ADVIERTE DIPUTADO PRESIÓN A ESTUDIANTES

El diputado local José Casas denunció que estudiantes de la carrera de Medicina de la máxima casa de estudios de Morelos están siendo obligados por las autoridades universitarias para regresar a sus prácticas en los hospitales del estado, sin contar con los materiales adecuados para su protección en esta contingencia.

El legislador, dijo tener información de que la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) está obligando a los estudiantes a regresar a hospitales a sus prácticas, a pesar de que en marzo ya los había retirado, y mencionó que esto también es por presión del secretario de Salud del estado; aunque no presentó pruebas de ello.

Lamentó que los estudiantes de Medicina estén siendo prácticamente obligados porque se les amenaza con reprobar sus semestres en caso de no regresar a su internado en los hospitales de la entidad; pero no se les garantiza contar con material e insumos para evitar el contagio de Covid 19.

De acuerdo con el legislador, por instrucciones del titular de la Secretaría de Salud los jóvenes estudiantes están siendo asignados para atender la contigencia sanitaria, a pesar de que no cuentan con caretas, guantes, cubrebocas, batas y demás material especializado para evitar contraer el virus.

José Casas señaló que los universitarios están en la libertad de decidir si quieren regresar a los hospitales a brindar su servicio médico, pero no bajo la presión de las autoridades universitarias, quienes incluso advierten -dijo- con dar de baja a quienes no cumplan con el internamiento; el cual tendrán que hacer sin la garantía de que su salud será cuidada.

Ante tal situación, el diputado precisó que en caso de que algún estudiante que sea obligado a regresar a los nosocomios y es infectado por el coronavirus, será responsabilidad del secretario de Salud y de las autoridades de la máxima casa de estudios; quienes sin importarles los jóvenes están arriesgando la salud de la comunidad universitaria.

Cabe señalar que el diputado tuvo una diferencia hace unos días con las autoridades de salud, ya que se introdujo sin autorización a los pasillos del área de urgencias del hospital general de Cuernavaca y grabó videos en los que aseguraba que no se cuenta con el material necesario para los trabajadores.

Por su parte la autoridad lo desmintió, y aseguró que el legislador tenía información errónea proporcionada por un ex camillero que había sido despedido hace unas semanas, acusado de agresión y hostigamiento laboral contra varios de sus compañeros de trabajo.