PIDEN OBSERVADORES DE DERECHOS HUMANOS

El movimiento opositor al Proyecto Integral Morelos (PIM) que contempla la termoeléctrica de la comunidad de Huexca en los límites de los municipios de Cuautla, Ciudad Ayala y Yecapixtla; solicitó la presencia de observadores de derechos humanos para impedir que les sea arrebatado su derecho a defender el agua del río Cuautla, que les fue otorgada en concesión presidencial desde hace más de 90 años.

Los inconformes, quienes mantenían un plantón en las obras de construcción de un acueducto desde hace más de un año, denunciaron que sí hay amparos vigentes que los defienden de la continuación de las obras que se pretenden reactivar, además de que la autoridad ha evitado el diálogo con la mayoría de las comunidades y núcleos ejidales inconformes, y sólo ha pretendido que unos cuantos representantes firmen un convenio sin tener la representación legal de la totalidad o la mayoría de los ejidatarios y pobladores.

Demandaron que tanto el gobierno federal encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador como el estatal de Cuauhtémoc Blanco pongan atención a sus demandas, ya que de acuerdo con las exposiciones tanto de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) como de las autoridades municipales, el agua que se usará para operar la termoeléctrica le pertenece a los ejidatarios; aún sea proveniente de la planta de tratamiento del municipio de Cuautla porque pertenece al regreso del río del mismo nombre.

“Queremos solicitar su presencia como observadores de derechos humanos ante la represión hacia nosotros como ejidatarios y ciudadanos en defensa del agua, por el desmantelamiento del plantón zapatista de San Pedro Apatlaco ubicado en los márgenes del río entre los límites del territorio de Cuautla y Apatlaco, porque vinieron a las 2:15 am y con toda arbitrariedad e ilegalidad actuaron sin mediar el diálogo”, expusieron.

Enviaron alrededor de mil soldados y elementos de la Policía Estatal Morelos para confrontarnos con armas y desalojarnos del plantón, cuando nuestro único diálogo con ellos ha sido la palabra y la defensa por la vía legal.

DESALOJAN PLANTÓN EN HUEXCA

Pretenden conectar un tramo de 140 metros de ducto para aguas negras

El gobierno federal, a través de funcionarios de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), aseguró que no hay impedimento alguno para llevar a cabo los trabajos para concluir la obra que se requiere para poner en marcha la Termoeléctrica en la comunidad de Huexca, ya que aunque se han promovido nuevos amparos, los mismos se encuentran en proceso y no representan un mandato en contra de la obra.

La obra con un costo de 25 mil millones se rescatará, aseguraron Luis Bravo Navarro coordinador de Comunicación Operativa y César Fernando Fuentes, Director Corporativo de Ingeniería y Proyectos de la CFE; ya que con su puesta en marcha se resolverán el 80 por ciento de las necesidades de energía eléctrica del estado y la zona periférica, además afirmaron que se dejarán de consumir millones de pesos en petróleo.

Luis Bravo hizo un desglose sobre las ventajas de una planta eléctrica como está en la zona, y sostuvo que el desalojo se llevó a cabo de manera pacífica, ya que había pocas personas en el mismo. Los funcionarios federales estuvieron acompañados del secretario de Gobierno de Morelos, Pablo Ojeda Cárdenas.

Mencionaron que se seguirá avanzando con las obras en el acueducto, y calculó que en unas tres semanas se concluirá el tramo faltante.

Los tres funcionarios insistieron en que el Proyecto Integral Morelos (PIM) que comprende más de una termoeléctrica en la zona y gasoducto, es para el uso de energías limpias, y los niveles de contaminación del aire y el subsuelo estarán muy por abajo de los estándares internacionales en la materia, y bajo esas circunstancias es una obra procedente.

Además recordaron que se llevó a cabo una consulta pública en la zona, y la mayoría de la población del área en Morelos, Puebla y Tlaxcala estuvieron de acuerdo o aprobaron el desarrollo de dicha inversión, que inició desde el sexenio de Enrique Peña Nieto.

APOYA GOBIERNO DE MORELOS TERMOELÉCTRICA

El gobernador de Morelos Cuauhtémoc Blanco Bravo aseguró que apoyará la decisión del gobierno federal en cuanto a la operación de la termoeléctrica de Huexca; ubicada en el municipio de Yecapixtla al oriente de la entidad, la cual asegura que traerá “grandes beneficios económicos y sociales a la entidad”.

