¿ES QUE NO HAY QUIÉN LLAME AL ORDEN?

Hastío y cansancio en Cuernavaca

La descomposición bajo la cual se viene conduciendo el presidente municipal de Cuernavaca, Antonio Villalobos Adán, es ya motivo de escándalo externo y de inconformidad al interior de la propia Presidencia municipal.

El enojo de propios y extraños es creciente porque no sólo viene pegándole con todo a la extorsión bajo presión a diversos negocios con la amenaza de clausura; sino que a los propios empleados los trae condicionados de despido si no guardan silencio respecto a todas las cochinadas que vienen sucediendo en el ejercicio del presupuesto público.

Ya ve usted que tras las denuncias de desvío de más de 60 millones de pesos y el presunto delito que significa, Villalobos se sacó de la manga que habían sido ex empleados suyos, que por haber sido dados de baja por irregularidades, lo denunciaron; aunque reiteramos que jamás dijo que los señalamientos eran falsos.

Por todo lo que hasta este momento se sabe por parte de funcionarios de todos los niveles al interior de la comuna, regidores y personas con cercanía con el Ayuntamiento de Cuernavaca, al interior “donde se le pique sale pus”, no hay orden ni disciplina en el manejo presupuestal y quien pone el ejemplo es el alcalde.

En pocas palabras parece que enloqueció, su estatura no correspondía al cargo y pareciera que ha enfermado de poder, porque arremete contra todo aquel que lo cuestione; seguramente porque es de mente muy mediocre que sólo piensa en lujos, francachelas y aprovechar lo que se pueda, habrá que recordar su famosa frase de: “tenemos que regresar al Cuernavaca donde las mujeres andaban en tanga con pantalones blancos…”, imagínese usted la calidad de funcionario.

El asunto es que se necesita a alguien que le pida cuentas a este sujeto descarado, que lo someta al orden y a la revisión de su ejercicio, porque de otra manera no tendrá freno en sus ambiciones.

Aunque el Congreso local había advertido que aplicaría una auditoría especial, precisamente por tantas presuntas arbitrariedades, la pregunta es ¿Y qué pasó con esa investigación?

Pero el colmo es que ese tipo de delincuentes de cuello blanco, herencia de la operación de Graco Ramírez Garrido, ex gobernador y financiador de sujetos como este, que están constituidos en una pandilla de rufianes con varios integrantes en el mismo recinto Legislativo, porque tienen aliados para protegerse mutuamente. Ahí está la petista Tania Valentina Rodríguez Ruiz y algunas diputadas más que para eso fueron colocadas en puestos plurinominales como las esposas del dirigente del PRD y del PSD, quienes llegaron a servir de “para choque” al tabasqueño.

Se tiene que hacer algo, no es posible permitir tanta impunidad, al propio presidente de la República Andrés Manuel López Obrador le conviene ajustarle las cuentas a este personaje que se coló vía la alianza del PES-PT-Morena; porque se supone que llegó al cargo montado en la ola “obradorista” de Morena, y lo que hace será cobrado con votos en las urnas en contra de los próximos aspirantes en las elecciones del 2021.

Claro, hay otras alcaldías como la de Temixco que «tampoco cantan mal las rancheras» en lo que a corrupción se refiere, pero lo que acurre aquí en la capital es francamente alarmante, y cualquiera con un milímetro de decencia en el propio Ayuntamiento lo dice.

Hay ya algunas inquietudes ciudadanas, sobre todo en redes sociales, por el nulo nivel de este personaje que hasta se hace llamar por su apodo como vil delincuente, «el lobo» y eso es cosa mínima frente a sus excesos de prepotencia, existen aquellos ciudadanos que casi entran en cólera porque exigen a las instancias «competentes» hacer algo antes de que se siga destruyendo y robando a la capital.

CONTINÚAN LAS INVESTIGACIONES CONTRA EL “LOBITO”

Nuevamente se dieron a conocer investigaciones en relación con el enriquecimiento de la familia Villalobos del presidente municipal de Cuernavaca, Antonio Villalobos Adán, a quien se atribuye por el momento un posible desvío por 40 millones de pesos del área de Comunicación Social, por lo que fue citado a declarar su hermano Pablo Rubén.

La Fiscalía General del Estado de Guerrero giró una orden de investigación por compra o renta de un departamento de lujo en Acapulco, por parte del presidente municipal de Cuernavaca, luego de que solicitó autorización para adquirir una línea crediticia hasta por 93 millones de pesos.

De acuerdo con la información que ha dado a conocer el edil, el recurso se utilizaría para solventar parte del gasto corriente del municipio, por la caída de la recaudación causada por la emergencia sanitaria a consecuencia de la enfermedad del COVID-19.

Como consecuencia de la supuesta crisis financiera, el alcalde capitalino ha ordenado el recorte del 30 por ciento de los salarios de los trabajadores sindicalizados, y se comenta que existe ya una lista de posible personal a ser despedido.

El conjunto de departamentos Costa Victoria, ubicados en la Costera Miguel Alemán en la colonia Icacos, en Acapulco, es un conjunto de lujosos departamentos cuyo costo es de 10 millones de pesos y consta de una superficie de 300 metros cuadrados; 4 recamaras; 2 estacionamientos; 4 baños y áreas comunes como cine; spa; asoleadero; jacuzzi y otros lujos.