ACLARAN PRESUNTA ENTREGA ERRÓNEA DE UN MUERTO

Luego de que el abogado Miguel Ángel Rosete, ex fiscal de la zona oriente de Morelos, realizó una denuncia pública por la presunta entrega errónea de un cadáver a una familia, la Fiscalía General de Justicia del estado desmintió el hecho mediante un comunicado en el que narra paso por paso la identificación que hicieron del cuerpo dos familiares del occiso.

“En relación con la supuesta equivocación en la entrega de un cuerpo en las oficinas de la región oriente de la Fiscalía General del Estado se informa que el 16 de enero pasado se presentaron en las oficinas de la dependencia dos hombres que dijeron ser familiares directos de un hombre localizado la noche del 14 de enero en la colonia centro del municipio de Yautepec, mismo que se determinó en la necropsia de ley que había fallecido por infarto agudo al miocardio.

“Los hombres, quienes dijeron ser el hermano y el medio hermano del occiso, acudieron ante la autoridad para reconocer y reclamar el cuerpo, y ambas personas ingresaron al anfiteatro en donde reconocieron -sin temor de equivocarse- el cuerpo como el de su hermano, que fue identificado como Jonathan Martínez Tijera.

“Los hombres presentaron ante el Ministerio Público el acta de nacimiento y se identificaron plenamente, por lo que se hizo entrega del cadáver para cumplir con los requisitos de ley”, se establece en el comunicado.

Adicionalmente se enfatiza que “las condiciones del cuerpo permitían realizar la identificación plena del mismo, debido al poco tiempo transcurrido entre el levantamiento del cadáver y los motivos del deceso, toda vez que las causas de la muerte fueron del orden natural”.

La Fiscalía destacó en el boletín que “esta autoridad no puede generar duda ni cuestionamientos injustificados sobre la identificación plena y libre que realicen las personas sobre cuerpos depositados en los anfiteatros del estado, y mantiene un respeto total a los derechos humanos”. Agrega que hará la recuperación de los restos entregados a la familia de Jonathan Martínez, e iniciará los trabajos correspondientes.

Por su parte Miguel Ángel Rosete, abogado de Felicitas Tijera Carvajal, madre del presunto occiso, informó que la mujer fue notificada hace unos días que su hijo se encontraba recluído en un centro de rehabilitación, por lo que iniciará una demanda por el daño moral y económico vivido, ya que la familia tuvo que endeudarse para sufragar el sepelio y la inhumación de un cadáver, además de los trámites legales que correspondan para cancelar el acta de defunción que ya se les había entregado.

COMIENZA A SALIR EL LODO

La polémica en torno al parque Melchor Ocampo, de la capital de Morelos, aún no termina; cada vez aparecen más elementos que muestran el mal uso y mantenimiento que se daba a algunas instalaciones de ese lugar, y de aquellos que; amparándose detrás del poder público, abusan de sus facultades y se benefician ilegalmente de los espacios públicos.

Agradecemos la información que se ha hecho llegar a DAD, en torno a denuncias concretas.

Por voz del abogado Miguel Ángel Rosete Flores, se dio a conocer que el Juzgado Federal Sexto de Distrito en Morelos concedió una suspensión provisional, la 1409/2019, a petición de un grupo de ciudadanos de Cuernavaca; que solicitaron ese recurso legal ante un presunto proyecto del Ayuntamiento.

En él se ordena -entre otras cosas- que no se tale, no se modifique, no se destruyan plantas emblemáticas o se dañe el hábitat del cangrejito barranqueño, y otras cosas en ese lugar (Parque Melchor Ocampo).

Se promovió, tras el anuncio del edil Antonio Villalobos de que reubicaría ambulantes en ese parque y otros comerciantes de la zona centro de Cuernavaca. Quería hacer del parque un centro comercial, que afectaría el entorno ecológico y los árboles de cientos de años de ese histórico lugar.

Legalmente y por ahora, las autoridades municipales no pueden hacer ninguna modificación o remozamientos, hasta que el tema legal se defina, pero lo delicado es que, como le decía, vecinos empezaron a hacer denuncias sobre una serie de acciones que rayan en la corrupción y en el abuso.

Se señala, por ejemplo, que «los hermanos Guerrero Martínez, quienes ocuparon la dirigencia municipal del Partido Acción Nacional (PAN), lucran con las instalaciones de la biblioteca ahí instalada, Uno es presidente de vecinos del barrio, pero a su vez dueño de algunos puestos de comida que se encuentran a la entrada del parque y ahora su mamá es regidora en el Ayuntamiento de Cuernavaca.

Tienen alquilada también una parte de la biblioteca como oficinas, la parte alta, además, los Guerrero Martínez están amafiados con el edil Antonio Villalobos Adán para comercializar los espacios y, de acuerdo con la denuncia ciudadana, tienen sus oficina ahí, pero la comuna se auto renta el espacio sin que haya claridad en ese arrendamiento, que no debería existir.

Desde hace tiempo se interpuso una denuncia en contra de quiénes resulten responsables en perjuicio del Ayuntamiento, porque el dinero del arrendamiento nadie sabe si ingresa a la comuna y si se ocupa para beneficio público.

Comienzan pues a despejarse algunas dudas y a entender por qué se quiere transformar este pulmón capitalino en un tianguis, con espacio para restaurantes y todo. Hay políticos vividores y mafiosos detrás de ese proyecto que, pretenden convertir en negocio propio.

Rosete Flores, en apoyo a los vecinos, se adelantó a tan perversos planes; y como lo habíamos dicho en otro comentario, el tal Lobito piensa que puede actuar como si la ciudad fuera suya como lo hizo también en el parque de Tlaltenango, y se muestra como un verdadero rufián que está acabando con los espacios públicos que son un pulmón de la ciudad.