Indicó que a pesar de ser un tema que le compete a la Federación, la Secretaría de Gobierno del Estado se mantendrá muy de cerca del proyecto para participar en los diálogos que se establezcan con los grupos que se han pronunciado en contra y también con los que están a favor de dicha obra.

Por tal motivo, Blanco Bravo convocó a la unidad para sacar adelante este tema que permitirá generar energía eléctrica propia para el estado; asimismo lamentó que existan voces de personajes políticos que se oponen a la operación de la termoeléctrica, ya que lo único que estos buscan es evitar que la entidad progrese.

CASO HUEXCA

*Parece que AMLO va en serio

Como usted habrá escuchado hace unos días el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, señaló que reiniciarán los trabajos para activar la termoeléctrica y el gasoducto que se encuentran en la región oriente del estado, y adelantó que antes de fin de año estaría empezando a funcionar.

Todo hace pensar que va en serio porque gente de la zona ya ha visto movimiento y se mantienen en alerta porque éste 14 de los corrientes, como a las 5:40 de la mañana, arribó un tráiler con tubos para darle continuidad al gasoducto; así como una máquina que se supone es para desarrollar las excavaciones correspondientes.

Aquí, seguimos considerando que será una acción de muy alto riesgo, el ambiente en esos ejidos, comunidades y poblados de la región oriente de Morelos no es de complacencia ante el anuncio presidencial; todo lleva a pensar que el conflicto volverá a su máxima intensidad en cuanto se pretenda seguir con el Proyecto Integran Morelos (PIM).

Son muchas las ofensas y los agravios que sucedieron entre la Comisión Federal de Electricidad, el gobierno tanto estatal como federal y quienes se sienten despojados de sus aguas y sus tierras; ya que no se consensó esa inversión con los pobladores.

Está aún fresco en la mente y el recuerdo de los lugareños, el asesinato de uno de los líderes opositores de esa inversión, Samir Flores Soberanes y francamente no vemos condiciones para que continúen las labores.

Reiteramos, por la seguridad con la que habló AMLO al respecto, pareciera que ya siente el tema resuelto ¿será que en todo éste tiempo hubo algún cabildeo y diálogo, sobre todo con los cabecillas de la resistencia? per que sepamos nunca se ha mencionado nada sobre el tema.

Pero, si no es así, entonces hay posibilidades de que los ánimos se caldeen y las cosas se salgan de control porque quien se supone allanaría el camino con sensibilidad y diálogo era el súper delegado de los programas federales, Hugo Erik Flores Cervantes, y francamente nunca hizo gran cosa y muchos no quieren saber de él para nada.

Volvemos a insistir ¿acaso López Obrador busca generar con eso una cortina de humo para distraer la atención social mientras resuelve conflictos de carácter nacional para los que requiere un poco de tiempo? podría ser, de otra forma no le vemos sentido a esa posición gubernamental.

ALBOROTA AMLO EL AVISPERO

*Las cosas estaban tranquilas pero…

El anuncio del presidente de la República Andrés Manuel López Obrador en el sentido de que se continuará con los trabajos del Proyecto Integral Morelos, consistente en la operación de una termoeléctrica y el gasoducto en la zona oriente del estado y otras plantas similares en estados vecinos; se espera que esté trabajando para fin de año, pero generó de inmediato reacciones entre los morelenses.

De entrada, el nieto del general Emiliano Zapata,  Jorge Zapata González, aclaró que no es cierto que el gobierno ganó todos los amparos a favor del proyecto; «además está mal informado porque son 32 ejidos, no 22  y son 12 pequeñas propiedades del municipio de Ayala que tienen todavía activos con amparos».

No sólo eso, advirtió que «una cosa es que ganaran los amparos -que no es así-, y otra que permitamos la continuación de las obras; ya nos organizamos para impedirlo porque lo que han hecho no es lo correcto, es una imposición».

Además agregó: «nos quedan las instancias internacionales»; es decir las declaraciones presidenciales vinieron a exaltar los ánimos y a revivir un conflicto que ya estaba casi muerto, a pesar de que los grupos de resistencia en contra de este proyecto atribuyan algunas muertes al mismo, como la del luchador social Samir Flores y antes Gustavo Salgado.

