NIEGA MORELOS BROTE EN PENALES

El director general de Centros Penitenciarios de Morelos Gilberto Barba Ocampo negó diversos datos que se han dado a conocer en medios de comunicación y redes sociales; en los que se asegura que las cárceles del estado han tenido brotes o al menos varios casos de Covid19, y que se tienen 80 internos contagiados y hasta el director del Centro de Reinserción Social varonil de Atlacholoaya, versiones que fueron rechazadas de manera contundente.

Durante la conferencia diaria para dar a conocer el panorama del avance del Covid19 en la entidad, el mismo funcionario hace aproximadamente dos semanas, informó que una trabajadora de custodia dio positivo y murió como consecuencia de la enfermedad; lo que en su momento prendió los focos rojos en la dependencia, por lo que se fortalecieron las medidas de prevención entre personal administrativo y de custodia, así como para la población interna; que ya había sufrido algunas restricción en sus visitas.

En ese entonces, Barba Ocampo explicó que después de varios días de descanso y una solicitud de licencia médica la trabajadora del sistema penitenciario ya no regresó a laborar porque fue confirmada del contagio, por lo que se inició una búsqueda de posibles contactos entre el personal y quien hubiera estado trabajando con ella. Hasta el momento ningún caso más se ha detectado, aunque algunos trabajadores estuvieron en confinamiento voluntario de manera preventiva.

Además, explicó que un interno presentó síntomas de problemas respiratorios y posteriormente perdió la vida, pero aún no se ha confirmado que haya tenido la enfermedad.

Al aclarar la información sobre un brote de supuestamente 80 internos contagiados, el funcionario dijo que hasta el momento se tienen sólo esos dos casos probables de Covid19, y posterior a la detección de los mismos sólo se han registrado 18 internos con síntomas de enfermedad respiratoria leve, que fueron puestos en aislamiento para descartar cualquier situación de riesgo; de los cuales tres, que se encontraban en el Centro Femenil de Reinserción, ya fueron dados de alta y el resto permanece sin complicación.

Barba Ocampo mencionó también que como medida preventiva, además de la restricción de visitas a familiares directos que cumplan con todas las medidas sanitarias y que no se encuentren en los grupos de población vulnerable, sólo se permite a los internos comunicación con sus abogados y con familiares muy cercanos incluso vía medios electrónicos si por ejemplo la mamá de alguno se encuentra en población vulnerable y solicita el servicio de comunicación especial.

“Tenemos también un área especial, un dormitorio con 124 internos que son considerados población vulnerable, ya sea porque cuentan con más de 60 años o porque cursan con alguna enfermedad que los sitúe entre la población vulnerable”, precisó.

Se le cuestionó también sobre el caso de un preso que ha permanecido en aislamiento y que fue trasladado y regresado del Hospital del IMSS en la zona sur de Morelos, a lo que respondió que efectivamente el interno presentaba un cuadro sospechoso de enfermedad respiratoria del cual fue dado de alta, pero él mismo pidió regresar al hospital porque presuntamente volvió a sentirse mal, y ha sido valorado ya en 4 ocasiones y dado de alta, pero personalmente insiste en que se siente mal.

La opción fue mantenerlo en aislamiento hasta en tanto se confirme que no es fuente de ningún contagio o que mejore su estado de salud.