DAN LIBERTAD CONDICIONAL A FUNCIONARIO

No volverá al cargo por orden del juez

Gonzalo “N” o GABG subsecretario de Protección Civil del Ayuntamiento de Cuernavaca fue liberado por un juez al ver modificadas las medidas cautelares en su contra, por el juicio que se le sigue por los delitos de Cohecho y Amenazas, mismos que habría cometido presuntamente en combinación con el presidente municipal de la capital morelense, Antonio “N” JAVA, cometidos en contra de un empresario local.

Luego de una audiencia de revisión de las medidas cautelares que fue solicitada por la defensa del inculpado, un juez de Control, Juicio Oral y Ejecución de Sanciones valoró las argumentaciones presentadas por la Fiscalía Anticorrupción y las pruebas de la defensa; y determinó modificar la medida cautelar de prisión preventiva que enfrentaba hace más de tres meses el funcionario; por lo que el imputado continuará con su procedimiento jurisdiccional en libertad.

Tras casi cinco horas de audiencia, el juzgador determinó que el imputado deberá presentarse a firmar cada mes ante la Unidad de Medidas Cautelares (UMECA) siendo el próximo lunes su primer cumplimiento; así como impuso una suspensión temporal en el ejercicio del cargo que estaba desarrollando como subsecretario de Protección Civil en Cuernavaca.

Aunado a lo anterior, no podrá acercarse al establecimiento propiedad del demandante (auto-cinema), a las víctimas y demás personas relacionadas con la investigación que se realiza por el delito de Cohecho;  de lo contrario quedó apercibido de que podría volverse a decretar la medida cautelar de Prisión Preventiva.

El Tribunal Superior de Justicia de Morelos informó en un comunicado que la decisión en nada cambia el rumbo de las indagatorias que continúan vigentes, y por las cuales está siendo investigado este servidor público (así como el alcalde de Cuernavaca y tres inspectores del ayuntamiento), “ni mucho menos demeritan el compromiso irrenunciable que mantienen los jueces de Control, Juicio Oral y Ejecuciones de sanciones del Poder Judicial del Estado de Morelos para seguir impartiendo justicia con miras a restaurar la paz social en la entidad.

Por su parte la Fiscalía Anticorrupción anunció que apelará la decisión del juez de Control, ya que la institución considera que no se acreditaron las condiciones objetivas para el cambio de la medida cautelar de prisión preventiva.

Aseguró que no se cumplió con la igualdad procesal de que la defensa acredite el origen y veracidad de los vídeos presentados en audiencia.

Cabe señalar que los videos presuntamente presentados por la defensa de Gonzalo “N” son escenas del lugar y el momento en que el acusado habría amenazado al acusador, una vez que se inició el proceso en contra de los funcionarios del Ayuntamiento de Cuernavaca.

La Fiscalía Anticorrupción informó a su vez que evaluará si se inicia una investigación en contra empleados de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) o quién resulte responsable, por la obstrucción a la información solicitada por esta institución, ya que podrían haber incurrido en el delito de Acceso Ilícito a Sistemas de Videovigilancia.

Advirtió que el Código Penal de Morelos establece que se le impondrá de seis a dos años de prisión y multa de cien a trescientas veces el valor diario de la Unidad de Medida de Actualización «Al que sin autorización obtenida en la Ley de Videovigilancia para el Estado de Morelos modifique, destruya o provoque la pérdida de información contenida por sistemas de videovigilancia o componentes físicos o electrónicos; que permitan la protección, visualización, transmisión, registro o videovigilancia de una persona física o moral particular, empresa de seguridad o establecimiento mercantil…», concluyó el comunicado de la dependencia.

MANTIENEN EN PRISIÓN A SUBSECRETARIO DE CUERNAVACA

La Fiscalía Anticorrupción logró mantener en prisión preventiva al Subsecretario de Protección Civil del Ayuntamiento de Cuernavaca, Gonzalo “N”, quien fue vinculado a proceso por el delito de Cohecho desde noviembre del año pasado junto con el alcalde de la capital morelense Antonio “N”.

Luego de que la defensa del ex funcionario solicitó una audiencia para la revisión de las medidas cautelares, misma que le fuera concedida para este día 13 de enero, la agente del Ministerio Público presentó datos y argumentos para mantener en prisión preventiva al acusado,  cuya defensa intentó presentar una pericial médica para liberarlo.

Los presuntos problemas de salud esgrimidos por la defensa fueron desechados por la juez, por lo que el inculpado deberá permanecer en el área correspondiente del Centro Estatal de Reinserción Social de Atlacholoaya, hasta las audiencias marcadas en los tiempos legales.