Aquí sostuvimos en su oportunidad, en este espacio de comunicación, que la termoeléctrica y el gasoducto serían acciones que quedarían congeladas por el resto del sexenio de López Obrador, porque no se supo socializar desde el comienzo la inversión que ya se tenía y que podría aprovecharse en beneficio de los campesinos, y por el contrario se agredió la dignidad de la población de la zona, en lugar de buscar la conciliación y una solución a sus demandas.

Eso de que la obra seguirá y funcionará antes del fin de éste año se nos antoja muy atrevido, a menos que «calladitamente» hallan convencido a los principales líderes campesinos de decenas de pueblos y comunidades de la región, cosa que desconocemos con certeza, pero si no es así sostenemos que no prosperará la intención del presidente y las consecuencias pudieran ser fatales.

El famoso «súper delegado federal» en Morelos, Hugo Erick Flores Cervantes, quien se supone debería operar para solucionar el problema; fue más bien una piedra en el zapato, en lugar de conciliar y lograr apaciguar los ánimos encendió las pasiones al «ningunear» y eso complicó los escenarios.

Él ya es «non grato» para la mayoría de grupos opositores, y no vemos quién pudiera hacer ese trabajo que requiere de gestión, con sensibilidad, humildad y recursos económicos para «convencer» a quienes acusan al gobierno de actuar con la fuerza y no con la razón; agraviando a miles de morelenses, por el despojo de tierras, agua y contaminación de aire.

Vamos a ver «de qué cuero salen más correas»; no obstante, en DAD diremos que a lo mejor es «una cortina de humo» que echa a caminar el régimen para seguir distrayendo al pueblo, mientras se resuelven temas más delicados de la agenda nacional como la economía, el desempleo y la pandemia; ya que en verdad no vemos cómo se pueda reactivar el Proyecto Integral Morelos (PIM)

BUSCARÁN AMPARO INTERNACIONAL

Jorge Zapata González, nieto del general revolucionario Emiliano Zapata nacido en esta entidad, afirmó que la mayor parte de los campesinos de ejidos del oriente de Morelos rechazan la operación de la planta termoeléctrica construida por los gobiernos federales anteriores, y que pretende comenzar a operar el gobierno actual.

Luego de que esta mañana el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y varios integrantes de su gabinete dieran a conocer las condiciones generales que consideran han arreglado para que la termoeléctrica entre en operación, como es la resolución de varios juicios de amparo presentados por los campesinos y pobladores, desmintió que haya un acuerdo con el pueblo.

Zapata González dijo que el presidente tiene “mal sus datos”, ya que 32 ejidos son los que tendrían que otorgar su autorización y no 22 como lo manejaron en la rueda de prensa mañanera, además de las propiedades que también se encuentran involucradas y que pertenecen al municipio de Ciudad Ayala, precisamente lugar de nacimiento de “El Caudillo del Sur”.

El representante agrario dijo que los propietarios de la tierra están dispuestos a recurrir a las instancias internacionales, ya que permanece la inconformidad con el proyecto, que pone por delante de los intereses de los campesinos los compromisos con empresas extranjeras que fueron concesionadas y contratadas de manera irregular, violentando las leyes nacionales que rigen los usos y costumbres.

Todavía en julio pasado los campesinos sostuvieron encuentros con representantes del gobierno federal para manifestarles su oposición al proyecto, pero aparentemente el fallo en contra a los amparos promovidos habrían cambiado la apertura de la autoridad ante las peticiones de los ejidatarios.

SIGUE RESISTENCIA AL PIM

Activistas de Puebla, Tlaxcala y Morelos de colectivos u organismos de la sociedad civil y redes de defensores de la tierra, el aire y el agua exigieron ayer frente al palacio de Gobierno la liberación de Miguel López, detenido en Puebla en días pasados, acusado de promover la resistencia a proyectos empresariales de ecocidio.

Karina Vara y Samanta César, a nombre de diversas organizaciones de lucha social, dijeron que Miguel López es un preso político, porque se ha distinguido en su lucha contra el Proyecto Integral Morelos (PIM); consistente en la construcción de termoeléctricas y el gasoducto que afecta tierras y aguas de las tres entidades.

