¿Y PORQUÉ LOS PROTEGIERON?

*Caen colaboradores de Capella

Medios informativos de Quintana Roo hicieron pública la información en el sentido de que colaboradores cercanos del Secretario de Seguridad Pública en aquella entidad, ex jefe policiaco en Morelios, Jesús Alberto Capella Ibarra, han huido de esa localidad por temor a ser encarcelados; pues se liberaron órdenes de aprehensión en su contra.

Sobre sale en una de las publicaciones la mención de que “cayó” el lugarteniente de Capella, de nombre Jesús Abarca, y que ahora van por él mismo; luego se agrega que «Abarca ya huyó y ante el temor de ser también objeto de una orden de detención Alberto Capella ha extendido las exequias de la muerte de su madre en Tijuana, para seguir ausente en su responsabilidad.

A diferencia de lo que pasó en Morelos donde el ex gobernador Graco Ramírez protegió a Capella en su calidad de titular de la Comisión Estatal de Seguridad; a pesar de sendas denuncias por actos de corrupción y complicidad con la delincuencia organizada, en Quintana Roo ya se viene procediendo en su contra mediante las denuncias 287/219 y 121/2019 presentadas ante la Fiscalía General de la República.

Las denuncias fueron interpuestas por sus propios elementos de seguridad, integrantes del Mando Único, que se negaron a participar en acciones de espionaje ordenados por Capella contra empresarios; a quienes se dice extorsionaba posteriormente con base en esa información.

Los quejosos, de quienes se omiten sus nombres, pueden ser reinstalados pero temen que los «sicarios» del “secretario” los ejecuten, porque maneja a los grupos de la delincuencia organizada en aquel territorio.

Bueno, se dice que Capella sabiéndo de la grave situación de Jesús Abarca; pidió su baja para que huyera, antes de que la Policía Federal lo detuviera y pudiera declarar en su contra.

Es decir, que no se descarta la posibilidad de que Jesús Alberto Capella enfrente en el corto plazo requerimientos ante la justicia federal por acusaciones reiteradas de empresarios extorsionados y secuestrados; a través de grupos delictivos manejados por el jefe policiaco.

Lo que el sujeto viene haciendo en aquel estado lo hizo todo el tiempo en Morelos; las evidencias indican que era quien estaba operando detrás del cártel de “Los Rojos», con “El Carrete» al frente, quien hoy en día está encarcelado y la organización prácticamente desmantelada y peleando por el liderazgo.

El problema fue que acá el propio Graco estaba igualmente metido con la delincuencia y era quien cobraba la renta de “la maña”, por el control de la parcela (Morelos) era precisamente Jesús Alberto.

Sin embargo, todo indica que ya empezó a traer “la estrella de espalda” y es muy probable que pronto las demandas procedan, y el señor se puede ir a “la sombra”; donde debería estar desde hace años; porque acá fomentó el secuestro, la extorsión, las ejecuciones y nunca pasó nada.

CUANDO SE GOBERNABA CON LA MAÑA

La situación en cuestión de delincuencia y gobernabilidad a nivel de presidencias municipales en el estado parece estar mostrando algunos cambios que se nos antojan positivos, y que ojalá se conviertan ya en una constante.

Aquí seguimos sosteniendo que la administración del ahora ex gobernador Graco Ramírez Garrido se distinguió por una complicidad prácticamente abierta y descarada con la delincuencia organizada; muy particularmente le dio manos libres al grupo mafioso encabezado por Santiago Mazari, alias “El Carrete», hoy preso igual que dos de sus hijos que se dedicaban a lo mismo.

Para acabar pronto, los criminales co-gobernaron con Graco, y en ese tenor todo estaba pervertido, quienes desde los ayuntamientos no se ajustaban a sus intereses; tanto del tabasqueño como de los delincuentes, sufrían las consecuencias.

Gisela Mota Ocampo, alcaldesa de Temixco para el trienio 2015-2018 fue una de esas víctimas de la perversión política, y como ella muchos otros ediles estaban sometidos y amedrentados por los criminales, que les fijaban cobro de piso, presuntamente amparados con la venia de palacio de gobierno.

