La delincuencia no descansa

Aún no nos recuperamos del desagradable suceso ocurrido el pasado ocho de mayo y ahora, dos días después, los primeros reportes del día fueron relacionados con el asesinato de por lo menos cuatro mujeres que laboraban en el área de seguridad del penal federal femenil, localizado en el municipio de Coatlán del Río.

Se dice hay son cuatro quienes perdieron la vida en el momento, pero hay 10 heridas más y varios hombres, que fueron trasladados a hospitales cercanos.

Los hechos se registraron en las primeras horas del día cuando el camión propiedad de la autoridad federal en el que viajaban fue interceptado y sus pasajeros fueron atacados por sujetos que se trasladaban en un vehículo Sentra, con placas de circulación de Guerrero. Los trabajadores de custodia se dirigían en el autobús al festejo del Día de las Madres, en el municipio de Puente de Ixtla.

Adicionalmente, en #Cuernavaca, fue localizada sin vida una mujer con huellas de haber sido golpeada, cerca de uno de los club de golf de la ciudad.

En el caso de las custodias emboscadas el carro en el que se transportaban los presuntos agresores fue localizado incendíando a unos kilómetros del lugar del ataque, en San Gabriel Las Palmas, pero ya en el municipio de Amacuzac.

La delincuencia pues, anda suelta y sin descanso, pero también observamos que sucesos como estos que se registran en días tan especiales como hoy, llevan la clara intención de tener mayor impacto social y político. Mucha perversidad.

La Guardia, el último recurso

Los esfuerzos hasta ahora aplicados en el combate a la delincuencia de alto impacto no han sido suficientes, ni en el estado bicentenario el país.

Dadas las circunstancias, es que el gobierno local debió solicitar a la Federación un apoyo de refuerzos, y han llegado a la entidad grupos de la Marina.

Como usted sabe, se cuenta con una base militar aquí y ya el Ejército venía haciendo lo suyo, pero aún así el estado de cosas sigue empeorando.

Pero ya con los marinos sumados habría que preguntarse: ¿es el último recurso que nos queda?

¿Y si tampoco llegará a ser suficiente? Hay ya un clamor y molestia popular ante tanto delito grave, y algo deberá hacerse.

Ahora bien, nos explicaba un mando del Ejército, tanto los militares como los de la Marina se conducen bajo procedimientos muy específicos, o sea, bastante distintos a los elementos de las corporaciones policiacas civiles.

Decía por ejemplo que ellos no son de persecución a delincuentes, a menos que estos hubieren abierto fuego, entonces si los persiguen hasta atraparlos, pero sólo tras alguna agresión grave de los malandros.

Explicó que por lo general marinos y militares son enviados a atender casos muy específicos. Puede ser para detener a algún “pez gordo” o para desmantelar algún grupo de alta peligrosidad, pero ya con una investigación previa. Es decir, tiro seguro.

Por eso hay que esperar a ver cuáles son las primeras intervenciones de los marinos en Morelos, sobre todo.

Es de esperar que hayan llegado para ir sobre los del múltiple asesinato en Cuautla o el ocurrido antes en Yautepec, ambos casos relacionados con el Cártel Jalisco Nueva Generación.

Como sea, urge bajar el nivel de inseguridad, porque viene ya causando graves daños a la economía local.

Comerciantes del centro de Cuernavaca han dado a conocer el cierre masivo de negocios por bajas ventas; atribuidas entre otros factores, a la delincuencia y las múltiples obras que cierran por meses los accesos.

Pero si lo anterior no fuera suficiente, también algunos bares y restaurantes del primer cuadro hablan de bajar cortinas, pero por hostigamiento del Ayuntamiento de la capital morelense.

Y en efecto, se vienen observando acciones muy lamentables por parte del edil de la capital, Antonio Villalobos Adán. Hay dos o tres hechos que llevan a considerar que actúa con el hígado, cuando hoy más que nunca se debe ser prudente.

A unas semanas de haber asumido el cargo se fue contra empresarios del Centro Histórico, ordenando la clausura de establecimientos cuyos propietarios se habían mostrado inconformes contra actos de la comuna, durante una rueda de prensa.

Las presiones siguen, y en lugar de apoyar los esfuerzos de quienes apoyan la economía y la planta laboral, los está obligando a cerrar. Su situación es grave, están entre dos fuegos, por un lado la delincuencia, por el otro la persecución de Villalobos. Que lamentable.

Firma Sedatu nuevo convenio a Morelos

A un año y medio del terremoto del 19 de septiembre del 2017 cientos de familias, cuyas viviendas fueron parcial o totalmente dañadas, no han recibido recursos para recuperarlas.

Ante ello, hoy se firmó el convenio de reconstrucción entre municipios, estado y Federación; a fin de dar seguimiento al problema.

