LITERAL; AGARRADOS DEL CHONGO

Elección interna en el PAN

La situación al interior del Partido Acción Nacional (PAN) en Morelos se ha complicado más de lo que se esperaba; la supuesta elección de candidato a la presidencia municipal de Cuernavaca entre Juan Pablo Adame Alemán y José Luis Urióstegui Salgado derivó en una trifulca entre simpatizantes de ambos bandos.

Los hermanos Martínez Terrazas, que tienen secuestrada a la dirigencia estatal, vienen poniendo en riesgo un proyecto que se antojaba “a modo” como para que el panismo volviera a retomar el control de la alcaldía capitalina y después de ello pensar nuevamente en la gubernatura hacia el 2024; sin embargo, la ambición de la «divina trinidad» puede acabar en debacle.

A DAD llegó información en el sentido de que en principio; viéndose en desventaja, los Terrazas buscaron reventar la asamblea de donde saldría el ungido como candidato azul y tras previo acuerdo con la policía municipal y Protección Civil de la comuna los requirieron a fin de que clausuraran el evento, pues los números les decían que ganaría Adame Alemán.

Pero como el número de personas era de cientos de asistentes tampoco fue nada fácil para los agentes y personal de Protección Civil y el asunto se les salió de control; sobre todo porque los grupos antagónicos comenzaron a insultarse y hasta llegar a las agresiones, gritos y sombrerazos.

Los hermanos Martínez intentaron -desde hace semanas- dar un madruguete a las corrientes internas contrarias a ellos adoptando al abogado Urióstegui Salgado como el precandidato de una supuesta coalición del PAN y del PSD, este último un instituto político que en el pasado reciente manejó el ex gobernador Graco Ramírez a través de sus “dueños” los hermanos Yáñez Moreno.

No contaban con que en tiempo y forma el ex legislador federal Juan Pablo Adame Alemán también haría lo propio; echándoles a perder la fiesta, cuyo banquete parecía ya estar servido pero sólo para una parte de los comensales, porque los de la «sagrada familia» no estaban considerados a entrar y se invitaron solitos.

El caso es que la intención de los Martínez Terrazas de monopolizar las posiciones más importantes de la elección del seis de junio del presente año llevó a Acción Nacional a un entrampamiento; como no había ocurrido en sus filas, y cual PRI en sus peores momentos están llegando hasta a “las manos”.

Reiteramos, es triste, porque al PAN se le venían acomodando en militancia y con las condiciones como para regresar a la alcaldía capitalina; pero en unidad, no divididos, y lo que acontece los disminuirá considerablemente, en contra parte le pone las cosas “a modo” a otras fuerzas políticas y proyectos electorales que deberán aprovechar lo que ocurre con el blanquiazul.