Los alcaldes y los ciudadanos vivían en medio de un escenario permanente de terror y miedo, en total indefensión, porque se estaba literalmente en manos de la delincuencia.

Desde luego que esas prácticas no están desterradas, sobre todo al sur poniente de Morelos, el entorno continúa siendo bastante preocupante en esa materia, pero sí vemos algunos cambios, en especial, a partir de que se le dio un manotazo a “Los Rojos» y se atrapó a los principales cabecillas, empezando por Mazari.

Hay la percepción de que algunos presidentes incluso aprovecharon que desde palacio se propiciaba la maldad y buscaron beneficiarse, secundando esas acciones de protección a las gavillas de maleantes, uno de ellos, el hoy ex edil de Jiutepec Manuel Agüero Tovar, algo se insiste por ahí en torno a Yautepec, Agustín Alonso; por citar a algunos.

Y si quedaban dos o tres alcaldes metidos en el lodo, pues con éstas acciones del Mando Policiaco Coordinado como que les dio escalofrío, y por lo menos han tenido que guardar las formas; ello igual que algunos diputados locales como en el caso de la legisladora Tania Valentina Rodríguez Ruiz, quien promoviera como candidatos a algunos de esos personajes de dudosa honorabilidad y que postuló para alcaldías vía el Partido del Trabajo.

Ahí está también preso en Durango su candidato Alfonso Miranda Gallegos, quien se sigue ostentando como presidente municipal de Amacuzac en la cárcel, acusado por presuntos delitos contra la salud, asesinatos y lo que resulte.

Pero antes ya había sido diputado local y ex alcalde, ¿de dónde cree usted que salió?, pues del PT.

Las mafias están incluso dentro de algunos de los poderes públicos locales, no se duda; no obstante han tenido que cuidarse mucho más, ante el temor de que puedan ser relacionados con los capos que han aterrorizado a nuestro estado, desde hace ya varios  años.

Vemos entonces ciertos avances en el control de la delincuencia pero hay que seguir desmantelando todas esas redes de poder, antes de que vuelvan a recuperarse, finalmente sabemos que desde las cárceles esos sujetos  suelen seguir operando con el apoyo de las autoridades carcelarias.

TRASLADAN A MORELOS A OTRO HIJO DE «EL CARRETE»

El segundo hijo de Santiago Mazari Hernández, alias “El Carrete”, líder de la banda delictiva de «Los Rojos» de nombre Edwin; fue detenido en San Pedro Mixtepec, Oaxaca por el delito de secuestro y trasladado ayer a Morelos.

La Secretaría de Seguridad Nacional y Protección Ciudadana dio a conocer que en una acción coordinada en la que participaron diferentes corporaciones policiacas, se llevaron a cabo las labores de inteligencia e investigación en campo para la localización y detención del joven.

Edwin se encuentra relacionado con el secuestro y la desaparición de dos jóvenes de 15 y 17 años cometido en septiembre pasado en la población de San Gabriel Las Palmas, en el municipio de Amacuzac, Morelos.

De acuerdo con un comunicado de la autoridad, Edwin “N” presuntamente coordinaba las actividades del grupo delictivo que comandaba su padre en los municipios del sur de Morelos, Amacuzac y Puente de Ixtla.

Cabe señalar que Santiago Mazari fue detenido hace unos meses y posteriormente su hijo Alexis, este último acusado del intento de homicidio de un ex presidente municipal de Amacuzac, a quien él y su primo Gabriel habían amezado.

A fines de octubre pasado, aparentemente por el robo de unos tenis en uno de los dormitorios del penal de Atlacholoaya, se registró una riña durante dos días que ocasionó la muerte de siete internos, entre ellos «El Ray», un lugarteniente del grupo delitivo contrario «Guerreros Unidos».

Alexis fue trasladado a un penal de máxima seguridad al igual que s padre, que se encuentra en el Centro de Reinserción Social de Durango.

¿QUÉ MANOS MECEN LA CUNA?