En ese contexto, el gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo y el Secretario de Desarrollo Agropecuario, Territorial y Urbano (SEDATU), Ramón Guillermo Meter Falcón, firmaron el convenio por 720 millones de pesos; para el caso de Morelos. De ellos, 460 millones se canalizarán a vivienda; 91millones a educación; 70 para Salud y 10 millones al rubro de Cultura.

El funcionario federal reconoció que lo anterior no es suficiente y que se requerirán más fondos para continuar, para el año próximo.

Hay que recordar que no obstante haberse destinado en promedio ocho mil millones de pesos en el 2017 para atender a los damnificados; el 80 por ciento del dinero nunca llegó a su destino.

Se dice que miles de millones de pesos fueron desviados, la mayor cantidad para financiar la campaña del hijastro del ex gobernador Graco Ramírez, lo anterior sin contar las miles de despensas que llegaron en apoyo a los afectados.

Cuauhtémoc sin oposición

Partidos casi extintos

Las elecciones de julio del año pasado ofrecieron resultados de tal manera que los partidos políticos, considerados como históricamente grandes, fueron prácticamente borrados del mapa.

Nos referimos al PRI, PAN y PRD; los cuales tras épocas de poder y excesos afrontaron la debacle.

Cierto, las complicidades de esas tres instituciones electorales en toda clase de componendas y corruptelas, contra el pueblo, los puso en riesgo; sin embargo, de esa justa política hace ya ocho meses pareciera que no se han logrado recuperar de su letargo y, en lo que respecta a Morelos, por lo menos como que no dan señales de vida y por el contrario algunos de sus cuadros se siguen fugando.

Priistas, panistas y perredistas, que alguna vez encabezaron masas, se quedaron solos; sus respectivas dirigencias podríamos decir que rayan en lo ilegítimo, se mantienen sin el aval de sus bases, las pocas que les quedan como que ya a ninguno de sus «cuadros distinguidos» les interesa pelar esas posiciones, porque  dejaron de ser rentables, lo único que administran son miserias, lo que reciben de prerrogativas no alcanza ni para pagar los servicios.

Veamos; en el Revolucionario Institucional, y en medio de golpeteos internos, se mantiene como presidente del CDE, Alberto Martínez González, aunque el ex candidato a la gubernatura, Jorge Meade Ocaranza, lo ha desconocido con miras a tomar el control de los despojos del partido, pero francamente no significa preocupación alguna, es otra figura ya del pasado y sin futuro político. No se sabe si se tiene considerada la renovación a corto plazo.

Y en lo referente al PRD pues la situación es más o menos la misma. En la elección anterior, el tricolor quedó en la cuarta posición,  pero los amarillos también perdieron hasta la camisa e igualmente conservan al mismo dirigente, Matías Quiroz Medina, que por ser identificado como una figura cercana al ex gobernador Graco Ramírez, prácticamente apesta.

Ningún perredista de buen corazón lo quiere ahí, más bien lo consideran al igual que al tabasqueño, como traidores de esa supuesta izquierda.

Y en lo referente a Acción Nacional, Martínez Terrazas logró la reelección; no obstante, tampoco ha hecho nada de trascendencia como para recuperar vitalidad en el panismo. Según ha trascendido en el PAN, se han dedicado a negociar posiciones en los distintos espacios políticos.

Por lo menos los azules cuentan con una dirigencia más o menos legítima, pero sin trabajo alguno con sus bases, y menos con la sociedad.

En este escenario se antoja un desperdicio que el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) no aproveche las circunstancias, para fortalecer sus estructuras; pues finalmente son gobierno conjuntamente con el PES y el PT, y cuentan con la presidencia de la República. A lo que le apuesta el partido en el poder es al clientelismo a través de las mismas prácticas de antaño.

Así pues, el gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo como que no tiene contrapesos, no existe una oposición organizada que eleve la voz y señale, cuestione; más bien las campañas en contra vienen del antecesor Graco Ramírez y de otros partidos chiquitos, que mejor ni hacer referencia, porque han jugado un papel de comparsas en la historia de México.

Así están las cosas hoy en Morelos en lo que a partidos políticos se refiere.

Reacción tardía

Para nadie es desconocido que el ex gobernador Graco Ramírez está detrás de una intensa andanada de golpes en contra del actual mandatario Cuauhtémoc Blanco Bravo, secundado por su hijastro Rodrigo Gayosso Cepeda, y usando personajes de alma negra como los hermanos Yáñez. Hay también un diputado local y también está el ex alcalde y legislador Julio Espín Navarrete.

