LA LUCHA HA COSTADO Y COSTARÁ MUCHA SANGRE

*México ¿un narco Estado?

Lo que los mexicanos estamos viviendo en estos momentos en la cúspide de la política y el gobierno nos lleva a considerar que desde hace mucho vivimos en un narco Estado; donde no se sabe quién es quién entre los delincuentes, los que se dedican al crimen de alto impacto y los políticos que cometen crímenes.

El espectáculo se ha prolongado mucho ya, y los personajes centrales de dicha trama son Genaro García Luna, ex jefe policiaco en el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa y Emilio Lozoya, ex Director General de Petróleos Mexicanos (PEMEX).

Sí, se trata de sucesos históricos; de acontecimientos que quedarán ahí para la historia porque ambos son el testimonio vivo de que nuestro país entró en un camino torcido a partir de que desde la presidencia de la República se hicieron pactos con los mañosos, entregando la paz y la seguridad de los ciudadanos a cambio de dinero, mucho dinero.

Hoy, ex mandatarios, como Calderón y Enrique Peña andan desesperadamente buscando de qué manera evitar ser llamados a enfrentar las acusaciones que tanto García Luna como Lozoya les han endilgando, y además con videos en los que se constatan hechos verdaderamente alarmantes.

Claro, al sentirse tocado Calderón, aliado con algunos «periodistas» que acostumbran servir a quienes les ofrecen dinero, reaccionó con otros videos; pero en una de esas que le salta otro golpe al hígado, aquello de que su hermana «Cocoa», Luisa María Calderón Hinojosa, en arreglos con uno de los más peligrosos capos del narcotráfico en Michoacán «La Tuta», y ya imagina usted cuál debe ser su estado de ánimo.

Pero ahí, en otros elementos periodísticos y por confesión de los mismos delincuentes, están los testimonios respecto al caso de «Cocoa», y pues la cosa está que arde porque lo menos que apreciamos es que aquellos que se consideraban todo poderosos y dizque honorables figuras de la política y del poder; realmente han andado entre la bazofia desde hace muchos años.

¿En qué va a terminar todo éste circo? lo más congruente es que por primera vez en nuestra historia se comience a aplicar la ley a quienes la han violentado y faltado al respeto a los ciudadanos; es decir, que se les llame a cuentas y si la deben pues “al tambo”, porque es ahí donde merecen estar, y no disfrutando de poder y riqueza mal habida.

Todos ellos y muchos más de quienes se han coludido con la maldad son los responsables de los ríos de sangre que se siguen derramando entre grupos antagónicos del crimen organizado y que, además han alcanzado a la población que nada tiene que ver.

Muy doloroso es advertir que la mayoría de esos cientos de miles de víctimas son jóvenes que merecerían haber tenido un mejor futuro, formación académica y profesional que apoyara los esfuerzos de desarrollo de México como país; pero no, han acabado en la tumba a consecuencia de esos perversos servidores públicos para quienes la vida de los demás no vale nada, porque sus intereses están por encima de todo.

Así, conforme a lo que venimos observando, vivimos desde hace más de dos décadas, sí por lo menos de forma muy cruel por acciones despreciables de aquellos que, sin escrúpulos, pasaron de ser servidores públicos a delincuentes de cuello blanco.

De probarse la complicidad de esos ex presidentes, ex funcionarios de primera línea, políticos de todas clases con la delincuencia organizada, sería muy lamentable que hubiera mexicanos bien nacidos que no desearan verlos en la cárcel. Y si algunos hasta los apoyan es porque igual que aquellos se beneficiaban o se continúan beneficiando de la corrupción.

La cosa es que se siguen defendiendo como leones enjaulados como fieras que se sienten heridas,  y en ese momento cuando reaccionan con la mayor visceralidad posible; intentando salvar el cuero generando más daño a quienes consideran son culpables de que se les haya evidenciado.

El tema no es para nada fácil de resolver porque en éste momento vemos en las grandes ligas de la política el embarradero de sujetos apátridas, pero la red de complicidades es enorme y pudiéramos sostener que en toda la República; en cada uno de los estados desde las gubernaturas, presidencias municipales, diputaciones locales y federales, además de senadurías, hay células de politiquillos que sirven y se benefician del narcotráfico.

