INTENTA SORPRENDER A LA CIUDADANÍA

Le llueve a edil de Yautepec

En una desesperada acción por llamar la atención y congraciarse con la ciudadanía el presidente municipal de Yautepec, Agustín Alonso Gutiérrez, intentó engañar a sus gobernados con el argumento de que adquiriría vacunas contra el coronavirus; aún cuando los ayuntamientos no están facultados para ello.

Lo anterior, ha sido objeto incluso de mofa por parte de periodistas en programas noticiosos nacionales, uno de ellos, Joaquín López Dóriga quien incluso llega al insulto en su contra al considerarlo como un intento por sacar ventajas político-electorales de la pandemia, a pesar del dolor y la tragedia que viene causando.

El edil en una entrevista declara que destinará tres millones de pesos, programados para la realización de una obra pública, a la adquisición de vacunas. «Sólo estamos esperando la posibilidad de saber, cómo, dónde y cuándo para darle a la población la posibilidad de enfrentar el problema», diría palabras más, palabras menos, cuando un alcalde no puede hacer eso.

Y bueno, lo menos que le dijeron es que es un sujeto que busca lucrar con la pandemia para atraer simpatías, cuando es un vil engaño de alguien sospechosamente metido en negocios de la delincuencia organizada.

López Dóriga de plano se le va con todo al afirmar, obviamente también para llamar la atención:  «qué poca madre tiene, así neta, para jugar con la esperanza de las vacunas con fines electorales» y para referencia ya le hemos compartido los videos.

Es verdaderamente vergonzoso y escandaloso a lo que ha llegado este delincuente de cuello blanco cuando es el gobierno federal el único facultado para negociar la adquisición de vacunas con los laboratorios internacionales correspondientes; no obstante, es ya urgente ponerle un alto a Alonso Gutiérrez, porque ha llegado a cosas extremas, además del descaro de decir que desviará recursos de obra pública para vacunas.

Y le decíamos que existen indicios desde hace tiempo de que es parte de un grupo de la delincuencia organizada o que al menos los encubre porque hay evidencias que se siguen acumulando. A DAD se hicieron llegar imágenes de un convoy de autos de súper lujo, blindados, con gente fuertemente armada que ingresó a uno de los ranchos de los Alonso llamado «San Agustín» y ubicado en Itzamatitlán ¿Quién estuvo en tan importante reunión? habría que preguntarle al alcalde.