ESTRÉS EMPRESARIAL POR INSEGURIDAD

El sector empresarial, comercial y de prestación de servicios en Morelos vive en una situación de estrés, los graves índices de inseguridad han provocado estampida de capitales; reducción de la planta laboral; baja dramática en el mercado de consumo y cierta incertidumbre hacia el futuro.

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) en el estado, Harry Nielsen León, refirió que de unos cinco años a la fecha en ese ramo de la actividad, relacionada con el turismo, la planta laboral ha disminuido en un 30 por ciento aproximadamente, y se teme que si las cosas siguen igual en enero podría darse otro ajuste.

Pero, sospechamos que ese sentir es el mismo de otros sectores, porque el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Ángel Adame, coincide en que la inseguridad; acompañada de los permanentes bloqueos y manifestaciones en el primer cuadro de la capital o en arterias principales, tienen prácticamente estrangulado al comercio, y esto ha causado graves pérdidas en todos los niveles.

Para la Cámara del Comercio, Servicios y Turismo; en voz de su presidente Antonio Sánchez Purón, el panorama no es diferente, es por eso que han considerado en conjunto las distintas cámaras proponer al Congreso local una iniciativa que regule ese tipo de expresiones públicas, que se traducen en afectación a terceros.

Se tiene que llegar a esto porque las diversas instituciones gubernamentales no aplican la ley, y aunque constitucionalmente existe la libre manifestación y expresión de ideas, pero debe ser siempre y cuando no se afecte el interés de terceros, pero no hay quien haga cumplir esa premisa.

Harry Nielsen advirtió que incluso, con toda la violencia vivida actualmente, la vida nocturna prácticamente se acabó en Cuernavaca y la mayoría de los municipios, porque justamente esos lugares han sido blanco de acciones de la delincuencia, y lo mismo ocurrió con las escuelas de español; ya no vienen casi extranjeros a estudiar aquí por la delincuencia y los planteles están muriendo.

Bueno, la mayoría de los dirigentes camarales consideran que el país en su conjunto vive en la recesión. Y respecto a la estrategia de la Presidencia, a partir de la Guardia Nacional para el combate a la inseguridad, señalaron que aún no se ven sus alcances.

«Hace meses que a Morelos se nos prometió enviar más de mil 200 elementos de dicha corporación pero seguimos viendo unos cuantos por las calles, por eso aún no conocemos sus alcances y no podemos decir si será realmente el remedio» insistió Nielsen León.

Recordó el caso del asesinato del empresario Paul Vizcarra y agregó: «francamente con todo esto los empresarios morelenses nos sentimos vulnerables y expuestos, cualquier delincuente puede con facilidad meterse a nuestros negocios y hacer los que les venga en gana, porque no percibimos prevención ni protección alguna», insistió.

De manera irónica mencionó que, «de acuerdo con las autoridades, el robo en vía pública ha disminuido, pero eso es porque después de las ocho de la noche no hay nadie en las calles y no hay a quien robar».

Los empresarios mencionaron que han sostenido reiteradas reuniones con el Fiscal General de Justicia y el coordinador de la Comisión Estatal de Seguridad, pero la queja de ambos es que necesitan más dinero para dar resultados.