Al menos en Morelos podríamos señalar a legisladores locales, federales, alcaldes, con serias sospechas de que o son “mañosos de forma directa” o sirven a éstos, que es lo mismo, de ahí que sostengamos que acabar con esa peste va a costar mucha sangre y más vidas.

REPRENDE LÓPEZ GATELL A TODOS

El subsecretario de Promoción y Prevención de la Salud, Hugo López Gatell, vocero del Consejo Nacional de Salud hizo ayer varios regaños o llamados de atención hacia los ciudadanos y las propias autoridades sanitarias estatales, ya que las cifras de esta semana sobre todo en algunas entidades muestran que empiezan a registrarse rebrotes.

Al comenzar su conferencia diaria sobre la enfermedad del Covid19, el funcionario federal dio un mensaje de preocupación por lo que está pasando a nivel de algunos estados que empezaron el desconfinamiento, donde las reaperturas han sido demasiado rápidas, sin orden, sin cuidar o respetar las medidas de seguridad sanitaria (algo que se había advertido); pero que tampoco ha sido cuidada lo suficiente por los municipios y los estados.

“Hoy quiero dar un mensaje de preocupación, preocupación por lo que está ocurriendo a nivel subnacional, situación que se verifica con los datos… No se está involucrando lo suficiente a la población y hay barreras de comunicación entre el gobierno y los ciudadanos, con los municipios y no se está cuidando adecuadamente los límites de los semáforos”, precisó.

A 40 días de la Nueva Normalidad los ciudadanos no han entendido, a pesar de que se ha insistido que no se puede regresar a lo de siempre, a lo que se hacía antes; a hacer lo que antes se hacía, porque estamos en medio de una epidemia mundial que no ha terminado, y se encuentra aún en su fase alta y América es precisamente la zona con mayor número de casos en la actualidad.

“Todos los días y todas las horas del día tenemos que cuidar lo que hacemos, como lo hacemos y esto es para cuidar que no nos contagiemos y que no contagiemos a otros. Esto es una responsabilidad individual, es una decisión que todos los ciudadanos y ciudadanas tienen que tomar todos los días, pero los municipios tienen una responsabilidad también de cuidar que los lugares que no deben estar abiertos no estén abiertos, que se cumplan las condiciones del semáforo o que haya los volúmenes de gente que debería haber por el color del semáforo”, recalco.

Enfatizó que ver y hacer que se cumpla eso es también una responsabilidad de los estados, para coordinar los esfuerzos con los municipios si no se está haciendo porque ellos también tienen el carácter de autoridad sanitaria por atribuciones federales, y el gobierno federal los ha proveído de los recursos y la planeación para hacerlo, así como la ampliación hospitalaria que en algunos casos no se ha concretado.

El funcionario federal pidió también que se deje de polarizar el discurso o que se fomente el ataque de quién está bien o mal, porque eso ha distorsionado el discurso importante que ahora debe ser que como nación enfrentar el problema no depende de una persona. Los casi 35 mil muertos que se han registrado en el país no son responsabilidad de una sola persona sino de todos los componentes del estado nacional que son el gobierno, los ciudadanos y su territorio.

LA SOCIEDAD LO INTUÍA PERO…


*Confirmando sospechas

Durante su visita a la capital del estado y en la conferencia Mañanera, ésta vez efectuada en Cuernavaca, el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador abordó diversos temas como ya es costumbre; y confirmó sospechas y verdades populares en algunas áreas sobre la seguridad, la delincuencia, la corrupción y las próximas elecciones.

El país y muy en particular Morelos, perdimos la relativa tranquilidad que se vivía a partir del asesinato, en un conocido fraccionamiento de lujo en ésta ciudad, de Arturo Beltrán Leyva en el 2009. A partir de ahí, la batalla entre grupos criminales se recrudeció, y nos llevó a once años en medio del fuego cruzado entre bandas y organizaciones delictivas, con ejecuciones al por mayor.

Pero lo trascendente de los comentarios de AMLO -al respecto- fue en el sentido de que, como se sospechaba, la injerencia de los Estados Unidos en la vida pública de nuestro país era algo avalado desde el Palacio Nacional como lo hemos visto en las recientes revelaciones de casos contra narcotraficantes, y ni siquiera se guardaban las formas porque figuras gubernamentales de aquella nación se atrevían a opinar sobre asuntos privativos de México, así ocurrió en aquel entonces diría el tabasqueño.

