ACUSAN A FUNCIONARIOS DE AUTORIZAR “AVIADORAS”

Un regidor y el Oficial Mayor del Ayuntamiento de Temixco fueron imputados por el delito de Ejercicio Ilícito del Servicio Público por la Dirección de Asuntos Jurídicos del Ayuntamiento, luego de que presuntamente autorizaron dar de alta como trabajadoras a 5 mujeres que sólo cobraban un sueldo y aparentemente no acudían a trabajar.

La Fiscalía Anticorrupción inició la carpeta FECC/351/2019 luego de recibir la denuncia por parte de la dependencia estatal desde el año pasado, por lo que fueron investigados e imputados Salvador “N” regidor de Temixco, así como Ruperto “N” Oficial Mayor del mismo municipio ambos en funciones, y quienes presuntamente autorizaron la contratación de cinco personas que nunca se presentaron a laborar.

De acuerdo con la denuncia las plazas autorizadas por Salvador “N” y Ruperto “N” fueron las de Daniela Jafet “N” como auxiliar administrativo “C”; Janet “N”, auxiliar administrativo especializado “B”; María Cristina “N”, auxiliar especializado “B”; Daniela “N”, auxiliar administrativo “C”, aprobadas en enero de 2019, unos días después de que entrara en funciones el actual gobierno municipal; en tanto que América “N”, auxiliar administrativo “C” fue dada de alta en marzo del mismo año.

Los funcionarios temixquenses fueron señalados presuntamente como coautores de la conducta delictiva de Ejercicio Ilícito del Servicio Público; en tanto que las cinco empleadas fueron imputadas como autoras materiales del delito doloso.

 A solicitud de la agente del Ministerio Público, la jueza impuso como medida cautelar la firma periódica bimestral ante la Unidad de Medidas Cautelares (UMECA); en tanto se otorgó 144 horas a la defensa para la próxima audiencia.

SIGNOS POSITIVOS, PERO…

Hambre, muerte, dolor

Los efectos de la pandemia por el COVID-19 muestran ya una clara tendencia a la baja a nivel nacional pero particularmente en Morelos; por lo menos en el número de decesos y de contagios diarios, aunque hay que decir que así sea uno sólo caso diario, es lamentable.

Pero de ninguna manera estamos como hace unos dos meses o más, cuando durante tres días seguidos en promedio se presentaron 100 casos fatales; por ahora, esa cifra no supera los diez y casi siempre anda alrededor de los cinco.

Lo mismo sucede en lo que se refiere al contagio; aunque derivado de la puesta en marcha del foco naranja la entidad reflejó un repunte sustancial (como nos habían dicho), y hay quienes advierten que en éste momento las cosas siguen delicadas y estamos en un punto clave porque mucha gente bajó la guardia y obviamente volvieron a subir las cifras.

Como quiera que sea, vamos a la baja y se ha notado ya casi las últimas tres semanas y se espera que pronto podamos vivir en la Nueva Normalidad, porque acorde con quienes saben de esto; difícilmente regresaremos a la manera como vivíamos en el reciente pasado.

Aparentemente nunca volverá a ser igual en diversos aspectos, el virus es sinónimo de desgracia, sufrimiento y dolor; y consecuencia de este miles de morelenses viven ya en peores condiciones de pobreza y miseria con respecto de la que ya padecían.

Hablar de la pandemia no sólo en Morelos, en todo el país y podríamos decir que en el mundo, es hablar de desempleo; muerte; hambre y tristeza en un porcentaje altísimo de la sociedad, y mire que ésta enfermedad no distinguió a nadie, le pega a todos los niveles y clases sociales.

Oficialmente y hasta la fecha en Morelos las cifras reflejan cerca de 900 muertos; en una amplia mayoría se trata de personas que traían ya enfermedades crónicas y degenerativas; diabetes, hipertensión, males del corazón, del hígado, obesidad y otras cosas que se han vuelto comunes.

