócalo de Cuernavaca

A cinco horas de que se registrara un ataque con arma de fuego en pleno centro de la capital morelense, se confirmó la muerte de una segunda víctima de nombre Roberto Raciel Castrejón, hijo de un líder cetemista del mismo nombre; quien también se dedicaba a representar comerciantes ambulantes y semifijos.

De acuerdo con la información recabada hasta el momento, existen dos posibles líneas de investigación sobre los hechos, una que tendría que ver con los conflictos que sostenía el empresario Jesús García desde la muerte de su hijo desde el 2016 por el control de la Feria de Cuernavaca, y dos que podría estar relacionada con las rivalidades que también tendrían los occisos con los dirigentes del Nuevo Grupo Sindical (NGS), organización que encabeza en Morelos Bulmaro Hernández y su hijo Ben Hur Hernández.

Los dirigentes de comerciantes sostuvieron la mañana de este miércoles una reunión con representantes del gobierno estatal en Palacio de Gobierno en búsqueda del reordenamiento del comercio ambulante y semifijo de la capital, que se encuentra totalmente fuera de control y crece cada vez más.

Esta fue la segunda sesión, reuniones en las cuales el alcalde de Cuernavaca no ha puesto interés, pero que el Secretario de Desarrollo Económico, Gilberto Alcalá y Cecilia Rodríguez titular de Turismo en el gobierno estatal han encabezado. Al salir de la reunión, en la que estuvieron líderes de varias agrupaciones -aún a las puertas del Palacio de Gobierno- un joven mal vestido se acercó y abrió fuego contra el empresario Jesús García para darse a la fuga corriendo.

Debido a que es una zona vigilada y donde circula mucha gente se logró darle alcance, pero al verse acorralado volvió a accionar el arma hiriendo a más personas, entre ellas Roberto Castrejón hijo, el camarógrafo René Pérez quien apoyaba la persecución y un hombre mayor que al parecer era transéunte.

A las espaldas de Palacio de gobierno, los comerciantes ambulantes de los grupos opositores al reordenamiento realizaban una manifestación y también participaron en la persecución.

No obstante, la hipótesis más fuerte es que venían expresamente por García, ya que en redes sociales hay una denuncia que señala como responsable a un funcionario del Sistema de Agua de Cuernavaca, Héctor Omar Maganda, a quien se identifica como líder del cártel de los Beltrán Leyva en Morelos y esposo de la secretaria de Bienestar Social del Ayuntamiento de Cuernavaca; debido a que tenía un conflicto con García por la organización de la tradicional feria, desde que en la época de Cuauhtémoc Blanco como alcalde se cambió el control del evento.

Sumidos en deuda e ignorancia

Municipios en letargo

Salvo honrosas excepciones, esta generación de presidentes municipales ha entrado a su quinto mes de gestión y francamente, como «el excremento de perico; ni hieden, ni huelen».

Enredados y atrapados por pesadas deudas, un alto nivel de ignorancia, improvisación y sin capacidad para hacerle frente a la delincuencia; prácticamente están ausentes del ánimo ciudadano, porque no hay inversión social y en muchos casos no son capaces ni de mantener calidad en los servicios, una de las responsabilidades que tienen en sus respectivas alcaldías.

Muchos de los alcaldes o alcaldesas muestran serios problemas de improvisación, porque no tienen carrera política, acaso desempeñado en alguna regiduría, que tampoco enseña gran cosa.

Bueno, existen unos que lograron reelegirse, pero aún así no muestran ni regular desempeño, como en el caso del alcalde de Xochitepec, Alberto Sánchez Ortega, quien incluso es acusado de abuso de autoridad por algunos lugareños.

Tenemos otro caso lamentable; la alcaldesa de Temixco, Jazmín Solalo López, que no pinta en absoluto, y no se ve como pueda evolucionar algo; mientras las quejas por inseguridad, problemas de agua potable o de alumbrado aparecen por todos lados. Muchas calles están en tinieblas, favoreciendo los asaltos y a la delincuencia.

Cuernavaca tampoco escapa a la crítica, el edil Antonio Villalobos Adán ya hasta viajó a Estados Unidos, con cargo al erario, pero más allá de declaraciones alegres no ha hecho nada significativo, pero además, a pesar de que la capital padece los amantes de lo ajeno y otros males mayores, hasta ahora se ha negado a sumarse al Mando Policiaco Coordinado.

Decíamos que algunos, aún sin tener experiencia en cargos de representación popular, como Rafael Reyes Reyes de Jiutepec, por lo menos muestran voluntad e ideas.

Habrá que esperar que tome forma, pero eso de ofrecer despensas a la ciudadanía a cambio de desechos sólidos no es mala estrategia para reducir los volúmenes de basura a cambio de alimentos y otros productos básicos como plantas medicinales o frutales.