Otro punto que sólo confirma lo que pensamos como víctimas del crimen es que también en la venta de armas de fuego a los cárteles mexicanos los gobiernos, de México y del vecino país lo sabían perfectamente, y era parte de las corruptelas y componendas de nuestras autoridades en contra de un pueblo que no acaba de entender el porqué de éstas actitudes de quienes se supone debieron velar por nuestra seguridad.

Claro, desde la presidencia se debe contar con toda clase de pruebas y evidencias sobre el contrabando de armas que se daba en la frontera norte; sin embargo, era algo que necesariamente requería del aval de los dos gobiernos. Todos sabemos el nivel de tecnología que usa el país del norte para detectar cualquier cosa en los límites territoriales, sobre todo en lo que se refiere al flujo de indocumentados hacia su territorio.

Era infantil pensar que no se daban cuenta del trasiego de armas que se daba entre pequeñas fábrica de esos artefactos y los grupos delincuenciales de este lado, pero hacía falta que, vía López Obrador, se hablara sobre el tema.

Como ha pasado casi siempre en las conferencias del mandatario, no faltó el asunto de la corrupción, de las reformas que se han hecho en rubros como el sector energético; para facilitar la intervención de capitales extranjeros en aspectos que antes eran privativos de la nación, caso particular la energía, y reveló que seguirá haciendo ajustes en el aparato burocrático porque se crearon organismos e instancias que son «elefantes blancos» y sólo consumen miles de millones de pesos del presupuesto.

Faltaba más, recordó que los recursos públicos casi se agotaban en la abultada burocracia con salarios de personajes de hasta 700 mil pesos al mes, y lo poco que sobraba de los presupuestos fuera de los sueldos simplemente se lo robaban, por eso la necesidad de adelgazar las nóminas.

Y a lo que también le concedió argumentos interesantes, fue al aspecto electoral, a propósito de actividades que realizará el primero de julio con motivo de su triunfo en la candidatura presidencial.

Igualmente, hizo señalamientos que para la mayoría del pueblo mexicano son verdades públicas, como aquello del fraude en la competencia electoral del 2006; con la «victoria» concedida a Felipe Calderón y la intervención directa del entonces presidente Vicente Fox, a favor del aspirante panista, y también la de muchos gobernadores que abonaron a fin de despojar a AMLO de lo que considera fue su primer triunfo.

Al respecto, agregó algo que ojalá se diera; que le gustaría que algunos de los personajes que, por iniciativa propia o por instrucciones de algún superior, se prestaron para ayudar en el despojo de la elección del 2006, y que sería bueno que hicieran revelaciones ahora que ya no tendrían riesgo de ser perseguidos por ello.

Mencionó a ciertas figuras, una de ellas, la de la que fuera «líder moral» del magisterio en nuestro país, y que pasó un tiempo en prisión -Elba Esther Gordillo Morales-, porque AMLO aseguró tener una grabación donde ella solicita a ciertos gobernadores jugársela con Calderón.

No estaría mal saber, así sea después de 14 años, detalles y testimonios de cómo desde las altas esferas del poder se maquillaban los resultados, se usaban indiscriminadamente recursos de los ciudadanos para seguir ejerciendo un poder basado en la rapiña, el robo descarado y la entrega de los bienes y recursos de México; casi generalmente a través de grupos de pudientes del vecino país de Estados Unidos.

Por cierto, tampoco faltó la manifestación de protesta de algunos contingentes que el propio AMLO calificó de mayoritariamente panistas; que diría están en su derecho, y se enmarcan ya en el ambiente pre electoral que inició en el país, rumbo a la contienda intermedia del 2021.

MANTIENE MORELOS RESTRICCIÓN DE CIRCULACIÓN SOCIAL

*Cuernavaca, permitirá la desobediencia

Los tres poderes del estado de Morelos determinaron extender la suspensión de labores hasta que el gobierno federal determine una nueva fase para el semáforo sanitario de la entidad y la Zona Metropolitana, luego de que el viernes las autoridades federales dieron a conocer por segunda ocasión que las condiciones de crecimiento de contagio se mantienen.