Pero reiteramos, esas son las cifras oficiales, se tiene la percepción de que el alcance es mucho mayor, que bien pudiéramos triplicar esos números para acercarnos más o menos a la realidad; es decir que aquí en la tierra zapatista conservadoramente la cifra de fallecidos podría estar rondando los tres mil muertos, y quizás hasta nos quedemos cortos.

¿Son cifras maquilladas? no lo podríamos afirmar, sobre todo porque con el terror con el que se fue mostrando los efectos del COVID-19, la teoría o realidad, es que muchos prefieren no ir a los centros de atención médica donde se considera un área altamente peligrosa y podría haber contagio, una mayoría de las familias ha preferido dejar a sus enfermos en casa, sobre todo en los municipios y si se ponen mal pues sólo llegan a los hospitales casi a morir.

Hay municipios en los que el número de víctimas dadas por la autoridad en la materia es insignificante, comparado con lo que la población de esos lugares se ofrece. Los datos son demasiado disparados, si a nivel de sistema de salud se refiere que son 20 en el pueblo pueden ser fácilmente más de 100, eso ya lo vimos en comunidades como Xoxocotla donde el contagio se extendió rápidamente, ya que es un municipio donde hay una alta movilidad poblacional porque salen a trabajar.

Como ocurrió en los terremotos del 19 de septiembre de 1985 y de septiembre 2017, nunca o muy a la distancia podremos saber cuántos muertos generó esta enfermedad; porque reiteramos, la mayoría optó por terminar en el hogar antes que exponerse en algún hospital.

Y aunque logremos desterrar al virus; sus secuelas nos van a seguir por varios años más, particularmente en lo referente al aspecto económico y de crecimiento. De acuerdo con algunos especialistas en la materia, para lograr alcanzar el nivel de desarrollo que traíamos antes de la pandemia podrían pasar cinco o hasta diez años, dependiendo del esfuerzo que hagamos para recuperarnos.

Quienes por ahora hemos logrado estar a salvo debemos agradecerlo y cambiar nuestra manera de ser; o sea, corresponder a ese privilegio de estar vivos, con más solidaridad, bondad, apoyo para con los demás, no hacerlo hablaría mal de nosotros ¿No le parece?

«CADA QUIEN ASUMIRÁ LO QUE LE CORRESPONDA»

En Morelos las autoridades estatales lanzaron una advertencia prácticamente a los municipios para que no hagan llamados a la apertura de negocios o la reactivación de actividades no esenciales, ya que podrían incurrir en responsabilidad.

Durante la conferencia diaria sobre el avance de los casos de COVID-19, las autoridades reportaron que seguimos en semáforo rojo de la contingencia y tenemos que respetar las disposiciones generales impuestas por el sector salud federal.

Hasta el momento se han reportado 2 mil 461 casos acumulados en Morelos, en los últimos tres meses, autorizados por la Secretaría de Salud Federal.

«En esta etapa del Semáforo Sanitario hemos tenido un incremento de 102 nuevos casos en 24 horas, de los cuales 267 se encuentran activos; lo que quiere decir que se han contagiado y presentan síntomas, 352 se mantienen como sospechosos y se han registrado 543 defunciones, con un incremento en el registro de 106 fallecimientos en el último día.

El titular de la Secretaría de Gobierno, Pablo Ojeda Cárdenas, hizo un llamado a los 36 ayuntamientos para que acaten las disposiciones federales establecidas para esta contingencia, que toman en cuenta diversos indicadores y factores de prevención para salvaguardar la salud y la vida de la población, como la disponibilidad de espacios hospitalarios con el equipo adecuado.

«Por ello todas las autoridades del estado, tenemos la obligación legal y ética de implementar todas las acciones necesarias para salvaguardar a quienes tepresentamos, y el incumplimiento implicará la responsabilidad directa de quienes exhorten o incluso permitan el desacato de los ciudadanos», dijo.

