Cuernavaca en picada y el alcalde de traspié en traspié

La inseguridad es uno de los factores que han venido impactando en la disminución de flujos turísticos en diversas partes del país incluyendo Morelos, por las alertas que países como Estados Unidos, Alemania y otros vienen difundiendo hacia sus ciudadanos a fin de que eviten viajar a zonas de alto riesgo.

Por eso es tan importante que desde lo local se envíen señales en sentido contrario, a fin de demostrar que sólo se trata de una equivocada percepción, y en ese sentido es muy cuestionable la posición del presidente municipal de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco Bravo, por haber decidido cancelar los festejos de la Feria de la Primavera o de la flor.

Lo anterior, sin duda, le da mayor incertidumbre al ambiente y valida esas alertas que impactan en muchos rubros, muy en lo particular en el turístico o del otrora famoso esquema de las escuelas de enseñanza del español para extranjeros.

Blanco Bravo ha equivocado el camino en muchos aspectos porque su administración es errática e inconsistente y con esos antecedentes es muy riesgoso para los morelenses aceptar un proyecto que pudiera llevar al estado a la indefinición, por la ausencia de proyectos y falta de dirección.

Por lo menos hasta ahora -ojalá que se mantenga el orden- los eventos desarrollados en torno al Festival Internacional de la Primavera en Morelos  se han desarrollado en calma y sin tropiezos. Algunos hechos violentos registrados recientemente en diversos estados del país merecieron sendas reacciones desde el exterior, que abonan en desconfianza y temor a quienes gustan de visitar espacios turísticos.

La prestación de servicios en la entidad está en decadencia y es una actividad que aporta mucho ingreso y empleo. La famosa industria sin chimeneas.

La autoridad tiene que mostrar verticalidad frente a los delincuentes y lo que hizo el edil fue una señal contraria que nos debilita.

La realidad es que Cuauhtémoc Blanco evade su responsabilidad y sólo deambula en la ciudad disfrutando de los mejores restaurantes, siempre en compañía de su manejador José Manuel Sanz, con quien come, bebe y gastan sin límites, como ocurrió ayer en un lugar del poblado de Acapantzingo. ¿Se habrá enterado que ayer se registraron 2 temblores con epicentro en la capital que supuestamente gobierna?