ALARMANTES CONSECUENCIAS… PERO EN ECONOMÍA

De acuerdo con datos y cifras de los efectos hasta ahora generados en China a partir de la presencia del coronavirus, el daño económico es realmente alarmante, y ya en naciones lejanas como México vemos un golpe histórico en muchos aspectos.

Un reporte refiere que hasta la semana pasada el 50 por ciento de las fábricas en aquella nación habían cerrado; que más de 300 millones de chinos se habían quedado sin empleo y se movían al interior de la nación, sin éxito, porque en ningún lado hay oportunidad de trabajo.

Se menciona que en muchos aspectos, China es la fábrica del mundo, exporta una tercera parte de los requerimientos de la humanidad. Particularmente, es el origen de la mayor parte de componentes en el rubro electrónico. Japón y Estados Unidos dependen en un 50 por ciento de ellos para ese tipo de industria.

Y, por su volumen de población, es el más poblado del mundo; la parálisis que padece viene dejando de consumir energéticos, no están comprando petróleo, y esto es lo que lleva a una caída drástica de los precios internacionales del crudo. Aquí, en México se pagan ya las consecuencias.

Lo mismo sucede con el cobre, que es usado para el ramo electrónico, castigando a África y a Chile; altos productores del producto. Otra industria fuertemente dañada es la automotriz; la Volkswagen, la línea de coches de agua, se dejó de fabricar y empresas de computación igualmente comienzan a cerrar; no hay piezas, que vienen de China.

Del mismo modo se documenta que ese país compra un 33 por ciento de los artículos más caros en el mundo; y dejó de hacerlo, no hay dinero, el turismo es quizás el que más resulte afectado, porque para evitar el crecimiento de la pandemia del virus se cancelan viajes entre países y continentes. La gente empieza también a paralizarse en muchos países como Italia, España, Francia y Estados Unidos.

Y como se considera que China es la fábrica del mundo, pues el alcance y daño de éste fenómeno lo estamos ya viviendo todos, y parece que apenas podemos estar entrando en la etapa más aguda.

Se menciona que es el oro el único que sale ganando en todo este negro panorama, que la onza vale actualmente mil 682 dólares y se concluye que se generaliza el desempleo y la pobreza en la población mundial con estas afectaciones que veremos en el corto y mediano plazo. ¡Qué dilema!