El Congreso del Estado de Morelos, seguirá con la suspensión de labores determinada desde el pasado 23 de marzo de 2020, como una medida preventiva y de mitigación para evitar la propagación del coronavirus COVID-19 entre los trabajadores de la Institución; los visitantes y demás ciudadanos que se atienden en las unidades administrativas del Congreso.

Sin embargo, los 20 legisladores continuarán con sus funciones esenciales, con el mínimo de recursos humanos, para llevar a cabo las actividades legislativas, parlamentarias y administrativas, en beneficio de los morelenses.

De conformidad con la situación delicada que se vive en México por la emergencia sanitaria de la pandemia por el coronavirus COVID-19 y, por tanto Morelos, como lo indicó el Secretario de Salud del Estado Marco Antonio Cantú Cuevas el pasado 12 de junio, en el sentido de que “no hay regreso a la normalidad aún, se deberá mantener el distanciamiento social hasta que el semáforo de contingencia lo permita; posponiéndose hasta que la Federación lo considere de forma conjunta con el semáforo de la Megalópolis de la Ciudad de México”.

A pesar de esta postura, dada a conocer a nivel federal y estatal, el presidente municipal de Cuernavaca, Antonio Villalobos Adán, dijo que por su parte permitirá la apertura de los comercios y prestadores de servicios que son “su ámbito de competencia”.

La mañana del lunes, el alcalde ofreció una entrevista en uno de los medios radiofónicos de la entidad, y señaló que por su parte «en mi ámbito» que son los comercios y los servicios que se ofrecen en Cuernavaca.

No obstante los poderes del gobierno estatal hicieron un llamado a estar atentos a los lineamientos dictados por el Gobierno Federal y Estatal para la reapertura de las actividades en las oficinas gubernamentales, una vez que el semáforo lo permita, por lo que exhortó a la base trabajadora y a la población en general a continuar con el distanciamiento social y quedarse en casa.

Estas medidas preventivas recomendadas por la Federación y avaladas por el gobierno estatal y sus tres poderes, servirán para bajar el índice de contagios y llegar a un nivel que permita la apertura de las actividades de manera paulatina y sin poner en riesgo a la población, por la posible saturación de los hospitales con capacidad para manejar las complicaciones de salud que provoca la enfermedad.

Las autoridades estatales llamaron a seguir los lineamientos de la nueva normalidad, y sólo retomar la actividad social si es estrictamente necesario.

MÉXICO: EL ENEMIGO EN CASA

*El acecho de los buitres

En situaciones tan complicadas como las que enfrentamos los mexicanos en éste momento es cuando, por encima de intereses personales; de grupo; ideologías o creencias religiosas; todos, absolutamente todos, tendríamos que estar integrados en un sólo frente: El interés superior de la nación.

Lamentablemente no es así, hay quienes muestran absoluto desprecio por los demás y sólo ven sus propios intereses.

Lo decimos porque en medio de esta crisis histórica, tanto económica como de salud, hay un sector que se antoja son personajes privilegiados; beneficiarios de la corrupción y el engaño por muchos años y que muestran desobediencia y rebeldía ante las instituciones y las actuales autoridades, buscando incluso aprovechar la coyuntura para desestabilizar políticamente al país.

¿Y sabe usted cuál es, entre otros, el origen de sus perversas acciones? pues que están molestos porque la Secretaría de Hacienda les viene exigiendo que paguen impuestos atrasados por miles de millones de pesos; que nunca cubrieron durante años de “amasiatos con gobiernos anteriores”.

Hay un sujeto en especial, Martín Bringas, accionista de Soriana; la segunda cadena más grande de tiendas de autoservicio en México, que ya dice encabezar un movimiento para derrocar al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador. El individuo es uno de los que deben tres mil 200 millones de pesos a Hacienda y como se le ha exigido el pago ese es su dolor.

Pero, él es uno de decenas de «peces gordos»; que al amparo de la impunidad y las componendas con regímenes anteriores incumplían sus obligaciones fiscales y amasaban o siguen acumulando riquezas con base en toda clase de abusos, y desde luego que se niegan a ser tratados como el resto de la ciudadanía. ¿Porqué tienen ellos que pagar completos sus impuestos?

¿Acaso de verdad les iba tan mal que no podían cumplir con el fisco? para nada, claro que no, simplemente son parte de las mafias y monopolios de explotación que a lo largo de los años florecieron en nuestro territorio, y que siguen siendo parte integral de lo que requerimos desaparecer; si es que deseamos un futuro mejor, donde impere la ley y la justicia social.