Los hechos violentos que se han registrado en el penal de Atlacholoaya revelan ausencia de controles y de mandos de las instancias competentes, y todo lleva a considerar que son los delincuentes más peligrosos los que mandan en el interior y en general; en todo el Sistema Penitenciario Estatal nombrado de Reinserción.

Pero, más allá de eso, hay elementos de información que sugieren la injerencia de perversas manos externas, de personajes que ocupando posiciones y responsabilidades públicas relacionadas con la inseguridad; vienen alimentando la comisión de delitos como los que se han dado en ese penal, donde hace unos días hubo un decapitado.

Y precisamente hablando sobre ese tema, DAD cuestionó a funcionarios sobre el por qué venían ocurriendo esos hechos en la cárcel, y la respuesta fue, en corto, “investiga cuál es el papel de Adriana Pineda, la responsable de la Unidad Antisecuestro en todo esto».

Con lo anterior, nos dimos a la tarea de buscar contactos cercanos a ella y a la Fiscalía General de Justicia, que también parece tener responsabilidad en la desestabilización, además de compañeros que cubren la fuente policiaca y, en efecto, salieron datos bastante interesantes, pero muy preocupantes.

La información de entrada señala que Adriana Pineda cuenta con elementos clave al interior del reclusorio, lo mismo que en la Fiscalía, y que a través de ellos tiene conectes directos con el famoso “Cártel de Los Rojos” y que hasta con algunos de “Guerreros Unidos”.

Un compañero de los medios advirtió que «meterse con Adriana Pineda es entrar en terrenos peligrosos, porque ella maneja una mafia de alto nivel»; de tal manera que de una vez la responsabilizamos de lo que nos pudiera pasar o a la familia.

Bueno, cierto o no, porque difícilmente hay pruebas, alguien nos decía «a nosotros, dos días antes de que secuestraran al ex rector Alejandro Vera Jiménez y a su esposa, nos pasaron el tip de que la gente de ella los levantaría».

Y la explicación a esto es que aspira a remplazar a Uriel Carmona Gándara en la Fiscalía Genera, por eso es que viene perpetrando acciones como ésta, secuestros que ella misma “pide” y luego “resuelve con la prontitud con la que lo hizo con Vera, mostrando así que es eficiente y capaz como para ascender a la posición referida.

Pero así como se le acusa de mover pandillas de maleantes y de tener relación con cárteles, igualmente se refiere que es la que estaría detrás de los sucesos de sangre en el penal, porque busca controlar todo el mercado de drogas en el sistema penitenciario, a favor de Los Rojos.

Incluso se agrega que el traslado del hijo de “El Carrete» a un penal de alta seguridad a otra entidad, ha sido un golpe a sus intereses; porque le vienen desmantelando o descabezando a sus operadores internos.

Llama la atención el dato de que ella conoció muy de cerca los hechos de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, que incluso tiene aquí en Atlacholoaya a un tal Felipe, que habría participado en aquel lamentable suceso.

Es extraño que, a pesar de sus antecedentes desde que salió una de sus protectoras Alicia Vázquez Luna y de sus familiares, se le respetara a Adriana la posición en una Fiscalía que renovó hasta titular, porque quedó claro en el gobierno de Graco Ramírez que ella era sobrina de “los Abarca; José Luis, ex alcalde de Iguala y su esposa, a quienes se consideró corresponsable o al menos cómplices en la desaparición de los estudiantes normalistas.

La esposa de ese ex presidente municipal es tía de Adriana Pineda, cuyos hermanos fueron vinculados a la delincuencia en Guerrero y posteriormente asesinados, por eso se dice que la señora tuvo un papel clave en todo aquello.

Lo que se pudo indagar, en torno a lo que viene pasando en Morelos, es que ella es clave en muchas cosas referentes a delitos de alto impacto; que las cosas en ese aspecto no han cambiado mucho respecto al pasado; que desde las instituciones, los presuntamente responsables de combatir a los enemigos públicos, están aliados con ellos, y han traicionado al pueblo morelense. Sí que se antoja terrible.

