MUESTRA AMLO MANO DURA

Termoeléctrica, se recrudece el conflicto

La decisión presidencial de dar continuidad al Proyecto Integral Morelos (PIM), localizado en la región oriente, consistente en la construcción en el territorio estatal de una termoeléctrica y un gasoducto, y que involucra a Puebla, Tlaxcala y Morelos; reactivó el conflicto que ya costó la vida a varias personas, una de ellas el activista morelense Samir Flores, cuyo asesinato no ha sido esclarecido.

Durante una de sus conferencias mañaneras el presidente Andrés Manuel López Obrador había advertido que iban a reiniciar los trabajos de construcción, y que el propósito era echar a caminar esa planta antes del fin del presente año; sin embargo dadas las condiciones de la resistencia popular que existía se había dado por descartado.

No obstante el inesperado desalojo que vivimos la madrugada del lunes -inesperado por los activistas que mantenían un plantón permanente en el poblado de Huexca- aplicado durante la madrugada por elementos de la Guardia Nacional; pareciera mostrar que lo dicho por AMLO va en serio, ya que pareciera estar decidido a enfrentar a miles de ejidatarios y pobladores de una amplia región de Morelos y de las otras dos entidades antes señaladas.

En una conferencia de prensa muy tempranito funcionarios de la Comisión Federal de Electricidad y el secretario de gobierno del estado, Pablo Ojeda Cárdenas, dieron lectura a un comunicado en el que hicieron hincapié en que no existía impedimento legal para que el PIM siguiera adelante, y del mismo modo que afirmaron que no provocarían contaminación alguna como han asegurado los lugareños.

Las reacciones no se hicieron esperar; y también en una conferencia de prensa el Frente de Pueblos de Morelos, Puebla y Tlaxcala en Defensa del Agua y la Tierra desmintieron las aseveraciones oficiales y mostraron algunas páginas de amparos en proceso ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) donde, a juicio suyo, los recursos legales avanzan por la vía que ellos desean.

Calificaron al boletín del gobierno como mentiroso y exhibieron el amparo 1823/2014, cuya audiencia constitucional debió ser en este mes pero se pospuso hasta febrero por la no contaminación de las aguas del río Cuautla, además de otro amparo el 85/2019 de Amilcingo, audiencia que se tiene para enero del 2021 y que podría derivar en la posposición del gasoducto.

«Se concede a la parte quejosa la suspensión y que las cosas sigan como están, y no se lleve a cabo trabajo alguno», entonces igualmente hay suspensión en el caso y en el siguiente expediente 1180/2019 de Moyotepec de suspensión definitiva contra uso de las aguas, audiencia fijada para el 21 de diciembre del 2020. Hay otro amparo el 162/2020 en la página del Poder Judicial de la Federación, promovido por el ejido de Tenextepango.

O sea que para los opositores sobran recursos legales que demandan suspender por ahora cualquier acción a favor del PIM, y por lo tanto insisten en que los datos proporcionados por el gobierno faltan a la verdad y violan varias disposiciones legales; es decir, son más de 19 amparos y recursos legales en el Poder Judicial Federal.

Por lo que asegura el movimiento hay varios procesos en contra de la obra contra el uso de aguas para el funcionamiento de la planta termoeléctrica y del gasoducto; que no están siendo respetados por las autoridades federales de la CFE, y se habla incluso de un convenio de respaldo al PIM que se firmó con la agrupación ASURCO para apoyar las obras, pero aclaran que no tienen facultades de representación sobre los 26 ejidos que tienen la concesión y usufructo del agua del río, a menos que lo autoricen en asambleas.

La supuesta pérdida de 25 mil millones de pesos que costó la obra no es sustento legal para violar los amparos, porque omitieron decir que le comprarán el gas que también se utilizará a dos empresas transnacionales a las que se quiere beneficiar, porque estarán sirviendo a sus intereses.

Se recordó que desde 1998 se habló de éste proyecto en el gobierno del ex gobernador panista Marco Adame Castillo, y se hizo ver que no será de beneficio para México sino para los extranjeros que ostentas esas empresas.

Además negaron que se dejarán de consumir hidrocarburos de combustóleo; del mismo modo que mienten en lo que se debe a la contaminación y el ruido. Hay un ambiente de confrontación entre las autoridades y esos pueblos, ejidos y comunidades que se sienten agredidos, y se hablan de una traición por parte de López Obrador y del gobernador en turno porque los hombres del campo representan a la sociedad más necesitada.

El tema es delicado, reiteramos, ya ha costado varias vidas tanto en Morelos como en Puebla, y si no existe la sensibilidad y la tolerancia gubernamental para conciliar; se pudiera salir de control y ser el negrito, porque que hasta ahora el mandatario ha logrado llevar la fiesta en paz en todo el país y evitando la represión y la persecución; ojalá que no caiga en la tentación de sacar la obra a costa de lo que sea, incluso del derramamiento de sangre.