SIN PENA NI GLORIA

DIPUTADOS ENVALENTONADOS PERO SIGUE INTACTO ANDAMIAJE PERVERSO DE GRACO

Pobreza legislativa

La actual legislatura local está a seis meses de terminar su periodo; es triste ver cómo se dilapida el dinero del pueblo con personajes que “sin pena ni gloria” ocuparon curules sólo para saciar sus apetitos económicos, porque ni siquiera podríamos decir que también el ejercicio del poder les llamara la atención, porque la mayoría nunca supo ejercerlo.

De veinte personajes, 14 mujeres y seis hombres que conforman ese «cuerpo colegiado», sólo tres o cuatro se defendieron e hicieron la diferencia; el resto se dedicó a otras cosas menos a desarrollar algún proyecto que ayudara a mejorar la sana convivencia social o apoyo para algún programa de mejora popular y, acaso cuando hubo oportunidad de hacer negocio personal o de grupo no lo dudaron.

Y bueno, hay señalamientos en contra de los y las «parlamentarias» porque se les acusa de haber aprovechado su posición para el tráfico de influencias y de incrustar en instituciones oficiales a hermanos, parientes cercanos y amigos en plazas burocráticas, como ha sucedido con Ariadna Barrera.

Cabe mencionar que casi de manera permanente se ha vivido una parálisis legislativa en este trienio como consecuencia de intereses malsanos característicos de la actividad política, y cuando algunos diputados y diputadas buscaron cumplir con su responsabilidad en llamar a cuentas a sus antecesores que habían cometido graves actos de corrupción en complicidad con el ex gobernador Graco Ramírez, hubo resistencias de varios diputados y diputadas que evidenciaban la protección abierta y descarada al tabasqueño.

Nunca se logró avanzar en tal sentido, y frente a tales circunstancias -lo volvemos a decir- continúan obedeciendo y cumpliendo compromisos con ese pasado, Tania Valentina Rodríguez Ruiz, quien seguramente bajo encargo y con recursos varios se encargó de reclutar compañeros y compañeras para conformar un grupo, evidentemente sigue estando financiada “desde el exterior”.

Es decir, figuras demasiado perversas y corrompidas por un lado, y por el otro graves niveles de ignorancia de quienes no tenían la menor idea de preparar proyectos de ley; pero que querían llegar para salir de pobres, y mire que igualmente se afirma que a muchos a su paso por la cámara de Diputados local les ha cambiado la vida económicamente en tan sólo tres años.

De los veinte que conforman la Legislatura el más activo ha sido José Casas González; por lo menos viene denunciando acciones a su juicio poco correctas en el resto de las estructuras gubernamentales e intenta mantenerse en contacto permanente con sus representados.

En un nivel ya mucho menos activos se podría mencionar a Alejandra Flores Espinoza, Rosalina Mazari Espín, Jesús Sotelo Martínez, Andrés Duque o Javier García.

Qué pasó con las pensiones doradas ¿en qué terminaron las acusaciones? qué fue de los juicios a Graco y al alcalde de Cuernavaca Antonio Villalobos por robo del dinero público ¿cuál es el resultado de esos procesos? ¿qué pasó con las denuncias contra el fiscal Uriel Carmona Gándara y el fiscal Anticorrupción que fueron nombrados para servir a Graco y cuyos nombramientos podrían haber sido impugnados y obligados a dejar el cargo por la temporalidad del cargo y los privilegios concedidos ¿tampoco pasará nada?

Muy penoso el actuar de quienes no merecían el apoyo popular, porque vinieron a robar descaradamente ¿No le parece?

ZAPOTITLA; CASI A SALVO

Lo conozco, tiene apoyo

Cuando se consideraba inminente el juicio político y consecuentemente el desafuero del diputado local Marcos Zapotitla Becerro, se logró un amparo que le otorga suspensión definitiva en contra de las acusaciones por una presunta violación; por lo menos eso expuso el presidente de la Comisión de Gobernación y Gran Jurado del Congreso local, José Casas González.