También, dijeron que fue detenido por estar en contra de un proyecto textil poblano en Huejotzingo, Puebla, que contaminará el agua de la zona.

Procedentes de Santa María Zacatepec, Puebla, pidieron la excarcelación de Miguel, la cancelación del PIM y del proyecto textil, acompañados de habitantes de las comunidades indígenas de Huexca, Temoac, Tepoztlán y otras poblaciones.

Finalmente, denunciaron el intento de homicidio en contra del Ayudante Municipal de Huilotepec, municipio de Tepoztlán, Genaro Rivera Ayala, presuntamente en un asalto común, que sospechan fue preparado.

«No creemos en la versión de las autoridades de que fue un caso de delincuencia, porque él ha sido amenazado por defender un predio, en el que se quiere desarrollar un proyecto social. La empresa Bachoco lo tenía abandonado y ya había amenazas de muerte en su contra por tratar de rescatarlo», dijo Karina.

Pero también, un grupo de delincuencia organizada lo quería, y por alguno de esos lados vino el ataque, consideró. Pidieron que se investigue y se castigue a los responsables del ataque en su contra.

AMLO EN MORELOS, HUELE A GAS

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, visitará la zona oriente del estado de Morelos este fin de semana, región en donde se ubica la termoeléctrica de Huexca, misma que le generó el primer enfrentamiento con las comunidades por la consulta realizada en febrero del año pasado.

De acuerdo con información de las áreas de inteligencia del gobierno federal, se puede afirmar que las protestas en contra de la termoeléctrica de Huexca han sido patrocinadas por los grupos distribuidores de gas L.P. que operan en el estado de Morelos y que ven un riesgo para su millonario negocio la llegada del gasoducto que transportara gas natural.

El patrocinio incluye abogados, viajes al extranjero, conferencia de prensa, etc. En el mismo reporte de inteligencia se indica que los grupos que patrocinan dicha oposición son dos de los más importantes que operan en el país, lo que ha provocado mucha molestia en el titular del ejecutivo federal.

Por ello dio la instrucción a todas sus áreas para uee se coordinaran para solucionar este problema, por lo que se formó un grupo integrado por funcionarios de alto nivel de PEMEX, Secretaría de Energía, CRE, CFE, SEGOB, PROFECO, FGR, SAT, GN y por supuesto la UIF que dirige Santiago Nieto.

Los patrocinadores de los opositores a Huexca ahora andan patrocinando a los opositores de la exposición de Emiliano Zapata que se realiza en el Palacio de Bellas Artes, que el día de hoy amenazan con protestar airadamente en la visita que realizará AMLO el próximo lunes, de ser así los señores del gas estarán cometiendo un terrible error, ya que esto será tomado como un claro enfrentamiento con el ejecutivo federal, lo que traerá severas consecuencias.

Las acciones de coordinación para poner orden ya se empezaron a dar, como fue el informe que presentó el titular de PROFECO el pasado lunes 23 de diciembre en la conferencia de prensa mañanera, al exhibir públicamente al distribuidor de gas L.P. GG Gas, que vende el combustible más caro y maneja el mayor margen de utilidad en todo el país, dicho distribuidor es de los mismos señalados por el informe de inteligencia por patrocinar a los opositores al gasoducto y opera en el estado de Morelos.

Igualmente, la Guardia Nacional ha intensificado los operativos para detectar las tomas clandestinas de gas L.P., ya que se detectó alguna relación entre esta actividad delictiva y los grupos de distribuidores de gas L.P.

En el mismo informe se detalla que a través de UIF ya se pidieron informes banMorelosa Canadá y USA; no olvidar que la empresa titular del contrato del gasoducto del PIM es canadiense, y que se modificó hace seis meses y existe el compromiso de la 4T de que este proyecto se concluya.

En otra parte del informe se destaca que el director de la CFE, Manuel Bartlett puso a trabajar a todos sus elementos para solucionar esta situación; no olvidemos la amplia experiencia que tiene en temas de inteligencia.

En el mismo documento se indica que un grupo importante de la UIF anda indagando en León Guanajuato y en Guadalajara, Jalisco, los movimientos financieros de los distribuidores de gas L.P. que tienen ubicados sus corporativos en dichas ciudades.