Bueno, ella igualmente tiene controles fuertes en la zona oriente, tiene al frente de la Unidad Antisecuestro a obedientes personajes que le hacen el trabajo a la medida.

Si con un poco de esfuerzo DAD logró obtener datos interesantes sobre el papel que desempeña realmente este personaje, debemos confiar en que oficialmente ya debe haber más precisión al respecto, y si en verdad anda en cosas terribles, pues que se preparen las denuncias para aplicarle la ley.

De entrada pues, como antaño, detrás de muchos secuestros, sobre todo aquellos que se resuelven casi de inmediato, aseguran está ella. Crea el problema para resolverlo y presumir de sobrada capacidad.

MUEREN OTROS DOS INTERNOS EN EL CERESO MORELOS

En la tercera riña entre internos, que se registra en menos de un mes, en el Centro Estatal de Reinserción Social (Cereso) Morelos, murieron hoy otros dos internos que se suman a los siete que perdieron la vida hace tres semanas.

A pesar de que en esta ocasión la reacción de los cuerpos de seguridad de manera coordinada fue más rápida; los internos Felipe “N” alias “El Limón” y Miguel “N” alias “El Chisto” perdieron la vida, antes de llegar al Hospital General “José G. Parres” de Cuernavaca a donde fueron transladados.

Adicionalmente, otros nueve internos también presentaron lesiones, todos ellos provocadas por armas punzo cortantes; reportándose que al menos tres fueron considerados en estado crítico.

Los hechos se registraron antes del mediodía y por la tarde se informó que fueron trasladados a un penal de máxima seguridad cuatro internos de alta peligrosidad, identificados como Mauricio Gerardo “N” alias “La Kika”, Alexis Oswaldo “N” alias “El Carretito”, Gabriel “N” alias “El Chicles” y Ramón “N”, quienes deberán continuar su reclusión en el Centro Federal de Reinserción Social (Cefereso) número 12 de Guanajuato.

Alexis Oswaldo “N” es hijo de Santiago Mazari alias “El Carrete”, líder del cartel autodenominado “Los Rojos”, cuya operación se tiene registrada por autoridades federales por el trasiego de droga, el secuestro de personas y otros delitos de alto impacto. Mazari, fue detenido hace unos meses en la montaña del vecino estado de Guerrero y es originario del poblado San Gabriel Las Palmas del municipio de Amacuzac, en la zona sur de Morelos.

AYOTZINAPA; BÚSQUEDA

La búsqueda, hasta ahora infructuosa, de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos en el municipio de Iguala, Guerrero, apenas iniciado el primer trienio del presidente Enrique Peña Nieto, continúa generando reclamos de los familiares y los mexicanos que se han sumado.

Hay demasiadas preguntas que, a pesar de haber transcurrido algunos años, siguen sin respuesta y continuamos en medio de especulaciones.

Entre ellas: ¿cuál fue el motivo de su desaparición? ¿En verdad los grupos delictivos «rojos» y «guerreros» fueron los responsables de ello? y otras.

Es seguro que tanto las autoridades estatales como federales de aquel tiempo (1994) sí supieron qué pasó, y donde quedaron los muchachos, pero nunca quisieron informarlo.

El caso fue tan escandaloso, que se convirtió en el tema que más daño causó a la imagen de la administración de Peña; ahí inició su debacle.

Queda claro que se protegió a los dos grupos criminales involucrados en el caso; pero ¿por qué?

El gobierno federal actual ha tenido que comenzar casi de cero, porque no hay investigaciones serias al respecto; no obstante, ahora si hay confianza de que se llegue a la verdad, y se ubique dónde quedaron los estudiantes.

Tendría incluso qué llamarse a cuentas a Enrique Peña por la trascendencia del problema. Hoy se menciona que no se descarta el que algunos jóvenes pudieran haber quedado en algún basurero del sur del estado de Morelos, y se menciona que se harán revisiones aquí, ya que los grupos delictivos que habrían participado operan en ambas entidades.

