Y LOS «PADRINOS»… ¿VENDRÁN AL RESCATE?

*Se tambalea “el lobo”

El presidente municipal de Cuernavaca, Antonio Villalobos Adán, ha entrado en una delicada crisis de estabilidad; y podríamos decir que se encuentra tambaleante como consecuencia de presuntos actos de corrupción personal, y de algunos de sus colaboradores.

Debe recordarse que a partir de señalamientos por la adquisición de varios vehículos de lujo y propiedades costosas en Acapulco, Cancún, y Cuernavaca; la Fiscalía Anticorrupción inició una investigación al respecto derivado de denuncias, y se han encontrado algunas pruebas que validan las acusaciones, que incluso han merecido las órdenes de jueces para entregar información oficial pública y hasta privada.

A partir de esto, la Fiscalía inició una denuncia por presunto fraude y desvío por más de 60 millones de pesos; documentándole la compra de dos departamentos en lujoso fraccionamiento de Acapulco, dos más en la exclusiva torre departamental ubicada en el complejo habitacional de Averanda; aquí en la capital del estado, una residencia en Cancún y la compra de varias motos deportivas y autos de lujo en diversas agencias automotrices de la Ciudad de la Eterna Primavera.

Con todos esos señalamientos encima, el edil también conocido en el ámbito popular como «el tanguitas» por sus expresiones, intentó excusarse bajo el argumento de que eran falsas las referencias que habrían sido hechas por ex trabajadores despedidos, que lo estaban persiguiendo porque «no me quieren ver en las boletas de las elecciones del 2021».

Es decir, se quiso hacer la víctima para intentar confundir a la ciudadanía; sin embargo, las evidencias son cada vez más claras y documentadas sobre la posibilidad de un millonario fraude, y llevaron a que la Fiscalía Anticorrupción solicitó algunos documentos necesarios para la carpeta de investigación, pero cuando el personal judicial se presentó en el edificio de la presidencia municipal les impidieron primero el acceso, cerrando las puertas de entrada con candados.

La instancia referida tuvo que recurrir a un juez a fin de poder acceder a las oficinas donde debían entregarle lo solicitado, pero esta vez tuvo que hacerlo utilizando elementos de la fuerza pública, porque la posición era no permitirlo.

Nuevamente, el señor insistió en que era víctima de falsas acusaciones y que el tema era electoral; incluso acusó a la Fiscalía de haber cometido un exceso en el uso de la fuerza; no obstante, le respondieron que el proceso se ajustó a los protocolos legales, y que se tuvo que actuar así por el rechazo previo a entregar lo solicitado.

Enredado en su propia telaraña, y dado que el intento por hacerse la víctima no prosperó porque las pruebas del desfalco son irrefutables, él mismo informó ante su cabildo -la mayoría de los regidores, presuntos cómplices- que se ha amparado contra cualquier decisión de la Fiscalía.

Lo anterior, lo puso en evidencia por qué como dice el dicho «quien nada debe, nada teme» y el señor supo que si no recurría a éste recurso «legal»; igual y podría ser detenido en cualquier momento por el delito de enriquecimiento inexplicable, que aquí reiteramos parece más bien muy explicable.

Ahora bien, tendrá que enfrentar el proceso con base en elementos de prueba, sustentar su inocencia y algunas compras echas a través de prestanombres -sus primos- hijos del profesor José Hernández Salgado dueño de la una universidad privada y así, ir desvaneciendo todos y cada uno de los señalamientos en su contra.

No obstante, por lo que se ha logrado apreciar la Fiscalía Anticorrupción ya logró una serie de elementos de prueba que parecen irrefutables, incluso dispone del número de escrituras y folios de ciertas compras en el caso de los departamentos; también testimonios de empleados de las agencias automotrices donde adquirió motos y autos, entonces, no será nada sencillo anular las acusaciones.

Y bueno, Villalobos Adán llegó a la alcaldía “de pura chiripada”, la gente no votó por él en las elecciones del 2018 sino que sufragó a favor de la fórmula de Morena por la influencia del entonces candidato presidencial: Andrés Manuel López Obrador. Como no validaron las candidaturas a la presidencia que inicialmente se habían registrado y cambiado de último momento, al final el suplente debió entrar como titular, y resulta que así llegó este señor al puesto más alto de representación de los cuernavaquenses.