Hay programas de apoyos de diversa índole para los ciudadanos y empresarios que se vean en una situación precaria, los invitamos a verificarlo y confiamos en que los 36 ayuntamientos actuarán en consecuencia.

Los tres niveles de gobierno se rigen por disposiciones específicas que delimitan el ámbito de su competencia de manera legal en la Constitución Mexicana; lo cual está plasmado en el artículo 73 fracción 16 primer apartado y que refiere que podría caerse en responsabilidad de no acatarse.
Por su parte, la titular de la Secretaría de Desarrollo Económico y Trabajo en el estado, Ana Cecilia Rodríguez González, informó que desde hace tres meses que se implementó en la entidad la suspensión de actividades, se han diseñado diversos programas para apoyar tanto la economía de los empresarios como de los trabajadores, con la finalidad de no dejarlos solos en esta contingencia.


“Se ha tratado desde el inicio de que la pérdida de empleo sea la menor, y se ha dado financiamiento por 10 millones de pesos a través de Fondo Morelos a través del programa Covid a 116 empresas; de Pymes por un monto de 7 millones 443 mil pesos a 16 pequeñas empresas; de Morelos Contigo con la entrega de 110 microcréditos por la cantidad de 550 mil pesos y 4 millones 624 mil para 73 micro créditos en la modalidad de apoyo a pequeños negocios individuales o grupales de mujeres, además de otros mecanismos de financiamiento y apoyo para el mantenimiento de los empleos y el pago de sueldos a los trabajadores.

FORMACIÓN Y CONOCIMIENTO

*Diferencia entre alcaldes

Los presidentes municipales en Morelos andan buscando, a costa de lo que sea, una vía de ingresos o cómo hacerse de más recursos económicos para sus arcas.

Presupuestalmente no hay dinero para responder a las demandas ciudadanas; el rezago en obras y hasta para el mantenimiento de servicios, es impresionante.

Sin embargo, y a pesar de que hay una guía; un reglamento mediante el cual los ediles deben conducirse, la absoluta mayoría por su falta de formación y la improvisación con la que llegaron, les impide hacer algo interesante por sus gobernados, a decir verdad lo único que dan es pena.

Y es precisamente la formación académica, política y la experiencia en cargos gubernamentales o de representación popular o de partido, lo que comienza a hacer la diferencia.

No acostumbramos aquí elogiar el desempeño de nadie cuando su propia responsabilidad de servidor público así lo exige, pero en medio del mediocre desempeño de casi todos los ediles, habrá que establecer las diferencias.

Después de haber transcurrido un año de su ejercicio al frente de los ayuntamientos, y por diversas acciones desarrolladas, diríamos que quien se perfila como el mejor presidente municipal de esta generación de servidores públicos es el de Jiutepec, Rafael Reyes Reyes.

Y mire que heredó un ayuntamiento más que en quiebra, super endeudado como producto de un vergonzoso desempeño de su antecesor, Manuel Agüero Tovar.

Salvo la delincuencia, que en mucho es responsabilidad estatal y federal, «Rafa», como lo identifica la mayoría, lleva una administración sana y se ha deshecho de las deudas, por eso decimos que se perfila como el mejor.

Decíamos que la experiencia en éstos menesteres cuenta, y cuenta mucho, y como hay quienes son producto de la reelección; hay otros que tampoco están tan mal.

Haríamos mención de Fernando Aguilar Palma, edil de Emiliano Zapata; que lleva un segundo ejercicio de gobierno más o menos en calma. Erick Sánchez Zavala, en Yecapixtla, es otro que igual y colocaríamos después de Reyes Reyes o Alberto Sánchez Ortega, igualmente reelecto en Xochitepec.

Agustín Alonso Mendoza, alcalde de Yautepec, mantiene cierta gobernabilidad y orden, por lo que merece mención y quizás se nos escapen dos o tres más por ahí, pero el resto parecieran seguir dando palos de ciego.

