INVESTIGAN AL FISCAL DE MORELOS

La Fiscalía General de la República (FGR) presuntamente inició una carpeta de investigación en contra del Fiscal General de Justicia del estado de Morelos, Uriel Carmona Gándara, por la comisión de delitos del orden federal.

De acuerdo con información publicada en medios electrónicos hasta el momento, la agencia del Ministerio Público hizo una petición sobre el caso ante el Congreso de la Unión, ya que los legisladores federales tienen la facultad de desarrollar el procedimiento legal para remover de su cargo al funcionario morelense nombrado por el Congreso local de una terna propuesta por el Ejecutivo; procedimiento que se realizó en el sexenio pasado y que no ha podido ser revertido.

La solicitud ingresó presuntamente a la cámara el pasado 14 de diciembre mediante el oficio FGR/SEIDO/UEITA/TU/2092/2020 y está en manos de los legisladores que integran el Sistema de Información Legislativa.

Uriel Carmona Gándara, fue instalado en la Fiscalía de Morelos por el ex gobernador Graco Ramírez Garrido en el sexenio pasado, cuando se modificaron también las disposiciones legales para su nombramiento y permanencia en el cargo, de tal manera que los integrantes del nuevo gobierno no pudieran removerlo.

De acuerdo con medios informativos nacionales, una AMP de la Federación adscrita a la Unidad Especializada en Investigación de Terrorismo, Acopio y Tráfico de Armas a través del Sistema de Información Legislativa, para iniciar un procedimiento para «remover la inmunidad o fuero del servidor público», para que pueda ser juzgado.

Hasta ahora, y con el consentimiento de los legisladores locales actuales; que no promovieron la remoción del cargo cuando pudieron, el funcionario ha cumplido cabalmente su encargo -a favor del ex gobernador-, porque al nombrarlo se le otorgaron siete años de inamovilidad al frente de la dependencia en la anterior Legislatura por encargo del entonces mandatario estatal, quien sabía que se intentaría fincar responsabilidades en su contra por los saqueos e irregularidades que cometió en el estado.

Pese a que hay elementos e indicios de sobra para afirmar que el personaje referido no está cumpliendo su responsabilidad en lo que se refiere a la persecución de ex funcionarios de la pasada administración en el ámbito de su competencia; no obstante decenas de denuncias presentadas ante esa instancia contra Graco y ex funcionarios suyos, no se les ha dado curso fortaleciendo la teoría de que tiene un compromiso por protegerlos.

Habrá que esperar entonces para ver cuál es la decisión del Congreso de la Unión en este tema, y si es verdad la investigación en contra suya.

Por su parte, el funcionario emitió un comunicado en el que afirma no haber recibido comunicación al respecto, y se reservó el derecho para no hacer declaraciones sobre el tema por el momento.