YA SE VEÍA VENIR

*Millonarios desvíos en Cuernavaca

La Fiscalía Estatal Anticorrupción ha dado a conocer el inicio de una investigación en contra de familiares directos del presidente municipal de Cuernavaca, Antonio Villalobos Adán, por un presunto desvío de 40 millones de pesos; ocurridos durante el primer año de ejercicio.

De hecho, la información del proceso parece indicar que se estaría indagando a la familia en sí; es decir, el padre del edil Pablo Rubén Villalobos, al hermano del alcalde, Pablo Rubén Villalobos Adán y a él mismo.

Al respecto, alguien interpuso una denuncia y se presume que debió ser algún miembro del cabildo porque fue ese cuerpo colegiado el que detectó el desfalco desde finales del año pasado y le exigió una explicación al edil.

Y decimos que ya se veía venir porque lo hemos venido denunciando y DAD tuvo información sobre el tema hace unos seis meses o más, a través de un ahora ex empleado de la comuna, que laboraba en el área de Comunicación Social; actualmente en manos de Carlos Félix.

Según esa fuente informativa, que lamentablemente y a consecuencia del coronavirus ya no podría atestiguar, la sustracción de fondos se dio a partir de recursos que debieron ser usados en el pago de publicidad del Ayuntamiento, para convenios que debían signarse con medios de comunicación impresos y electrónicos.

Pero simplemente se les dejó de cubrir lo pactado y el dinero se lo habría llevado quien en ese tiempo, sin tener un cargo formal, por ser hermano de Antonio, era quien manejaba el dinero y decidía cómo, cuánto y cuándo se pagaba a los medios; o se entregaban “apoyos” a algunos compañeros de los medios que cumplían de forma personal actividades del alcalde.

Y de acuerdo con esa fuente, ¿cómo fue que se detectó el desvío millonario? pues porque dichos recursos tienen que ser aprobados por el cabildo, y por lo tanto son sujetos a revisión y entrega de cuentas en su momento. El informante reveló que cuando los regidores hicieron las revisiones de ley en materia de egresos, se encontraron con esa novedad.

Solicitaron a Villalobos Adán una reunión urgente y le dijeron que había un faltante de 40 millones en el área de Comunicación Social, y desde luego le pidieron explicara el asunto.

Lo que se menciona al respecto es que el alcalde, cierto o falso -no lo sabemos-, se dijo sorprendido por lo que su hermano habría hecho, y fue cuando se supone le pidió que tomara distancia del gobierno municipal, es decir, decentemente lo habría corrido, aunque reiteramos, oficialmente no tenía cargo alguno, pero era quien amarraba cualquier negocio con empresarios, algunos comerciantes y proveedores de servicios; es decir, cualquier tema que representara negocio, era a través de él (Pablo Rubén Villalobos Adán).

Se llegó a especular que eso de que habían salido mal entre familia era sólo una estrategia para ocultar algunas cosas, pero ahora con lo que se menciona en redes sociales de la investigación de la Fiscalía Anticorrupción, parece que sí era cierto eso del conflicto familiar y el robo de dinero público.

Claro, como sucede casi siempre en temas como éste, al señor se le distanció pero no lo obligaron a devolver el dinero; como alternativa, éste buscó otro espacio laboral en un programa noticioso de radio, en donde se entiende, aún colabora.

Si al tema de corrupción en el Ayuntamiento se le rasca con mayor profundidad se encontrarán cosas muy delicadas, porque reiteramos, conforme la información recibida por DAD cualquier acuerdo para desarrollo de obras, compra de proveeduría, apertura de algún negocio o hasta colocación en alguna posición relevante en el Ayuntamiento se resolvía con dinero, al menos eso nos aseguraron hasta hace unos seis meses.

Pero sí sorprende que en tan corto tiempo de ejercicio del nuevo gobierno municipal, se llegara a presuntos desvíos tan cuantiosos, porque el tema que nos ocupa debió haber sido detectado como a mediados del año pasado; es decir, cuando apenas tenían unos seis meses de haber tomado el cargo.

Y sobre «acuerdos» de dudosa legalidad con empresarios, comerciantes, prestadores de servicios hay testimonios; porque hubo a muchos que los bailaron con sumas importantes y no les cumplieron.

AMIGO MIKE

*A tu recuerdo

Ésta pandemia del Covid-19 que azota al  mundo, a México y desde luego a Morelos, ya cobró factura al gremio periodístico local, se llevó a uno de los compañeros más estimados y apreciados del periodismo, Miguel Ángel García Tapia, para nosotros, «el chuletón» o el «Mike» como le decíamos de cariño.

Primero haríamos referencia a que el gremio periodístico; no obstante diferencias, grupos de interés y manera de pensar, nos consideramos como una gran familia, quizás por eso es que cualquier pérdida como la de Miguel nos duele profundamente a todos, pero en éste caso en particular hay sus razones.