Lo curioso es que Blanco Bravo parece comenzar a reaccionar tardíamente, presentando denuncias por presuntos actos de corrupción ante la Fiscalía General de la República (FGR), donde debió recurrir desde un principio, dado que localmente el fiscal general de Justicia del estado, Uriel Carmona Gándara y el fiscal Anticorrupción, Juan Salazar Nuñez, parecen seguir siendo instrumentos del repudiado tabasqueño.

Ya casi ‘a salto de mata’ y desde las sombras, Graco parece estar cumpliendo su amenaza, vertida poco antes de largarse; en el sentido de que destinaría mil millones de pesos para continuar haciéndole la vida difícil a su sucesor.

Finalmente, es un pequeño pellizco a lo que se robo, unos 30 mil millones de pesos estiman.

La mayoría de los morelenses siguen esperando que CBB cumpla la promesa de meterlo a la cárcel, pero aquél pareciera que está muy seguro de salvar el cuero, de otra manera no seguiría echándole más leña al fuego.

El ex futbolista deberá emplearse a fondo si no quiere seguir sufriendo desgaste en su imagen, porque sí le ha causado desgaste el golpeteo, pero requiere ponerlo tras las rejas para lograr sacudírselo.

Por lo que se puede apreciar, incluso al interior del gremio periodístico, Graco sigue moviendo mucha información contra su enemigo a muerte.

Ello lleva a sostener que sigue corriendo dinero en algunas redacciones de medios escritos y electrónicos. Todo eso se resuelve con lana y entonces la inversión que viene haciendo es muy importante.

Pero, entrampados siguen los diputados locales, que igualmente ofrecieron llevar ante tribunales a media docena de sus antecesores; por complicidad con Graco y por robo en el Congreso.

Sujetos como Espín Navarrete, los Yáñez, Hortensia Figueroa, Beatriz Vicera Alatriste o Francisco Moreno Merino, siguen muertos… pero de risa.

Espín es requerido por el saqueo en el recinto Legislativo, porque además de haber sido operador del ex mandatario vació sus oficinas de muebles y benefició a personajes como el esposo de la ex alcaldesa de Puente de Ixtla, Josué Espíndola Aranda, que cobra desde hace tres años más de 80 mil pesos al mes con cargo a la nómina del Poder Legislativo.

Han pues de esperar a ver si reacciona CBB y le aprieta las tuercas a sus detractores. Su presencia en la FGR en la CDMX debe ser sólo el primer paso.

Anuncia #AMLO en Cuautla consulta por la termoeléctrica y promete tarifas bajas

En su tercera visita oficial al estado, como presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, oficializó la realización de la consulta pública sobre la termoeléctrica y el gasoducto para el 23 y 24 de febrero próximo, y aseguró que la operación de ese proyecto podría traer como resultado que todo Morelos tuviera la tarifa más baja de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Recordó que si se cancela el proyecto, que lleva una inversión de 22 mil millones de pesos, sería seguir comprando a empresas extranjeras la energía y se tendría una pérdida de cuatro mil millones de pesos para el país.

López Obrador regresó a Morelos luego de que el pasado 2 de febrero, cuando vino a proclamar el año dedicado a la memoria de “El Caudillo del Sur, Emiliano Zapata”; fue increpado por campesinos de la zona oriente que rechazan desde hace varios años el proyecto, por lo que dijo que firmará un convenio mediante el cual la CFE garantizará que no habrá contaminación y que el tratamiento de aguas se hará con tecnología de punta.

«Yo no los engañaría ni permitiría que el proyecto destruyera la región», aclaró este domingo en un acto público realizado en Cuautla, donde fue acompañado por el gobernador, Cuauhtémoc Blanco Bravo; el titular de la CFE, Manuel Bartlett; el comisionado en Morelos del gobierno federal Hugo Erick Flores y otros funcionarios.

Sobre la consulta, sostuvo que será el pueblo el que democráticamente decidirá con su voto si se cancela o no la obra, incluso pidió a funcionarios del gobierno estatal y a los grupos a favor y en contra que recorran los pueblos y las comunidades en Morelos, Puebla y Tlaxcala para que lleven información sobre el por qué apoyan o rechazan la termoeléctrica.

Ante la presencia de un grupo opositor que mostraba carteles entre el público, López Obrador comentó: «hay aquí verdaderos ecologistas, pero también radicales de izquierda o más bien conservadores que quieren que las cosas sigan igual, que no cambien. Nosotros impulsamos el cambio, el progreso y la justicia», concluyó

Graco Ramírez, sexenio de sangre

Una vez terminado el gobierno de Graco Ramírez Garrido en Morelos los agravios, incumplimientos y abusos cometidos a lo largo de ese período comienzan a conocerse con mayor precisión, y a medirse el alcance del daño generado a la entidad casi en todos los órdenes.