Logró gestionar con Obras Públicas del estado una pavimentación, en un tramo de la carretera Cuernavaca-Cuautla, desde Progreso a La Joya, y también consiguió que se le apoyará con inversión en materia de agua potable. Aparece entre los mejorcitos.

El de Yautepec, Agustín Alonso Gutiérrez, no obstante ser de los reelectos, su desempeño es gris; igual que el de Emiliano Zapata, Fernando Aguilar Palma, no se ha sabido de nada destacado, novedoso o importante en su gestión.

Y así nos podríamos ir con muchos otros que parecieran andar a ciegas.

A Ángel Flores Bustamante, presidente municipal de Jojutla, le tocó «bailar con la más fea», esa ciudad quedó destruida tras el terremoto del 2017 y aún no se puede recuperar del duro golpe, porque el ex gobernador Graco Ramírez se robó el 80 por ciento del dinero que había para damnificados.

Ojalá que se pongan las pilas aquellos que andan dando palos de ciego, porque el tiempo pasa volando y los tres años de su administración ni se sienten, cuando apenas van aprendiendo ya terminaron.

Es necesario un ajuste a la ley

Cualquier consulta pública en torno a la utilidad de los partidos políticos da fe del repudio que hay en este país contra dichas organizaciones sociales.

La inconformidad se origina debido a que es a través de ellos que han llegado a cargos de elección popular personajes ineptos, impreparados e incapaces de vivir del trabajo y esfuerzo cotidiano, además de que tienen apetitos indignos de poder y riqueza.

¿Y porqué el tema? porque el Consejo General del IMPEPAC ha recibido 34 solicitudes de inscripción, de igual número de agrupaciones políticas y ciudadanas, que buscan convertirse en partidos políticos en Morelos.

Parece cosa se locos, ¿verdad? pero es real. ¿Y cree usted que lo hacen por su infinito amor a México y Morelos?

Sin averiguarlo mucho sostengo que un 98 por ciento de quienes encabezan esas solicitudes son politiquillos aventureros; personajes que intentan vivir de las prerrogativas que reciben los partidos políticos del Estado; es decir, dinero nuestro, porque todo viene del presupuesto público que se integra con los impuestos y las pocas ganancias que tienen las paraestatales.

Es urgente que se hagan reformas legales en la materia, a fin de evitar que el número de partidos continúe creciendo; cuando lo que como sociedad demandamos es casi su extinción.

En este momento, entre los requisitos está el contar con el apoyo de firmas del 0.26 por ciento del padrón electoral, para poder aspirar al registro. Es muy poco, tanto, que igual y con una lana se puede lograr el supuesto respaldo, como lo vimos en las candidaturas independientes en la pasada elección.

¡No más vividores de la política! hay hartazgo e impotencia por tanto aprendiz de política y supuestos representantes populares.

La absoluta mayoría de quienes buscan encabezar una institución de esas; lo hace o por hambre para intentar salir de pobre o porque no es capaz de desarrollar un trabajo remunerativo en la iniciativa privada.

Por el contrario, si de ideologías se trata, pues sólo tendría que haber tres partidos: uno de izquierda, otro de centro y uno de derecha.

Ahí caben todos los pensamientos e ideas en la materia, lo demás son perversidades y marrullerías de los grupos del poder, que explotaron a esta nación cerca de 90 años y que crearon incluso partidos «satélite» para confundir al elector y perpetuarse en el ejercicio del mando.

Ejemplos sobran, ahí están el Partido Verde o Nueva Alianza, creados por el PRI. Por eso decimos ¡no más partidos políticos, hay que ir sólo por tres!.

Siguen haciendo daño, y negocios

La presencia de personajes «non gratos» en Morelos como el ex titular de seguridad, Jesús Alberto Capella, sólo indica que no nos equivocamos cuando afirmamos que con parte del dinero que nos robaron son accionistas de Jardines de México.

El rufian policiaco quiso venir al evento del Buky para demostrar que no teme a que lo alcance la ley «por delincuente de cuello blanco», y para enviar señales de que sigue controlando parte del territorio con el apoyo de grupos de ‘la maña’, como siempre lo hizo.

Pero, al mismo tiempo es inequívoca la señal de que tienen intereses ahí y, por lo tanto, se sabía seguro; aunque optó por solicitarle a uno de sus cómplices, el líder estatal del PRD, Matías Quiroz Medina, que lo acompañara, por aquello de las dudas.

Por cierto, que el originario de Milpa Alta, CDMX, y avecindado en Tlaltizapán hizo su show, ya pasado de copas.

Lo preocupante de lo que seguimos viendo es que estamos ante sujetos sin una pizca de honorabilidad, respeto y calidad moral. Son de esos que a pesar del daño que hacen todavía disfrutan mirando a sus agraviados, y por eso el polizonte buscó dejarse ver para cumplir con su propósito.

¡Y pensar que eran los que velaban por la paz y custodiaban los intereses de los morelenses!