¿Y qué le parece también la actuación de Ricardo Salinas Pliego? es el accionista de canales nacionales de televisión -que en su momento fueron permisos del Estado mexicano-, de Banco Azteca, de tiendas Elecktra, y quien se ha negado a cerrar sus tiendas exponiendo a sus empleados, poniendo en riesgo de contagio a la población misma y defendiendo sus intereses económicos.

Sin duda vivimos con el enemigo en casa, son “una sarta de buitres al acecho” que nos han hecho demasiado daño y que hoy, cuando se debe jalar hacia el mismo lado, incluso conjuntamente con las autoridades para poder enfrentar con éxito esta terrible prueba, le continúan echando más leña al fuego, cuando el mundo entero se verá en una crisis que tendrá que llevarnos a un replanteamiento económico.

Por el contrario de actuar con solidaridad y apoyo a las medidas emergentes; intentan desesperadamente sacar ventajas de la debilidad que padecemos y, asociados con políticos “en desgracia” con quienes siempre se identificaron porque les condonaban impuestos y repartían ganancias, buscan ahora derrocar a este gobierno para regresar a los mañosos al poder, y seguir explotándonos sin misericordia, no importa que nuestro país se colapse por el abuso.

Carecen de consciencia y valores, su Dios es el dinero.

El problema es que no son sólo los dos mencionados; se trata de algunos cientos de privilegiados que además con dinero que; salvo honrosas excepciones no es dinero robado a los mexicanos, ahora con esos recursos generan estrategias para hacerle la guerra a las autoridades. Son “vende patrias” y traidores a nuestro país.

Y A PESAR DE TODO…

* El 2020 inició tranquilo

El 2019 se caracterizó por ser políticamente un año de mucha agitación; fue el primero de seis en las administraciones del gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo y el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

A pesar de que ambos ganaron con mucho margen, sus adversarios en la justa electoral; los opositores, no perdieron el tiempo y por el contrario iniciaron una lucha frontal para desgastar sus respectivas administraciones, y la verdad es que en cierta medida lograron, por lo menos, disminuir el índice de apoyo social que traían, aunque tampoco en grados superlativos.

Pero todos esos factores, sobre todo orientados a la desestabilización política, han usando a la delincuencia como punta de lanza. Eso hizo que el año anterior no fuera precisamente un año pacífico, o por lo menos con señales de mejoría en cuestiones de inseguridad.

Muy por el contrario, los grados de maldad se multiplicaron ya sea porque la delincuencia organizada presionó para lograr algún pacto con las autoridades, o porque quienes fueron derrotados en el gobierno continuaron manejando gavillas de maleantes que acrecentaron sus acciones violentas.

El caso es que el 2019 fue algo realmente terrible, el miedo social a los maleantes creció y por todos lados aparecían pandillas de mal vivientes haciendo de las suyas con la complacencia de aquellos que le echaban leña al fuego, para ir generando las bases de su posible regreso a cargos gubernamentales o de elección popular.

Pero por lo menos en estas casi tres primeras semanas del nuevo año hay un ambiente algo diferente.

Diríamos que todas aquellas cosas que llevaron a sendas manifestaciones, plantones, protestas, gritos de quienes reclamaban y lo siguen haciendo, fueron calladas por un trabajo más efectivo y frontal de las autoridades para con esos enemigos públicos.

Quizás por ahí a comienzos de diciembre como que disminuyeron los sucesos de escándalo a nivel nacional. ¿Será que las fuerzas municipales, estatales y federales lograron por fin comenzar a tener el control? ¿Acaso la Guardia Nacional logró mayor presencia en la mayoría del territorio nacional? o ¿Es sólo una tregua por navidad y año nuevo como dicen?

Ojalá que no sea lo último, y que efectivamente -así sea de manera muy lenta-, se comience a vencer a los grupos del delito de alto impacto, y que las cosas vuelvan a ser como hace algunos años.

Desde la presidencia de la República y luego de transcurrir un año se debe tener mucho más conocimiento del estado de cosas que guarda el país; incluso en lo que se refiere a la posible «mano negra» de algunos personajes políticos, que basan su existencia en la siembra de perversidades de sus adversarios.