Incluso varios de los presuntos implicados fueron detenidos en la entidad. Y mire, el descrédito del gobierno anterior fue tal que incluso, quien se perfilaba como el candidato natural a la presidencia de la República en la justa del 2018, Miguel Ángel Osorio Chong, entonces Secretario de Gobernación, tuvo que ser sacrificado, porque era uno de los «servidores públicos» que desde su posición tenía que haber entregado cuentas al respecto y nunca lo hizo.

En casos como éste, se advierte la grave complicidad de autoridades de todos los niveles con la delincuencia organizada. Por eso las cosas en el país llegaron a tal grado de impunidad.

VINCULAN A PROCESO POR ATENTADO CONTRA EX ALCALDE

Gabriel “N” y Alexis Oswaldo “N” fueron procesados y deberán permanecer en prisión preventiva hasta su audiencia, vinculados a proceso por el atentado contra el ex alcalde del municipio de Amacuzac, Noé Reynoso Nava.

La Fiscalía General de Morelos informó que logró la vinculación a proceso del actual secretario del municipio de Amacuzac, al existir elementos de su posible participación en el intento de homicidio del ex edil de la misma localidad el pasado 17 de septiembre del presente año.

De acuerdo con las autoridades, la audiencia de vinculación se llevó a cabo el domingo pasado, para que el agente del Ministerio Público de la Fiscalía de Homicidios y la correspondiente de la zona sur, presentara elementos para solicitar su permanencia en prisión preventiva, dados sus antecedentes.

Conforme a la narración de los hechos, a las 21:00 horas del pasado 17 de septiembre Noé “N” circulaba en un vehículo marca Cadillac tipo Escalade, color blanco, con placas de circulación del estado de Morelos hacia el municipio de Amacuzac, cuando en la colonia Centro de Amacuzac  observó a personas del sexo masculino junto a una motocicleta.

Los hombres después de verlo comenzaron a agredirlo verbalmente y posteriormente uno de ellos sustrajo un arma de fuego y amenazó a Noé “N”, pero este aceleró el automotor para evadir a los agresores; sin embargo, en la avenida Morelos de Amacuzac, las personas de la motocicleta le cerraron el paso y accionaron sus armas de fuego hasta causarle lesiones en rostro y tórax, además de causar daños en la carrocería de la camioneta.

Derivado de las investigaciones se estableció la posible participación de Gabriel “N” y Alexis Oswaldo “N” en la agresión hacia el ex munícipe de Amacuzac y se concretó la detención el lunes 23 de septiembre por agentes de la Policía de Investigación Criminal (PIC) ejecutaron primero la detención de Oswaldo “N” y posteriormente la orden de aprehensión contra Gabriel.

¿EL FIN DE LOS MAZARI?

Siempre se cuestionó la estrategia usada por el ex presidente mexicano Felipe Calderón  para combatir a la delincuencia organizada en el país. Los expertos en la materia, sugieren primero desarrollar investigación sobre cada una de las células criminales, de sus cabecillas y sus movimientos antes de ir por ellos; pero como nunca fue así el esfuerzo fue un fatal fracaso.

Para el caso muy particular de Morelos, las fuerzas del orden federal han dado ya dos golpes mortales al cartel de “Los Rojos», que controla todo el sur y sur poniente de la entidad, y al que se le atribuyen la mayor parte de asesinatos violentos en estos momentos en Morelos y parte de Guerrero.

Primero fue Santiago Mazari alias “El carrete”, líder de ese grupo delictivo, y ahora su hijo Alexis Oswaldo “N”, a quien se ha señalado como su heredero en la jerarquía delictiva, pero que además estaría involucrado en el atentado que sufrió la semana pasada el ex presidente municipal también de Amacuzac, Noé Reynoso Nava.

El ex alcalde Reynoso Nava salvó por tercera vez la vida en el último atentado, y aunque fue seriamente herido incluso en la cabeza, pudo rendir su declaración bajo resguardo policial, aparentemente para señalar a sus atacantes.