Por lo menos, en lo personal puedo sostener, conforme a los antecedentes periodísticos, que la posición fue frontal contra Graco Ramírez, porque con base en sus antecedentes, quedaba claro que, de llegar a la gubernatura, el costo para Morelos sería dramático.

Pero pareciera que nos quedamos cortos, los alcances del daño han sido aún no calculados del todo.

Y por lo que seguimos observando, reiteramos que Graco, su hijastro Rodrigo Gayosso y Alberto Capella, están detrás de la mayor parte de hechos de sangre perpetrados entre mafiosos.

Igual que los enemigos del presidente Andrés Manuel López Obrador, los del cartel de «los gracos» buscan el fracaso del nuevo gobierno, a fin de recuperar presencia política.

¿Va en serio?

Topiltzin e Izquierdo a proceso penal

No obstante que son más de 40 las denuncias presentadas contra ex funcionarios de la administración anterior, incluyendo al ex gobernador Graco Ramírez, los expedientes poco han avanzado; sin embargo, se informa que los ex secretarios, de Obras Públicas, Patricia Izquierdo Medina y de Desarrollo Sustentable, Topiltzin Contreras McBeath, ya que fueron declarados ayer vinculados a proceso penal por la autoridad competente.

El juez del caso, los habría encontrado responsables de delitos como ejercicio indebido de funciones, en sus respectivos cargos, así como daño al medio ambiente.

La vinculación a proceso penal también puede interpretarse como de un riesgo inminente de que ambos ex funcionarios pudieran ser llevados a prisión, y entonces serían los primeros en ser colocados tras las rejas de todos aquellos ex funcionarios de la pasada administración que han sido acusados.

De ser así, le estaríamos reconociendo a la Fiscalía Anticorrupción una por haber obrado conforme a derecho, porque nadie duda de que cometieron delitos, pero el grueso de la población sigue exigiendo que se proceda legalmente contra Graco el ex gobernador.

Izquierdo Medina, vía Obras Públicas, fue la que maquilló licitaciones con el fin de que empresas ligadas al tabasqueño y a su hijastro Rodrigo Gayosso fueran los que se adjudicarán los contratos más grandes de obras.

Uno de ellos, el correspondiente a la construcción del estadio de fútbol Agustín «Coruco» Díaz de Zacatepec y otros.

Una ficha informativa da fe de que la obra tuvo un costo real de 350 millones de pesos, pero la facturaron por más de 800 millones. Otras más, el Museo Juan Soriano o la remodelación del Centro Histórico de Cuernavaca, fueron notorias porque inflaron costos y se llevaron a sus bolsillos o los de sus amigos cientos de millones de pesos.

Ojalá que esto sea sólo el principio y comencemos a ver caer a muchos otros delincuentes de cuello blanco en el estado.

Y preguntaríamos ¿los ex diputados cuándo?

Cada quien su evento, Día Internacional del Trabajo

Las acciones de trabajadores en relación al Día Internacional del Trabajo mostraron a un sector obrero dividido y, en esta ocasión, con un bajo nivel de reclamo frente al gobierno.

Distinto a épocas pasadas cuando la parada confluía hacia el centro de Cuernavaca, descendiendo por la calle Matamoros para terminar detrás de Palacio de Gobierno; está vez sólo el contingente extremista y algunos grupos del magisterio usaron esa vía.

Paralelamente, un movimiento de actores diversos con perfiles de sindicalismo independiente se concentraron en Plaza de Armas, pero llegaron a través de la calle Guerrero. Ahí, fue donde se escucharon consignas contra el sistema de gobierno con cierta acidez.

Estuvieron sindicatos como el de electricistas, del INIFAP y del IMTA; por cierto estos últimos en huelga, encabezados por el vocero de la Comisión Independiente de Derechos Humanos, con José Martínez Cruz.

Pero lo que llamó la atención es que un numeroso grupo de trabajadores del sindicato del sector Salud del estado arribaron al centro, pasaron frente al Museo Cuauhnahuac para tomar Boulevard Juárez hacia abajo.

Por su parte, el gobierno estatal encabezó una reunión-desayuno con líderes del sector, en conocido hotel restaurante de la ciudad, y los dirigentes del Nuevo Grupo Sindical también convocaron a su gente en un lugar privado.

Cabe mencionar que los de la FTM (CTM-PRI) mostraron esta vez una postura muy complaciente frente al gobierno estatal y federal, a pesar de ser oposición.

Más bien fue un considerable número de sindicaluzados de Salud, quienes conducidos por su líder Gil Magadan, quienes demandaron más salario, medicamentos y equipo de trabajo, además de que mostraron su repudio al director del hospital José G. Parres, Víctor Manuel Martínez, a quien acusaron de irregularidades y pidieron mejores prestaciones laborales.

En general, fue una conmemoración más civilizada y pacífica que antaño, y por el contrario los cetemistas aplaudieron la reforma laboral recientemente aprobada en el Congreso.