DEBERÁ ACTUAR EL TRIBUNAL ELECTORAL

Más Apoyo Social (MAS) en rebeldía

Los partidos de nueva creación Movimiento Alternativa Social (MAS) y Más Apoyo Social (MAS) debieron ir a una controversia ante el Tribunal Estatal Electoral para definir cuál de las dos organizaciones se queda con las siglas, cuál debería modificar para evitar la confusión del electorado; aplicando aquella máxima jurídica en el sentido de que «primero en tiempo, es primero en derecho» le dieron la razón a Alternativa Social, ordenando a Más Apoyo Social a cambiar su presentación.

Eso ya quedó definido legalmente; sin embargo, el responsable de ese instituto político Diego Gómez ha venido haciendo caso omiso de la disposición legal, y continúa presentándose en colonias, poblados y comunidades de Cuernavaca como (MAS), cuestión que deberá ser objeto de sanción y quizás incluso de cancelación del registro como partido.

Lo decimos, porque el día ocho de los corrientes, y ya presentándose como aspirante a la alcaldía capitalina, Diego Gómez realizó una entrega de juguetes e hizo campaña en la colonia Milpillas -al norte de la ciudad-, con mantas y propaganda con el emblema de MAS; violando las indicaciones del TEE.

Este personaje es uno de los cercanos del ex presidente municipal Manuel Martínez Garrigós; quien intento meterse en la pelea por la candidatura a la gubernatura en el 2018 sin conseguirlo, pero con la clara intención de generar confusión en aquel entonces al interior de Morena y sus aliados, entonces lo respaldaba el PT.

Hoy aparecen por otra vía con un nuevo partido pero condicionados a modificar las siglas para no confundir a los electores, pero todo indica que son violadores del estado de derecho por naturaleza, y a contra pelo desarrollan acciones por encima de la ley.

ESTRUCTURA, ESTRATEGIA, DINERO Y BUENOS CANDIDATOS

Indispensables en la contienda

El trabajo de los partidos políticos en función de las elecciones de junio del 2021 ya está muy avanzado -claro en algunos casos-, en otros aún se percibe escasa o hasta nula actividad; estamos en el entendido de que en Morelos 23 organizaciones cuentan con registro, sin embargo no vemos a la mayoría por ningún lado realmente haciendo lo que debieran.

Es cierto que para los ciudadanos será muy confuso definirse por tantas opciones, 23 son demasiadas aunque algunos irán en bloque; no obstante serán muy pocos, acaso cuatro o cinco, los que tengan realmente la capacidad; la estructura; la estrategia; los cuadros y los recursos como para ser competitivos, y entonces la mayoría de las posiciones se distribuirán entre cuatro o cinco plataformas.

Por toda la historia engorrosa que traen y el desprestigio que arrastran; estaríamos dándole pocas posibilidades de triunfos al Partido Revolucionario Institucional (PRI), al de la Revolución Democrática (PRD), al Verde, a Movimiento Ciudadano e incluso a Encuentro Social (PES).

A reserva de lo que pueda ir ocurriendo, cuando ya las cosas se vean con más claridad, aquí opinamos que la batalla territorial por alcaldías, diputaciones locales y federales será por regiones; porque algunos institutos como el PAN están en recuperación en zonas como Cuernavaca, pero muy débiles al interior del estado.

Otros pueden no tener muchas posibilidades en la capital estatal; pero en el resto de los ayuntamientos darán la batalla, y entonces habría que ir analizando a cada uno para ver sus fortalezas y debilidades de acuerdo con esas circunstancias y dependiendo de muchos factores, sobre todo los anteriormente mencionados.

Para poder medir el alcance de cada partido se requiere conocer desde dentro el trabajo de preparación; los personajes que pudieran participar a nivel de candidaturas y el recurso disponible, como en una guerra, cada contendiente cuida sus movimientos y guarda secretos o armas frente al enemigo y ese es el caso en éste momento.