El buen «Mike» tenía una gracia que difícilmente poseemos muchos, sabía ocultar muy bien sus problemas, que los tenía, pero ante los demás mostraba un buen humor y gracia, a tal grado que pasar un rato con él era reír prácticamente a carcajadas. O sea, para quienes convivíamos cotidianamente con él, era algo así como una terapia.

Quizás él nunca se dio cuenta, pero incluso a manera de relajo cuando lo veíamos venir hacíamos comentarios así como: «siendo honestos, deberíamos darle una lana al chuletón, porque con sus chistes nos hace pasar alegres momentos», y era la verdad, con sólo verlo ya nos cambiaba el estado de ánimo.

Su buen humor contagiaba a propios y extraños, era amigo de todos; difícilmente tenía diferencias con alguien, incluyendo a los funcionarios públicos o políticos, por eso sostenemos que ha sido una enorme pérdida y, con sus características, irreparable; pero sobre todo, fue para mí un apreciado amigo y compañero de muchos años de ejercicio periodístico.

Esta enfermedad sin duda va a cobrar muchas vidas valiosas y queridas en Morelos, México y el Mundo; grandes artistas como Óscar Chávez y otros ya han perdido la batalla contra ella; esperemos que esto nos haga reflexionar para actuar mejor si la libramos.

Dónde quiera que estés, amigo Mike, seguramente al lado del creador, te vamos a extrañar por siempre, y permanecerás en nuestros recuerdos y corazones y lo digo, sin lugar a error, de todos quienes nos dedicamos a la tarea de informar.

Nuestras condolencias a la familia y sobre todo a otro gran compañero, su hermano José Luis GarciTapia, descanse en paz Miguel Ángel García, un día tal vez no lejano nos volveremos a encontrar en el más allá.

¿ÉTICA PERIODÍSTICA A REVISIÓN?


La reestructuración de recursos humanos en la agencia noticiosa oficial Notimex ha llevado a discusión y debate el papel que vienen desempeñando los medios masivos de comunicación.

Entre los puntos de mayor relevancia sobre el tema, aparecen la ética profesional de quienes se desempeñan en el gremio, la veracidad en el manejo de los diversos temas y la presencia del famoso «chayote», como instrumento para distorsionar contenidos, sobre todo en el terreno político, económico y social.

En las famosas conferencias “mañaneras” del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador observamos casi una confrontación entre asistentes de los medios y la actual responsable de Notimex Sanjuana Martínez.

La mayoría de las interrogantes se centraron en supuestas irregularidades en torno a la liquidación de personal en la misma agencia.

La verdad es que ella dio puntual respuesta a cada intento de cuestionar, pero como que lo que más lastimó a los concurrentes fue eso, la mención del «chayo» y el intento de acabar con “cochupos”, por lo menos al interior de esa agencia.

Muy a pesar de quienes se resistan ha admitirlo, la funcionaria tiene razón en muchos de sus argumentos; los medios informativos -hay excepciones raras- más que informar, desinforman.

Manejan una línea editorial con base en sus intereses, generalmente económicos, y se prestan a la desinformación, incumpliendo su papel frente a la sociedad.

Y son las casas editoriales las que conducen a ello, en todos los sentidos.

Es decir, no sólo censuran la libertad de expresión, sino que empujan a sus reporteros, analistas o columnistas a buscar un complemento económico en sus fuentes informativas, dado que los salarios son de miseria, o porque se los piden descaradamente, a pesar de que la jornada que laboran puede ser extenuante de 10 o 12 horas dependiendo de las actividades diarias; o sea, en buena medida el gremio es explotado por los empresarios del ramo.

¿El resultado? Pues información de muy dudosa veracidad, provocando confusión y desinformación al consumidor del producto, pero además, de manera intencional para favorecer a tal o cual grupo de poder económico, pero sobre todo, político-partidista.

Habría que esperar un poco más para verlo, pero versiones de algunos compañeros que han asistido a las conferencias “mañaneras” aseguran que la Cuarta Transformación viene trabajando sobre un proyecto de depuración al respecto.

Es decir, que está en desarrollo una valoración de medios escritos y electrónicos, con base en contenidos informativos.

La idea es hacer contratos publicitarios con las casas editoriales serias, éticas y profesionales que se ajusten a la veracidad y seriedad en su trabajo.

Esto sería lo correcto, porque además, son los que ofrecen credibilidad y por lo tanto mayor alcance entre los lectores, radio escuchas o televidentes.

Se tiene que enmendar el camino también en este ámbito, porque a decir verdad, las componendas entre mafiosos políticos y medios ha crecido exponencialmente, cosa que es factor de descredito y hasta repudio de amplios sectores populares, sobre todo en tiempos electorales.

El principal compromiso del periodismo debe ser con los ciudadanos, no con la lacra política que han hecho mucho daño al país ¿no le parece?