Como se recordará el pasado 1 de diciembre la Fiscalía Anticorrupción logró vinculación a proceso contra el presidente municipal de Cuernavaca, Francisco Antonio «N» y el subsecretario de Protección Civil de la comuna capitalina Gonzalo «N»; ambos como presuntos coautores materiales del delito de Cohecho, derivado una investigación relacionada con una denuncia asentada en la carpeta de  FECC/289/2020-08 iniciada por un empresario local.

Desde el 27 de noviembre, día en que fueron imputados por la Fiscalía Anticorrupción ambos servidores públicos, el subsecretario de Protección Civil quedó recluido en el Centro de Reinserción Social (Cereso) ubicado en Atlacholoaya; ante la solicitud realizada por la agente del Ministerio Público para mantenerlo en prisión, debido a que presuntamente uno de los escoltas del funcionario amenazó de muerte a la víctima.

El subsecretario de Protección Civil de Cuernavaca solicitó, de acuerdo con sus dichos, por instrucciones del presidente municipal de Cuernavaca -a los propietarios de un autocinema- la cantidad de 200 mil pesos para dejarlos abrir su negocio, mismo que ya se encontraba realizando los trámites correspondientes de operación.

En diversas ocasiones personal del Ayuntamiento acudió al negocio denominado Autoexplanada Cuernavaca amenazando a sus propietarios con clausurar su negocio, por lo que decidieron iniciar una denuncia penal, ya que presuntamente el alcalde les pidió dinero personalmente para dejarlos trabajar.

De acuerdo con el artículo 20 constitucional, toda persona imputada tiene derecho a que se presuma su inocencia, mientras no se declare su responsabilidad mediante sentencia emitida por el juez de la causa».

VINCULAN AL ALCALDE Y EL SUBSECRETARIO DE CUERNAVACA

Otorga juez tres meses para la investigación

El presidente municipal de Cuernavaca, Francisco Antonio Villalobos Adán y el subsecretario de Protección Civil, Gonzalo Barquín Granados fueron vinculados a proceso por un juez, luego de considerar suficientes los datos de prueba presentados por la Fiscalía Anticorrupción de Morelos por los delitos de Cohecho y Amenazas.

En el caso del segundo funcionario, quedó detenido en prisión preventiva en el Cereso de Atlacholoaya; ya que la Fiscalía Solicitó la prisión preventiva como medida cautelar, por las amenazas que recibieron en su contra los empresarios denunciantes.

El pasado 27 de noviembre la Fiscalía Anticorrupción imputó por Cohecho al alcalde de Cuernavaca y al subsecretario de Protección Civil; derivado una investigación relacionada con una denuncia realizada por empresarios y asentada en la carpeta de FECC/289/2020-08.

Este 1 de diciembre del 2020 los abogados defensores de los funcionarios municipales presentaron diversos testigos; pero el juez consideró que éstos sólo corroboraron los datos de prueba presentados por la Fiscalía, al ubicar en modo, tiempo y lugar al alcalde el día en que presuntamente pidió a las víctimas que se «reportaran» económicamente con él para poder operar un negocio nuevo que estaban emprendiendo.

Al igual que el alcalde el subsecretario de Protección Civil se supo que tuvo contacto vía mensaje de WhatsApp con una de las víctimas, además de que el juez señaló que las autoridades del Ayuntamiento no siguieron lo que señala el Bando de Policía y Buen Gobierno de Cuernavaca; para realizar la clausura del negocio.

Incluso, el pasado 21 de julio el presidente municipal dio una conferencia ante varios medios de comunicación para dar a conocer esta acción; sólo cuatro días después de que presuntamente le pidió a los empresarios «reportarse» con él para poder operarlo, pese a que ellos ya habían iniciado los trámites que marca la ley y que no requieren su participación.

De acuerdo con los datos relacionados en la denuncia el 17 de julio del presente año dos hermanos empresarios, propietarios de un predio ubicado en calle Río Lerma de Vista Hermosa, donde planeaban establecer un negocio de autocinema denominado Autoexplanada Cuernavaca; se encontraron al edil y éste les dio a entender que tenían que darle dinero para poder seguir operando su negocio.

En un encuentro posterior, presuntamente el subsecretario les solicitó la cantidad de 200 mil pesos a nombre del presidente municipal de Cuernavaca; para dejarlo abrir su negocio.