Bueno, el de Jojutla, Juan Ángel Flores Bustamante ha hecho un gran trabajo, sobre todo porque le dejaron una ciudad en ruinas desde lo del sismo del 19 de septiembre del 2017 y ha sacado la casta con colaboradores en el cabildo interesantes.

De ellos, que hemos citado con mejor desempeño, igual y merecen continuidad en sus cargos o tal vez participar en otra candidatura a diputados locales o federales, porque vienen haciendo la diferencia.

De los demás mejor deberían sentarse en la justa electoral del 2021, porque están pasando de noche y no han dado el ancho. ¿No le parece?

LLAMA GOBIERNO A CONCILIAR

Luego de que 33 presidentes municipales de Morelos amagaron con bloquear carreteras del estado el próximo viernes para exigir el apoyo del gobierno estatal, por la falta de aprobación de sus leyes de ingresos en el Congreso local, el gobernador en un comunicado hizo un llamado a la calma y aseguró que podrá recibirlos la próxima semana.

En relación a las manifestaciones vertidas por diversos presidentes municipales y al documento suscrito por los representantes del Instituto para el Desarrollo y el Fortalecimiento Municipal del Estado de Morelos (Idefomm) se informa a la ciudadanía y medios de comunicación, lo siguiente:

“Desde el inicio de la presente administración el Gobierno del Estado asumió el compromiso de mantener un diálogo permanente con cada uno de los 36 presidentes municipales y sus cabildos, atendiendo en todo momento y de forma inmediata las necesidades y requerimientos que fueran formulados, así como a las complejidades y retos que éstos enfrentan.

Por ello, desde el mes de octubre de 2019, el gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo presupuestó en el paquete económico del ejercicio fiscal de 2020 más de 75 millones para el pago de laudos; sentencias ejecutoriadas y el incremento de las percepciones económicas de los policías municipales, lo cual se traduciría en un beneficio directo e inmediato en la gobernabilidad de los municipios.

En este sentido el Poder Ejecutivo tiene conocimiento de que al día de hoy (ayer) las leyes de ingresos municipales no han sido aprobadas por el Congreso del Estado de Morelos, por no haber conseguido la mayoría requerida.

Ante ello, es importante reiterar que la autonomía del Poder Legislativo en ningún momento se ha visto invadida, coaccionada ni presionada por parte del Gobierno del Estado, por lo que respeta las decisiones soberanas que los legisladores tomen respecto de la hacienda municipal. No obstante, es fundamental destacar el desafortunado desinterés de algunas legisladoras de que, a pesar de haber sido convocadas en tiempo y formas legales, no hayan permanecido al momento en el que se llevara a cabo una votación determinante para los municipios de nuestra entidad, es decir: abandonar el salón de plenos justo cuando inició la votación para aprobar los ordenamientos normativos referidos.

Sin perjuicio de lo anterior, y reiterando nuestro compromiso de buscar una solución integral para hacer frente a la realidad a la que se enfrentan la hacienda y finanzas municipales, el próximo martes 4 de febrero de 2020, el gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo convocará a una reunión con los 36 presidentes municipales y con los legisladores que atiendan a la atenta y respetuosa invitación que se les hará, para que de forma tripartita se diriman los obstáculos financieros que se presentan este 2020.

Finalmente, es importante que todos los morelenses tengan presente que el Gobierno del Estado de Morelos no cederá a chantajes o amenazas que vulneren o comprometan su paz y estabilidad, por lo que reiteramos que el diálogo será la única vía en la cual se logrará la unidad y el equilibrio entre Poderes y órdenes de gobierno que Morelos necesita.

POSTALES DE MORELOS


Las ex haciendas azucareras o algodoneras, distribuidas en muchos municipios de la entidad, son un verdadero tesoro histórico; que los diferentes niveles de gobierno (municipal, estatal y federal) deberían cuidar y aprovechar.