¿Quién se presume diseñó éste perverso plan para colocar en candidaturas tan importantes a este señor y quien era titular de la fórmula? sin importarles los antecedentes que tenían, Villalobos Adán incluso con señalamientos nada decentes realizados por sus propios copartidistas -entonces priistas- que lo acusaron de extorsionador por señalamientos por parte de empresarios, de cuando laboró como inspector en la misma comuna capitalina en el trienio de Jorge Morales.

Pues nada menos que el ex gobernador Graco Ramírez y sus cómplices lo apoyaron, porque hicieron hasta lo imposible al comprar voluntades al mejor postor y tener contrincantes débiles y afines en la contienda del 2018.

¡Estarán ya en este momento detrás de su defensa? desde luego, todos aquellos identificados como graquistas, incluyendo algunos medios de información, lo siguen defendiendo; bueno, por eso es que llegó como contralora municipal hace tan sólo unos días la abogada Clara Soto Castor. ¿Y quién es ella? pues la hermana de Roberto Soto Castor, personaje que colaboró muy de cerca con Graco en la Subecretaría de Gobierno durante todo el sexenio, esposo de la diputada que le ayudó desde el Congreso, Hortencia Figueroa.

O sea, “el lobo» ya traía señales de tener las uñas bastante largas, pero todavía fue «apadrinado» por una pandilla de forajidos y ladrones que con su respaldo lo hicieron sentir que podía hacer lo que le viniera en gana como edil, tal como sucedió con ellos (Graco y compañía) durante su gobierno, pues convirtieron a Morelos en una empresa privada en su beneficio.

Sin embargo, el peso de los señalamientos es tal; que ni esos lacras como Graco, auto-considerados inmunes ante la justicia, podrían salvarlo del riesgo de tener que presentarse ante los tribunales a ser enjuiciado y, lo más importante, reintegrar al Ayuntamiento, los recursos que han sido robados.

El tema es por demás delicado, su amparo será vigente en tanto no se le pruebe que efectivamente es un ladrón, y desvió dinero público, porque si se llega a eso, la protección será pasajera, porque de ninguna manera lo exime de responsabilidades.

En DAD, si usted gusta confirmar que hemos mantenido esa posición desde hace tiempo, prácticamente desde el momento en que se supo que Villalobos Adán sería el titular en la fórmula al asumir el cargo por orden del Tribunal Electoral Federal dimos fe de sus antecedentes, dijimos que venía «apadrinado» por Graco y su hijastro Rodrigo Gayosso, con el antecedente de que Morales lo había despedido de su cargo como jefe de inspectores porque extorsionada a empresarios del giro rojo.

Tristemente no nos equivocamos en sostener desde aquel entonces que el hoy dizque alcalde era un pobre personaje de enana estatura en política; sin formación para el desempeño de una responsabilidad tal alta, y sobre todo que venía a beneficiarse para salir de pobre, y ahí lo tiene, no nos equivocamos en nada.

¿Cuál sería el comienzo del final? pues que desde el Congreso y la denuncia de alguien, se le inicie un procedimiento de juicio político por sus irregularidades e incapacidades, para que deje el cargo, y de esa manera enfrente el proceso que le corresponde sin el apoyo de recursos públicos, en todo caso, que sus cómplices lo amparen y metan las manos por él, ellos son los que están detrás de todo este penoso espectáculo en Cuernavaca.

ESAF NO ESCAPÓ; ALEJANDRA FLORES

La terrible herencia de corrupción que dejó la legislatura local continúa dando de qué hablar.

Al respecto, la diputada local de Morena, Alejandra Flores, recordó que una revisión minuciosa que se viene desarrollando a la Entidad Superior de Auditoría y Fiscalización (ESAF) mostró ya algunas irregularidades.

Cuando llamó a ex personal del área para programar su liquidación llegaron más de 20 presuntos empleados que nadie conocía, ni dónde trabajaban; evidentemente eran aviadores. Pero, pero advirtió que esa no es la única inconsistencia que se aprecia de la auditoría a ese organismo.

En lo referente a las auditorías a los presidentes municipales, que entregaron una propuesta al Congreso solicitando incremento de sus participaciones para el Presupuesto 2020, Flores Espinosa manifestó que la Comisión de Hacienda aún no entrega el documento del dictamen, pero descartó cualquier aumento de impuestos a la sociedad para tal efecto.

«El compromiso con el pueblo ha sido no cargarle más la mano a la gente, y buscaremos soluciones alternativas porque, ciertamente, los Ayuntamientos están casi en quiebra y requieren más recursos también», recordó.