En diversas ocasiones el personal del Ayuntamiento acudió al negocio denominado “Autoexplanada Cuernavaca” amenazando con clausurar el negocio; por lo que el afectado decidió iniciar una denuncia.

Ante los contundentes datos de prueba, y la argumentación realizada por la Fiscalía Anticorrupción, el juez de la causa decidió vincular a proceso al edil de Cuernavaca y al subsecretario de Protección Civil; y se otorgaron tres meses para el cierre de la investigación.

CORRUPCIÓN EN CUERNAVACA

¿Todos embarrados?

A menos que haya componendas -y jure usted que en eso andan- el alcalde de Cuernavaca Antonio Villalobos Adán debería ser destituido y posiblemente sea encarcelado por los delitos de penosa corrupción que se le atribuyen.

Ya el Subsecretario de Protección Civil capitalino, Gonzalo Barquín Granados, se quedó tras las rejas por el mismo presunto delito de cohecho, agravado con el de amenazas, por haber precisamente enviado una amenaza al empresario que denunció el caso..

Sin embargo; lo extraño es que a pesar de esos vergonzantes sucesos, pareciera que en el Ayuntamiento no hay Cabildo, y sobre todo regidores de oposición, porque hasta el momento no escuchamos voces de quienes conforman ese «cuerpo colegiado» conformado por representantes de diversos partidos que exijan justicia y la aplicación de la ley, en contra de quienes han abusado del pueblo desde el poder.

Y mire que nos encontramos en tiempos electorales; cuando este tipo de personajes vividores del presupuesto aprovechan cualquier falta de sus adversarios partidistas para hacerlo notar ante la ciudadanía y hasta para exagerar y llamar mucho la atención y la curiosidad de los ciudadanos, es extraño que estén muy calladitos y lo anterior los hace sospechosos de complicidad.

¿Es que acaso todos están embarrados de podredumbre junto con el edil? sobre este tema sí se levantan algunas expresiones, pero externas y en especial, de algunos de quienes fueron inmisericordemente despedidos por parte de la comuna, y ellos sostienen que la absoluta mayoría de los regidores están “embarrados hasta el cuello” y comprometidos con el edil; porque para hacer sus tranzas el «lobo» los comprometió y salpicó.

Los datos refieren que cada miembro del cabildo cuenta con una serie de familiares, amigos y recomendados dentro de las nóminas, y desde luego en las posiciones mejor pagadas; de tal manera que cuando se dio el despido masivo hace unos meses -igual que hoy- que el edil está a punto de irse tras las rejas y han guardado silencio sepulcral.

Sinceramente no vemos ninguna otra razón como para que parezcan mudos y entonces, estaríamos evidenciando que aquello es una podredumbre competa y que todos le vienen rascando al presupuesto, por eso no hay dinero ni para medio remendar algunas calles y avenidas que están intransitables.

Vergüenza ajena dan esos dizque «representantes del pueblo», pues no obstante lo anterior, como es recurrente, la mayoría desea seguir colgados del presupuesto y buscan ir a otro cargo de elección o a su reelección, cuando, igual que su patrón el Villalobos, tendrían que correr la misma suerte por lacras como él.

Pero si así se aprecia el cabildo de Cuernavaca; juzgue usted lo que pasa en el Congreso local, tampoco vemos alguna reacción y demanda de que se persigan los actos de deshonestidad, como si fuera de lo más natural lo que está pasando de llegar al extremo de que se le restrinja el paso a las instalaciones del Ayuntamiento a un alcalde.

Del mismo modo, hay señales desafortunadas de que buena parte de los diputados estarían protegiendo al “remedo de alcalde”, ya sea por intereses políticos o económicos.

¿Cómo vamos a acabar con tanta perversidad? cuando los órganos responsables de vigilar el buen uso de los recursos del pueblo están metidos en el ajo, tanto el Cabildo como el Poder Legislativo son quienes deben garantizar que los recursos producto del pago de nuestros impuestos sean canalizados -sobre todo- para generar obras y ofrecer calidad en la prestación de los servicios, pero vea usted lo que ocurre; son parte misma del cáncer malvado de la corrupción.

Se lo hemos dicho aquí reiteradamente, ahí en la cámara hay un grupito de diputadas que encabezadas por Tania Valentina Rodríguez Ruiz forman parte de un clan de protectores del ex gobernador Graco Ramírez, y que al edil lo dejó ahí el tabasqueño al meter la mano en esa parte de la alianza de la 4T.