Sobre todo, porque hay varias en manos del Estado o en manos privadas pero ofertadas al mercado que podrían ser expropiadas; que con los cuidados necesarios serían un importante polo de desarrollo turístico.


¿Sabes cuál es ésta?

POSTALES DE MORELOS

No estoy seguro si habrá un censo nacional de conventos, monasterios, iglesias y capillas; pero sí creo que somos una de las entidades con mayor número de ellos, ya que por más de cinco siglos se han construido, hasta en los lugares apartados.


¿Reconoces ésta?

DESIGUAL DESEMPEÑO

Mediocres, regulares y aceptables

Como en cada trienio, el trabajo de los alcaldes en el estado muestra desigual desempeño. Los hay con un trabajo francamente inaceptable, unos ahí la llevan con tropiezos y muy pocos hacen la diferencia.

Lamentablemente, alcaldías con alta densidad poblacional como Cuernavaca, Temixco, Cuautla, hasta ahora, con nueve meses de gestión, aparecen con muy poco esfuerzo.

En lo que se refiere a la capital estatal, Antonio Villalobos Adán, no traía el nivel necesario; la formación, ni experiencia, como para gobernar a una ciudad de tal tamaño y necesidades. El cargo le llegó de refilón y camina sin rumbo ni proyecto, mientras la basura, la falta de agua, baches que parecen cráteres y nula obra pública, dan fe de una administración de fracaso.

Jazmín Solano López, presidenta municipal de Temixco, tampoco encuentra cómo revertir el enorme rezago en obra y servicios públicos y programas que reclaman sus «gobernados», y los niveles de inseguridad, igual que en Cuernavaca, la rebasan.

Cuautla, con Jesús Corona Damián, va por el mismo camino; trae un desgarriate interno y hacia afuera la situación se ve descompuesta. No encuentra solución a sus conflictos y anda enfrentado hasta con sus trabajadores y hay conflictos entre regidores y los funcionarios.

Con regular esfuerzo aparecen, entre otros, el edil de Jojutla, Juan Ángel Flores Bustamante, a quien vimos hace unos días encabezar un grupo de ediles del país para exponer los problemas que ocasionó el recorte del Ramo 23, que se supondría que serían canalizados por otra vía para los ayuntamientos.

Como dice el dicho a él le tocó «bailar con la más fea”, porque sus antecesores le dejaron un cochinero, el ex gobernador Graco Ramírez y su pandilla de ladrones se robaron casi todo el dinero que llegó para rescatar a cientos de familias afectadas por el terremoto del 19 de septiembre del 2017, y sigue buscando cómo ayudar. No hay mucho de dónde agarrarse, pero ahí la lleva.

Puente de Ixtla, Amacuzac, andan sumidos en el crimen; la propia maña gobierna de manera directa, ya imagina usted la situación.

Con mejor desempeño se observan a los ediles de Jiutepec, Rafael Reyes Reyes; Fernando Aguilar Palma de Emiliano Zapata y Alberto Sánchez Ortega de Xochitepec, de acuerdo a sus propios gobernados.

Los dos últimos vienen de una reelección y traen experiencia, control de sus respectivos territorios, aunque en ambos municipios, la delincuencia organizada no tiene límites ni control; no se han sabido casos de alguna irregularidad mayor ahí.

En lo que toca a Jiutepec, Rafa Reyes, sí parece estar empeñado en borrar la negra etapa de uno de los ex alcaldes más corruptos que haya tenido el municipio. La inseguridad es sólo un factor de la herencia de su antecesor Manuel Agüero Tovar, quien por cierto con el apoyo de Graco, le robó el triunfo en el 2015. Pero con todo y eso, ya ha invertido en obras como para el agua potable, alumbrado o pavimentaciones; es de lo mejorcito que se ve a nivel de ayuntamientos y la población es quien puede confirmar estas apreciaciones.