Y si bien el legislador advirtió que impugnará la determinación del Juzgado Quinto de Distrito, acusó al director jurídico del Legislativo, Gerardo Florentino Galindo, de no haber aportado los elementos requeridos al juez; en torno al proceso que se sigue contra el legislador, lo cual deja ver que hay serios actos de corrupción y componendas al interior del Poder Legislativo.

Acorde con lo expuesto por Casas González en sus argumentos y razonamiento del por qué concedió tal beneficio la justicia federal a Zapotitla Becerro, el juez dejó claro que el área jurídica de la cámara de diputados local nunca hizo llegar a tiempo la documentación requerida por la parte acusadora y se debió conceder la razón a Marcos.

Muy difícilmente la impugnación de Pepe Casas podrá revertir por ahora el amparo definitivo y el asunto entrará en un conflicto interno; porque si en verdad Florentino Galindo no cumplió con su responsabilidad a pesar de que contaba con los documentos demandados por el juez, se tendrá que investigar si lo hizo por omisión o con premeditación, alevosía y ventaja, como parece ser.

Pero no es cosa menor, porque estamos hablando de un presunto delito de violación, y es cierto que aún no se le han probado nada a Zapotitla; sin embargo podría ser real y entonces caeríamos en un caso más de impunidad, por complicidades al interior de un poder que debería ser ejemplo de pulcritud y respeto a las leyes.

En primer término se tiene que saber por qué el director jurídico hizo esto, si se trató de una decisión propia o detrás de él hay otros diputados que ordenaron la no entrega de pruebas o lo que haya sido, en contra del aún compañero de la legislatura. Pero, si fue el funcionario el que cometió tal falta pues lo menos que se espera es su destitución.

Qué triste es seguir observando cómo la corrupción obstruye la aplicación de las leyes y permite cualquier atrocidad; sin que ello sea objeto de consecuencias para los responsables. La actual Legislatura no sólo ha sido una decepción y fracaso para los morelenses, por altos niveles de incapacidad e ignorancia en la mayoría de los 20 «representantes populares»; sino que se aprecia que cuando tiene la posibilidad -como ocurrió en la legislatura anterior- se venden por unas cuantas monedas.

A estas alturas y con un proceso electoral a cuestas; dudamos sinceramente que se corrijan los errores en el caso en cuestión y se llegue a las últimas consecuencias, el asunto pinta para ser parte de las decenas de expedientes archivados, no obstante que son producto de gravísimos actos de agresión al pueblo.

CABEZAS DE LA FISCALÍA, SIN EXÁMENES DE CONTROL

Acusa diputado Casas

Violando las normas elementales en la materia, en su oportunidad, el ex gobernador de Morelos Graco Ramírez Garrido Abreu nombró -en complicidad con la legislatura local anterior- a Uriel Carmona Gándara como Fiscal General de Justicia del estado; no obstante, que se asegura no cuenta con los exámenes de Control y Confianza, requisito “indispensable” para los altos mandos en el área de seguridad, según lo asegura un diputado local.

Quizás usted esté enterado de que la semana pasada se dio a conocer que el señor fiscal estaba siendo investigado por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y otras autoridades a nivel federal, por la presunta comisión de delitos como terrorismo, tráfico de armas y otros asuntos de suma delicadeza que nos ponen en alerta.

También se supo que vía esas instancias se pidió al Congreso de la Unión desarrollar el procedimiento respectivo para retirarle el fuero a fin de que pueda ser procesado por las instancias competentes, al respecto el diputado José Casas González dijo que en caso de que avance el tema será el Congreso local el responsable de concluir el mismo.

Claro, lo anterior a partir de que la UIF inició las indagatorias y pidió a los legisladores federales actuar al respecto; eso es por un lado y por el otro está el asunto de que no presentó resultados de los exámenes de Control y Confianza, requisito que está contemplado en el artículo 111 constitucional y sin él diría el diputado no puede desempeñar un cargo en el que lleva ya varios años.

O sea que el funcionario en referencia está ahí cumpliendo con un compromiso con el ex gobernador para impedir que avancen los procesos legales en su contra y otras investigaciones en contra de ex funcionarios de su sexenio por actos de corrupción. Pero sin ni siquiera cumplir con los requisitos fundamentales para tal efecto, algo muy grave.