No obstante, de algunas instituciones de viejas batallas como el PAN o Morena hay cierta información que deja ver el alcance y la fortaleza que traen, y son a los de reciente creación a los que tendremos que ir analizando a fin de valorar cuál es su potencial; fundamentalmente en la dualidad partido-candidatos.

De entrada diremos que hay algunos ya echados a la calle con un excelente trabajo publicitario y promocional, que da fe del esfuerzo que vienen haciendo para ir posicionándose en el electorado; uno de ellos es Movimiento Alternativa Social (MAS), usted lo puede ver en las unidades del Sistema del Transporte Público, en bardas y en medios de comunicación e incluso con más presencia que otros partidos de la vieja guardia.

Pero no sólo eso; el rostro más visible es el del ex diputado federal Matías Nazario Morales que sin duda será el candidato a la presidencia municipal de Cuernavaca, con altas posibilidades de ganar y es casi un hecho a Jorge Toledo Bustamante como aspirante a la alcaldía de Mazatepec donde ya fue edil y no hizo mal papel desde mi punto de vista; en el nuevo municipio de Coatetelco va Martha Alemán Melgar que, casi aseguro ganará y tienen para la reelección al edil de Emiliano Zapata Fernando Aguilar Palma, al igual que al alcalde de Xochitepec y al ex presidente municipal de Miacatlán Francisco León y Vélez.

Es decir, traen cuadros que tienen mucho peso, así que no sólo pelearán la capital morelense sino que van por muchas posiciones más.

Le hemos dicho aquí que también pronto se presentará y con mucha fuerza Renovación Política Morelense; cuya presidenta es Leticia Salgado ¿por qué? porque detrás de dicha plataforma aparecen rostros más ciudadanos que políticos; buena parte de ellos son empresarios que aportarán recursos al proceso y están dispuestos -sobre todo- a rescatar a Cuernavaca de la debacle en la que la tiene este remedo de presidente municipal Antonio Villalobos.

Estas dos instituciones nuevas van a darle la pelea a viejas estructuras como las panistas, priistas o perredistas con posibilidades de tomar ventaja; porque traen menos carga negativa y, en el caso del MAS, Nazario Morales es un estratega de la política que sabe cómo armar una estructura y tiene muchos contactos de peso no sólo en Morelos sino en diversos estados de la República, sabe a qué va en ésta contienda.

Los de Renovación Política tampoco son improvisados y sumarán actores que hasta ahora no habían incursionado en éste tema; pero que obligados por el abandono y el desprecio de los políticos actuales han decidido unificar esfuerzos para enderezar el rumbo de lo que consideran un fracaso en el ejercicio del poder, sustancialmente en esta ciudad capitalina.

El PES está siendo en los hechos rechazado por la militancia de Morena, si se logra mantener el acuerdo nacional irá muy debilitado a las elecciones y será escasamente competitivo en territorios de mucha valía como Cuernavaca donde el legislador federal Jorge Argüelles busca ser candidato; lo vemos muy lejos de lograr algo interesante.

Morena será la que debiera defenderse en la mayoría de los municipios y distritos locales y federales, pero tanto MAS como Renovación Política lo van a minar y pelearán palmo a palmo, y tampoco lo vemos muy posicionado en la “eterna primavera” por el desastre de Villalobos que los viene afectando de forma dramática.

Sobre los panistas pues se sigue insistiendo en que el abogado José Luis Urióstegui ya amarró la candidatura a Cuernavaca pero sería por parte de la familia Martínez Terrazas, que sólo es una fracción del partido, y si la otra parte -la sagrada familia- da un paso atrás en esta candidatura, los disminuiría mucho, entonces tampoco hay garantía de que ganen, por lo que Nazario Morales podría montarse en la oportunidad.