Ojalá no nos equivoquemos, pero de acuerdo a algunas opiniones más o menos creíbles, se considera que a partir del 2021 México vivirá una situación mucho más tranquila y de paz; eso dicen algunos que saben. Quisiéramos no equivocarnos, finalmente a todos nos conviene que la paz regrese a nuestra sociedad.

AMENAZAN DESCENDIENTES DE ZAPATA BELLAS ARTES

Descendientes del general Emiliano Zapata Salazar amenazaron con formar un frente ciudadano y trasladarse a la Ciudad de México para protestar en Bellas Artes, luego de que se colocara en exhibición una pintura del Caudillo del sur, que agrede su imagen.

Jorge Zapata González, nieto del revolucionario, advirtió «o desmontan y destruyen la pintura en la que lo muestran como gay, o lo vamos a hacer nosotros, sólo que de paso quemaremos #Bellas Artes», afirmó molesto en la Plaza Emiliano Zapata frente al Palacio de Gobierno de Morelos.

En el cuadro, cuya exposición permanecería hasta inicios del 2020, aparece Zapata a caballo pero desnudo, y mostrando rasgos de homosexual.

«Esto es imperdonable, una burrada de un pintor desconocido que seguramente busca fama, pero como familiares de Emiliano y mexicanos no lo vamos a perdonar», sentenció.

En rueda de prensa ofrecida a medios de información y frente al altar de víctimas ubicado en uno de los accesos principales del palacio de gobierno, acompañado por otros familiares, Zapata González agregó que ya se elabora una demanda legal correspondiente contra el autor de la pintura y la encargada del Palacio de Bellas Artes, por denigrar a un ícono de la historia de México.

Y se preguntó, ¿por qué contra nuestro abuelo, y no de alguien más como Venustiano Carranza o Victoriano Huerta?

Dijo que hay quienes ya piden hacer algo más que protestas, algo más fuerte, y si no hacen caso a nuestra petición pues hay mucha gente enojada, que puede enardecer.

POSTALES DE MORELOS


Las ex haciendas azucareras o algodoneras, distribuidas en muchos municipios de la entidad, son un verdadero tesoro histórico; que los diferentes niveles de gobierno (municipal, estatal y federal) deberían cuidar y aprovechar.

Sobre todo, porque hay varias en manos del Estado o en manos privadas pero ofertadas al mercado que podrían ser expropiadas; que con los cuidados necesarios serían un importante polo de desarrollo turístico.


¿Sabes cuál es ésta?

BOLIVIA, VIVIR CERCA DE EUA

Se necesita estar muy bien informado en torno a los conflictos políticos como el que enfrenta hoy el hermano país de Bolivia; para poder dar una opinión.

En estos tiempos en los que la información es tan ágil, pareciera noticia vieja la dimisión a la presidencia de esa nación, del presidente Evo Morales.

Mucho se ha dicho ya al respecto; sin embargo, haremos algunas reflexiones sobre el caso.

El hombre debió huir de su territorio tras un golpe de estado, ¿los motivos? pues que en las elecciones recientes en las que se había reelecto por cuarto periodo, fueron de dudosa legalidad, según opinión de la OEA; a pesar de que había ganado bien.

¿Cuál era la sugerencia? Que se repitiera el proceso. ¿Entonces por qué los golpistas no esperaron los nuevos resultados? Seguramente sabían que volvería a ganar.

Y si es así, significa que las mayorías están de su lado.

No le demos tanta vuelta al asunto; aquí como en Venezuela, está la mano de los ultra derechistas, traidores a sus países y financiados por los Estados Unidos, que para nada están dispuestos a permitir la democracia, el desarrollo y bienestar de las sociedades que buscan sacudirse  el yugo del imperio.

México ni está para nada fuera de ese riego; vemos por todos lados una fiera embestida permanente contra el actual gobierno.

No podemos negar que el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador ha cometido errores; sin embargo, tampoco que ha impulsado acciones para impedir corrupción y evitar que se siga desmantelando a México tan cruelmente.

Aquí como en países hermanos de Centro y Sudamérica, los derechistas y cómplices de la Casa Blanca o de Washington, son los que están detrás de tanta crítica.