Por último, se informa que ya se solicitaron al Poder Judicial Federal y a los poderes judiciales estatales todas las demandas con las que cuentan estos grupos empresariales.

En pocas palabras, AMLO tiene otros datos.

LOS TRASNOCHADOS DE LA IZQUIERDA QUE VAN CONTRA AMLO

Tanto tiempo se opusieron, por método, a todo lo que proviniera de los gobiernos “neoliberales”; que hay en algunos de los simpatizantes de la izquierda mexicana cierta inercia a seguir oponiéndose a todo lo que huela a inversión privada e inclusive pública, tendiente a proyectos para el desarrollo o infraestructura, a pesar de que ello obstruya los planes del gobierno con el que dicen simpatizar.

Se han manifestado los grupos indígenas, instigados por seguidores de López Obrador, en contra del proyecto del Tren Maya o los ecologistas, también azuzados por grupos afines a la Cuarta Transformación, en contra de la construcción de la refinería de “Dos Bocas”; pero sin conocer a fondo el alcance de los proyectos o su impacto en el medio ambiente, o bien los beneficios que traerán consigo ambos desarrollos en las regiones.

En Morelos sucede algo similar: grupos sociales identificados con la izquierda obstruyen la conclusión de las obras de la Termoeléctrica de Huexca; a pesar de estar prácticamente concluida y ambientalistas se oponen a la explotación de la mina cerca de la comunidad de Tetlama en el municipio de Temixco.

¿Conocen a fondo los proyectos? En muchos de los casos no lo creo. Es cierto que hay grupos sociales y de ambientalistas que están legítimamente preocupados por la afectación al medio ambiente y cuando se trata de la explotación de los recursos naturales exponen sus razones con fundamento científico; sin caer en posturas radicales o intransigentes. Ese tipo de oposición, desde luego, contribuye a mejorar los proyectos al enriquecerlos con sus diversos puntos de vista.

Pero en cambio, existen otros actores sociales que, lo único que buscan al exponer sus opiniones oponiéndose a esos desarrollos es ganar notoriedad para no pasar desapercibidos; provocan la nota periodística sin argumentos, compensando su ignorancia con la intransigencia, y su ausencia de razón con frases de descalificación carentes de fundamento.

Estos últimos, son los que le hacen daño al proyecto de gobierno al que dicen apoyar, un proyecto que como lo establece el Plan Nacional de Desarrollo; le da a la extracción de los minerales el carácter de “materia prima estratégica”, advirtiendo que no se cancelará ninguna concesión.

En la Cuarta Transformación la minería va, siempre y cuando se cumplan las condiciones enunciadas por el presidente López Obrador: “Que le paguen bien al minero, que paguen la misma cantidad de impuestos que pagan allá y, sobre todo, que no contaminen”. Eso significa un “si” al desarrollo con sustentabilidad.

El desarrollo sustentable no significa frenar de plano la explotación de los recursos naturales, significa equilibrar el progreso económico y material con el bienestar social y el aprovechamiento responsable de los recursos naturales.

La oposición a estos proyectos no debiera estar encaminada a evitar de manera intransigente su desarrollo, sino a ser garantes de que se concilien los tres ejes fundamentales de la sustentabilidad: lo económico, lo ecológico y lo social.

Alejándose de sus afanes personales de notoriedad, quienes hoy se oponen debieran enfocarse en que a las comunidades en donde se desarrollen los proyectos alcancen cierto nivel de progreso material, sin comprometer el medio ambiente, los recursos naturales, la calidad de vida de los seres humanos y demás especies de la región, pues de lo contrario condenan a los habitantes de esas zonas a vivir de manera permanente en el atraso y subdesarrollo.

Estos actores trasnochados de la izquierda mexicana deben tener en cuenta que, para que prosperen los programas sociales del Presidente López Obrador, es necesario generar riqueza y la explotación sustentable de nuestros recursos naturales, es una forma en que el Estado mexicano podrá allegarse de recursos públicos para seguir apoyando a los pobres de este país, al tiempo de llevar el desarrollo a los más necesitados; oponerse o sabotear estos proyectos, es como si la izquierda que encabeza el Presidente, se diera un balazo en el pie.