Un personaje cercano de José Luis Urióstegui nos decía que la debilidad de éste es que difícilmente le invierte de su dinero; que seguramente irá atenido a que el panismo aporte casi el 100 por ciento del financiamiento de la campaña y eso pudiera ser la diferencia entre ganar y perder.

Se ponía como ejemplo lo que pasó en la lucha por la gubernatura en el 2006 cuando el candidato del PRD fue Fernando Martínez Cué y perdió por una cosa de nada frente a Marco Adame precisamente “por codo”. Así que analizando las cosas en este momento la moneda está en el aire.

YA ESTAMOS EN TIEMPO

Comienzan las jugarretas electorales

Con el inicio de año comenzaremos a observar mayor movimiento de parte de los partidos políticos y aspirantes a cargos de elección popular; aparecerán los clásicos «destapes» de aquellos que buscan mediante ese tipo de marrullerías adelantarse a posibles adversarios internos, en la lucha por las candidaturas.

Como lo referíamos recientemente, ya se conformaron bloques como el de Morena-PES-PNA o el del PRI y PRD en algunos municipios; o sea que ya más o menos podemos ir viendo con más claridad cuáles fuerzas se perfilarán con mayor posibilidad de llevarse algunas posiciones  en diputaciones locales, federales o ayuntamientos.

No obstante, más allá de la conjunción de fuerzas en determinado territorio podemos anticipar que en Cuernavaca la pelea cerrada estará entre el PAN, Morena aliado con el PES y por otra parte el partido Movimiento Alternativa Social; al interior de la entidad se perfilan Morena contra el MAS porque el panismo pierde fuerza después de la capital ha hecho esfuerzos en el oriente pero nada importante.

Francamente pronosticaríamos un fracaso de la alianza PRI-PRD, de los dos no se hace uno, y acaso en algunos municipios -muy pocos- se defenderán; pero en la mayoría probablemente hagan el ridículo, ambas instituciones han llegado a un enorme repudio social y ni juntos alcanzarán victorias significativas.

¿Y en lo que se refiere a Cuernavaca, quiénes serían los posibles candidatos con mayor peso? pues hasta el momento Acción Nacional habría amarrado como aspirante a la comuna al abogado José Luis Urióstegui Salgado, operó a costa del rompimiento con más del 50 por ciento de su cúpula y bases, cosa que lo estaría debilitando a niveles de alto riesgo de derrota, porque la militancia lo identifica más con ideas de oposición.

Y en lo que toca a Morena-PES-PNA; es casi un hecho que una vez formalizada la candidatura pareciera que el diputado federal Jorge Argüelles Victorero la tendrá, se generará una desbandada de morenistas que por lo menos dejarán la casa prácticamente vacía y con escasas posibilidades de mantener el control de la alcaldía, hoy en manos suyas pero con el fracasado Antonio Villalobos Adán que obviamente ni Morena ni el PES respaldaban, si acaso el PT.

Por lo que se ha venido apreciando tanto panistas, algunos de ellos de mucho peso, como las bases de Morena estarían buscando acercamiento con Movimiento Alternativa Social, cuyo seguro candidato será Matías Nazario Morales; por eso le hemos venido adelantando que a pesar de ser una institución de nueva creación ésta plataforma pareciera perfilarse como la que se estaría llevando la presidencia.

Claro, no hay que descuidar -ya lo dijimos también- al partido Renovación Política Morelense que promete grandes cosas, porque su compromiso y el de la dirigente Leticia Salgado y Harry Nielsen León, su secretario, es abrirle espacio a líderes juveniles y morelenses de nacimiento o arraigo y de preferencia perfil ciudadano; sin embargo, aún no enseñan sus cartas, por eso todavía no se les puede medir.

El MAS ha dado un paso al frente, hay señales de que viene negociando la inclusión de estructuras de Morena y del PAN en su planilla, sin descartar priistas o liderazgos de otros partidos inconformes por la anti democracia interna y, si logra agregar a figuras con liderazgo como Javier Bolaños Aguilar, Juan Pablo Adame hijo del ex gobernador Marco Adame sólo por mencionar algunos, podría dar la pelea en todos lados.