Pero un rubro que deja al descubierto la perversidad y nulo compromiso con los morelenses es el referente al trato que se le dió a la delincuencia; sobre todo la denominada de alto impacto. El Centro de Derechos Humanos «Digna Ochoa” así como la Asociación Cívica Gustavo Salgado, ofrecieron datos respecto a las consecuencias derivadas del delito organizado en la entidad y las cifras son escalofriantes.

Tanto Susana Díaz Pineda del Centro de Derechos Humanos como Gabriel Rivas Ríos, documentaron los casos de mil 397 personas desaparecidas en el sexenio, con la advertencia de que podría ser hasta el triple; porque las instancias oficiales tienden a maquillar cifras. Es decir, que el número bien podría situarse en torno ‪a las 10‬ mil víctimas.

De la cifra ofrecida, 604 son varones y 793 mujeres. De ellas hay nueve bebés y 85 menores de entre uno y 12 años. En el caso de los hombres, 17 bebés y 73 menores de entre uno y 12 años. Son pues cifras oficiales que seguramente no reflejan la verdad.

Lo inaceptable fue que no se mostró nunca voluntad para enfrentar el problema, y luego de presiones constantes de familiares de las víctimas y organizaciones defensoras de derechos humanos se logró obligar a la Fiscalía General de Justicia a simular acciones al respecto. Bueno, ni la Alerta de Violencia de Género, ordenada por la Federación al gobierno estatal tras tanto crimen y desapariciones tuvo efectos positivos, el baño de sangre continuaba.

Bueno, ante tanto reclamo y exigencia popular sobre el tema, el entonces Secretario de Gobierno, hoy líder estatal perredista, Matías Quiroz Medina, salió con aquella vulgar e irrespetuosa expresión en el sentido de que las mujeres no estaban desaparecidas, «se van con el novio», imagínese el grado de irresponsabilidad con el que se actuaba.

Y en lo referente a la desaparición de hombres pues simplemente se les relacionaba con la delincuencia organizada y santo remedio, nunca se investigó el delito, como si se tratara de animales o cosas. Por eso aparecieron fosas con cientos de cadáveres enterrados por todas partes, que daban muestra clara de un gobierno persecutor, represivo, criminal y sin ningún compromiso con la sociedad.

Y tanto en las desapariciones de hombres y mujeres los índices mayores se registraron en municipios como Cuernavaca, Cuautla, Xochitepec, Yautepec y Jiutepec. Fue pues un sexenio sangriento, y de absoluta impunidad, que debe ser llamado a cuentas comenzando por las cabezas, Graco Ramírez, Elena Cepeda y Rodrigo Gayosso.

¿Debilidad institucional?

Por encima del descrédito al que llegaron los gobiernos emanados del Partido Revolucionario Institucional (PRI), luego de haber gobernado hegemónicamente durante 71 años, no se puede negar que la fortaleza del instituto político fue un factor que ha contribuido para tan larga estadía al frente de las instituciones.

A medida que el tricolor perdió aprecio y cercanía con los ciudadanos, debido al mal desempeño de sus autoridades en los tres niveles de gobierno, se les fueron acotando los triunfos hasta llegar a la debacle del dos mil; cuando debió aceptar la alternancia a manos del Partido Acción Nacional (PAN).

Y claro, regresó en el 2012, sólo para volver a ser derrotado, y esta vez muy penosamente pero, reiteramos, ello porque el PRI cayó a los peores niveles históricos de la base social. Lo que se vivió a nivel nacional se reprodujo puntualmente.

También fueron arrinconados a un nada honroso cuarto lugar; lo preocupante es que una vez alcanzado el objetivo los partidos que, en coalición le dieron la victoria electoral al gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo, se comenzaron a dividir y a enfrentar de tal forma, que en este momento ninguno de ellos: PT, PES o Morena, tiene la estructura, fuerza o voluntad de salir en defensa del nuevo mandatario en situaciones críticas.

Los partidos son una especie de colchones que amortiguan los embates de los adversario políticos de la administración en turno, y cuando no cuentan con estructura y soporte popular, permiten que cada golpe haga el mayor daño posible.

Blanco Bravo tomó distancia de Morena, se quedó con el PES y el PT de su lado, pero entre ambos no alcanzan ni el 15 por ciento del electorado que lo hizo ganar, necesita urgentemente fortalecerlos para que ofrezcan mayor rentabilidad, de otra manera estará muy expuesto al daño que ya comienzan a generarle los contrarios.

Claro, la única ventaja es que el resto de esas instituciones, sea PRI, PAN, PRD o Movimiento Ciudadano, andan en las mismas condiciones y sin poder, pero ejercer el poder público desgasta y van a comenzar a tener una significativa recuperación hacia la elección intermedia del 2021.