CÓMPLICES DE GRACO, TANIA, TRATO DIRECTO

Mucho se especuló que para protegerse las espaldas, sabedor de que con tanto robo al estado más tarde que temprano enfrentaría procesos legales en su contra, el ex gobernador Graco Ramírez Garrido compró conciencias en todos lados, y una instancia indispensable para ello era el Congreso local.

Siempre se insistió en que la diputada local Tania Valentina era una de las principales piezas que usaba el tabasqueño para generar conflicto, impedir acciones que lo pusieran en riesgo y lanzar constantemente acciones de desestabilización política a nivel local; sobre todo entre poderes.

Esto se confirma cada vez más, pero hoy se dio el anuncio de la adhesión de la legisladora Naida Josefina Díaz Roca al Partido del Trabajo (PT), para que éste pueda ser considerado grupo parlamentario, y exigir posiciones al interior de la Junta Política y de Gobierno. Esto confirma esa sospecha.

¿Sabe usted quién es Naida Díaz? pues la esposa de Julio Yáñez, ya ve que ellos operaron para el tabasqueño durante los últimos tres años de su gobierno, en procesos vergonzosos mediante los cuales Graco logró atracos mayúsculos como los relacionados con sendos créditos por más de cinco mil millones de pesos, de los que quizás el 60 por ciento o más quedaron en manos de esos personajes perversos.

Es decir, al final, viéndose en desventaja ante las circunstancias que le rodean, Tania  Valentina Rodríguez Ruiz  ha sido obligada a mostrar sus verdaderas cartas; los aliados que son sus cómplices, como lo fueron del peor gobernador que hasta ahora haya tenido Morelos.

Y si las cosas le siguen siendo adversas, a la diputada y dirigente local petista, podría seguirle la adhesión de la también legisladora del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Rosalinda Rodríguez Tinoco, esposa del dirigente estatal de ese desprestigiado partido y ex Secretario de Gobierno del tabasqueño, Matias Quiroz Medina.

¡Qué barbaridad! en verdad que hay morelenses, ya sea por nacimiento o residencia, que por el poder y dinero son capaces de traicionar al Estado, a los morelenses, cual sicarios políticos prestándose a cualquier trinquete por algunos pesos o para conservar privilegios.