A lo que estamos llegando

Las medidas extremas que viene adoptando el gobierno de la Ciudad de México, a fin de reducir los niveles de contaminación del aire, son ya objeto de conflicto entre lo estados integrados en la Megalópolis.

Eso de prohibir el acceso vehicular de las entidades vecinas como Morelos, Puebla y el Estado de México, martes a jueves durante determinadas horas, es decir, causa complicaciones y hasta detrimento para miles de personas.

Lo peor es para los que por alguna actividad, laboral o de estudios, viajan permanentemente a la capital del país.

El anuncio, hecho hace unas horas, provocó reacciones en cadena en los territorios afectados.

Resolver el asunto de la contaminación no es cosa menor para una metrópoli considerada una de las de las más pobladas del mundo; pero además con una serie de descuidos e incongruencias en la materia.

Las medidas adoptadas recientemente muestran que el «hoy no circula», vigente desde hace muchos años es insuficiente.

Los grados superlativo de contaminación en la CDMX vienen de muchos años a la fecha; ya por la década de los 70s ‘del siglo pasado’ para alguien que llegaba de provincia, acostumbrado a respirar aire puro, era molesto caminar por el área del centro. Lo menos que sentía era un ardor de ojos y lagrimeo.

Pero de esos años a la fecha las cosas empeoraron y algo deberá hacerse, pero eso de cerranos el paso a los vecinos cercanos como que no se antoja correcto.

Reiteramos, miles de jóvenes viajan a diario para realizar sus estudios en el IPN, la UNAM y otras universidades, y buena parte de ellos lo hacen en autos.

También, en lo que toca a lo laboral, ocurre algo similar e impedirles la libre circulación se antoja hasta violatorio de los derechos humanos y constitucionales; porque estamos en nuestro país, México.

El gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo ha mostrado su inconformidad ante la medida restrictiva, y dice que buscará dialogar con la jefa de gobierno Claudia Sheimbaun, para pedirle que reconsidere, si no hay resultado, igual y pudiera combatirse por la vía legal o mediante amparo, ya que la Constitución General de la República establece que como ciudadanos mexicanos podemos transitar libremente por su territorio.

Primera prueba para AMLO; elecciones

Este domingo hubo elecciones en seis entidades de la República; en Baja California y Puebla se votó la gubernativa.

En Aguascalientes, Durango, Tamaulipas y Quintana Roo; estuvieron en juego presidencias municipales y diputaciones locales.

Es la primera prueba para el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador y su partido Morena.

¿Y, cuál ha sido el balance? A unas del cierre de las casillas pues parece que no le va mal, porque los números le dan ventaja a sus cuadros morenistas en las posiciones de mayor relevancia, como son las gubernaturas.

En Puebla, Miguel Barbosa tenía una tendencia por arriba de los 50 puntos, seguido de lejos por el panista Enrique Cárdenas con cerca del 20 por ciento.

En lo referente a Baja California, también el abanderado de Morena, Jaime Bonilla se perfilaba como el ganador con el 44 por ciento. Detrás de él, Oscar Vega del PAN se encontraba con un 36 por ciento.

A nivel de ayuntamientos y diputaciones locales, que se disputaron en las otras cuatro entidades, Marko Cortés, líder nacional panista decía traer ventaja mayoritaria frente a los del partido de López Obrador.

De ser así los resultados, tampoco le habría ido del todo mal; porque se lleva los gobiernos estatales de Puebla y Baja California. Este último, en manos de Acción Nacional desde hace décadas.

¿Quién está detrás del asesinato?

Las autoridades de Morelos todavía no ofrecen nada importante, en relación al asesinato de dos líderes de comerciantes en el centro de Cuernavaca, a fin de conocer a qué obedeció el ataque a balazos, por parte de quien hoy sabemos se llama Max Hernández, un sujeto que de acuerdo a lo que se puede entender en su perfil de Facebook gusta del consumo de drogas

Lamentables hechos por los dos caídos y afortunadamente los otros dos heridos están fuera de riesgo, pero lo que nos tocó vivir -fuimos parte activa de la corretiza- lleva, en primera instancia, a sostener que el tipo tenía plena conciencia de que podía no salir vivo de ahí, o por lo menos, que sería atrapado.

Y aún así realizó el «trabajo», que muy seguramente fue un encargo de alguien y la pregunta es: ¿de quién o quiénes?. El tal Max no debió actuar por iniciativa propia, de eso pareciera haber cierta certeza.

Ahora bien, como que sí iba por dos objetivos, Roberto Castrejón jr. y el empresario Jesús García, ambos dirigentes cetemistas representantes de comerciantes ambulantes o semifijos, que por desgracia fallecieron. Tanto nuestro compañero camarógrafo René Pérez, quien resultó herido y otra persona fueron víctimas colaterales.