¿Por qué no se ha hecho viral la decisión de aprobar la revocación de mandato? Eso sí es de enorme trascendencia, debido a que el pueblo contará con un instrumento legal para castigar a tanta rata política y pedir su remoción.

Y comenzando con el propio presidente, castigo a la corrupción es otra reforma.

A estas alturas, en gobiernos anteriores, ya el robo a la nación estaba en su apogeo, ahora pudieran ser casos sin importancia comparados con aquellos.

¿Y por qué de ello no se habla? No les conviene, incluso jalan hacia atrás para impedir avances.

Son los que nos quitaron el petróleo, financiaron el guachicol, se coludieron con las mafias del delito, se robaban el 50 por ciento del presupuesto público o más…

Detrás de todos esos anti mexicanos están perversos políticos y empresarios de Estados Unidos y sienten que sus intereses son afectados, harán lo propio en territorio mexicano si tienen oportunidad, como ha pasado en Bolivia, quieren que ocurra en Venezuela y se alimenta en Irak e Irán y otros países del medio oriente.

Es lamentable que nuestros intereses y ambiciones personales estén socavando los intentos de democracia en diversas partes del mundo, porque desde adentro; la gringada tiene sus esbirros, condenando a cientos de millones de seres humanos a la miseria y abandono.

ESTADO DE CRISIS

La administración pública, en sus tres niveles de gobierno, hace años que entró en descomposición y la crisis ya amenaza con inestabilidad.

No es cosa de hace días; son ya algunos años de desajustes provocados por políticos y partidos, que se fueron apartando del pueblo e incumpliendo compromisos y responsabilidades.

Con un régimen de sólo un partido en el gobierno durante más de siete décadas; el pueblo mexicano llegó al cansancio y consideró que la alternancia sería el remedio ante tantos abusos y corruptelas de quienes, desde el poder, se sentían y actuaban como dueños de la nación.

Decidió experimentar un cambio, «echando» al Partido Revolucionario Institucional (PRI) de Palacio Nacional, primero en las elecciones presidenciales del año 2000.

Pero faltaba más, todo indica que fue traicionado, porque esa transición parece haber sido pactada por las cúpulas, priista y panista, para simular democracia. En realidad el acuerdo fue prestarle la presidencia al PAN 12 años y luego recuperarla.

En el 2012, con Enrique Peña Nieto, la corrupción se desenfrenó, la perversión comenzó a alcanzar límites inimaginables. Figuras de la élite política aparecían como parte de las mafias del crimen y, en franca componenda entre sí, se fueron apoderando de todo y destruyendo la tranquilidad nacional a su paso por las instituciones.

Han sido ellos quienes, con sus malos ejemplos, minaron la cohesión familiar; abonaron en la desintegración de millones de hogares y sembraron la semilla de la destrucción y la banalidad.

La impunidad se elevó sin freno; cuando de castigar a los políticos, poderosos y perversos se trata; las leyes eran o parece que sólo son para los plebeyos.

Hasta ahora esos personajes pueden hacer lo que les dé la gana con la riqueza del país, sin consecuencia alguna.

Los impuestos del ciudadano ya no fueron suficientes para satisfacer la voracidad y ambición de tanto politiquillo aprendiz y ambicioso, entonces como pueblo fuimos abandonados a nuestra suerte.

Y son esos, los que han robado a los mexicanos hasta el cansancio, los que buscan hacer descarrilar a este gobierno que prometió recuperar el Estado de Derecho y hacer cumplir la aplicación de la ley.

Municipios, estados y la federación; padecen una crisis jamás vivida, el abandono hacia el pueblo es evidente, no hay obra pública, los impuestos crecen, el salario no alcanza, los precios se desbordan. En conclusión, la absoluta mayoría en ésta nación vive con hambre y problemas económicos.

Nadie rinde cuentas del dinero público que ejerce, mientras los servicios públicos se deterioran dramáticamente, veamos el caso Cuernavaca.

¿Hay solución? Sí, impedir en el siguiente proceso electoral que todas las ratas sigan quitándonos lo poco que nos queda como nación, rechazándolos en las urnas y luego de ello, demandar que se les llame a cuentas y que regresen el botín.

¿Será posible? Si usted lo quiere sí; pero si continúa dando su voto por una gorra, camiseta, despensa o dinero; ahí seguirán burlándose de todos. Usted decide nuestro futuro.