Pero hay más legisladores; la cosa es que parecen estar en las mismas circunstancias porque además no sólo no han demandado a las instituciones competentes aplicar mano dura a esas ratas que han abusado del erario de la capital de Morelos y han pretendido extorsionar a empresarios; sino que tampoco le han dado curso al Juicio de Responsabilidad que tienen pendiente en el Congreso contra Villalobos y el Juicio Político contra Graco.

Qué desafortunado escenario estamos viviendo, todo indica que ni la Cuarta Transformación (4T) logrará modificar las cosas, y entonces estamos fritos ¿No le parece?.

EL AMPARO LO SALVÓ

Villalobos, con un pie en la cárcel

La justicia encontró culpables de cohecho y extorsión tanto al presidente municipal, Antonio Villalobos Adán, como al subsecretario de Protección Civil del municipio de Cuernavaca, Gonzalo Barquín Granados; de tal manera que luego de la comparecencia de ambos en un juzgado de Atlacholoaya el segundo fue sometido a prisión preventiva, mientras que al edil le prohibieron acercarse al Ayuntamiento y a las propiedades de sus demandantes.

Lo que salvó al figurín de alcalde fue que se presentó amparado, de otra manera habría corrido la misma suerte; sin embargo el juez consideró que no podía por ahora decretar su encarcelamiento porque estaría violentando un derecho otorgado por una instancia federal; no obstante el recurso es sólo temporal.

Es decir que de entrada las pruebas ofrecidas por la parte acusadora, a juicio de la autoridad competente, cuentan con sustento suficiente como para declararlos culpables; lo que indica que estamos ahora sí ante la real posibilidad de que Villalobos sea depuesto del cargo que de todas formas siempre fue inmerecido y de que pueda acabar al corto plazo tras las rejas.

Nos parece verdaderamente injusto que a la capital del estado se le castigue de ésta manera; porque el ascenso de Antonio Villalobos -un sujeto de malas mañas- que ya había sido despedido anteriormente del Ayuntamiento por extorsionador durante la administración de Jorge Morales Barud, y se montó azarosamente en la presidencia.

El hombre no es más que un mediocre y ladrón, y sólo la perversidad de los políticos lo llevó a esa posición; sin importarles las consecuencias que esto iba a generar para la capital morelense porque era claro que dicho individuo vendría a llevarse lo que más pudiera.

Nunca nos equivocamos cuando sostuvimos que el nivel de formación- por decir mucho- y de experiencia del edil era como para que fuera presidente pero de su cuadra, y a lo mejor era mucho, pero jamás para algo tan serio e importante como la comuna de Cuernavaca.

Pero no cabe duda de que aún en cuestión de maldad hay niveles, y estamos frente a personajes sin moral; sin valores ni sentimientos de responsabilidad como los que conforman el «cártel de los gracos» que nos dejaron este sujeto y ahora los capitalinos tenemos que pagar las consecuencias de las malas intenciones y ambiciones de este tipo de energúmenos.

El delito por el que -dicen algunos- se le acusa a Villalobos tiene fundamento y en 144 horas podría estar preso y depuesto del cargo. Pero además se antoja mínimo en comparación con otras imputaciones que ya se han hecho en su contra y están en proceso, como en el caso de la denuncia por desvío de recursos y enriquecimiento ilícito por unos 70 millones de pesos. Eso tan sólo durante sus primeros seis meses de «administración».

Y qué decir de los despidos inhumanos aplicados a unos 500 trabajadores de la alcaldía; lo que provocó que los afectados se mantengan en plantón afuera de las instalaciones de la presidencia municipal, y sumados esos tres aspectos al alcalde de marras se le tendrían que decretar unos 50 años de prisión, además de reintegrar lo robado ¿No le parece?

Está visto que lo que no tiene ni por asomo Villalobos Adán es pudor ni vergüenza, de otra manera ya habría pedido licencia antes de que lo revienten; sin embargo no lo va a hacer, porque aún en medio del lodo ya no desea para nada regresar de donde nunca debió salir, a la mediocridad en la que vivió.

Por las referencias derivadas de la comparecencia es cuestión de horas para que su situación legal se defina, y hasta este momento todo apunta a que será vinculado a proceso, y entonces ya en calidad de delincuente no puede seguir ejerciendo como presidente municipal. Tendrá que salir “por piernas”, pero por lo pronto no puede ingresar al edificio municipal y podemos decir que anda a salto de mata.