Hay algo que se deberá investigar, los extremistas. El papá de Castrejón, del mismo nombre, ya responsabilizó directamente al dirigente sindicalista del Nuevo Grupo Sindical, Bulmaro Hernández y a su hijo Ben Hur del crimen, pero deberá presentar la denuncia formal ante la Fiscalía para que se investigue esa teoría.

Pudiera haber sido pues, acorde con esta hipótesis, un suceso ligado a la lucha por el control de los ambulantes del centro de Cuernavaca y otros municipios entre la Federación de Trabajadores de México (FTM-CTM) y el Nuevo Grupo Sindical.

No obstante deberá recordarse también que hace más de dos años, cuando se realizaba una cabalgata para iniciar la Feria de Cuernavaca, el hijo del empresario Jesús García fue asesinado en plena inauguración del evento, y hasta donde se observó el criminal tenía ciertas características similares a Max, ahora la víctima fue el padre quien incriminó a varios regidores de tener compromisos con la delincuencia organizada y que le estaban cobrando a él por ser el papá del organizador del evento fallido.

Esa tendrá que ser otra línea de investigación, tienen al asesino, no hay duda, él fue el que disparó, y más allá de especulaciones fue un atacante solitario.

El sujeto deberá confesar realmente ¿por orden de quién o quiénes lo hizo? Porque igual y ya venía adiestrado para declarar a conveniencia, como cuando ejecutaron al hijo de Chuy, que lo hizo en medio de la gente y a plena la luz del día. La forma de operar pareciera similar, para provocar el mayor escándalo posible como la vez pasada que incluso se quiso incriminar al entonces alcalde Cuauhtémoc Blanco.

Por lo pronto el gobernador Blanco Bravo ha solicitado de nuevo el apoyo de la Federación, muy concretamente de la Marina y el Ejército, porque a nivel del estado o los municipios las corporaciones policiacas están mal preparadas, sin equipo y ni el número es suficiente.

Enviar a la Guardia Nacional sería lo más correcto, para que actúen con toda la fuerza posible contra las bandas de delincuentes.

Confirman la muerte de un segundo herido en el zócalo de Cuernavaca

A cinco horas de que se registrara un ataque con arma de fuego en pleno centro de la capital morelense, se confirmó la muerte de una segunda víctima de nombre Roberto Raciel Castrejón, hijo de un líder cetemista del mismo nombre; quien también se dedicaba a representar comerciantes ambulantes y semifijos.

De acuerdo con la información recabada hasta el momento, existen dos posibles líneas de investigación sobre los hechos, una que tendría que ver con los conflictos que sostenía el empresario Jesús García desde la muerte de su hijo desde el 2016 por el control de la Feria de Cuernavaca, y dos que podría estar relacionada con las rivalidades que también tendrían los occisos con los dirigentes del Nuevo Grupo Sindical (NGS), organización que encabeza en Morelos Bulmaro Hernández y su hijo Ben Hur Hernández.

Los dirigentes de comerciantes sostuvieron la mañana de este miércoles una reunión con representantes del gobierno estatal en Palacio de Gobierno en búsqueda del reordenamiento del comercio ambulante y semifijo de la capital, que se encuentra totalmente fuera de control y crece cada vez más.

Esta fue la segunda sesión, reuniones en las cuales el alcalde de Cuernavaca no ha puesto interés, pero que el Secretario de Desarrollo Económico, Gilberto Alcalá y Cecilia Rodríguez titular de Turismo en el gobierno estatal han encabezado. Al salir de la reunión, en la que estuvieron líderes de varias agrupaciones -aún a las puertas del Palacio de Gobierno- un joven mal vestido se acercó y abrió fuego contra el empresario Jesús García para darse a la fuga corriendo.

Debido a que es una zona vigilada y donde circula mucha gente se logró darle alcance, pero al verse acorralado volvió a accionar el arma hiriendo a más personas, entre ellas Roberto Castrejón hijo, el camarógrafo René Pérez quien apoyaba la persecución y un hombre mayor que al parecer era transéunte.

A las espaldas de Palacio de gobierno, los comerciantes ambulantes de los grupos opositores al reordenamiento realizaban una manifestación y también participaron en la persecución.

No obstante, la hipótesis más fuerte es que venían expresamente por García, ya que en redes sociales hay una denuncia que señala como responsable a un funcionario del Sistema de Agua de Cuernavaca, Héctor Omar Maganda, a quien se identifica como líder del cártel de los Beltrán Leyva en Morelos y esposo de la secretaria de Bienestar Social del Ayuntamiento de Cuernavaca; debido a que tenía un conflicto con García por la organización de la tradicional feria, desde que en la época de Cuauhtémoc Blanco como alcalde se cambió el control del evento.