Y al principio de estas reflexiones decíamos que aparecen ciertas jugarretas que conocemos muy bien, y que buscan confundir a los electores como aquella de que en una encuesta reciente mediante la pregunta «si hoy fueran las elecciones en Cuernavaca ¿por cuál candidato votaría?» y presuntamente que Argüelles Victorero se la llevó de calle, eso francamente una burla.

Más allá de pequeños grupillos políticos nadie lo conoce en la capital morelense, además que sepamos el señor no tiene residencia sino en la región sur poniente de la entidad, a menos que le preste su casa su ex jefe Manlio Fabio Beltrones; aquí no cuenta con arraigo, presencia ni liderazgo y si resulta ser el aspirante para esa coalición los morenistas estarían despidiéndose desde ahora del control de Ayuntamiento, aunque nunca lo tuvieron realmente; aunque bueno ya le entregaron esa parcela al PES desde el convenio, así que seguro se pondrá él de candidato.

SE ASOMAN VIVALES

Nuevos partidos

Es increíble la habilidad con la que se manejan algunos personajes dentro de la política local, una vez que prueban el ejercicio del poder y los beneficios, en la mayoría de los casos inmerecidos que de ello logran, se aferran a seguir colgados del presupuesto y hacen lo humanamente imposible por seguir.

Lo decimos, porque detrás de algunos partidos nuevos hay verdaderos vivales, que en el reciente pasado formaron parte de administraciones gubernamentales y desde luego defraudaron al pueblo pero reaparecen ahora a través de otras siglas partidistas en busca de volver a sus andadas.

Ya ve que los tribunales electorales resolvieron una controversia entre los partidos Movimiento Alternativa Social (MAS) y Más Apoyo Ciudadano (MAS); la dirigencia del primero se quejó de que al ir a las elecciones y ambos aparecer como MAS, habría confusiones en el electorado. El tribunal admitió la observación y le dio la razón a Movimiento Alternativa; solicitando al otro que buscara nueva identidad.

Pues para quejarse al respecto, quien está detrás de Más Apoyo Ciudadano, Diego Gómez, ofreció una rueda de prensa en la que además, hizo acusaciones medio temerarias hacia la contra parte y a lo que vamos es que éste personaje es uno de los que acompañaron muy de cerca a quien fuera presidente municipal del PRI en Cuernavaca, Manuel Martínez Garrigós.

Cuando estábamos en el proceso de elección de candidatos de Morena al municipio de Cuernavaca en el 2018 fue uno de los que peleaba ir a la cabeza de la fórmula, en clara complicidad del ex gobernador Graco Ramírez; seguramente para abundar en la confusión y sabotear cualquier candidatura honorable por parte de Morena al Ayuntamiento capitalino, como lo lograron.

Pues ahora aparece otra vez, no quedaron satisfechos con todo el desastre que hicieron en la capital del estado, fueron parte de las artimañas para que al final llegara a la posición el mediocre de Antonio Villalobos Adán para completar la destrucción de la ciudad, y a pesar de esos antecedentes vienen nuevamente a competir por lo que se les olvidó.

Y no descarte usted que siguen siendo «apadrinados» políticamente por Graco, su hijastro Rodrigo Gayoso y todas las lacras que se beneficiaron con descaro en la administración estatal de gobierno anterior; no tienen vergüenza, pero somos los ciudadanos quienes toleramos tantos excesos y es tiempo ya de pararles el alto e impedir que continúen haciendo de las suyas, es demasiado engaño para la sociedad.

Y así como éste partido escondidos en otras siglas se están aglutinados verdaderos delincuentes de cuello blanco, herederos del cártel de los gracos que preparan su regreso, ya sea por la vía del Congreso local o los ayuntamientos, a fin de seguir robándonos y traicionándonos como ya lo hicieron.