Pero no sólo eso, Casas González también asegura que tampoco Adriana Pineda, Fiscal Antisecuestros en la entidad, cuenta con tales exámenes. Entonces esto es un auténtico cochinero, «servidores públicos» que no cuentan con los perfiles para sus respectivos cargos, presuntos delincuentes investigados por la federación y en manos de ellos está el dizque el combate a la delincuencia en todos los sentidos.

Esto no tiene perdón y quienes tenían la responsabilidad de verificar el cumplimiento de normas sobre el asunto son los actuales legisladores locales, pero ahí mismo hay cómplices del fiscal, y han impedido cualquier avance esa materia; el diputado recuerda que al empezar la legislatura se logró sacar el acuerdo para destituir a Uriel Carmona, pero tras haber sido aprobado el punto se congeló en la Junta Política del Congreso.

¿Adivine quién estaba de presidenta de la Junta Política en ese momento? Pues sí, la diputada y dirigente estatal del Partido del Trabajo, Tania Valentina Rodríguez Ruiz, una de las cómplices y colaboradora de Graco.

Si hubiera algo de decencia por parte de la mayoría de los integrantes de la cámara local, y sobre todo compromiso con Morelos; así fuera tarde deberían resolver esto, pero habría que ver cuántos integrantes de dicho «cuerpo colegiado» están en complicidad con el ex gobernador y con el fiscal, que no podría ni haber tomado protesta al cargo sin los exámenes correspondientes y tampoco haber sido ratificado ya en esta Legislatura.

APARECEN MÁS JUBILACIONES DORADAS: JOSÉ CASAS

«Yo corrí a Villalobos, dice

Para el diputado local José Casas González era cuestión de tiempo que el presidente municipal de Cuernavaca, Antonio Villalobos Adán, fuera vinculado a proceso, «andaba muy apurado buscando cómo salvar el cuello sin embargo; es casi seguro que muy pronto estará tras las rejas», consideró el legislador local.

Dice que hay 46 expedientes de jubilaciones doradas en proceso de judicialización y entre los nuevos expedientes aparece un funcionario del Ayuntamiento capitalino, adscrito al área de comunicación social, aunque son muchos los que van a tener que rendir cuentas porque las pruebas son irrefutables, cometieron delitos graves como falsificación de documentos y eso se tiene que castigar.

Incluso por facilitar los actos de corrupción como parte de la Comisión del Trabajo en legislaturas anteriores; Casas señala que igualmente tiene en la mira a los ex legisladores, Efrín Esaú y Silvia Irra, ambos participantes de la misma comisión, y quienes se coludieron en una serie de componendas que posibilitaron la comisión de delitos de toda naturaleza en la fabricación de los expedientes de las “jubilaciones doradas”.

Del edil capitalino asevera: «yo corrí a Villalobos de la presidencia municipal, porque andaba en cosas vergonzosas, lamentablemente y siendo presidente municipal, Jorge Morales Barud lo perdonó y hasta hicieron perdedizo el expediente. Convirtió la comuna en un refugio de delincuentes», afirma Casas González, pues se sabe que uno de sus colaboradores se jubiló injustamente lo tiene ahí protegido.

Recordó a Esaú, quien a pesar de que enfrenta un proceso legal sigue siendo «flamante funcionario en la Secretaría de Obras Públicas del Ayuntamiento, por eso afirmamos que es una cueva de ladrones».

Casas González es por lo menos es uno de los pocos diputados que no quita el dedo del renglón y sigue empeñado en exhibir, y en la medida de lo posible atraer a decenas de personajes que sin los años de trabajo suficientes consiguieron jubilaciones muy bien pagadas, con la indolencia de ex diputados y del propio ex gobernador Graco Ramírez.

Igualmente habría que reconocer en Casas a uno de los pocos miembros de la actual legislatura, que viene pidiendo la aplicación de todo el peso de la ley contra Villalobos Adán; porque sostiene tener los elementos como para afirmar que el Ayuntamiento se ha convertido en “un nido de ratas”.

Aquí nunca nos equivocamos cuando dijimos que era un pobre mediocre que venía con hambre retrasada, y una vez en el cargo de edil ha aprovechado para salir de pobre diablo.