Es necesario un ajuste a la ley

Cualquier consulta pública en torno a la utilidad de los partidos políticos da fe del repudio que hay en este país contra dichas organizaciones sociales.

La inconformidad se origina debido a que es a través de ellos que han llegado a cargos de elección popular personajes ineptos, impreparados e incapaces de vivir del trabajo y esfuerzo cotidiano, además de que tienen apetitos indignos de poder y riqueza.

¿Y porqué el tema? porque el Consejo General del IMPEPAC ha recibido 34 solicitudes de inscripción, de igual número de agrupaciones políticas y ciudadanas, que buscan convertirse en partidos políticos en Morelos.

Parece cosa se locos, ¿verdad? pero es real. ¿Y cree usted que lo hacen por su infinito amor a México y Morelos?

Sin averiguarlo mucho sostengo que un 98 por ciento de quienes encabezan esas solicitudes son politiquillos aventureros; personajes que intentan vivir de las prerrogativas que reciben los partidos políticos del Estado; es decir, dinero nuestro, porque todo viene del presupuesto público que se integra con los impuestos y las pocas ganancias que tienen las paraestatales.

Es urgente que se hagan reformas legales en la materia, a fin de evitar que el número de partidos continúe creciendo; cuando lo que como sociedad demandamos es casi su extinción.

En este momento, entre los requisitos está el contar con el apoyo de firmas del 0.26 por ciento del padrón electoral, para poder aspirar al registro. Es muy poco, tanto, que igual y con una lana se puede lograr el supuesto respaldo, como lo vimos en las candidaturas independientes en la pasada elección.

¡No más vividores de la política! hay hartazgo e impotencia por tanto aprendiz de política y supuestos representantes populares.

La absoluta mayoría de quienes buscan encabezar una institución de esas; lo hace o por hambre para intentar salir de pobre o porque no es capaz de desarrollar un trabajo remunerativo en la iniciativa privada.

Por el contrario, si de ideologías se trata, pues sólo tendría que haber tres partidos: uno de izquierda, otro de centro y uno de derecha.

Ahí caben todos los pensamientos e ideas en la materia, lo demás son perversidades y marrullerías de los grupos del poder, que explotaron a esta nación cerca de 90 años y que crearon incluso partidos «satélite» para confundir al elector y perpetuarse en el ejercicio del mando.

Ejemplos sobran, ahí están el Partido Verde o Nueva Alianza, creados por el PRI. Por eso decimos ¡no más partidos políticos, hay que ir sólo por tres!.

Cada quien su evento, Día Internacional del Trabajo

Las acciones de trabajadores en relación al Día Internacional del Trabajo mostraron a un sector obrero dividido y, en esta ocasión, con un bajo nivel de reclamo frente al gobierno.

Distinto a épocas pasadas cuando la parada confluía hacia el centro de Cuernavaca, descendiendo por la calle Matamoros para terminar detrás de Palacio de Gobierno; está vez sólo el contingente extremista y algunos grupos del magisterio usaron esa vía.

Paralelamente, un movimiento de actores diversos con perfiles de sindicalismo independiente se concentraron en Plaza de Armas, pero llegaron a través de la calle Guerrero. Ahí, fue donde se escucharon consignas contra el sistema de gobierno con cierta acidez.

Estuvieron sindicatos como el de electricistas, del INIFAP y del IMTA; por cierto estos últimos en huelga, encabezados por el vocero de la Comisión Independiente de Derechos Humanos, con José Martínez Cruz.

Pero lo que llamó la atención es que un numeroso grupo de trabajadores del sindicato del sector Salud del estado arribaron al centro, pasaron frente al Museo Cuauhnahuac para tomar Boulevard Juárez hacia abajo.

Por su parte, el gobierno estatal encabezó una reunión-desayuno con líderes del sector, en conocido hotel restaurante de la ciudad, y los dirigentes del Nuevo Grupo Sindical también convocaron a su gente en un lugar privado.

Cabe mencionar que los de la FTM (CTM-PRI) mostraron esta vez una postura muy complaciente frente al gobierno estatal y federal, a pesar de ser oposición.

Más bien fue un considerable número de sindicaluzados de Salud, quienes conducidos por su líder Gil Magadan, quienes demandaron más salario, medicamentos y equipo de trabajo, además de que mostraron su repudio al director del hospital José G. Parres, Víctor Manuel Martínez, a quien acusaron de irregularidades y pidieron mejores prestaciones laborales.

En general, fue una conmemoración más civilizada y pacífica que antaño, y por el contrario los cetemistas aplaudieron la reforma laboral recientemente aprobada en el Congreso.