PRISIÓN PREVENTIVA A SUBSECRETARIO Y RESTRICCIÓN AL ALCALDE

Gonzalo «N», subsecretario de Protección Civil del Ayuntamiento quedó en prisión preventiva luego de ser acusado de cohecho y amenazas junto con el presidente municipal de Cuernavaca, Francisco Antonio Villalobos Adán, este último quien no podrá acercarse a las oficinas del Ayuntamiento de la capital morelense hasta que se determine su situación legal.

La Fiscalía Anticorrupción obtuvo la medida cautelar de “no acercarse al Ayuntamiento de Cuernavaca en contra del alcalde y la prisión preventiva en contra del subsecretario, luego de que se formularon cargos en su contra por parte de un empresario que recibió la propuesta de una extorsión para obtener un permiso de operación para un negocio, y posteriormente la visita de clausura al negarse a la misma.

El alcalde de Cuernavaca fue considerado indiciado como presunto coautor material del delito de Cohecho, este 27 de noviembre del 2020; tan la audiencia inicial derivada de la denuncia asentada en la carpeta de investigación FECC/289/2020-08.

De acuerdo con la querella el denunciante, propietario de diversos negocios entre ellos un autocinema, declaró que el pasado 17 de julio él y su hermano se encontraron al alcalde de Cuernavaca en la esquina de las calles Nezahualcóyotl esquina con Motolinia en el centro de Cuernavaca, a unos metros de las instalaciones del Ayuntamiento, y el edil -quién viajaba en su camioneta tipo Durango le dijo: «Hey compayito, cómo vas con el autocinema»; a lo que la víctima contestó que estaba haciendo sus trámites para cumplir con la legalidad.

Sin embargo, presuntamente el presidente municipal de Cuernavaca le comentó «Yo no estoy del conocimiento, ni te has reportado conmigo, mi teléfono está bien colgado, por eso no te contesto; repórtate conmigo pero en persona», esto, de acuerdo con la víctima, refiriéndose a que debía darle dinero para operar.

Este, presuntamente era el lenguaje que se utilizaba anteriormente cuando Francisco Antonio «N» tenía otro puesto en el Ayuntamiento de Cuernavaca y le solicitaba dinero, en tanto que en un encuentro posterior presuntamente el subsecretario de Protección Civil, Gonzalo «N», solicitó la cantidad de 200 mil pesos a nombre del edil de Cuernavaca, “para poder operar el autocinema” a lo que el empresario le dijo que no contaba con esa cantidad de dinero y que estaba realizando los trámites que exigían para los permisos.

En diversas ocasiones personal del Ayuntamiento acudió al negocio denominado “Autoexplanada Cuernavaca” ubicado en la calle Río Lerma 25, colonia Vista Hermosa; amenazándolo con clausurar su negocio, por lo que el afectado decidió iniciar una denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción el 4 de agosto de 2020, que se encuentra relacionada con la causa JC/874/2020.

El 7 de agosto pasado policías de Investigación Criminal de la Fiscalía Anticorrupción realizaron una visita al negocio para dar seguimiento a la denuncia y pudieron detener en flagrancia a personal del Ayuntamiento, otorgándole criterio de oportunidad a tres empleados que aportaron información importante en contra de los funcionarios Francisco Antonio «N» y Gonzalo «N».

La víctima entregó a la Fiscalía unos discos compactos con audios donde se detalla cómo se realiza el Cohecho, en agravio de negociaciones de Cuernavaca; información importante que fue presentada por la Fiscalía Anticorrupción, dentro de los cerca de 48 datos de prueba.

Además, la Fiscalía Anticorrupción presentó un documento en el que se hace constar las presuntas amenazas que se realizaron también en contra de la víctima o denunciante, por parte de quien fue identificado como escolta del subsecretario de Protección Civil de Cuernavaca además de una relación de al menos ocho carpetas investigación iniciadas contra el alcalde.

La Fiscalía Anticorrupción solicitó la imposición de prisión preventiva como medida cautelar para ambos imputados, a lo que el juez de la causa resolvió únicamente dar prisión al subsecretario de Protección Civil, debido a que el presidente municipal cuenta con un amparo.

Por otro lado, a solicitud de la Fiscalía Anticorrupción, el juez impuso como medida cautelar la prohibición de acercarse al Ayuntamiento de Cuernavaca para el presidente municipal de la capital morelense; debido a que podría tener acceso a documentación y personas o trabajadores relacionados con el caso. Tampoco puede acercarse a los negocios propiedad de la víctima, ni a sus domicilios.

Será el 1 de diciembre del presente año cuando se realice la audiencia donde se determinará si el presidente municipal y el subsecretario de Protección Civil son vinculados a proceso.