Ese es el camino correcto y, que sepamos, tanto el Ejército Mexicano como la Marina cuentan con grupos muy bien capacitados para desarrollar este tipo de investigaciones.

Santiago Mazari, «El Carrete»

Ahora bien, lo que viene pasando en torno a “Los Rojos» muestra claramente dos cosas, primero: que el gobierno de #Graco Ramírez les protegía y por eso jamás se actuó de manera contundente en su contra y segundo: ahora sí existe voluntad para ir por ellos; o sea que hasta ahora no existen complicidades, ni con el estado ni con la Federación.

Algo más, tanto ese detenido como el hijo de Alfonso Miranda, de nombre Gabriel, quien fungía como Secretario de Gobierno en el Ayuntamiento de #Amacuzac, fueron detenidos por tentativa de homicidio en contra el ex edil Noé Reynoso Nava, hecho que ocurrió el pasado 17 de septiembre.

La juez, ante la cual fue presentado el joven, decretó un término de 72 horas para realizar  la audiencia de vinculación a proceso.

LA LIBRA NUEVAMENTE EX EDIL DE AMACUZAC

Como estable, califican las autoridades estatales la salud del ex presidente municipal de Amacuzac, Noé Reynoso Nava, luego de haber sufrido un atentado el 17 de septiembre por la noche, en la cabecera municipal de esa localidad.

De acuerdo con la Fiscalía General de Justicia, el ex edil estaría fuera de peligro, a pesar de que recibió impactos de bala en la cabeza. No obstante, ninguno de ellos fue mortal, y se menciona que se siguen las investigaciones para dar con los responsables.

El señor fue edil durante el trienio 2012-2015, y tras haber ganado la contienda electoral por la vía del Partido Verde Ecologista, fue objeto de diversos hechos que mostraban conflicto con algunos grupos locales, considerados como de delincuencia organizada, además de que compitió contra el hijo del ex alcalde Alfonso Miranda Gallegos.

Conforme a los antecedentes que al respecto se tienen, unos días después de que los órganos electorales dieron como ganador a Reynoso Nava; sufrió un primer intento de asesinato, los hechos ocurrieron en la comunidad de San Gabriel las Palmas, en un restaurant conocido como «el norteño»; sin embargo, los agresores no tuvieron suerte.

Una vez que tomó protesta como alcalde, su jefe de seguridad fue ejecutado a los pocos meses de iniciada su administración, y casi al final del trienio ocurrió lo mismo con su secretario de gobierno.

Es decir, a partir de su ascenso como presidente municipal de Amacuzac, ha enfrentado un clima permanente de agresión, tanto él como quienes lo rodean de forma muy cercana, incluidos sus familiares.

Pero como menciona la Fiscalía general de Justicia ¿Será verdad que indagan para dar con los responsables? conforme a los datos ofrecidos por autoridades, quienes han sido asignados para dar seguimiento al hecho sí tienen ya mucha evidencia respecto a los presuntos agresores.

Una versión que obtuvo DAD señala que el atentado fue ordenado por un hijo de Santiago Mazari, alias “El Carrete», que porque forman parte de grupos contrarios de la delincuencia organizada. Que el ex alcalde (Reynoso Nava) comulga con «Guerreros Unidos» y que los otros son cabezas de “Los Rojos».

Incluso se recordó que a Reynoso Nava se le ubica como muy cercano a los Figueroa (familiares del extinto cantautor) añejamente señalados por nexos con “los guerreros”. Y es que ambos disputan territorio en Amacuzac, mientras que en Puente de Ixtla (municipio cercano) es parcela exclusiva de Los Rojos debido a que un ex diputado local de la anterior legislatura, cuando fue edil, les abrió el camino para se quedaran con todo el control (aparentemente se referirían a Alfonso Miranda Gallegos).

Al filo del mediodía de este miércoles, Noé Reynoso Nava recobró el sentido y le fue tomada su primera declaración, por lo que se giraron instrucciones para trasladarlo a la Ciudad de México en dirección desconocida, por temor a que pudiera ser atacado nuevamente en el nosocomio de Jojutla, a donde fue atendido en un primer momento.