La farsa de la justicia

Cuando desde el Congreso local se dieron a conocer 24 cancelaciones de “jubilaciones doradas” le dijimos, en este espacio, que eso estaba por verse; que habría que esperar la reacción de los afectados. Pues ya comenzó a aparecer, con ex funcionarios de gobierno estatal acusados incluso de robo al erario.

El temor es ese sentido es que todo ese rollo sea una farsa, una real farsa. Los diputados locales simularon actuar sólo para quitarse señalamientos de complicidad con sus antecesores y presión pública, pero al parecer integraron mal los expedientes, para facilitarles las cosas a los ex servidores públicos.

Ya algunos de ellos lograron amparo contra la cancelación de sus jubilaciones, como en el caso de la ex titular de la Secretaria de Educación, Beatriz Ramírez y el ex director del IDEFOMM, Francisco Velázquez Adán.

De este último se afirma incluso que hace cuatro o cinco años fue regidor en Tepecuacuilco, municipio del estado de Guerrero, y que antes había sido funcionario en Cocula; del mismo estado vecino. Pero presentó pruebas de antigüedad laboral con cargos en el mismo periodo pero en Morelos; evidentemente falsos.

En lo referente a denuncias penales contra ex funcionarios, también el ex titular de SEDAGRO, Roberto Ruiz Silva, logró el amparo federal contra acusaciones de desvío de recursos, ya que la Fiscalía Anticorrupción no sustentó con pruebas sus acusaciones.

Es entendible, el fiscal en la materia Juan Salazar Núñez lo ayudo, fue compañero de él en el gabinete con Graco Ramírez, en la época en que era titular de la Consejería Jurídica.

Y estos son apenas los primeros resultados en la supuesta anulación de jubilaciones doradas y denuncias penales.

Mientras que Salazar Núñez y el otro fiscal de Justicia, Uriel Carmona Gándara, no sean censados de esos cargos, no pasará nada. Para eso fueron colocados ahí por Graco antes de irse.

Sobre esas jubilaciones, hay evidencias a todas luces de irregularidad y pues de que la mayoría de los actuales diputados también obedecen a intereses del pasado. Por eso adelantamos que todo Parece ser un circo.

Buscan estados Ley de Seguridad Vial

Incluir combate a la delincuencia

Representantes de cuatro estados del centro de México: Morelos, Guerrero, estado de México y Querétaro, sostuvieron un encuentro en el que se acordó trabajar en la propuesta para una iniciativa de ley sobre Seguridad Vial para estas entidades federativas. Por parte de Morelos, acudió el titular de Movilidad y Transporte Víctor Mercado Salgado.

Desde luego que no estaría nada mal, las carreteras y los automóviles son hoy instrumentos utilizados para delinquir y, en ocasiones, se utilizan como vía de escape para los delincuentes; porque saben que no hay coordinación interestatal.

Muchos hechos desafortunados se dan en las vías de comunicación, y colaborando entre sí los gobiernos de los territorios involucrados podrían establecer mecanismos para disminuir la incidencia de algunos delitos.

Sin embargo, algo así se tiene que hacer entre esos mismos estados para combatir a los grupos de la delincuencia organizada.

Ambos temas, el referente a las vías de comunicación y el del delito, van de la mano y lo padecen prácticamente todas las entidades del país, mejor sería que se olviden de los límites territoriales en ese aspecto y que unan esfuerzos, porque aislados ya se vió que no pueden.

Además, los mañosos no reconocen fronteras y hay que aplicar las mismas reglas para perseguirlos y combatirlos.

No queremos hacer culpables de nuestros problemas pero, algunas entidades vecinas como Guerrero, nos han mandado buena parte de las células delictivas y cárteles que operan ya en nuestra tierra; por la facilidad que existe para huir y asentarse cerca de sus lugares de origen, pero fuera del alcance de las autoridades de allá.

Bueno, incluso el personaje conocido como «el carrete», con domicilio en San Gabriel las Palmas, municipio de Amacuzac, y con muchos años de estar por aquí, es de origen guerrerense.

Un amigo personal, nativo de ese vecino estado, decía que creció prácticamente junto con él. Que ambos son de Tlacotepec, Guerrero. Incluso dio detalles como aquello de que «el carrete» era hijo de un ganadero que llegó a tener más de 200 cabezas.

A él, como a otros vecinos de ese pueblo, los mandaron a estudiar a Morelos donde por lo menos «el carrete» decidió mejor por el camino de las drogas.

O sea, sí hemos sido objeto de arribo de personajes que hoy forman parte de grupos peligrosos del delito, y por eso lo importante de que las entidades cercanas monten estrategias de combate conjuntas, respaldadas por la Federación.